INTRODUCCIÓN.

En la actualidad la elección de una buena caja para nuestro sistema conlleva tener en cuenta muchos factores como el precio, su diseño, tamaño o el más importante, sus prestaciones finales. Muchos son aquellos que todavía piensan que pagar por una buena caja no sirve de nada ya que, al fin y al cabo, todas son iguales. Al final siempre pasa lo mismo, se acuerdan de ese día que no pagaron un poco más para tener algo mejor.

Hoy en HardZone os vamos a presentar el análisis de la Thermaltake Overseer RX-I, una caja de formato Torre midi con un diseño bastante agresivo y unas prestaciones que puede que os sorprendan.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.


Como antes comentaba se trata de una caja en formato midi, prueba de ello son sus medias de 535 (Al) x 220 (An) x 580 (Pr) mm y su peso de 10Kg en vació. Para aquellos que quieran instalar tarjetas gráficas de gama alta no va a suponer ningún problema dado que admite gráficas de hasta 34 centímetros de longitud, por lo que no hay inconveniente para instalar una AMD Radeon HD6990 o una Nvidia GeForce GTX590 que son gráficas bastante grandes. Para el disipador, la altura máxima es de 17,7 centímetros por lo que tampoco habrá problemas para montar por ejemplo un Noctua NH-D14.

 

 

El sistema de refrigeración de serie se compone de un total de tres ventiladores, siendo cinco el numero máximo que se pueden instalar repartidos de la siguiente forma.

Un ventilador frontal de 200 milímetros con una velocidad de giro que va desde las 600RPM a las 800RPM, otro situado en la parte superior del mismo tamaño y características  y por último el ventilador trasero de 120 milímetros que funciona a 1.000RPM. Desde mi punto de vista, hubiera sido mejor opción poner al menos en la parte frontal un ventilador que moviese más  cantidad de aire, luego veréis la razón. Opcionalmente se le puede montar otro ventilador superior de 200 milímetros, uno en el lateral del mismo tamaño y otro en la parte inferior de 120 milímetros. Veamos ahora como como se nos presenta la Thermaltake Overseer RX-I.

ANÁLISIS EXTERIOR.

En la parte frontal del embalaje destaca la presentacion de la caja con una foto de la misma y a su lado un robot muy similar a los famosos Transformers. Se nos indica el modelo, Overseer RX-I y hace alusión a su conexión interna USB 3.0. La elección de los colores para la presentacion me parecen bastante acertados con esa combinación de azul y negro.

 

 

El lateral es bastante simple, de nuevo se nos muestra una foto de la caja pero nada más.

 

Ya situados en la parte trasera nos ofrece algo más de información, como lo apta que es para la instalación de una refrigeración líquida en su interior, la gestión de cables, el filtro para la zona de la fuente de alimentación o su capacidad para albergar tarjetas gráficas de hasta 34 centímetros de longitud.

 

 

Finalmente en el otro lateral se nos muestran las especificaciones técnicas en doce idiomas diferentes entre los que se incluyen, por supuesto, el Castellano.

 

 

Una vez sacada al exterior, observamos que viene protegida por dos paneles de corcho, uno a cada lado de la caja para evitar posibles daños en su transporte o manipulación. Tengo que decir que los paneles funcionan de maravilla, pues tanto el embalaje como los propios paneles venían en un estado bastante malo y la caja no presentaba ningún desperfecto.

 

Y aquí la tenemos una vez liberada de la prisión de cartón y plástico. Vamos a empezar viendo la parte frontal de la Overseer RX-I.

 

Situados ya en su frontal podemos ver las tres bahías de 5.25″ y la bahía de 3.5″, todas ellas perforadas y con filtro antipolvo que veremos después. También el botón de encendido y reset, a parte de  ese diseño bastante peculiar del frontal con esas incrustaciones de color azul y el logotipo de Thermaltake. Quitando esos detalles en color azul, toda la caja viene pintada en color negro.

 

Empecemos de abajo a arriba para ver ese frontal de una forma más detallada. Si os fijáis, la zona perforada tiene dos pequeñas parte en relieve que simulan lo que a mi parecer es una boca alienígena, al menos eso parece. Las perforaciones tiene forma de panel de abeja y tras ellas se esconde un filtro antipolvo que evitara tener que estar limpiando nuestro sistema cada poco tiempo.

