Los HDD tradicionales, ¿son ya algo obsoleto o serán útiles más tiempo?

Con la caída de los precios de las NAND Flash y la llegada inminente en 2021 de las PLC como celdas de nueva generación el debate de los HDD tradicionales y su existencia ha vuelto a la mesa con más fuerza que nunca. El precio de euro por TB sigue por debajo en estos, pero el mercado de consumo está virando muy rápido a los SSD de gran capacidad y velocidad, un sector donde todos los fabricantes están, ¿caerán en el olvido los HDD?

Como decimos, el debate está sobre la mesa y esta vez no es recurrente, es que en 2021 las PLC de la mano primero de Intel y seguramente después de los demás fabricantes van a inundar el mercado con SSD de mucha más capacidad, mientras que los HDD sufren para ofrecer actualmente 20 TB a servidores y centros de datos, ¿van a coger los SSD el testigo definitivamente?

Los HDD entre la espada y la pared, ¿ni los centros de datos van a respaldarlos?

Caché-HDD

Está claro que los SSD actuales no pueden trabajar en centros de datos donde la seguridad de las copias es vital, sobre todo porque aquellas que se guardan por años no pueden permitirse perder bits por falta de energía. Además, muchos de ellos trabajan con cintas, que son todavía más seguras.

El hecho de que los SSD mejoren su densidad no les va a dar la victoria tan fácilmente, ya que aunque nunca estarán en armarios de seguridad y sistemas como los bancarios por motivos obvios, sí que podrían tragarse literalmente el mercado en ciertos servidores, pero para ello el costo de euro por Terabyte debe seguir bajando.

En PC ya se está hablando de que 2021 será el año de la desaparición progresiva de este tipo de discos en favor de los SSD de menor capacidad (mayor que la actual), de manera que los fabricantes van a perder un filón por ahí, el cual ganarán en parte con los SSD, ya que no todo el mercado lo controlan las 4 compañías de turno, sino que es más amplio.

Aumento de la capacidad y la velocidad en los HDD tradicionales

HDD

Los fabricantes principales como Seagate y WD llevan años anunciando que llegarán mejoras en estos, donde los administradores de red podrán configurar estos HDD en nuevos sistemas redundantes de 10 o más discos trabajando al mismo tiempo.

El problema volverá a ser el tiempo, la tecnología no termina de llegar, MAMR y similares parece muy verde todavía y ahora entra el paradigma de que la capacidad puede no tener sentido si no es utilizable como tal, ya que muchos sectores se quedan reservados para otras tareas de mantenimiento, por ejemplo.

Las ventas han bajado a la mitad desde 2010, es decir, en solo 10 años se venden un 50% menos de HDD, los SSD no paran de mejorar capacidad, velocidad, consumo y temperatura y están entrando cada vez en más mercados. Si hablamos de NAND Flash entonces comparativamente hablando los HDD están a punto de morir, ya que los chips de los primeros están en miles de millones de dispositivos y cada vez en un mayor número.

Otros en cambio opinan que los SSD por su naturaleza (silicio) nunca van a estar al precio de los HDD, quizás si en capacidad. Esto dejaría a los discos duros tradicionales con la esperanza de jugar con los precios a la baja, ya que los SSD por muchas capas que apilen hacen uso de materiales que son caros y por ello, aunque igualen en capacidad a los HDD nunca lo hará en precio y por ende no habrá muerte oficial de estos.

2 Comentarios