¿Error Driver Power State Failure en tu PC? Así se soluciona

¿Error Driver Power State Failure en tu PC? Así se soluciona

Rodrigo Alonso

A nadie le gusta recibir un pantallazo azul con un error que no sabe de dónde viene. Afortunadamente, los BSOD están diseñados precisamente para decirnos qué es lo que está fallando o, al menos, por dónde van los tiros. Si tu PC tiene pantallazos azules aleatorios y recibes el error Driver Power State Failure, te contamos qué debes hacer para solucionarlo.

Si el error que recibes es exactamente «Driver Power State Failure» no debes preocuparte, porque la solución es muy sencilla. Hay dos potenciales motivos por los que puede aparecer este error de manera aleatoria mientras utilizas el PC, y afortunadamente ambos casos tienen solución así que vamos a proceder a contarte cuál es.

Causas por las que sale el error Driver Power State Failure

Ya por el nombre del error seguro que ya te haces una idea de que el problema viene de un driver o de la fuente de alimentación, y en ambos casos podrías tener razón, al menos de manera aproximada.

driver-power-state-failure-error

Windows da este error cuando el sistema intenta activar un controlador de dispositivo específico y éste no responde. Esto suele ocurrir al arrancar, reiniciar o activar el PC desde el modo suspensión, aunque también puede suceder si el dispositivo está en uso y el controlador deja de responder de repente.

Como ya te imaginarás, generalmente es un problema del controlador aunque puede mezclarse con hardware que sea incompatible, como por ejemplo que intentemos poner en suspensión un SSD que no es compatible con DevSleep. En cualquier caso y sin importar cuál sea la causa, a continuación te vamos a contar lo que debes hacer para solucionarlo.

Encuentra al culpable del error Driver Power State Failure

Para poder identificar la causa raíz del error Driver Power State Failure siempre es una buena idea comenzar desconectando cualquier hardware externo, especialmente discos duros con conexión USB. Arranca el PC y comprueba si sigues teniendo el problema, porque si no es así ya tienes el culpable localizado rápidamente. Ve conectando uno a uno los dispositivos externos para localizar al culpable, y cuando lo localices, desconéctalo y reinicia el PC para que el sistema pueda arrancar con normalidad.

Una vez que Windows haya iniciado, conecta el dispositivo. Luego haz clic con el botón derecho del ratón sobre el botón de Inicio y pulsa sobre Administrador de dispositivos. Busca el dispositivo culpable del BSOD, haz clic con el botón derecho sobre él y escoge la opción «Desinstalar».

Desinstalar dispositivo

Una vez hecho, reinicia el equipo de nuevo y deja que Windows reinstale el dispositivo automáticamente. Si todavía tienes el mismo error, visita el sitio web del fabricante para descargar el controlador más reciente y sigue sus instrucciones para instalarlo. Si no lo logras, vuelve al administrador de dispositivos, haz clic con el botón derecho sobre el dispositivo y, en lugar de desinstalarlo, dale a Actualizar controlador y sigue el asistente para que Windows lo intente de nuevo.

Errores en el administrador de dispositivos

Si eres capaz de arrancar el PC de manera normal (como hemos explicado en el punto anterior), hazlo. Pero también puede ser que la culpa no sea de ningún dispositivo externo sino alguno interno o que no logres localizar al culpable, así que si el PC no arranca debes hacerlo en Modo Seguro, ya que así se evita el error Driver Power State Failure dado que no se cargan los controladores.

Una vez hecho, abre de nuevo el administrador de dispositivos y busca aquellos que tengan una X roja o un símbolo de exclamación en amarillo (deberás ir desplegando todas las categorías para ello), ya que esto indica que hay algún problema con ellos. Haz clic con el botón derecho sobre el dispositivo en cuestión y selecciona la opción de actualizar drivers. Si esto no funciona, desinstala el dispositivo como te mostramos en el punto anterior.

Dispositivo en error

A continuación, puedes o bien reiniciar el PC o bien pulsar el botón de la barra que dice «Buscar cambios de hardware»; en ambos casos el sistema intentará reinstalar nuevamente el controlador.

Si tras hacer esto continuas teniendo el mismo problema, busca los drivers adecuados en la web del fabricante del dispositivo afectado e instálalos. Si has comenzado a tener este BSOD tras haber instalado un nuevo hardware en tu equipo, potencialmente ahí tendrás el culpable.

Ajusta el plan de energía

Especialmente si tienes un ordenador portátil es probable que tengas un plan de energía ajustado para optimizar el uso de la batería. Esto es bueno la mayor parte de las veces, pero puede causar el BSOD Driver Power State Failure en algunos casos. En lugar de permitir que Windows «despierte» el dispositivo como debería, si el sistema le corta la energía puede resultar en un error fatal para el controlador, causando el mencionado BSOD.

Aunque ajustar el plan de energía puede hacer que tu portátil consuma más batería (si bien es válido igualmente para un PC de sobremesa), para evitar este error lo mejor que puedes hacer es seleccionar el plan «equilibrado» por defecto de Windows. Para ello, accede a las opciones de energía (haz clic en Inicio y escribe «Editar plan de energía») y luego pulsa sobre «Restaurar la configuración predeterminada de este plan».

Energía

Si quieres, también puedes editar manualmente el plan de energía (dándole a la opción de encima, «Cambiar la configuración avanzada de energía») y modificar manualmente cómo quieres que se comporte el equipo. Lo recomendado es escoger todas las opciones de máximo rendimiento y evitar opciones de suspensión o hibernación de dispositivos. Ten en especial consideración a la hora de configurar esto manualmente en las opciones PCI-Express, ya que suelen tener bastante que ver  con este BSOD que estamos tratando aquí.

Reinicia el equipo y comprueba si se ha solventado el problema. De no ser así, te recomendamos hacer el proceso inverso a lo que hayas hecho en el paso anterior, es decir, si configuraste manualmente los ajustes selecciona los predeterminados y si seleccionaste los predeterminados, modifícalos manualmente.

En todo caso, lo más probable es que aplicando uno o varios de estos métodos que te hemos contado logres librarte por fin de estos tediosos pantallazos azules.