 

 

Más detalladamente.

 

 

 

 

Las tres bahías de 5.25″ y la bahía de 3.5″. Las de 5.25″ incluyen por la parte de atrás un filtro antipolvo, el hueco que veis en la bahía de 3.5″ es donde colocaremos el embellecedor que luego veremos, en caso de no hacer uso de esa bahía claro.

 

 

Los botones de encendido, reset, conector de auriculares y micrófono, dos puertos USB 3.0, dos puertos USB 2.0 y un puerto eSATA. En esta misma parte se encuentra también la estación para colocar discos duros SATA de 3.5″ y 2.5″ en caliente, bajo la tapa que veis.

En detalle.

 

 

Si bajamos la tapa accedemos a la estación para discos duros SATA que antes os enseñaba.

 

 

A cada lado de la caja se encuentra dos indicadores un tanto curiosos, no son los típicos redondos que encontramos en la mayoría de las cajas, estos tienen forma de rayo y se iluminan en color azul tanto el indicador de encendido como el de actividad del disco duro.

 

 

 

Siguiendo con la vista en 360º de la Overseer RX-I, vamos ahora a la parte superior. En ella destaca la gran malla metálica perforada que cubre casi toda la parte superior, al ser una zona donde los ventiladores se colocan expulsando aire, no necesita filtros antipolvo y por eso no los lleva.

 

 

 

Las perforaciones en detalle.

 

 

 

Vamos a quitar el frontal y a ver que nos encontramos. Comentar que para retirarlo no hay que hacer apenas fuerza, sale muy fácil, de hecho recomiendo no coger la caja por esa zona porque os podéis dar un buen susto al quedaros con la tapa frontal en la mano. En parte es una buena opción que salga así de fácil porque en otros cajas hay que hacer malabares para quitar esta parte.

 

 

Lo primero que llama la atención es el enorme ventilador de 200 milímetros que será el encargado de proporcionar aire fresco al interior de la caja, o al menos intentarlo y luego veréis la razón de que diga esto.

 

 

 

Las aspas tienen un diseño muy peculiar que ayuda a que sea más silencioso, y tanto que lo es porque es completamente inaudible, en serio.

 

 

Detalle de uno de los cuatro leds que le proporcionan la iluminación en color azul.

 

 

Seguimos y ahora vamos a ver ese frontal que hemos quitado con tanta facilidad. Si le damos la vuelta lo primero que me llamó la atención fue su filtro antipolvo, pues se quita de una forma sencillísima para lavarlo, no como en mi actual caja que tengo que quitar bastantes tornillos y sacarla de su lugar para limpiarlo. Este método ha sido una muy buena opción por parte de Thermaltake, pues se agradece que nos ponga las cosas fáciles a la hora de la limpieza de nuestro PC.

 

 

 

El filtro una vez sacado, tan solo hay que doblarlo un poco y sale sin ninguna dificultad.

 

 

 

Detalle del filtro antipolvo en primer plano.

 

 

Esta es uno de los embellecedores de una bahía de 5.25″, quitarlos es también muy sencillo, basta con apretar un par de presillas de plástico que tiene a cada lado.

 

 

 

Si le damos la vuelta podemos ver que en vez de llevar un filtro de tela como el frontal de la caja, en las bahías se usa una especia de esponja que no se puede sacar, tocará en este caso meterlos bajo el grifo si queréis lavarlos.

 

 

Quitaremos también la parte superior a ver que se esconde debajo. Mi primera sorpresa fue ver que tenia un anclaje partido, desconozco la razón puesto que la parte superior se quita igual de fácil que la frontal, no hay que hacer nada de fuerza, supongo que sus anteriores analistas no tuvieron mucho cuidado. Podéis ver al desnudo los puertos USB 3.0/2.0, conectores de audio y el puerto eSATA. Un poco más escondida se puede ver la estación para discos duros SATA.

