Tener una buena caja para nuestro ordenador es algo prioritario, pues de ella dependerá en buena parte la toda la refrigeración del ordenador, además de la elección de los componentes internos, pues un sistema de gama alta necesitaremos mucho espacio interior para la instalación de tarjetas gráficas de gran tamaño o disipadores.

NOX es una marca relativamente joven en el mundo de los componentes para ordenador y gracias a ellos y a Altas Informática, vamos a mostraros a continuación nuestro análisis de la caja NOX Coolbay TX, un modelo perteneciente a la renovada gama Coolbay de NOX.

Vamos a empezar por ver las características técnicas de la NOX Coolbay TX.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

A pesar de que la NOX Coolbay TX está considerada como una caja en formato Semi-Torre, por las medidas que tiene incluso se podría catalogar como caja en formato Super-Torre, pues tiene una medidas de 210 x 510 x 535 milímetros y un peso de 9.5Kg, no es una caja pequeña para nada.

En sus principales características especiales, podemos encontrar una bahía superior para conectar unidades de 3.5 y 2.5 pulgadas, dos puertos USB 3.0 situados en la parte frontal, controladores de velocidad para sus ventiladores e incluso un lector de tarjetas incorporado. De serie, la caja lleva instalados tres ventiladores de 120 milímetros, aunque opcionalmente podemos instalar hasta hasta seis ventiladores de 120 milímetros, dos en la parte superior, otros dos en la parte inferior, dos situados en la parte frontal y uno en la parte trasera.

También se puede instalar un radiador doble de hasta 120 milímetros en la parte superior, para aquellos que usen un sistema de refrigeración líquida. Opcionalmente y haciendo uso de un adaptador, también se puede instalar otro ventilador de 120 milímetros para refrigerar las memorias RAM. Lleva también filtros antipolvo para todas las zonas que lo requieren, por supuesto en la parte frontal e inferior, pero también y esto es muy curioso, lleva dos filtros en la parte superior que son magnéticos, luego los veremos.

Es compatible con tarjetas gráficas de gran tamaño, hasta 260 milímetros con la configuración estándar, y hasta 420 milímetros si quitamos uno de los cajetines para las unidades de almacenamiento. Por lo demás, también cuenta con un diseño para la instalación de las unidades de almacenamiento y ópticas sin herramientas, cable USB 3.0 interno con adaptador para puerto USB 2.0, gomas antivibración para la zona donde va la fuente de alimentación, tres bahías externas de 5.25″ y una de 3.5″, ocho para unidades de 3.5/2.5″.

Finalmente en el panel frontal dispone de dos puertos USB 3.0, dos puertos USB 2.0, controlador de velocidad para los ventiladores, conectores de audio, lector de tarjetas y un botón para apagar o encender la iluminación de los ventiladores.

ANÁLISIS EXTERNO.

La NOX Coolbay TX se presenta en una caja de color marrón donde se puede ver un gran dibujo de la caja en cuestión, es un embalaje clásico que no llama mucho la atención.

También se nos indican algunas de las principales características que hemos visto antes, como los dos puertos USB 3.0, su bahía para unidades de 3.5/2.5″, los controladores de velocidad para los ventiladores y la capacidad para instalar hasta seis de ellos.

Si pasamos al lateral tenemos las características técnicas al completo en dos idiomas, Castellano e Inglés. El otro lateral es exactamente igual.

En la parte de atrás, NOX nos muestra lo que sería un despiece completo de la NOX Coolbay TX, para que veamos las diferentes partes que la componen.

Detalle del despiece.

Si la abrimos podemos algo común en todos los embalajes, las dos planchas de corcho que evitan que la caja sufra algún daño durante su transporte.

Y aquí la tenemos, ya liberada de sus prisiones de corcho y plástico. A simple vista la caja luce bastante bien con ese color negro que está presente en todos sus rincones.

Empecemos por la parte frontal. Tal y como se puede ver, prácticamente toda su parte frontal está compuesta por una malla metálica perforada, la cual y su vez dispone de otra malla que actual como primer filtro antipolvo, decimos primer filtro porque en realidad dispone de dos más que están situados en la zona de los ventiladores frontales.

