Cómo mejorar la temperatura de tu PC si se calienta en verano

Cómo mejorar la temperatura de tu PC si se calienta en verano

Rodrigo Alonso

Como sabéis, los componentes del PC generan calor por sí mismos al estar en funcionamiento, por lo que contar con una refrigeración adecuada es fundamental para que puedan trabajar a una buena temperatura. Hagamos lo que hagamos, este factor siempre va a depender de la temperatura ambiente, la cual se ve incrementada sustancialmente con el calor del verano. Si es tu caso y tu PC se calienta demasiado en verano, te contamos qué puedes hacer al respecto para mantenerlo más fresco.

En verano la temperatura ambiente sube, y lo único efectivo para remediar esto es encender el aire acondicionado. No todo el mundo dispone de estos aparatos, y muchos no los encienden mucho por su alto consumo energético, así que la temperatura de los componentes del PC puede verse bastante incrementada a causa del calor del verano.

Además de encender el aire acondicionado, vamos a ver qué es lo que podemos hacer al respecto para remediarlo.

Consejos para evitar el calor del verano en el PC

Lo primero que debes comprobar es que el PC tenga una refrigeración adecuada, y no nos referimos únicamente a que la caja cuente con un buen flujo de aire, sino que no tengas la caja del PC enclaustrada. En otras palabras, si tienes el PC en el hueco de un mueble podrían formarse bolsas de aire caliente que entorpecerían su refrigeración; lo más recomendable es que tengas la caja del PC encima de la mesa y separada al menos 15 centímetros de cualquier otra cosa, incluyendo las paredes. De esta manera dejarás que el PC «respire» y que su sistema de refrigeración haga mejor su trabajo.

PC calor verano ubicación

En la imagen que podéis ver arriba, la caja está encima de la mesa pero si os fijáis está prácticamente pegada a la pared tanto en su lateral derecho como por detrás. El lateral derecho realmente no influye demasiado ya que por norma general no hay rejillas de ventilación ahí, pero que la parte trasera esté pegada a la pared puede provocar que el aire caliente que el ventilador trasero expulsa fuera de la caja rebote en la pared y retorne de nuevo al equipo. 15 centímetros de separación, esa es la clave.

Por otro lado, y siguiendo en la línea de no bloquear o entorpecer la refrigeración del PC, hay mucha gente que acostumbra a poner cosas encima de la caja como el móvil, el soporte para los auriculares o incluso documentos o archivadores. Eso es un error, incluso cuando no tienes un radiador de refrigeración líquida en la parte de arriba o ni tan si quiera ventiladores. Incluso sin esto, las rejillas superiores (si la caja las tiene, obviamente) son un respiradero por el que parte del aire caliente (que tiende a subir) saldrá fuera de la caja. No lo tapes con nada.

El flujo de aire genera ruido en el PC

Por supuesto, si tu PC sufre por el calor del verano, podría ser una excusa perfecta para realizar una limpieza a fondo de su interior. Aunque tengas filtros anti polvo en las entradas de aire, inevitablemente siempre termina entrando bastante suciedad, la cual con el calor que genera el hardware se convierte en hollín que se solidifica y bloquea las rejillas, se deposita en las aspas de los ventiladores desequilibrándolos y provocando más ruido y, en general, es algo que siempre deberíamos evitar. Nunca está de más hacer una limpieza del interior del PC, y el verano puede ser una excusa perfecta para ello.

Por supuesto, si llevas un tiempo sin cambiarle la pasta térmica al procesador y es este el componente que te está generando problemas de temperatura, también puede ser un buen momento para cambiarla. Con el paso del tiempo la pasta térmica va perdiendo sus propiedades, y es bueno cambiarla cada cierto tiempo.

Pasta-térmica

Todo esto que te hemos contado te ayudará a combatir el calor del verano en tu PC, pero si no es suficiente y sigue calentándose mucho deberías barajar algunas otras alternativas como cambiar el disipador por uno mejor, rediseñar el flujo de aire de tu caja (o cambiar la caja por una con mejor refrigeración), y por supuesto si nada de esto soluciona el problema, invertir en un aire acondicionado.