¿Por qué los ordenadores portátiles no tienen refrigeración líquida?

¿Por qué los ordenadores portátiles no tienen refrigeración líquida?

Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de la refrigeración para PC de sobremesa tenemos varias alternativas: desde disipadores por aire hasta sistemas de refrigeración líquida personalizados, pasando por los AIO de circuito cerrado. Sin embargo, si nos vamos al ecosistema de los ordenadores portátiles no tenemos dónde elegir, pues todos ellos tienen refrigeración solo por aire. ¿Por qué no existen opciones de portátiles con refrigeración líquida? La respuesta es porque no se puede, y a continuación te lo explicamos.

Poder refrigerar un ordenador portátil con una refrigeración líquida sería una innovación estupenda, ya que un gran problema de los portátiles y muy especialmente de los destinados para gaming es que con el poco espacio que tienen en el interior, los sistemas de refrigeración suelen ser bastante ineficaces y al final casi todos los portátiles sufren problemas de temperatura. No obstante, si a estas alturas no se ven portátiles con este tipo de refrigeración es por algo, y te lo vamos a contar.

¿Por qué no es posible la refrigeración líquida en portátiles?

Esencialmente por cuestión de tamaño. Se pueden crear (y de hecho como vamos a contaros después, ya se ha intentado) bloques de agua lo suficientemente planos para que quepan en el interior de un portátil sin aumentar demasiado su grosor, pero el mayor problema radica en que la bomba no se puede miniaturizar tanto, así como no se puede reducir tanto el radiador puesto que su eficiencia a la hora de disipar el calor depende en gran medida de su superficie (por este motivo, por ejemplo, una AIO con radiador de 240 mm es generalmente más eficiente que una con radiador de 120 mm).

Como funciona radiador AIO

Esencialmente, si se quisiera integrar un circuito cerrado de refrigeración líquida en un portátil habría que agrandar enormemente su tamaño para dar cabida tanto a la bomba como a un radiador que tenga superficie suficiente para poder disipar el calor utilizando ventiladores, y de hacerlo el ordenador portátil perdería su razón de ser porque literalmente perdería casi toda su «portabilidad». Con la tecnología de que disponemos en la actualidad, no se puede integrar una líquida completa en un portátil sin hacerlo gigantesco.

¿Y las soluciones híbridas?

Ya en el pasado hemos visto algunas soluciones híbridas que integran una refrigeración tradicional en el portátil pero que a su vez cuentan con la posibilidad de conectarlos a un dock que integra un circuito de refrigeración líquida, como por ejemplo ya vimos en el famoso ASUS GX700VO.

No obstante, si os suena este famoso portátil por ser el primero del mundo en integrar un sistema similar, recordaréis que fue un tremendo fiasco y que, además, demostró dar muchísimos problemas por las conexiones de los tubos y el líquido (había que rellenar el depósito constantemente). Además, el equipo tenía unas dimensiones y un peso considerables, por no hablar del docking que había que dejar fijo porque ahí estaba la bomba, dos radiadores y el resto del circuito, haciendo que el portátil no fuera tan «portátil» precisamente.

Refrigeración líquida portátiles

No hace mucho el famoso overclocker der8auer montó un sistema de refrigeración líquida casero en un portátil gaming Acer Predator con bastante éxito, pues consiguió reducir notablemente las temperaturas de funcionamiento del equipo. El problema es el mismo, necesitamos tener los bloques de agua en el interior del portátil y la entrada y salida de líquido refrigerante en tubos autoblocantes a los que conectar el resto del circuito.

A pesar de que estos sistemas de refrigeración líquida híbrida para portátiles demuestran tener un rendimiento mejor que cualquier sistema de refrigeración por aire convencional en los portátiles, al final estás nuevamente perdiendo la esencia de lo que es un portátil, ya que tendrás que tener un sitio fijo al que conectarle el «dock» con los radiadores, la bomba y demás componentes necesarios para que una refrigeración líquida funcione.

¿Veremos refrigeración líquida en portátiles en algún momento?

Como hemos mostrado, ya se han hecho aproximaciones pero en todos los casos con un sistema híbrido que saca los componentes más voluminosos fuera del portátil. Con la tecnología de que disponemos actualmente resulta imposible integrar todo el sistema en un ordenador portátil sin aumentar demasiado su tamaño, ya que con el grosor que tienen ahora literalmente no cabe una bomba y un radiador en condiciones, así que lamentablemente no es algo que vayamos a ver, al menos no a corto ni a medio plazo.

Para poder integrar sistemas de refrigeración líquida en portátiles necesitaríamos que la manera de mover el líquido y de disipar el calor evolucionara de alguna manera, especialmente para no necesitar un radiador de gran superficie en el que poder disipar el calor. ¿Cómo hacerlo? A buen seguro que hay equipos de investigación que estarán indagando sobre ello, pero por ahora ni es posible ni se sabe cómo hacerlo.