Así han evolucionado los sistemas jet de los bloques de refrigeración líquida

Los bloques de refrigeración líquida, ya sea para CPU o GPU, sufrieron hace años un salto de rendimiento bastante alto debido a una técnica que más tarde se ha convertido en un sistema utilizado por todas las marcas en la actualidad. Hablamos del llamado sistema jet, el cual nos ha permitido enfriar de manera más eficiente nuestros componentes, pero ¿cómo ha ido evolucionando con el paso del tiempo?

Ha habido tantas versiones del mismo que es difícil cuantificar en tiempo que versiones salieron antes que otras, sobre todo al principio de su implementación, donde los fabricantes lanzaron auténticas innovaciones y debido a ello, algunas funcionaron y otras no.

Los sistemas jet comenzaron como caudalizaciones del flujo

Los primeros bloques de refrigeración líquida eran tan simples que cualquier tornero podría crearlos con un poco de tiempo y algo de paciencia. Se basaban en llevar el agua del punto A al punto B mediante una serie de hendiduras en el cobre a modo de caudales.

CPU WaterBlock old

Hablamos de un trozo de cobre con un cover plexi por norma general donde lo único que se buscaba era que el agua estuviese el mayor tiempo posible dentro del bloque para que arrancase más calor del mismo. Este sistema tenía tantos problemas desde el punto de vista hidráulico, así como de temperatura que fue rápidamente abandonado ante el auge de los sistemas AIO y custom.

Los fabricantes se dieron cuenta que esto perjudicaba seriamente al flujo, ya que los diseños de la época no daban para más que distintas formas de encauzar el agua. La solución la ofreció Danger Den mediante su bloque TDX.

Danger-Den-TDX

Dicho bloque tenía una forma peculiar en forma de gota de lluvia donde el agua se insertaba en una serie de micro hendiduras que sobresalían verticalmente de la base. El agua salía despedida hacia los laterales y era canalizada de nuevo por las paredes del bloque hasta su salida. Como vemos, el paso fue realmente muy grande y supuso un cambio de paradigma total en la refrigeración líquida, la cual estaba interesando cada vez más a los fabricantes.

TDX

La peculiaridad no eran solo las hendiduras verticales, sino el hecho de que el primer sistema jet del mundo ya incluía una serie de piezas para canalizar el agua, tal y como se ve en la foto superior. Dicho sistema encauzaba el flujo y lo inyectaba con mayor presión en dos fases, algo muy ingenioso para el año 2003.

El sistema despega y los fabricantes se suman a la revolución

Danger-Den-MC-TDX

El siguiente paso era lógico visto el aumento de rendimiento: maximizar los puntos de contacto para extraer más temperatura de la CPU. Diseños como el del Danger Den MC-TDX volvieron a triunfar, donde la mejora de nuevo fue muy elevada, un paso adelante que, una vez más, volvió a restringir el flujo a niveles muy altos.

Los demás fabricantes lanzaron versiones mucho más grandes y con ello se creó un problema en la industria, ya que las D5 de la época con 1200 litros/h no eran suficientes para los bloques tan restrictivos y se estaba perdiendo rendimiento, debido a que se enfocaban en el flujo y no en la presión.

La innovación en la industria llegó, una vez más, de la mano de Danger Den con su bloque M6.

danger-den-m6-12

Dicho bloque fue el primero en introducir el sistema de aletas como hoy lo conocemos y salvando las diferencias con los bloques actuales, lo cierto es que fue otra revolución que dejó en evidencia a los demás fabricantes como pudieron ser Swiftech o Thermaltake.

El problema es que el bloque era realmente complicado de fabricar y aunque era menos restrictivo, seguía planteando dudas sobre el flujo, aunque el rendimiento de nuevo se disparó. En noviembre de 2012 Danger Den echó el cierre y se retiró del mercado, el testigo lo cogió otra empresa que se estaba abriendo paso: EKWB.

EK siguió los pasos de otras empresas que habían mejorado el diseño de Danger Den, como por ejemplo XSPC y diseñó uno de los bloques más míticos: el Supreme.

EK-Supreme-775-Plexi

Dicho bloque incorporaba el sistemas de aletas indoor del Swiftech Apogee HD, lo mejoraba centrando los fins y ampliando la zona de contacto y sobre todo dividiendo el flujo en dos mediante un jet en el cover, tras lo cual el jet principal dividía de nuevo el flujo incomprensible en flujo laminar, aumentando la velocidad del agua en microcanales.

No tardaron en salirle competidores que adquirieron y mejoraron dicho sistema, pero fue el primero en introducir el sistema jet tal y como lo conocemos hoy en día.