 

 

Tenemos el lugar destinado a la colocación de un ventilador adicional de 200 x 200 x 30 milímetros, aunque también es posible instalar de 140 milímetros y 120 milímetros. Ekl problema con esta distribución de los taladros para ventiladores es que no permite la sujección lado a lado característica de los radiadores de las refrigeraciones líquidas de tamaño 240, así que kits como los de Swiftech, Corsair o Asetek no se pueden instalar en el interior de esta caja. Dado que la Overseer es una caja con clara orientación gamer, es un fallo que Thermaltake debiera habe tenido en cuenta a la hora de diseñarla.

 

 

 

El ventilador superior instalado de serie, muy silencioso y también con iluminación LED en color azul. Es exactamente el mismo modelo que se encuentra en la parte frontal.

 

 

Turno para la parte lateral, tenemos una pequeña ventana de plástico y otro hueco destinado a la instalación de otro ventilador de 200 milímetros. Presenta una rejilla perforada y como es un lugar destinado a la colocación de un ventilador para introducir aire, sí tiene filtro antipolvo.

 

 

 

Detalle de la rejilla y el filtro.

 

 

 

En este caso quitar el filtro no es tan fácil y llevara algo más de tiempo, para quitarlo hay que sacar una presillas que se resisten algo la verdad. No obstante tampoco es de vital importancia sacarlo puesto que se quita la tapa entera y se puede limpiar sin problemas, no hace falta quitarlo.

 

 

Vamos ahora a la parte trasera, destacan sus ocho ranuras de expansión, dos agujeros para pasar los tubos de la refrigeración líquida en caso de montar alguna, el ventilador trasero de 120 milímetros y el hueco donde irá colocada la fuente de alimentación.

 

 

Detalle del hueco para la fuente.

 

 

Las ranuras de expansión perforadas para facilitar la ventilación de caja y los agujeros para la refrigeración líquida.

 

 


 

El ventilador trasero de 120 milímetros y su rejilla, nada restrictiva al paso del aire.

 

 

Terminando con la vista exterior nos falta el otro lateral pero tampoco hay mucho que destacar, es básicamente eso, un lateral sin ningún aspecto importante como pasa habitualmente.

 

 

Los accesorios que se nos adjunta con la Thermaltake Overseer RX-I son bastantes.

 

 

Por una parte un completo manual de instrucciones que siempre viene bien por si queremos consultar algo como por ejemplo los tornillos que se emplean para sujetar los componentes y el embellecedor para la bahía externa de 3.5″ por un lado.

 

 

 

El embellecedor para la bahía de 3.5″ externa con su esponja antipolvo.

 

 

 

 

Cables varios y tornillería necesaria para el montaje de los componentes.

 

 

Otra bolsista con más tornillos.

 

 

 

El cableado que incorpora se compone de un adaptador y alargador para la alimentación EPS +12 V del procesador (ocho pines,) dos adaptadores de conexión de tres pines a molex para ventiladores y un altavoz piezo eléctrico para colocarlo en la placa base y que nos avise mediante pitidos para saber si esta todo correcto o tenemos algún problema.

 

 

El alargador/adaptador viene realmente bien, y a mi me ha salvado pues mi cable de alimentación EPS +12 V quedaba muy corto; usando el que Thermaltake proporciona no he tenido ningún problema.

 

 

Detalle del altavoz piezo eléctrico para la placa base.

 

 

Hasta aquí llega la muestra del exterior y accesorios de la Overseer RX-I, es turno de meterse en su interior y ver que nos encontramos.

 

ANÁLISIS INTERNO.

Comenzamos la vista interior quitando para ello el lateral de la caja, simplemente hay que quitar dos tornillos. Se puede apreciar lo espaciosa que es por dentro, lo cual nos será de gran ayuda a la hora de montar nuestro sistema con total comodidad. Destaca también su buen sistema de gestión para lo cables. El interior se haya también pintado de color negro.

 

Las cinco bahías internas de 3.5″ para la instalación de discos duros son muy sencillas de usar gracias a las bandejas que incorpora. Simplemente hay que apretar dos pestañas para que salga y podamos montar los discos duros. En tres de las cuatro bahías de 5.25″ se usa un sistema de anclaje sin tornillos.

 

 

 

Veamos estas bandejas en detalle. El material empleado para su fabricación es el plástico, también incluye soporte antivibraciones de goma para reducir el ruido de los discos duros al estar en funcionamiento.

