¿Por qué han tardado tanto en lanzarse filtraciones de las RTX 3000?

¿Por qué han tardado tanto en lanzarse filtraciones de las RTX 3000?

Javier López

De un tiempo a esta parte todos hemos sido testigos del cambio que se ha producido en algo tan básico y tan implementado ya en Internet como las filtraciones. Antiguamente había mayor secretismo por un lado, pero por otro se abría una veda para confirmar rendimiento, por lo que nos daban una de cal y otra de arena, donde lo importante lo teníamos. Pero ahora todo ha cambiado como hemos visto con las RTX 3000, ¿por qué tardan tanto en salir filtraciones de datos?

Como decimos, antiguamente teníamos datos por doquier mucho antes de la presentación, datos de rendimiento claro. Pero en cambio los datos técnicos de las GPUs había que intuirlos en muchas ocasiones, realizar las correspondientes operaciones en base al nodo, a las posibles mejoras de la arquitectura y en general, estipular por lo alto lo que podía acabar siendo.

El escenario ahora es al revés y tiene una explicación muy sensata que hace más interesante cualquier pequeño ápice de rendimiento general que se nos pueda ofrecer.

AMD, Intel y NVIDIA se blindan contra los leakers

GeForce RTX 3090

En el caso de AMD es mucho más flagrante todo esto, ya que el hermetismo es absoluto, muchos beta tester han pasado al banquillo y la información sale a cuenta gotas y con un bonito NDA firmado con nombres y apellidos para los afortunados que se enteran de cualquier novedad.

Intel ya directamente juega al despiste desde sus laboratorios, con varios nombres en clave que luego terminan adoptando los nombres reales y donde curiosamente es la arquitectura lo más preciado en cuidarse de filtraciones, no tanto el rendimiento.

Pero en el caso de NVIDIA y siendo pura actualidad por las redes, han ido un paso más allá. Según se habla entre bambalinas, los de Huang tienen un doble o quizás triple juego para mantener las incógnitas hasta el momento oportuno, o al menos acercarse al momento más idóneo para que se sepa todo sobre sus GPUs: las reviews y las presentaciones oficiales, no importa el orden.

Hoy han aparecido los primeros datos comparativos y ya lo apuntábamos: NVIDIA no se fía de ningún betatester, mayorista o simplemente cualquiera que ponga las manos en una de sus GPUs. ¿Cómo están evitando las filtraciones?

Dos métodos muy simples y tremendamente efectivos

RTX 3090 RTX 3080 Binning

El primero de ellos tiene que ver con el tiempo. Los AIB están recibiendo los chips con sus BGA y VRAM muy tarde. Incidimos en el concepto «muy tarde», porque realmente el tiempo de desarrollo y pruebas de las GPU custom es cada vez menor, apenas un mes y con suerte. Previamente todos los AIB tienen los requerimientos técnicos del chip, así como de toda la información que NVIDIA les proporciona para establecer un diseño base o mínimo sobre el que poder trabajar de forma teórica, lo cual se hace con meses vista.

Pero lo importante que es la práctica, lo empírico, es en el último mes, o mes y poco, antes del lanzamiento de dichas tarjetas custom, por lo que el tiempo para detectar posibles fallos se reduce al mínimo si tenemos en cuenta los procesos de ensamblado, pruebas de estrés y comercialización.

El segundo método es igualmente brillante: no ofrecer drivers habilitados, es decir, se ofrece a los poseedores de las GPUs así como a los AIB un driver básico extremadamente limitado que puede ejecutar dos programas que se incluyen con él.

Uno de ellos está optimizado para extraer todo el potencial de la tarjeta de manera que consuma todo el TGP posible y así poder testear tanto refrigeraciones como posibles problemas en el PCB. El otro software al parecer tiene que ver con directrices y valores correctos, de manera que en ciertos puntos del PCB, así como en las salidas de vídeo y entradas de energía se ofrezca de manera sencilla los valores que la tarjeta está ofreciendo, pudiendo comprobar si algo falla en dichos puntos.

Por lo tanto, hasta que NVIDIA no ofrece un driver operativo, cualquiera que posea la tarjeta simplemente no puede probarla bajo ningún juego o benchmark, por lo que se limita el tiempo de la filtración hasta que los de Huang den el pistoletazo de salida.

Muchos afortunados se saltan el NDA con sucesivas filtraciones

Familia GeForce RTX 30

Lógicamente el NDA sigue vigente, pero NVIDIA ya cuenta con el hecho de que muchos van a saltarse lo firmado y si se les pilla, asumirán las consecuencias. En cualquier caso, esta tónica será la que veamos a partir de ahora y hay que acostumbrarse, no en vano cada vez nos es más difícil comprobar si la información es verídica o no, teniendo que confiar muchas veces en el «prestigio» del leaker de turno, porque ni los betatester ofrecen datos claros como para presentarlos como filtración.