Estas son las características en las que debes fijarte antes de comprar un DAC

Adquirir un DAC externo puede ser una muy buena idea para mejorar la calidad del sonido en tu PC, especialmente si cuentas con unos auriculares o altavoces profesionales de gran calidad. Pero, ¿cuáles son las características en las que debes fijarte para asegurarte de que realizas una buena compra? Te lo contamos todo a continuación.

Vamos a ver a continuación cuáles son las características más importantes en las que debes fijarte antes de comprar un DAC.

Escogiendo el DAC más adecuado para ti

Vamos a ver algunas de las características de los DAC más importantes a continuación, pero antes de entrar en las especificaciones técnicas tenemos que ver qué otras características harán que un DAC sea adecuado para ti o no.

¿Importa el tamaño físico?

Los componentes de audio de gama alta no tienen por qué ser necesariamente grandes. La mayoría de los DAC, de hecho, son bastante pequeños en tamaño, y aun así son capaces de proporcionar audio de la mejor calidad. Claro está que los que son más grandes tienen -o suelen tener- una ventaja fundamental, y es que hay más espacio para más entradas y salidas de audio. La elección depende de ti.

¿Qué tipo de entrada es la mejor para mi?

Dependerá de tu configuración de audio, pero cuando se trata de escoger un DAC para PC o consola, nunca te equivocarás si coges uno cuya entrada sea USB, o incluso uno con conexión inalámbrica (no es una característica estándar, pero hay algunos modelos que cuentan con conectividad Bluetooth aptX de calidad muy superior al Bluetooth convencional). En cualquier caso, no tengas miedo porque la salida del DAC será analógica, y es la que importa, así que no vas a perder calidad porque sea USB.

Sound BlasterX G6 es un DAC con buenas características

Claro está, si tienes un sistema de audio bastante avanzado, entonces te interesará un DAC que tenga varias conexiones, como por ejemplo dos XLR para una pareja de altavoces, pero también jack para los auriculares. Lógicamente, un DAC de reducidas dimensiones no te servirá en ese supuesto.

¿Un DAC hará que los auriculares se escuchen a mayor volumen?

Si estás pensando en comprar un DAC para hacer que tus auriculares se puedan escuchar a mayor volumen, tienes que tener mucho cuidado a la hora de escoger el DAC. Aunque la mayoría incorporan amplificador para auriculares que, efectivamente, hará que éstos se puedan escuchar a mayor volumen, hay que fijarse en la impedancia que tienen tus auriculares.

Mientras que unos auriculares normales suelen tener 32Ω de impedancia, algunos modelos de gama alta como los Sennheiser HD800 tienen la friolera de 300Ω, y no todos los DAC serán capaces de amplificar la señal con ellos. la característica que debéis mirar en un DAC para esto es el rango dinámico, que generalmente suele estar expresado en dB a resistencia. Por ejemplo, un DAC Sennheiser HDV820 tiene un rango dinámico de -115 dB a 600 Ω.

dac sennheiser hdv820¿Cuánto importan el sampling rate y bit depth?

Si estás pensando en comprar un DAC para mejorar la calidad del sonido y realmente eres un audiófilo al que no le importa gastarse dinero con tal de conseguir este objetivo, desde luego son los dos parámetros que más deberían importarte, ya que son los que determinan la cantidad y calidad de la información de audio que el DAC es capaz de procesar, y como regla general, cuanto más altos sean estos números, mejor será la calidad del audio que salga del DAC.

Claro está, en la mayoría de casos el factor limitante para la calidad del sonido no va a ser el DAC, sino los altavoces o auriculares, o el audio que estés tratando de escuchar. Si los números no van parejos y, por ejemplo, la fuente de audio no es de buena calidad, no vamos a conseguir mejorarla con un buen DAC.

Para que os hagáis una idea, el audio HiFi (que ya es de calidad superior) tiene unos parámetros de 44.1 KHz / 16 bit y no se va a escuchar mejor que eso. Sin embargo, hay versiones de audio a 96 KHz / 24 bit que si no tenemos un buen DAC y buenos auriculares, no vamos a poder disfrutar en condiciones.