Así puedes instalar tú mismo un procesador AMD Threadripper

Así puedes instalar tú mismo un procesador AMD Threadripper

Juan Diego de Usera

El procesador AMD Threadripper llegó al mercado con el objetivo de plantarle cara a los procesadores Intel, en el mercado HEDT. Pero, este nuevo procesador ahora usa un nuevo socket, muy diferente a los PGA que siempre ha usado esta marca. Un socket que, no solo es bastante más grande que los LGA que usa Intel para esta gama. También requiere un proceso de montaje del procesador bastante más peculiar. En este nuevo tutorial, os vamos a mostrar cómo montar uno de estos procesadores en dicho socket.

Lo primero que debemos de dejar claro es que este procedimiento de instalación es el mismo para todas las placas base para AMD Threadripper. Independientemente de si usan el socket TR4 (para los AMD Threadripper 1000 y 2000) o TRX4 (para los modelos 3000). Dado que el mecanismo de montaje es el mismo para ambos sockets.

Algo que diferencia el montaje de los AMD Threadripper de los del resto de procesadores, es que emplean una llave de torque. Este tipo de llaves permiten dar la presión justa a los tornillos del socket, sin posibilidad de poder pasarnos de fuerza a la hora de asegurarlos. Esta llave viene incluida en la caja del procesador. Y es muy importante que no la perdáis, por si en el futuro queréis cambiar el procesador por otro modelo.

Cómo preparar el sistema de retención del socket del AMD Threadripper

Lo primero que vamos a hacer es observar el socket que AMD ha diseñado para Threadripper.

Podéis ver que hay tres tornillos que llevan un número grabado en el metal, justo al lado de tornillo. De hecho, en la superficie del sistema de retención del socket, está grabado el orden en el que apretar y/o aflojar los tornillos durante el montaje del procesador. Así, para abrir el sistema de retención del procesador, el orden en el que deberemos de aflojar los tornillos es 3 -> 2 -> 1. Todos los tornillos son prisioneros, con lo que no existe peligro de perderlos una vez estén todos sueltos.

Cuando aflojemos el tornillo número 1 (el último que debemos aflojar), ya podremos levantar el sistema de retención del procesador.

Al hacer este paso, quedará al descubierto la bandeja donde deberemos de insertar el procesador. Esta bandeja deberemos de levantarla en este momento.

Procederemos a retirar la protección de plástico transparente, de manera que solo queden las guías que servirán para centrar el procesador.

Ahora, debemos de retirar la cubierta protectora de plástico que protege los pines del socket.

Deberemos de tener un cuidado exquisito, porque hay un total de 4094 pines en este tipo de socket. Y todos ya sabemos lo delicados que son los sockets LGA si se manipulan mal.

Cómo montar y asegurar el procesador en el socket

El siguiente paso que debemos de dar, es insertar el procesador en la guía que hemos mencionado antes. Tened muchísimo cuidado que no se caiga dentro del socket porque eso podría dejar completamente inutilizada la placa base. Y es un fallo que no cubre la garantía del producto.

Una vez tengamos el procesador en la guía, la bajaremos hasta que haga contacto éste con los pines del socket. Y, para dejarlo asegurado, utilizaremos las dos presillas pintadas en color azul.

Únicamente deberemos de apretar ambas presillas hacia abajo (hacia la placa base) hasta que escuchemos o notemos el clic que hace la retención al activarse.

Ahora ya solo nos queda cerrar por completo el sistema de retención del socket.

Es en este caso cuando deberemos de usar la llave de torque que proporciona AMD con el procesador Threadripper. Por tanto, seguiremos el orden 1 -> 2 -> 3 para ir apretando todos los tornillos.

Con todos los tornillos bien apretados, ya solo nos queda ponerle la pasta térmica al procesador e instalarle el disipador para poder ponerlo a funcionar.