¿Cómo es posible jugar a juegos antiguos en el navegador?

¿Cómo es posible jugar a juegos antiguos en el navegador?

Rodrigo Alonso

Desde hace mucho tiempo existen los juegos de navegador, pero en los últimos tiempos hemos visto títulos tradicionalmente de PC como Command and Conquer o incluso el famoso Counter-Strike 1.6 disponibles también en esta plataforma. ¿Cómo puede ser esto posible si en su momento tenían ciertos requisitos de hardware?

Un juego como Counter-Strike 1.6 necesitaba un PC con procesador Pentium 4 a 3 GHz, 1 GB de memoria RAM y una tarjeta gráfica que soporte DirectX 9. Por su parte, otro juego como Command and Conquer (siguiendo los dos ejemplos que hemos puesto), requería un Pentium III a 800 MHz, con 128 MB de memoria RAM y una tarjeta gráfica compatible con DirectX 8.1 y con 32 MB de VRAM.

Los juegos que funcionan en navegador también requieren hardware

Partimos de la base de que un Pentium 4 es un procesador lanzado en el año 2000, y que incluso los procesadores de más baja gama que hay hoy en día multiplican por varios enteros su potencia (ya no hablemos de un Pentium III). Y la realidad es que los juegos de navegador siguen utilizando los recursos de hardware del PC, pero éstos sobrepasan por tanto los requisitos de los juegos que son jugables que es apenas notable, y por eso no publican los requisitos como tal porque literalmente cualquier PC (e incluso smartphone) tiene potencia de hardware de sobra para ejecutarlos sin problemas.

Un ejemplo lo encontramos, como decíamos, en Counter-Strike 1.6, que ahora es jugable en el navegador.

CS 1.6 juegos en navegador

Inicialmente, los juegos en navegador eran posibles gracias a las tecnologías SVG, Canvas y WebGL, pero desde 2010 éstas fueron sustituidas por los llamados plugins, en este caso los famosos Flash y Java, pero también Shockwave, Silverlight y Unity Web Player. Y como ya supondréis, estos plugins utilizan también los recursos de hardware del equipo en el que se ejecutan para poder dar servicio a los requisitos de los juegos.

El futuro de los juegos en navegador

Eso sí, desde 2017 la mayoría de compañías (o al menos las más representativas, como Oracle con su plugin Java o Adobe con Flash Player) decidieron dejar de dar soporte a sus sistemas (por ejemplo, Adobe ya anunció que Flash desaparecerá de los navegadores en diciembre de 2020), así que los creadores de los juegos para navegador tendrán que optar por otras tecnologías, siendo como ya supondréis HTML5 la que más fuerza tiene dadas sus enormes posibilidades.

Y claro, aquí ya subimos de escalón porque HTML5 tiene unos requisitos de hardware parecidos a los que tendrían algunos juegos: pide como mínimo un Pentium 4 o AMD Athlon a 2 GHz, 2 GB de memoria RAM y 1 GB de espacio disponible en disco entre otras cosas. Obviamente esto son requisitos mínimos, y la realidad es que los juegos para navegador del mañana tendrán ciertos requisitos de hardware de igual manera a como lo tienen los juegos de PC actuales.

PlayCanvas

La parte buena es que tanto el motor Unreal como el Unity, ampliamente utilizados en videojuegos, se pueden expotar a WebGL para que funcionen en navegadores sin necesidad de ningún plugin, si bien es cierto que dependen demasiado del navegador para proporcionar una experiencia de juego satisfactoria (ya sabéis, tiempos de descarga por lo que ocupa el juego, FPS máximos, etc.). Por otro lado, otros motores como Phaser y PlayCanvas son nativos para navegador bajo HTML5 y proporcionan una mejor experiencia de juego, si bien gráficamente son inferiores.

¿Qué futuro le depara a este tipo de juegos?

Adaptarse o morir. Con las principales empresas que mantienen los plugins actuales como Flash o Java abandonando el soporte de éstos, los juegos de navegador deben adoptar alguna de las nuevas tecnologías, y como hemos explicado éstas pasan irremediablemente por HTML5.

Hoy en día cualquier PC del mercado, incluyendo los de gama más baja y de bajo consumo, tienen potencia suficiente para ejecutar HTML5 y eso significa que este tipo de juegos tienen bastante potencial, una especie de juego en streaming pero que utiliza el navegador en su lugar (de hecho, con Google Stadia ya se hace de manera literal si se quiere jugar en PC, ya que funciona utilizando el navegador Chrome).

¿Llegará un momento en el que veamos juegos triple A que se ejecuten en el navegador? Es bastante complicado porque a los desarrolladores de los juegos no les interesa, pero por poder, desde luego que será viable.