Así será la transición de los HDD a los SSD: cómo y cuando se producirá

Llevamos tiempo oyendo como los discos sólidos o SSD acabarán reemplazando a los HDD o discos duros de toda la vida, la respuesta simple será cuando estos sean un cuello de botella insalvable para las aplicaciones, pero a día de hoy los seguimos utilizando. ¿Pero hasta cuando convivirán con los HDD?

El disco duro ha estado con nosotros desde el primer IBM PC y se ha convertido en el periférico dentro de nuestros PCs más veterano junto al teclado y al conjunto de registros e instrucciones x86, pero desde hace tiempo oímos hablar de un reemplazo en forma de memoria NAND Flash contra el que el disco duro ha ido aguantando como un campeón, pero no parece que tenga fuelle para los años siguientes.

Almacenamiento, HDD, SSD y rendimiento decreciente

SSD HDD

Los que sean un poco veteranos del lugar, recordarán como los reproductores MP3 se vendían en dos tipos distintos según su capacidad de almacenamiento, unos utilizaban discos duros mecánicos con una capacidad de almacenamiento de varas decenas de Gigabytes y otros en cambió hacían uso de memoria NAND Flash y poca cantidad de gigabytes.

Los primeros modelos permitían tener grandes cantidades de música en su interior, pero a medida que iban teniendo más capacidad menos se aprovechaban estas ya que las posibilidades de que tocase otra canción era minúsculas, por lo que la gente empezó a escoger MP3 con memoria NAND flash, con menos capacidad pero lo suficientemente portátiles como para llevaros a cualquier lado.

De cara al almacenamiento en general ocurre lo mismo, hay un punto en el que ofrecer más almacenamiento no resulta en una ventaja para el usuario final ya que no lo va a aprovechar, lo que significa es que tan pronto como los discos SSD tengan la densidad suficientemente buena irán reemplazando poco a poco su uso en los ordenadores.

El HDD se queda corto de cara a las interfaces del futuro

PCB-Routing

Uno de los problemas que tiene el disco duro es que en estos momentos se ha convertido en un cuello de botella, incluso para interfaces de varias decenas de Gigabits por segundo como la USB de tercera generación y SATA-III de 6 Gb/s. ¿El motivo? La naturaleza de los discos duros no permite el acceso a los datos a la máxima velocidad que permiten estas interfaces de comunicación.

Si a esto le sumamos la existencia de las interfaces PCI Express 4.0 y USB4 que estarán estandarizadas al cabo de poco tiempo entonces nos encontramos que el disco duro convencional se convierte en un lastre con tal de conseguir esas velocidades de transferencia.

Ordenadores más ligeros y con mejor refrigeración

SSD en portátiles

Uno de los problemas del disco duro convencional, especialmente en los portátiles es que estos suben la altura muy por encima en comparación del uso de un SSD, esto se traduce en una carcasa más ligera y en algunos casos incluso con una mayor refrigeración.

Muchos ordenadores colocan un disco M.2 NVMe en un espacio realmente reducido en comparación con colocar un disco duro completo, lo que permite crear diseños industriales más ligeros y atractivos, así como de mayor duración por no depender de las piezas mecánicas de un disco duro.

El Disco SSD sirve como extensión a la VRAM, el HDD no

RTX IO Descompresor

Una de las cosas que permite DirectX 12 Ultimate es conectar tu gráfica al SSD, ya sea una RX 6000 de AMD o las RTX 2000 y RTX 3000 de NVIDIA. No para hacerla usar como VRAM de manera directa pero si para que sirva como pozo de reserva, de tal manera que se vayan intercambiando datos al vuelo.

Esto le permite a la tarjeta gráfica disponer de mucha más VRAM de la que tiene y es que puede descartar los datos que ya no son necesarios y cargar otros muy rápidos. Lo cual es solo posible con un disco NVMe y una interfaz PCI Express 4.0. Dicho de otra forma es imposible en un disco duro convencional.

RTX IO

Lo que influenciara en esta capacidad son las consolas de videojuegos de nueva generación que harán uso de sus discos SSD de serie en sus juegos, los cuales serán portados desde y hacía PC en el 99% de los casos, lo que forzará la adopción de los SSD por parte de los gamers más exigentes.

Sumadle a esto la existencia de la API DirectStorage en DirectX 12 Ultimate y tenéis todos los elementos para que los juegos empiecen a exigir discos SSD a corto o medio plazo.

También ocurrirá en los discos externos

SSD-Portátil-Samsung

En el caso de los SSD ya estamos viendo como varios discos externos que hay en el mercado son del tipo SSD en vez de ser HDDs, en los que por el momento los SSD externos no marcan una diferencia muy alta respecto a los HDD como podrían marcar en velocididad los SSD internos basados en PCIe.

Pero la interfaz USB 4.0 ya se encuentra con cuellos de botella al usar un disco duro convencional, no permitiendo alcanzar el máximo rendimiento de esta interfaz, esto se convertirá en un dilema para aquellos que quieran

PLC, la propuesta de Intel

Hace unos días Intel hablo de las celdas PLC, las cuales pueden almacenar hasta 5 bits por celda, las cuales están por el momento en laboratorio pero esperan su lanzamiento en 2022.

El nuevo tipo de celda aumentará la capacidad de almacenamiento de los SSD a cambio de sacrificar vida y duración, no sabemos como resultará al final la propuesta de Intel y si tendrá el equilibrio perfecto entre duración y capacidad e almacenamiento. Lo que si que sabemos es que va a ser un tipo de celda ideal para SSDs externos utilizados para back-ups masivos de datos.

Por lo que las celdas PLC se pueden convertir en otro clavo en el ataúd de los HDD.

1 Comentario