 

 

El soporte de goma en detalle y el frontal de la bandeja en detalle.

 

 

 

Los cables para las conexiones internas, USB, eSATA, USB 3.0, la estación de discos duros SATA y el panel frontal de audio. Me gusta bastante que Thermaltake haya optado por usar un conector interno para los puertos USB 3.0 que incorpora el frontal de la caja; así nos evitaremos horrorosos cables saliendo por la parte trasera de nuestra caja hacia los puertos USB traseros de la placa base.

 

 

El sistema de gestión de cables para mantener el sistema ordenador y así facilitar la circulación de aire. Se puede apreciar también las ocho tapas para las ranuras de expansión perforadas.

 

 

 

El sistema de anclaje para las unidades ópticas vistas en detalle.

 

 

La bahía de 5.25″ convertible a 3.5″ para la instalación de un lector de tarjetas, por ejemplo.

 

 

El ventilador trasero de 120 milímetros con un diseño muy peculiar de las aspas para mejorar su sonoridad y flujo de aire.

 

 

En la parte inferior cuenta con un elemento bastante bueno y que me ha gustado mucho, un filtro antipolvo para la fuente de alimentación y el ventilador adicional de 120/140 milímetros que se puede instalar en esta parte. Para la fuente dispone de dos elevaciones a cada lado para que el ventilador tenga espacio respecto al filtro y poder aspirar aire limpio.

 

 

Detalle del mismo lugar con el filtro puesto y quitado.

 

 

 

Para quitar el filtro simplemente es tirar del mismo y ya sale para poder limpiarlo perfectamente.

 

 

 

Detalle del filtro.

 

 

El otro lateral es bastante simple, destacan lugares estratégicos para la colocación de bridas para sujetar bien los cables, de serie se nos incluyen dos ya puestas, el resto las tenemos en las bolsitas donde viene la tornillería y las ponemos según nos vayan haciendo falta. Otro aspecto a destacar son las cuatro patas que incluye la Overseer RX-I y que la elevan 3,5 centímetros del suelo para facilitar la ventilación inferior.

 

 

 

Vamos ahora a proceder al montaje de un sistema completo en su interior y veremos que tal se comporta en este aspecto que se presenta agradable visto lo anterior.

MONTAJE.

En mi caso voy a comenzar sacando dos bandejas para instalar mis discos duros, el proceso es muy fácil, basta con colocar el disco duro en la bandeja y ponerle cuatro tornillos, dos a cada lado.

 

 

Seguimos con la instalación de la placa base, recordad que si vais a instalar un disipador diferente al de serie es mejor hacerlo fuera de la caja para que sea más cómodo el montaje del disipador. En mi caso no he necesitado añadir ningún soporte de latón para la placa base dado que ya venían puestos. El disipador no es demasiado grande como veis por lo que sobra espacio por todos los sitios, no obstante si se instalan otros modelos como el Noctua NH-D14 tampoco habrá problemas.

 

 

La fijamos con los tornillos correspondientes.

 

 

Seguimos con la fuente de alimentación, el ventilador lo orientamos hacia abajo para que aspire aire fresco de la parte inferior. En mi anterior caja estaba obligado a poner la fuente con el ventilador orientado hacia arriba dado que no dispone de perforaciones en esta parte, ahora por fin he podido poner la fuente en esta posición. Los discos duros ya montados en su bandeja e introducidos en su lugar.

 

 

Organizamos el cableado haciendo uso de los huecos para ello, os recomiendo que probéis si los cables llegan a todas las posiciones correctamente, a mi por ejemplo no me llegaba el cable para la alimentación del procesador así que he usado el alargador que proporciona Thermaltake con la caja.

 

 

Hacemos todas las conexiones oportunas, alimentación de la placa base, procesador, cables de datos, conexión de los ventiladores, cables de encendido y ponemos la tarjeta gráfica. La 8600GTS tiene un tamaño muy pequeño, fijaos que apenas pasa de la mitad de la placa base, aunque con el disipador pasa a ser más grande, mirad también el espacio que queda desde la tarjeta gráfica hasta los huecos para los discos duros, entran sin problemas modelos de gama alta como la Radeon HD6990 o la GeForce GTX590.

