Mide el rendimiento de la VRAM de tu gráfica con Aida64

Mide el rendimiento de la VRAM de tu gráfica con Aida64

Rodrigo Alonso

Son muchos los motivos por los que podrías querer medir el rendimiento de la VRAM de tu tarjeta gráfica, pero no son muchas las opciones gratuitas que nos permitan hacerlo de manera fiable. En este artículo vamos a enseñarte cómo puedes utilizar Aida64 para medir el rendimiento de la VRAM de tu gráfica de dos maneras diferentes, pero ambas igualmente sencillas y fiables.

Lo primero que debes hacer, lógicamente, es descargar e instalar Aida64 en tu PC. Para ello puedes acceder a su página web, donde encontrarás la versión Trial (es una versión gratuita del software con todas sus funcionalidades, pero tiene una caducidad determinada) de cualquiera de sus versiones. Con la versión Aida64 Extreme tendrás más que suficiente para poder realizar las pruebas que vamos a explicar te a continuación.

Rendimiento teórico de la VRAM

El primer método para medir el rendimiento de la VRAM de la tarjeta gráfica no implica hacer ningún benchmark, porque lo que hará el software es simplemente calcular el rendimiento teórico del bus en función de la velocidad de reloj de la GPU y la memoria. Este por lo tanto no es un dato empírico (medición real) sino teórico (cálculo), y aunque es totalmente fiable, no refleja el rendimiento real que vamos a tener (para eso está el siguiente test) pero nos sirve como punto de partida y como referencia.

Para acceder a ello, en el menú de la izquierda debes desplegar «Pantalla» y ahí seleccionar «GPU». En la parte derecha te señalamos los datos a los que nos referimos.

Este es un rendimiento, como decíamos, teórico y no medido de la VRAM, pero no es rendimiento bruto como tal sino simplemente el ancho de banda de la memoria.

Rendimiento GPGPU

La prueba que ahora nos interesa es accesible desde el menú Herramientas -> Rendimiento de GPGPU.

En la ventana que se abre, simplemente debemos pulsar únicamente sobre la GPU (también podemos hacer la misma prueba para el procesador, pero os advertimos que tarda bastante más tiempo; mientras que la prueba solo de GPU puede durar un minuto aproximadamente, la de la CPU puede durar hasta 5 minutos dependiendo del rendimiento de ésta).

Una vez seleccionada, pulsamos sobre Start Benchmark y esperamos a que termine.

Nota: aunque veáis que la ventana es verde y aparece el logo de NVIDIA, esto es porque la gráfica utilizada es NVIDIA en el caso del ejemplo, pero si utilizáis una gráfica AMD aparecerá rojo, o si es una Intel, aparecerá azul y con sus respectivos logos. Este benchmark es compatible con cualquier GPU.

Aquí podemos ver el rendimiento real de la VRAM de la tarjeta gráfica en los tres primeros parámetros: lectura (read), escritura (write) y copia (copy). Además, como ya supondréis esta prueba no solo sirve para medir el rendimiento de la memoria gráfica sino también en otros cálculos como el rendimiento de precisión simple, que nos da los famosos TFLOPs que se usan mucho últimamente para determinar la potencia gráfica de una GPU.