Qué es y para qué sirve el LLC (Load Line Calibration) en tu BIOS

Si alguna vez habéis entrado en los parámetros de Overclock de la BIOS de vuestros PCs, habréis visto el parámetro Load Line Calibration (o su abreviatura LCC), pero en ningún sitio se explica qué es y cuál es su función. A continuación, os vamos a explicar qué es este parámetro de la BIOS y en qué influye, especialmente a la hora de hacerle Overclock al procesador.

Load Line Calibration es un parámetro de las BIOS de casi cualquier placa base que admita Overclock para el procesador, no solo en las de gama alta, y sirve para aplicar voltaje adicional al procesador cuando éste está bajo carga con el objetivo de proporcionar mayor estabilidad al sistema, algo que es especialmente importante si estamos realizando Overclock.

Como su nombre indica, Load Line Calibration es una calibración de la línea de carga pero, ¿qué es la línea de carga? Cuando el procesador está sometido a carga, aumenta la intensidad de corriente que utiliza y, por ello, se reduce el voltaje según la ley de Ohm. La línea de carga es, precisamente, la línea que muestra la variación de voltaje según aumenta la intensidad en una gráfica.

En el siguiente ejemplo podemos verlo: si el VCore del procesador es 1.3V, según aumenta su carga aumenta su intensidad (A, amperios) y, con ello, disminuye su tensión (V, voltios). La línea de carga o Load Line es esa línea que muestra los valores del voltaje según la intensidad de corriente.

Gráfica para Load Line CalibrationNota: la gráfica la hemos hecho a mano alzada y no representa en perspectiva la reducción de voltaje según aumenta el amperaje. Está exagerada a propósito para enfatizar la línea Load Line.

¿Cómo funciona el Load Line Calibration?

Esta calibración lo que hace es aumentar el voltaje del procesador para que la línea de carga (Load Line) sea lo más horizontal posible, estando siempre el valor del VCore del procesador lo más próximo a su valor en reposo. Con esto se consigue una mayor estabilidad en el sistema, dado que si el procesador no tiene el voltaje necesario en un determinado momento, es cuando se producen los errores de cálculo del mismo, los cuelgues, pantallazos azules, etc.

El LCC suele tener, generalmente, entre 2 y 4 niveles de aplicación, incluyendo el modo desactivado en el que no entrará en funcionamiento. Incluso en placas base relativamente antiguas podemos encontrar este parámetro, siempre y cuando sean compatibles con Overclock.

LCC en placa antigua

Dejando de lado el modo desactivado (que no todas las placas lo tienen, por cierto, pues muchas obligan a tener el nivel estándar activado siempre). Subiendo el nivel de LLC, lo que haremos es que este aumento del voltaje sea más intenso o incluso intrusivo, así que hay que aplicarlo con un poco de cautela porque si bien el aumento de voltaje es dinámico y sube en función del nivel de carga, podría llegar a ser excesivo y que termine dañando el procesador.

¿Debes utilizarlo en tu procesador?

Si no estás haciéndole Overclock a tu procesador, la respuesta es que no. Mejor deja el parámetro desactivado o como venga por defecto en tu BIOS porque no te hará falta en la mayoría de los casos, y sería estar aplicándole voltaje de más al procesador de manera innecesaria. Solo deberías utilizarlo si estás haciendo Overclock, o si tienes problemas de estabilidad en tu PC por culpa del procesador.

Por este motivo, lo mejor es aplicar siempre los niveles más bajos, y si vemos que nuestro procesador no es estable (especialmente en Overclock), ir aumentando el nivel de Load Line Calibration hasta lograr mejorar la estabilidad del sistema, no hay unos niveles estándar que sean indicativos dado que cada procesador y cada placa base son un mundo.