 

 

Hemos terminado el montaje y así ha quedado todo, la verdad es que ha sido una gozada trabajar en la Thermaltake Overseer RX-I porque es muy espaciosa y permite una buena gestión de cables.

 

 

 

 

Una vez encendida comprobaremos que todo funciona correctamente y ya podemos comenzar el testeo. El dibujo frontal simula lo que parece un dragón a mi modo ver y tiene algo especial, no se queda encendido, la luz va haciendo un modo respiración muy bonito como si la caja tuviese vida propia.

 

 

 

Es turno de vez como se comporta la caja con un sistema montado en su interior, ahora se verá si es capaz de pasar la prueba final.

 

TESTEO.

Para testear la Thermaltake Overseer RX-I se ha montado el siguiente sistema en su interior.

  • -Procesador Intel Core2 Duo E6550.
  • -Placa base Asus P5K Premium.
  • -RAM 2x1GB OCZ Reaper HPC DDR2-800.
  • -VGA XFX 8600GTS + Arctic Cooling Accelero Twin Turbo.
  • -Disipador Arctic Cooling Freezer 7.
  • -PSU Seasonic S12 430W.
  • -2 Discos duros de distintos tamaños.
  • -Grabadora LG SATA.

 

Ningún componente presenta overclock, todos los ventiladores están regulados automáticamente y la temperatura ambiente para las pruebas se ha mantenido estable a 25ºc.  En la temperatura del procesador se muestra el núcleo que más se calienta.

Para medir las temperaturas se ha usado el programa HW-Monitor PRO, la medición de las mismas en reposo se ha tomado después de una hora con el PC sin hacer nada, simplemente en el escritorio de Windows. Para la prueba en carga se ha usado el programa Prime95 junto con FurMark para el procesador y tarjeta gráfica respectivamente, para el disco duro se ha usado el test de estabilidad de AIDA64 puesto únicamente para los discos duros.

El valor que se muestra en las gráficas es el Delta o aumento de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera se muestra de manera más fidedigna la influencia de la caja en la temperatura del equipo, sin importar si la temperatura ambiente es mayor o menor.

En la tabla de datos solo muestro un disco duro, la razón es que el otro tiene el sensor en mal estado y no marca bien la temperatura, estos son los resultados en reposo y en carga.

 


Los datos obtenidos en reposo son buenos, la temperatura del procesador sube 13ºc, la gráfica se eleva 26ºc y la placa base 11ºc solamente pero en cambio el disco duro ha incrementado su temperatura en 14ºc y me parece un dato a tener en cuenta, llegado a este punto ya estaba algo mosca porque no es normal que una caja de estas características de estos datos, recordamos que tenemos un gran ventilador de 200 milímetros en el frontal de la caja y que la temperatura ambiente es de 25ºc, por lo tanto este ventilador debería mantener la temperatura del disco duro con unos cuantos grados menos.

Pasando a los datos en carga se vuelve a repetir la misma situación pero esta vez el dato de la temperatura del disco duro es bastante más preocupante, ha subido 6ºc al ponerlo en carga, definitivamente esta caja tiene un punto muy débil, ese ventilador debería mover más aire. El resto de temperaturas entran dentro de lo normal y no debemos preocuparnos.

Para que no estáis sumando los datos para ver las temperaturas sin el delta, os las mostrare en la siguiente tabla.

 


Me preocupan esos 45ºc en el disco duro y la temperatura ambiente no es alta, osea que en Verano ese dato puede pasar de los 50ºc y eso ya son palabras mayores. Por lo tanto yo recomendaría que si os gusta esta caja cambiéis ese ventilador frontal por otro mejor dado que no esta a la altura.

Para que os hagáis una idea, el ventilador frontal de la CoolerMaster Stom Enforcer tiene el mismo tamaño pero en cambio el caudal de aire es mucho mayor, 110CFM frente a los 65.3CFM del Thermaltake. Recomiendo cambiarlo por otro mejor sin ninguna duda y es una pena que tenga este punto tan débil porque la caja esta muy bien en todo lo demás.