El único detalle que rompe ese color negro es precisamente el nombre de caja, NOX Coolbay TX.

Vamos a pasar a la parte superior, y como se puede ver en ella continúa la misma linea de diseño, es una caja que estéticamente me está empezando a gustar.

Al igual que ocurre en muchos otros modelos de cajas, los botones de encendido y reset están situados en la parte superior, ambos presentan un acabado plateado y disponen de leds que indican su estado, azul para el encendido de la caja y rojo para la actividad del la unidad de almacenamiento.

Siguiendo por el recorrido que nos llevará por todos los rincones de la Coolbay TX, llegamos hasta una interesante zona que podemos usar para depositar pequeños objetos, como una unidad USB o un teléfono móvil.

Justo ahí, también tenemos los diferentes elementos que forman el panel superior. Podemos ver que los puertos USB, tanto USB 3.0 como USB 2.0, están protegidos por una tapa de goma, para evitar que entre suciedad. También se observan los tres reguladores para los ventiladores, trasero, frontales y superiores, el lector de tarjetas y el botón para apagar o encender la iluminación de los ventiladores frontales.

Los botones para regular los ventiladores disponen de tres posiciones, mínimo, apagados y máximo, no hay una velocidad media de giro.

Detalle del logo de NOX, en color blanco.

Llegamos a la estación para unidades de almacenamiento SATA de 2.5/3.5″, como veis se adapta el tamaño de la unidad que usemos, ya sea de 2.5″ o 3.5″.

Si ponemos una unidad de 2.5″ se abrirá de está forma, observad también el conector de datos y de corriente SATA.

Y así si ponemos una unidad de 3.5 pulgadas, está bastante bien este detalle, dado que se ajusta a la unidad de almacenamiento que pongamos y en función de eso se abre una tapa u otra.

Vamos a seguir con la parte superior. Llegamos a una gran rejilla metálica que cubre buena parte de la caja, más de la mitad. Este aspecto me gusta bastante, puesto que el aire caliente saldrá de una forma más fácil, al contrario que en otras cajas que no tienen ninguna rejilla.

Detalle de la rejilla metálica.

Mediante una pequeña lengüeta podemos retirar la tapa superior para ver lo que nos encontramos.

Y aquí están los dos filtros superiores, que como veis tienen la forma de un ventilador de 120 milímetros para adaptarse al hueco donde van instalados. Un buen detalle es que estos filtros son independientes, no van en una sola pieza, por lo que podemos ponerlos como creamos oportuno.

Si le damos la vuelta podemos ver lo que antes comentábamos. Estos son los filtros magnéticos de la NOX Coolbay TX, la verdad es que están bastante bien y la colocación no puede ser más sencilla, simplemente es ponerlos y listo, se pegan sin problemas.

Detalle de los pequeños imanes.

Y aquí podemos ver la rejilla sin ninguno de los filtros instalados. Se pueden apreciar los grandes orificios que tiene, esto facilitará la salida de aire caliente.

En el lateral izquierdo tenemos una ventana transparente, en este caso y como la caja es nueva, va cubierta con un plástico protector, al igual que en todas la cajas para evitar cualquier posible desperfecto.

Si nos desplazamos un poco hacia la derecha llegamos a un detalle que a mi simplemente me encanta. Se pueden ver dos piezas que sobresalen un poco del lateral de la caja, mediante ellas podemos tirar hacía fuera y salen los dos filtros antipolvo delanteros.

Decía que este detalle me encanta por una sencilla razón, que es la siguiente. Actualmente mi caja habitual es una Antec Twelve Hundred, y para la limpieza de sus filtros delanteros hay que desmontar los dos laterales de la caja y los tornillos que sujetan los diferentes cajetines. En la NOX Coolbay TX, el proceso de limpiar los filtros delanteros es mucho más sencillo, simplemente tirar de ellos y listo, no hay que hacer nada más.

