¿Por qué los discos duros SATA han ganado la batalla del rendimiento a los PATA?

La llegada de los primeros discos duros SATA al mercado, en el año 2001, supuso el comienzo del declive de los discos duros que se habían utilizado hasta la fecha: los PATA. Los nuevos discos SATA fueron, desde su llegada al mercado, la opción preferida por los entusiastas. Es por ello que, en este artículo, vamos a ver por qué estos discos duros consiguieron destronar a los antiguos modelos.

Hasta la llegada de los primeros discos duros SATA, todas las necesidades de almacenamiento de la informática de consumo, se cubrían con las unidades PATA (Parallel AT Attachement). Este tipo de unidades habían hecho su entrada en las cajas de los PC de los usuarios, a principios de los años 80 del pasado siglo XX. Y eran fáciles de reconocer, dado que su cable de transmisión de datos solía ser una faja de 80 conductores.

Sin embargo, aquellos de vosotros que hayáis tenido la oportunidad de manejar una de estas unidades, sabréis que no eran cómodas. Por principio, había que saber si la unidad iba a ser «Maestra» o «Esclava». Y, por tanto, configurar los correspondientes jumpers. Y el tipo de configuración de los jumpers debía de coincidir con el orden en el que se conectaban en el propio cable. Y, también estaba la limitación a 133 MB/s en la tasa de transferencia de archivos que imponía el propio bus PATA de la placa base.

NCQ y AHCI supusieron un salto de rendimiento enorme en los discos duros SATA frente a los PATA

Tres características que incorporaron los discos duros SATA desde el principio, fueron las que propiciaron el cambio de rendimiento en los discos duros SATA:

  • AHCI: el Adavanced Host Controller Interface es una interfaz de controlador, desarrollada específicamente para los nuevos discos SATA por Intel. Y que, de hecho, se ha acabado convirtiendo en el estándar por defecto de estos discos duros. Gracias a ella, los discos SATA pueden utilizar sus características avanzadas, como el hot plug y el NCQ. Es necesario que la placa base soporte esta característica en su BIOS.
  • NCQ: o Native Commnad Queuing, es un tipo de instrucción que modifica la forma en la que se realizan las búsquedas de datos sobre la superficie de los platos del disco duro. Al modificarse estas, la información de localiza de manera mucho más rápida.
  • Ancho de banda: el bus de datos SATA tiene un ancho de banda muy superior al IDE que usaban los discos duros PATA. Esto permite que una unidad SATA pueda alcanzar unos 600 MB/s teóricos en dicho bus.

Y, si bien es cierto que, en términos de transferencia de datos secuenciales absoluta, ambos buses pueden parecer muy parejos. La realidad dista mucho de ser así. Un antiguo disco duro PATA rara vez era capaz de superar los 30 MB/s en transferencia de archivos. Mientras que un moderno disco duro SATA puede superar holgadamente los 150 MB/s en este tipo de transferencias.

A fecha de hoy, lo único que nos puede hacer añorar los antiguos discos duros PATA, sería el hecho que su conector de datos es bastante más resistente que el conector SATA actual.