¿Realmente necesitas una alfombrilla para tu ratón gaming?

¿Realmente necesitas una alfombrilla para tu ratón gaming?

Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de un PC gaming, el contar con un buen arsenal de periféricos es algo fundamental; sin embargo, con los sensores para ratones gaming cada vez más avanzados, mucha gente se pregunta si realmente es necesario el contar con una alfombrilla para que su rendimiento sea lo mejor posible. Así pues, en este artículo vamos a tratar de responder a esta pregunta: ¿es realmente necesario el tener una alfombrilla para el ratón?

Son casi incontables los fabricantes que cuentan con alfombrillas gaming en su catálogo, con las que prometen ya no solo el proporcionar un diseño diferente para nuestro ecosistema de juegos, sino también para tener siempre el mejor rendimiento en el ratón, con una superficie confiable y que ofrezca una fricción mínima de manera que los movimientos con el ratón sean lo más fluidos posible. ¿Hasta qué punto esto es así?

¿Son realmente necesarias las alfombrillas para el ratón?

Los sensores de los ratones gaming cada vez son mejores, ofreciendo ya no solo una mayor resolución sino también mayor precisión a la hora de realizar movimientos rápidos con el dispositivo, asegurando que no perderemos ni un solo movimiento.

Hoy en día la enorme mayoría de los ratones gaming para PC tienen sensor óptico, que a grosso modo es una especie de cámara que va sacando instantáneas de la superficie muchas veces por segundo y actuando según las leves variaciones que se produzcan, por lo que sin duda la superficie por la que lo movemos siempre va a tener que ver con su desempeño.

Logitech-sensor-raton-gaming

Con todo y con eso, la mayoría de ratones gaming -tengan sensor óptico o láser- funcionarán sin demasiados problemas sobre la mesa, sin necesidad de utilizar una alfombrilla. El problema viene cuando la superficie no es opaca o cuando es brillante, ya que en ese caso el sensor tiende a hacer muchas lecturas erróneas debido a los reflejos o a que no es capaz de enfocar la superficie correctamente. Si te pasa eso te darás cuenta de que simplemente poniendo una hoja de papel bajo el ratón dejarás de tener problemas.

De cualquier manera, y dado que la mayoría de ratones funcionan en cualquier superficie que sea lisa, opaca y mate (no brillante), en realidad el tener una alfombrilla gaming no es algo necesario como tal. No obstante, las alfombrillas sí que proporcionan una serie de ventajas que hacen que merezca la pena plantearse su compra, y vamos a verlas a continuación.

Ventajas de tener una alfombrilla para el ratón

Si bien como hemos mencionado ya en la mayoría de casos el tener una alfombrilla para el ratón no es algo estrictamente necesario, sí que proporciona una serie de ventajas que vamos a enumerar a continuación, y que podrían significar una decisión positiva de compra para muchos usuarios.

Alfombrillas-Round-Up

La primera ventaja evidente es que las alfombrillas para el ratón presentan una superficie micro texturizada (independientemente de que sean de tela o rígidas) que es ideal para las lecturas del sensor de los ratones gaming, por lo que nos estaremos asegurando una mayor precisión, o dicho de otra manera, una menor tasa de lecturas erróneas del sensor.

A este respecto también debemos mencionar que la superficie de las alfombrillas está pensada para tener una fricción muy baja. Esto significa que, al contrario de lo que puede suceder al utilizar el ratón directamente sobre la mesa, el desgaste de las patas del ratón será menor, se deslizarán con menos esfuerzo (esto significa menor cansancio para el usuario) y no se encontrarán impedimentos por las posibles imperfecciones que pueda tener la superficie de la mesa.

Alfombrillas0018

Otra de las ventajas que proporciona el usar una alfombrilla para el ratón respecto a usar el ratón directamente sobre la mesa es la comodidad. Las alfombrillas tienen cierto grosor y -a excepción de las rígidas- proporcionan una superficie acolchada sobre la que apoyar la muñeca de la mano, haciendo que sea más cómodo usar el ratón durante mucho tiempo seguido. Esto reduce el cansancio e incluso el dolor tras largas sesiones de juego, lo cual siempre es un plus.

En definitiva, utilizar una alfombrilla para el ratón no es algo estrictamente necesario, aunque sí algo muy recomendable para la mayoría de los usuarios.