Si quitamos el frontal de la caja podemos verlo mejor. Como se aprecia, los filtros de deslizan por dos guías y salen hacía fuera.

Detalle de las guías para los filtros antipolvo delanteros.

Detalle de los filtros antipolvo delanteros, como veis la zona destinada a filtrar el aire tiene el mismo tamaño que los ventiladores de que cubren, en este caso 120 milímetros.

Si le damos la vuelta al frontal de la caja nos encontramos con los diferentes embellecedores y con una especie de primer filtro antipolvo. Desde luego por falta de filtros no será, esperemos que esto no repercuta después en el flujo de aire que puede entrar para refrigerar la caja.

Pasamos a la parte trasera de la caja. En ella podemos ver la distribución de los diferentes elementos, como el ventilador trasero de 120 milímetros, los agujeros para pasar los tubos de una refrigeración líquida, las ranuras de expansión y el hueco destinado a la instalación de la fuente de alimentación.

En este caso tenemos cuatro agujeros para poder pasar los tubos de una refrigeración líquida, en el caso de que instalemos una claro.

El ventilador trasero de 120 milímetros y su rejilla, nada restrictiva al paso del aire.

Las ocho ranuras de expansión, todas ellas perforadas y reutilizables. A la derecha también hay una zona perforada para facilitar una mejor circulación del flujo de aire.

El lugar donde irá instalada la fuente de alimentación, en este caso se monta en la parte inferior de la caja y concretamente con el ventilador orientado hacia abajo.

El otro lateral de la caja es simplemente eso, un lateral, no hay nada destacable, como suele ocurrir normalmente.

En la parte inferior también tenemos filtros antipolvo, uno para el hueco donde podemos instalar un ventilador de 12 milímetros, y otro para que la fuente de alimentación aspire aire limpio. También se pueden apreciar las cuatro patas que lleva la caja, mediante las cuales se eleva un poco para que pueda pasar aire por debajo.

Detalle de las patas de goma, antideslizantes por supuesto.

Mediante ellas se consigue una buena elevación para la caja, por lo que no hay problemas para que los ventiladores aspiren una buena cantidad de aire desde la parte inferior.

Para quitar el filtro es simplemente tirar de él, cero complicaciones, desde luego la comodidad para limpiar los filtros antipolvo de la NOX Coolbay TX es muy buena.

Detalle del filtro antipolvo para la fuente de alimentación.

Vamos ahora a meternos dentro de la Coolbay TX para ver lo que nos encontramos.

ANÁLISIS INTERNO.

Tras quitar la tapa lateral, ya podemos acceder al interior de la caja. A primera vista todo tiene buena pinta y se ve bastante espacio interior.

Hacemos un pequeño alto en el camino para ver los accesorios que lleva la NOX Coolbay TX en su interior. En primer lugar tenemos el habitual manual de instrucciones, el cual se recomienda leer siempre.

Una bolsa de tela con los accesorios en su interior.

Piezas de goma para evitar las posibles vibraciones de los discos duros, en mi caso no las he instalado, no me han hecho falta.

Bolsa con toda la tornillería necesaria.

Piezas de alambre recubiertas de plástico, para poder gestionar el cableado interno, creo que en este caso quedaría mejor haber incluido unas bridas en la bolsa de accesorios.

Guías de instalación multiusos, estas dos piezas sirven tanto para poner un ventilador de 120 milímetros apuntando directamente a las memorias RAM, como para instalar unidades de almacenamiento de 2.5/3.5″ en una bahía de 5.25″, me ha gustado bastante este accesorio.

Volvamos al interior de la caja.

En primer lugar nos paramos en la zona que NOX ha recortado para que, con la placa base montada, podamos instalar los disipadores y sus placas traseras de sujeción sin problemas.

Un poco más abajo tenemos algunos orificios para poner los diferentes soportes de latón, en función del formato de placa base que usemos. También se puede ver un hueco destinado a la gestión del cableado interno.

El ventilador trasero de 120 milímetros con el logo de NOX justo en el centro. A diferencia de los frontales, no dispone de ningún tipo de iluminación.

