Usar un ventilador de mesa para enfriar el PC, ¿realmente funciona?

Usar un ventilador de mesa para enfriar el PC, ¿realmente funciona?

Rodrigo Alonso

A muchos de vosotros esta situación os parecerá absurda e incluso cómica, pero os sorprendería saber la cantidad de gente que, cuando sufre problemas de temperatura en el PC, le quita la tapa lateral a la caja del PC utiliza un ventilador de mesa o incluso de pie para refrigerar el interior del equipo. En este artículo vamos a realizar una prueba real para comprobar si realmente es algo que funciona o si, por el contrario, es algo inútil o incluso contraproducente.

La premisa es la siguiente: retiramos la tapa lateral izquierda de la caja del PC, de manera que la placa base, tarjeta gráfica y demás componentes queden expuestos, y utilizando un ventilador de mesa o de pie de grandes dimensiones, lo apuntamos directamente al interior de la caja, de manera que empuje una gran cantidad de aire fresco al interior. En teoría esto debería refrigerar bastante bien todo el hardware interno, ¿verdad? Vamos a comprobarlo.

Ventilador mesa PC

Usando un ventilador de mesa para refrigerar el PC

En nuestro caso, y dado que la caja del PC la tenemos encima de la mesa, lo que hemos utilizado es un ventilador de pie, más concretamente este:

Este es un ventilador de pie bastante potente, e incluso en la posición «Silent» que hace poco ruido es capaz de mover una enorme cantidad de aire. Además, con 30 centímetros de diámetro, enfoca cubriendo prácticamente la totalidad del interior de la caja del PC.

Para realizar este «experimento», hemos utilizado el banco de pruebas habitual:

  • Intel Core i7-8700K con un Corsair H100i Platinum
  • MSI Z370 Gaming M5
  • 4×8 GB Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 3600 MHz
  • EVGA GeForce RTX 2080
  • Corsair Crystal 680X
  • Corsair H1000i

A la caja le hemos retirado el lateral de cristal templado y la hemos girado en la mesa para que el ventilador pueda apuntarle directamente. El ventilador lo hemos colocado a la misma altura y a unos 20 centímetros del interior, con el objetivo de permitir que el aire caliente pueda ser expulsado también.

Hemos realizado la misma prueba, midiendo la temperatura de los componentes utilizando el sistema de monitorización integrado con iCUE de Corsair. En «Idle», el equipo está en reposo durante al menos 10 minutos para que la temperatura de los componentes se estabilice, mientras que en «Load», estamos ejecutando tanto Prime95 para estresar el procesador como Furmark para estresar la tarjeta gráfica.

La temperatura mostrada es el delta, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente (de manera que ésta última no influya en la medición), y el resultado obtenido es el siguiente:

Gráfica temperatura ventilador de mesa

Hay muchos datos interesantes que podemos sacar de aquí, y varias conclusiones:

  • Por un lado, hay que destacar que en la temperatura del procesador no se ha notado prácticamente nada el utilizar uno u otro método. El radiador de la refrigeración líquida está ubicado en el techo de la caja, y de hecho la presión del ventilador empujando aire desde fuera no le da directamente, por lo que es posible que esté absorbiendo aire caliente de la gráfica y por ello no mejore casi nada su temperatura.
  • En cuanto a la gráfica, el modelo utilizado hasta que no llega a 60ºC tiene los ventiladores apagados para mantener un buen nivel de silencio. Por lo tanto, en Idle pasa de no tener refrigeración activa a sí tenerla, y por eso mejora bastante su temperatura (casi 6ºC). Ahora bien, sometida a carga la gráfica mueve los ventiladores de forma inteligente intentando situarse siempre por debajo de 80ºC, y esa es precisamente la medición tanto con el ventilador de mesa apuntando al PC, como con la caja cerrada y funcionando de manera normal.

Entonces, ¿merece o no la pena utilizar este método?

Por norma general, y si ya cuentas con una buena caja y un flujo de aire interior bien diseñado, el utilizar un enorme ventilador de mesa para refrigerar tu PC no te va a proporcionar ningún beneficio real sino más bien al contrario, dado que estarás por un lado consumiendo bastante energía (estos ventiladores tienen consumos de entre 40 y 80 vatios), por otro lado estarás provocando que entre polvo al interior de tu PC, y de hecho al tenerlo sin la tapa lateral estarás facilitando que sucedan desastres y accidentes.

Desde luego, nuestra recomendación es que no utilices este «método de refrigeración».

Ahora bien, si tienes un PC que se calienta mucho porque no tienes una caja bien refrigerada, es probable que notes una mejoría mayor de lo que hemos notado nosotros en nuestra prueba. Ten cuidado eso sí, porque si es tu caso es posible que tengas bastante hollín, polvo y suciedad en general en el interior de la caja, y apuntar un potente ventilador al interior podría provocar que toda esa porquería salga disparada en todas direcciones.