Haz tu caja más silenciosa instalando paneles aislantes de sonido

Haz tu caja más silenciosa instalando paneles aislantes de sonido

Rodrigo Alonso

A nadie le gusta que su PC haga ruido, y aunque ya sabemos que muchas veces debemos de elegir entre silencio o rendimiento térmico, hay que veces que los ventiladores y vibraciones de la caja molestan demasiado. Si ese es el caso, puede que haya llegado el momento de tomar una decisión drástica e instalar paneles aislantes del sonido para hacer que tu caja sea más silenciosa, así que a continuación vamos a enseñarte cómo hacerlo.

Hay que tener, antes de nada, una cosa en cuenta, y es que nunca podremos tener una caja totalmente silenciosa salvo aquellas que tienen refrigeración pasiva (e incluso en estos casos hay algo de ruido eléctrico), pero el hardware que puede refrigerarse de manera pasiva normalmente no es demasiado potente. La opción intermedia es adquirir una caja que tenga paneles aislantes, pero por regla general los modelos comerciales no tienen suficiente y la eficacia de estos sistemas es bastante limitada.

Por otro lado, y dado que nunca vamos a conseguir anular el ruido sino solo mitigarlo o paliarlo, hay que tener en cuenta que tampoco podemos instalar paneles acústicos en todo el perímetro de la caja o anularíamos su refrigeración, y tampoco queremos que los componentes se cuezan en su propia salsa (o bolsa de aire caliente en este caso).

Caja de PC silenciosa

Como ejemplo, en la imagen de arriba podéis ver un caso exagerado en el que estaremos anulando toda la ventilación de la caja, lo cual sería contraproducente al final porque padeceríamos de altas temperaturas. Debemos dejar algunos huecos para que la refrigeración activa haga su trabajo, y claro, eso supondrá que algo de ruido siempre habrá.

Dónde instalar paneles aislantes del sonido

Todo el mundo pensará que lo ideal es instalar los paneles aislantes cerca de los componentes que generan ruido, es decir, de los discos duros mecánicos y de los ventiladores. Esto está bien a medias, porque independientemente del ruido que hagan los componentes del equipo, lo que a nosotros nos interesa es que ese ruido no salga hacia fuera para que nosotros no lo oigamos.

Por consiguiente, lo ideal para tener una caja silenciosa es instalar los paneles acústicos en las juntas y rejillas, dejando como indicábamos antes zonas libres para no anular la refrigeración. De igual manera, es aconsejable instalarlos en partes «móviles» que puedan vibrar, especialmente en los laterales de la caja porque son de quita y pon y solo se sujetan con unos tornillos.

Dicho esto, las zonas a instalar paneles aislantes del sonido serían:

  • En ambos paneles laterales (si es que es posible por las limitaciones de espacio).
  • Alrededor de todo el perímetro de éstos, pero no en el panel sino en la propia caja.
  • En las rejillas cercanas a ventiladores, pero no tapando éstos.

Igualmente tenemos que tener en cuenta que una vez instalados hay que mejorar la ventilación del chasis por que el aire y su flujo va a ser destruido por la forma del aislante, donde además él mismo hace el efecto hermético, impidiendo el correcto traspaso de calor con el exterior.

Cómo se instalan los paneles

Lo más normal, si pretendéis hacer esto y dado que cada caja tiene su propio tamaño, es que compréis kits de paneles aislantes que luego se pueden cortar a medida. Por lo tanto lo primero que se debe realizar es una medición todo lo exacta que se pueda de las zonas donde queremos instalar los paneles aislantes, y cortar éstos a medida. Por regla general, la mejor técnica para ello es con una regla larga o superficie muy recta, y con un cúter.

Ahora tenemos dos técnicas para instalarla y que quede pegada a las superficies del interior de la caja en las que vayamos a instalarla, y básicamente dependen del material de los paneles aislantes y también de nuestras preferencias.

La primera técnica es utilizando cinta de doble cara. Tiene una función doble, porque deja una pequeña «bolsa» de aire entre la caja y el panel, que también reducirá el ruido y hará que la caja sea más silenciosa. La otra función es que podremos despegarla con relativa facilidad, pero esta también es la parte mala, y es que con el calor generado en el interior de la caja, pueden terminar despegándose especialmente si no usamos una cinta de doble cara de buena calidad.

La segunda técnica es utilizando pegamento termofusible, pero cuidado con esto porque depende del material de los paneles, podría ser contraproducente ya que el calor al que sale este pegamento podría fundir el material. Por ejemplo, si el panel es de poliespan el pegamento lo fundirá con toda probabilidad. Sin embargo si hemos elegido paneles de lana de roca, no habrá ningún problema.  Además, esto es más permanente, e incluso en el caso de que queramos «arrancar» el panel, dejará marca en la caja.

En algunos casos y dependiendo del tipo de pegamento, no será posible arrancar los paneles de la chapa de la torre, sea del material que sea, ni con calor. El paso de los ciclos térmicos puede llegar a sellar de tal manera panel-pegamento-caja que será imposible volver atrás, así que cuidado con el tipo de material a usar.

Lana de roca para insonorizar

Así pues ya sabéis cómo se pueden instalar paneles absorbentes del sonido en el interior de la caja para hacerla más silenciosa. A vuestra elección quedará si merece o no la pena hacerlo, y por supuesto la elección de materiales.