Si tu placa base tiene varios PCI-Express, ¿en cuál es mejor instalar la gráfica?

Si tu placa base tiene varios PCI-Express, ¿en cuál es mejor instalar la gráfica?

Rodrigo Alonso

Por norma general, casi todas las placas base de formato ATX o más grandes tienen varios zócalos PCI-Express x16, y casi siempre se ven las tarjetas gráficas instaladas en el zócalo superior, el más cercano al socket. Sin embargo, puede que éste no sea su mejor emplazamiento, así que, ¿en qué zócalo PCI-Express es mejor instalar la tarjeta gráfica?

Instalar la gráfica arriba es por cuestión de historia

Antiguamente, aunque muchas placas base tenían varios zócalos PCI-Express x16, muchas de ellas (salvo las de gama alta) tenían el segundo zócalo que eléctricamente era x8, y ese es el motivo por el que siempre veíamos la tarjeta gráfica instalada en el zócalo PCI-Express superior. Sin embargo, esto hace ya tiempo que ha cambiado y casi todas las placas base tienen ya varios zócalos x16 que eléctricamente siguen siendo x16, y por lo tanto en términos de rendimiento dará igual en cuál de ellos instalar la gráfica.

ranuras de expansión

Hoy en día casi todo el mundo sigue instalando la tarjeta gráfica en el PCI-Express superior, pero esto es por herencia o más bien por vagancia, ya que en caso de duda el zócalo superior, el más cercano al socket del procesador, siempre es el que tiene todos los raíles funcionales. Por lo tanto, lo primero que deberíamos hacer es consultar el manual de la placa para comprobar si todos los zócalos PCI-Express de la misma son iguales, o si por el contrario solo los superiores tienen todo su potencial.

Esto es algo que también podemos ver visualmente si tenemos la placa base a mano o suficiente espacio interior en el chasis. Los PCIe x16 contienen pines en toda su extensión interior, mientras que los x8 solo disponen de la mitad de ellos, por lo que son denominados como eléctricamente deficientes.

Y ojo a esto, porque algunas placas base, especialmente de gama de entrada o gama media, hacen que el segundo zócalo PCI-Express «pierda» raíles si utilizamos SSDs en formato M.2 o SATA-Express, pero si no tenemos ni lo uno ni lo otro, sí que serán eléctricamente x16. Esta compatibilidad viene denominada como Share Line PCIe en la mayoría de placas base y no afecta ni a todos los modelos ni a todos los PCIe.

Algunos alternan, otros son directamente dependientes y otros están libres, así que es importante saber exactamente a que nos estamos exponiendo.

pci-express tarjeta gráfica

Es mejor el segundo zócalo PCI-Express para la tarjeta gráfica

Siempre y cuando hayamos tenido en cuenta lo anterior y hayamos comprobado que ambos zócalos son iguales y nos van a dar el mismo rendimiento, es mejor instalar la gráfica en el segundo zócalo. ¿Por qué? Porque estaremos separando la gráfica del procesador, de manera que el aire caliente que expulsa la gráfica ya no irá directamente al disipador sino, que estará más distanciado, mejorando así el flujo de aire de la caja y obteniendo mejores temperaturas, especialmente en el procesador.

Por otro lado, en el caso de placas que tengan zócalos M.2 entre las ranuras PCI-Express, también estaremos separándolos de la gráfica, que como bien sabéis es el elemento que por norma general genera más calor por cm2 en un PC, y por lo tanto también estaremos mejorando sus temperaturas de funcionamiento (y con ello colaboraremos a evitar el Thermal Throttling y, por tanto, mejorando también su rendimiento). Adicionalmente, nos gustaría recomendaros el uso de disipadores en estos SSD NVMe, no solo por el calor que generan al interior, sino para conseguir la mayor vida útil de estos componentes.

Excepciones

Existen ciertas excepciones que nos hacen conectar la GPU en otras ranuras. Por ejemplo, los kits de refrigeración líquida AIO (o custom) liberan la zona del socket, expulsando el aire directamente fuera de la caja. Por el contrario, un disipador de bajo perfil o de torre coincidirá con la GPU, algo que se puede agravar en factores de forma como el Micro-ATX o Mini-ITX. Dicho esto, pueden convivir perfectamente un buen disipador con una GPU potente conectada en primera línea.

Por último, añadir el hecho de que nos encontremos ciertas ranuras PCI-Express cercanas al compartimento de la fuente de alimentación. Es necesario liberar a ésta última de todo calor posible, así que tenedlo en cuenta a la hora de instalar la GPU en una ranura que no esté tan próxima al procesador. Además, al haber menos espacio libre, el circuito de aire no es tan bueno, lo que dificulta la expulsión de aire caliente del interior de la caja.

Así pues, ya veis que no siempre es mejor instalar la gráfica en el primer PCI-Express, y que, de hecho, si ambos son iguales, es mejor hacerlo en el segundo (salvo que se dé alguna de las excepciones) porque estaremos mejorando el flujo de aire y las temperaturas del sistema. Lo único que hay que hacer es mirar el manual de la placa base para comprobarlo.