En cuanto a la sonoridad de la caja he de decir que es una autentica tumba, no hace nada de ruido, en parte se debe a emplear ventiladores a bajas RPM, creo que hubiese sido mejor sacrificar un poco de sonoridad y montar otros ventiladores mejores para mover más aire, sobretodo en la parte frontal.

CONCLUSIÓN.

La Thermaltake Overseer RX-I me ha gustado mucho, trabajar en su interior es una delicia debido a lo espaciosa que es, su estética está bastante lograda y en la parte frontal tiene una amplia variedad de conexiones. También hay que comentar que tiene la posibilidad de montar sistemas de gama alta con tarjetas gráficas de hasta 34 centímetros de longitud y disipadores grandes. No será un problema su limpieza puesto que lleva buenos filtros antipolvo y son muy fáciles de quitar, no hay que abrir la caja y sacarla por ejemplo del hueco de una mesa como es mi caso para lavarlos. Su punto débil es el que habéis podido ver,  ese dichoso ventilador frontal que no da talla en esta caja, quitando ese aspecto por lo demás es una buena caja.

Sobre la calidad de los materiales empleados y su pintura están completamente a la altura, la parte frontal y superior de plástico es bastante sólida. En cuanto a su pintura interior y exterior no he apreciado ningún desgaste a la hora de deslizar las tapas o apretar los tornillos, en otras cajas a la mínima que fuerzas un poco salta la pintura, en esta no. Por lo tanto Thermaltake ha fabricado una caja con materiales de calidad y muy robusta.

PROS:

  • -Estética gamer (para el que le guste).
  • -Puertos USB 3.0 y docking station SATA en el frontal compatible con hot plug.
  • -Espaciosa.
  • -Posibilidad de añadirle más ventiladores.
  • -Apta para sistema de gama alta.
  • -Silenciosa.
  • -Fácil de limpiar.

CONTRAS:

  • -Refrigeración deficiente para los discos duros.
  • -Debes cambiar el ventilador frontal.

 Por lo tanto desde HardZone le otorgamos a la Thermaltake Overseer RX-I nuestro premio en la categoría de plata.

 

 Queremos dar las gracias a Thermaltake por mandarnos esta muestra para su análisis.

Compártelo. ¡Gracias!
  • Una pregunta, es posible desactivar las luces? o para ello habría que desconectarlas de la placa…

    • Sympmetal

      Seguro que llego tarde,pero las luces no se pueden apagar.

      En donde se puede hacer es en la Thermaltake chaser MK-I y la Core V71.

      • Sí, un poco tarde jajaja

        Al final adquirí las pasadas navidades una Cooler Master CM 690 II Advanced USB3.0. Bastante contento con ella la verdad.

        Muchas gracias igualmente por tú respuesta 😉

        • Sympmetal

          Me imaginaba que llegaba tarde xD.

          Si la CM 690 II es perfecta,yo la estuve mirando,aunque al final me decante por la gigante Chaser MK-I.

          • Muy chula la caja, cuanto te costó?

          • Sympmetal

            Pues 130€,nunca he sido de gastar 25€ en las cajas mediocres de los pcs básicos,que producen ruido con vibraciones y dan problemas de temperaturas.

            Supongo que todo es según el presupuesto y el gusto de cada uno.

          • Si, no está mal el precio para la pinta que tiene. La mía costó 89 y bien apañaa que es 😀

          • Sympmetal

            Un buen precio,a día de hoy tienes cajas por menos de 100€ muy buenas.Según el gusto que se tenga hay muchas donde elegir.

            Y el poder elegir la caja que mas te guste o que mejor se adapte a ti o al trabajo creo que no tiene precio.

            Porque si te montas un pc de 1000€ y le pones una caja de 20€ es tirar el dinero 😉

  • Sympmetal

    Caja 10,bastante grande si te gusta su diseño no es problema,yo hace poco me decante por su hermana mayor la Thermaltake chaser MK-I y es una maravilla,muy grande,control de ventilación,iluminación led,dock para discos,diseño agresivo y espacio interior sin limites pero es lo que buscaba.

    Por aquí lo dejo para quien este interesado/a.http://www.thermaltake.com/products-model.aspx?id=c_00001719

    PD:El único contra es que hace falta una mesa gigante por lo demás perfecta 😉