Las ranuras de expansión vistas desde el otro lado. Es bastante positivo que estén perforadas y sean reutilizables, un punto a favor para NOX.

El lugar donde irá instalada la fuente de alimentación, como se puede apreciar se apoya sobre dos bases de goma, las cuales absorberán las vibraciones, además la fuente quedará levada, por lo que no habrá ningún problema para montarla con el ventilador orientado hacia abajo.

Si quitamos el filtro antipolvo podemos ver mejor los agujeros, simplemente hay que tirar de él y listo, todo muy sencillo.

El filtro esta bastante bien hecho y cumplirá su función, además es muy importante que todo el aire que entre en la fuente de alimentación sea limpio, puesto que no es nada bueno que se acumule polvo en ella.

Detalle del hueco sin el filtro antipolvo puesto.

Un poco hacia la derecha nos encontramos con otro hueco, pero en este caso su función es la de albergar un ventilador de 120 milímetros. También dispone de filtro antipolvo.

Las unidades de almacenamiento, ya sean discos duros o unidades SSD, se montan en unas pequeñas bandejas que a su vez van instaladas en unos cajetines, concretamente lleva ocho bandejas y dos cajetines.

Para sacar una de ellas, simplemente se aprietan dos pestañas y listo, es muy cómodo este sistema y por eso se emplea en muchos modelos de cajas.

La bandeja es de plástico y en ella se pueden instalar tanto discos duros de 2.5/3.5″, como unidades SSD sin problema. En el caso de los discos duros de 3.5 pulgadas, no hará falta usar tornillos, puesto que se sujetan mediante cuatro puntas de plástico.

Además también podemos instalar en estas bandejas ventiladores de 80 milímetros y de 90 milímetros, para ayudar a la refrigeración de los discos duros, aunque lógicamente la bandeja que lleve el ventilador se colocará debajo de la que tenga el disco duro, ambos componentes no se pueden poner en una misma bandeja.

Volvemos al interior de la caja. El método para instalar las unidades ópticas también es muy sencillo y no hará falta ninguna herramienta. Basta con introducir el dispositivo y ajustar dos tornillos manualmente.

El cableado interno de la caja, destacamos que el cable USB 3.0 interno lleva también la conexión usada en los puertos USB 2.0 internos, de modo que podemos usar los puertos USB 3.0 en modo USB 2.0, sin perderlos, siempre y cuando la placa base no tenga conector USB 3.0 interno.

Justo arriba se encuentra la controladora que hace funcionar a la estación de discos duros externa SATA.

Por último, si instalamos tarjetas gráficas de hasta 260 milímetros no habrá ningún problema, pero si instalamos una que tenga una mayor longitud, tendremos que quitar uno de los cajetines para que entre sin problemas.

Detalle de uno de los ventiladores de 120 milímetros frontales, en este caso sí llevan iluminación LED, en concreto de color azul.

En el otro lateral tenemos el sistema de gestión para el cableado interno. Como se puede ver, los cables van por una zona que actúa a modo de guía y los unifica mediante un sistema de presillas. También lleva diferentes agujeros para pasar el resto del cableado.

Y dos grandes abrazaderas que podemos usar para gestionar mejor el cableado.

MONTAJE.

El montaje de un sistema en la NOX Coolbay TX es coser y cantar, hay un buen espacio interno y se puede trabajar con absoluta comodidad.

La unidad óptica se instala sin usar ninguna herramienta, tal y como hemos dicho antes. Basta con alinear los orificios de la unidad óptica y apretar los tornillos que lleva la propia caja.

Tras montar la fuente, tarjeta gráfica y conectar todo el cableado, este es el resultado.

Por la parte opuesta se puede ver la gestión del cableado, la verdad es que el sistema funciona bien, y eso que la fuente que hemos montado no es modular.

TESTEO.

Es hora de ver si la NOX Coolbay TX pasa nuestra prueba de juego y comprobar su rendimiento térmico. Los componentes usados han sido los siguientes.

