Cómo mantener como nuevos tus auriculares de tela o piel sintética

Todo periférico del PC (y en realidad cualquier componente) debe tener cierto mantenimiento para mantenerse en unas condiciones óptimas de funcionamiento. Los auriculares no son una excepción, máxime porque son proclives a retener suciedad al estar en contacto con la piel. Vamos a explicarte como mantener los auriculares gaming como nuevos, y más concretamente sus orejeras ya sean in-ear, de piel sintética o de tela.

Las cosas se ensucian, y esto es inevitable. Si además hablamos de un periférico como los auriculares, que están en contacto con nuestra piel, pelo y orejas, más todavía (y más aún si usamos maquillaje). Así pues, tanto para mantenerlos como nuevos el mayor tiempo posible como por motivos de higiene, a continuación, vamos a daros algunos consejos para mantener limpias, en la medida de lo posible, las orejeras de los auriculares.

 

¿Cómo limpiar auriculares?

Actualmente en el mercado podemos encontrar auriculares de tipo diadema e in-ear. La elección es personal, ya sea porque buscas algo polivalente para llevar a todas partes o porque lo quieres solo para jugar. Según el tipo de auriculares, vamos a tener que realizar unas tareas u otras

 

Tipo diadema

Este tipo de auriculares se basan en grandes altavoces unidos por una diadema. Los altavoces, para ofrecer comodidad, externamente tienen unas almohadillas que bastante esponjosas. Te vamos a explicar cómo puedes limpiarla según el material de fabricación.

 

Almohadillas de tela

Son más propensas a coger suciedad que las de piel sintética, ya que se trata de material poroso que permite la transpiración. Con el tiempo, las almohadillas de tela se irán oscureciendo e incluso adquiriendo olores desagradables, por lo que es recomendable hacerles una pequeña limpieza cada cierto tiempo. Este mismo proceso es válido para aquellos auriculares con almohadillas de terciopelo.

Normalmente estas almohadillas u orejeras se pueden desmontar, pero hay casos en los que no. Si las podemos desmontar, lo más cómodo y rápido es ponerlas en la lavadora y luego tenderlas, sin más. Si no podemos, las podemos limpiar con un paño humedecido con agua tibia y un poco de jabón. Tras esto, los secamos con papel de cocina y los dejaremos unas 12 horas al aire, para que se termine de secar por dentro. Nunca uses secador, ya que se podrían dañar.

Almohadillas de tela sucias

Después, con un paño de tela o microfibra humedecido con alcohol sanitario o desinfectante de manos, limpiaremos suavemente el exterior de las almohadillas en todos sus rincones. Si es necesario, podemos utilizar bastoncillos de los oídos también humedecidos con desinfectante para llegar a todos los rincones. Para finalizar, también es recomendable dejarlas secar al aire, boca abajo sobre un papel de cocina para que ayude a absorber la humedad.

Si realizamos este proceso periódicamente y con asiduidad, mantendremos los auriculares de tela en buen estado durante mucho tiempo.

Limpiar auriculares

 

Almohadillas de piel sintética

Para este material, simplemente necesitaremos un paño de microfibra o similar y lo humedeceremos con agua tibia enjabonada. Procedemos a frotar con suavidad todas las zonas de las almohadillas. Es de vital importancia aquí que el paño esté solo humedecido y no empapado. Si abusas del líquido, éste podría terminar endureciendo o agrietando la piel, dejando las orejeras casi inservibles (o como mínimo incómodas).

Para terminar de limpiar los auriculares, siempre es recomendable hacer uso de bastoncillos para los oídos mojados con desinfectante de manos para ayudar a eliminar las bacterias y, a la vez, llegar a los rincones donde no podíamos llegar con el trapo. De igual manera, el proceso finaliza dejándolos secar durante unas horas, a poder ser sobre un papel de cocina para que absorba la humedad.

Limpiar auriculares de piel

 

Tipo in-ear

Este tipo de auriculares no tienen mucho misterio y son bastante sencillos de limpiar. Aquí debemos distinguir entre los que tienen esas pequeñas almohadillas de plástico y los que no. El proceso de limpieza es el mismo, con la salvedad que deberemos retirar las almohadillas para limpiarlos en profundidad.

Se recomienda usar un paño de microfibras y alcohol para este tipo de auriculares. No hay que empaparlos, simplemente el paño debe estar humedecido en alcohol. Luego los limpiamos con suavidad, por todos los rincones. Si tienen almohadillas, estas las deberemos limpiar bien por dentro, ya que pueden acumular cerumen y pieles muerdas. Podemos usar un bastoncito u otro elemento delgado para limpiar ese agujero central. Debes retirar siempre la almohadilla de plástico, la cual se quita y pone con suma facilidad.

krom_kinear_lateral

 

Podemos reemplazarlos

Tanto si tienes unos auriculares de diadema con almohadilla como unos ir-ear con tapón, los puedes reemplazar. Son elementos que con el tiempo se desgastan y rompen o agrietan. Así que puedes adquirir unos nuevos y tirar los viejos. Esto no quiere decir que no debas realizar mantenimiento, es solo para cuando los que tienes se van degradando.

Para los auriculares in-ear con tapón no hay misterio, el sistema de sujeción (por llamarlo de alguna manera) es universal. Así que puedes adquirir un kit de almohadillas recambiables cualquiera, hay muchas opciones. Los de tipo diadema ya son un poco más especiales. No debería ser problema, ya que suelen ser de tamaño estándar la caja donde va el altavoz. Deberemos investigar un poco la compatibilidad, aunque si compramos en Amazon, lo podemos devolver cómodamente.

 

¿Cada cuánto tiempo hay que limpiarlos?

Depende de la persona y del uso que le des a los auriculares. Tenemos que tener en cuenta que no es lo mismo una persona que va maquillada, que otra que va sin maquillaje. La época del año influye, ya que, en verano, al hacer mucho calor, sudamos mucho más que en invierno.

Si los usas de manera esporádica (pongamos, 2-3 horas a la semana) con limpiarlos cada 4-6 meses está bien. Aquellos que lo usen 2-3 horas al día, lo recomendable es hacerlo cada mes. Si es verano, te recomendamos incluso una vez por semana, por higiene y salud. Un mal mantenimiento puede provocar infecciones de oído.

Aquellos que utilicen auriculares in-ear más allá del PC, deben tener otras cosas en consideración. Si también los usas para hacer deporte, deberías limpiarlos cada dos días, o como mucho, cada semana. Debemos tener en cuenta que el sudor también contiene restos de pieles muertas y a la larga, podemos provocarnos problemas de salud importantes.

Como siempre, esto depende de cada usuario y situación. Tampoco es algo que cueste más de cinco minutos (diez a lo sumo) de limpiar. Así que una buena práctica es hacerlo con bastante regularidad, pongamos, una vez cada dos semanas.

1 Comentario