¿Cómo saber si tienes espacio suficiente para instalar un proyector en el salón?

¿Cómo saber si tienes espacio suficiente para instalar un proyector en el salón?

Rodrigo Alonso

Si estás pensando en instalar un proyector en tu salón o habitación debes saber que dependiendo del tipo de proyector necesitarás más o menos espacio. Y es que dejando de lado que haya proyectores para techo o para poner y quitar encima de una mesa, dependiendo del tamaño de pantalla que quieras tener existe una fórmula para determinar cuál es la distancia mínima a la que debes colocar el proyector. Te lo contamos todo a continuación.

La principal ventaja de un proyector con respecto a una televisión es sin duda que puedes tener pantallas de dimensiones enormes, y a precios más reducidos. La parte mala es que en la mayoría de los casos necesitarás mucho espacio, porque para proyectar imágenes grandes necesitas que el proyector esté bastante separado de la pantalla. Y claro, diferentes proyectores necesitan diferentes distancias para proyectar las imágenes, pero por suerte hay una fórmula que sirve para determinar cuánto espacio necesitas.

Throw ratio, el valor más importante del proyector

Todos los proyectores tienen que tener entre sus características una llamada «Throw ratio» o «Throw distance«, y generalmente tiene dos valores, mínimo y máximo. Este valor en inglés es la manera que se utiliza para calcular a qué distancia tienes que colocar el proyector dependiendo del tamaño de la pantalla que vayas a tener. Por ejemplo, un Throw ratio de 1 significa que el proyector debe colocarse a una pulgada de distancia de una pantalla de una pulgada de diagonal. En castellano, generalmente, se le llama índice de proyección.

Throw Distance en un proyector

La fórmula es la siguiente:

Throw Ratio X tamaño de la pantalla (en pulgadas) = Distancia entre el proyector y la pantalla (en pulgadas)

Vamos a poner un ejemplo práctico utilizando un proyector BenQ TH671ST, que tiene un índice de proyección de 0,69 a 0,83. Supongamos que queremos tener una pantalla de 200 pulgadas para el salón. ¿A qué distancia deberíamos colocar el proyector entonces?

Según la fórmula, como mínimo tendríamos que colocarlo a la siguiente distancia:

0,69 x 200 = 138 pulgadas = 350,52 centímetros, unos 3,5 metros.

Y como máximo, tendríamos que colocarlo a esta distancia:

0,83 x 200 = 166 pulgadas = 421,63 centímetros, unos 4,2 metros.

Tipos de proyector según su índice de proyección

Ahora que sabemos que es muy importante el fijarnos en este valor a la hora de escogerlo, lógicamente tenemos varios tipos de proyector según su Throw ratio. Vamos a ver los tipos que hay.

Estándar o «long throw»

Este tipo de dispositivos son los más comunes y, por ello, los más baratos. Como ya supondréis su índice de proyección es bastante elevado, generalmente por encima de 1, por lo que requieren que los coloquemos bastante lejos de la pantalla o que los utilicemos con pantallas de tamaños relativamente pequeños. La ventaja que tienen es que son idóneos para espacios realmente muy grandes, como exteriores, colegios o salas de proyección.

Proyector long throw

Short throw

Este tipo de proyector tiene una lente más amplia, por lo que no necesitamos alejarlo tanto de la pantalla y permite, por lo tanto, tamaños más grandes. Sus ratios típicos van desde 0.4 hasta 1. Son perfectos por lo tanto para interiores amplios, como salones con bastante distancia entre paredes.

Projector short throw

Ultra short throw

Este tipo es el idóneo para espacios pequeños, porque generalmente solo requiere colocarlo a unos centímetros de la pantalla, dado que su índice de proyección típico está por debajo de 0,4. Claro que la contrapartida es que son los más caros y que menos modelos hay en el mercado, pero ya sabéis que quien algo quiere, algo le cuesta.

Projector UST

En este último tipo vamos a poner un ejemplo. El modelo ViewSonic PX800HD tiene un valor de Throw ratio de tan solo 0,23, y por lo tanto para una pantalla de 200 pulgadas necesitaríamos colocarlo a 46 pulgadas, tan solo 117 centímetros aproximadamente. Si queremos una pantalla más modesta, de 120 pulgadas, tendríamos que colocarlo a tan solo 70 centímetros de la pantalla.