  • Procesador Intel Core2 Duo E6550.
  • Placa base Asus P5K Premium.
  • RAM 2x1GB OCZ Reaper HPC DDR2-800.
  • VGA XFX 8600GTS + Arctic Cooling Accelero Twin Turbo.
  • Disipador Arctic Cooling Freezer 7.
  • PSU Seasonic S12 430W.
  • 2 Discos duros de distintos tamaños.
  • Grabadora LG SATA.

Ningún componente presenta overclock, todos los ventiladores están regulados automáticamente y la temperatura ambiente para las pruebas se ha mantenido estable a 28ºc.  En la temperatura del procesador se muestra el núcleo que más se calienta.

Para medir las temperaturas se ha usado el programa HW-Monitor PRO, la medición de las mismas en reposo se ha tomado después de una hora con el PC sin hacer nada, simplemente en el escritorio de Windows. Para la prueba en carga se ha usado el programa Prime95 junto con FurMark para el procesador y tarjeta gráfica respectivamente, para el disco duro se ha usado el test de estabilidad de AIDA64 puesto únicamente para los discos duros. En la tabla de datos solo muestro un disco duro, la razón es que el otro tiene el sensor en mal estado y no marca bien la temperatura.

Estos son los resultados de las pruebas en REPOSO con los ventiladores al mínimo y al máximo, los dos modos que permite.

Hay que recordar que estamos ante una temperatura ambiente de 28ºc, y eso es calor. Con los ventiladores al mínimo podemos ver que ningún componente que se caliente en exceso, aunque el disco duro llegó a los 42ºc, pero no es una temperatura para empezar a preocuparse.

Con los ventiladores al máximo se consiguen reducir las temperaturas, y donde más se ha notado es en el procesador, que baja seis grados.

Cuando ponemos el sistema al máximo la cosa cambia, como es normal. La temperatura que me preocupa es la del disco duro con los ventiladores al mínimo, pues 44ºc ya empieza a ser una temperatura para tener en cuenta. Con los ventiladores al máximo se logran reducir, pero en pocos grados.

SONORIDAD.

La NOX Coolbay TX es una caja realmente silenciosa, siempre y cuando los ventiladores estén al mínimo, puesto que si se ponen al máximo sí que se escucha, pero no demasiado. Durante una sesión de juegos y con los ventiladores al máximo, el ruido que se aprecia es mínimo, puesto que se disimula con los efectos del sonido del juego. Es un aspecto positivo que se puedan regular los ventiladores, pero quizá hubiera sido mejor añadir un tercer modo de funcionamiento medio, para que no sea o todo o nada, digo nada porque también se pueden apagar, aunque no lo recomiendo para nada puesto que sería algo un poco absurdo hacerlo.

CONCLUSIÓN.

NOX ha hecho una buena caja, pero podría mejorar un poco con la refrigeración de los discos duros, aunque hay que tener en cuenta que son 28ºc de temperatura ambiente. Estéticamente es una caja que es bonita, su lineas están bien definidas y los ventiladores frontales e iluminados en color azul le dan un buen toque.

Instalar un sistema en ella es muy fácil y rápido, puesto que hay un buen espacio interior para hacerlo, además el cableado se puede gestionar de una forma decente. A todo lo anterior hay que sumar la tremenda facilidad que tiene para limpiar los filtros antipolvo, y este aspecto me ha gustado bastante.

PROS:

-Buena estética.
-Posibilidad de regular o apagar los ventiladores.
-Puertos USB 3.0.
-Estación para unidades SATA de 3.5/2.5″.
-Filtros antipolvo en todas la zonas.
-Facilidad para la limpieza de los filtros.
-Amplia y silenciosa.

CONTRAS:

-Puede mejorar en cuanto a la refrigeración de los discos duros.

Por todo lo anterior desde HardZone recomendamos la NOX Coolbay TX y le vamos a otorgar nuestro galardón de plata.

Queremos agradecer a NOX y a Atlas Informática por suministrarnos la muestra necesaria para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!