¿Debes quitarle la batería al portátil si no lo vas a usar en un tiempo?

¿Debes quitarle la batería al portátil si no lo vas a usar en un tiempo?

Rodrigo Alonso

Hay una creencia ampliamente extendida que dice que se debe quitar la batería al portátil si no lo vamos a utilizar durante largos periodos de tiempo (una semana o más), o incluso que cuando lo tenemos conectado a la corriente, también debemos quitarla para extender su vida útil. ¿Es esto un mito o una realidad? Vamos a descubrirlo.

Hay muchos usuarios, e incluso sitios web, que recomiendan quitar la batería al portátil cuando no lo vamos a usar durante un tiempo. También recomiendan quitar la batería si dejamos el portátil conectado a la toma de corriente para evitar que la batería esté siempre en el estado «cargando», lo cual termina reduciendo su vida útil. Pero, como os vamos a contar en seguida, eso era cierto con las baterías de antaño, y hoy en día no es necesario quitar la batería ni en un caso ni en otro.

Si tienes un portátil moderno, no necesitas quitar la batería

Antaño las baterías eran de NiCd (níquel-cadmio), y todo el mundo recomendaba quitarla cuando no se usaba el portátil porque como los conectores de la batería estaban en contacto con el portátil, se producía un fenómeno de descarga que deterioraba su estado. De igual manera, estas baterías estaban siempre en un estado de carga mientras tuviéramos el portátil enchufado a la corriente, porque no disponían de chips específicos para controlar su estado.

No obstante, esto ha cambiado en los portátiles -relativamente- modernos, y hablamos en realidad de equipos que incluso tienen más de cinco años. La clave fue la introducción de las baterías Li-ion (de iones de litio), las cuales ya no sufren ninguno de estos dos fenómenos, y especialmente en portátiles «green» que cuentan con chips especializados que, de manera inteligente, detectan el estado de la batería y si el portátil está conectado a la corriente, y cuando esta está al 100% de carga, actúan como un SAI y solo entran en funcionamiento cuando se quita el cable de la corriente.

Se puede hacer una prueba muy sencilla para comprobar esto, y es que si tienes un portátil con Windows 10, puedes hacer clic en el icono de la batería en la barra de inicio. Si la batería está al 100% te saldrá un mensaje diciendo que está totalmente cargada y que está funcionando en modo conectado (plugged in), indicándonos que no se está utilizando la batería, ni tampoco se está cargando siquiera porque ya está al máximo.

Pensad en lo siguiente: si aplicáramos este pensamiento de quitar la batería cuando no se utiliza a un SAI, tendríamos que estar desmontando su batería constantemente porque en realidad no estamos usándola salvo cuando se va la luz. Sin embargo, no es necesario y la batería no se degrada por ello, porque ya cuentan con sistemas que lo gestionan de manera automática e inteligente.

Así pues, podéis estar tranquilos: no necesitáis quitar la batería al portátil para nada, y no se va a degradar por ello.