En qué se diferencian los procesadores HEDT de los Mainstream

Una de las propuestas de los fabricantes para el mercado de procesadores de escritorio ha sido el diversificar su gama en varios segmentos. Con el paso del tiempo, dichos segmentos se han englobado en dos grandes apartados, donde ahora tanto AMD como Intel diferencian de forma clara: la gama Mainstream y la gama HEDT. Pero, ¿en qué se diferencian estas gamas? ¿cuáles son sus características más notables? y por supuesto ¿merecen la pena?

Divide y vencerás, una frase muy recurrida en política y sociología que a día de hoy está inmersa e implícita en aspectos cotidianos de las empresas, tanto grandes como pequeñas. La apuesta de AMD e Intel con las dos gamas referidas solo hace honor a esta frase si tenemos en cuenta el rendimiento de los procesadores, ya que en cuanto a precios esto queda bastante en entredicho.

Procesadores Mainstream

i9-9900KS

También mal llamados procesadores de escritorio, suponen la corriente principal del mercado y engloban a la gran mayoría de procesadores de consumo general. Esto incluye a varias ramas de CPUs como pueden ser la gama baja, media y gaming tanto de Intel como de AMD.

Se caracterizan por ofrecer unos TDP bajos o medios mediante unos procesadores físicamente más pequeños que los HEDT, donde sus características, así como sus chipsets suelen ser más recortadas que frente a estos.

Por norma general obtienen 2 canales de memoria RAM, entre 16 y 24 líneas PCI Express y un número de núcleos inferior al que presenta su rival.

Ryzen-9-3900X

En cambio, tienen una ventaja muy importante frente a estos: siempre integran las nuevas arquitecturas y mejoras relacionadas con microcódigos antes que los HEDT. Por lo tanto, siempre tendrán el mejor IPC y normalmente por su menor número de núcleos, las frecuencias más altas, lo cual en ciertos entornos gaming es beneficioso.

Por lo tanto, son los primeros en obtener toda mejora que el fabricante lance, ya sea de seguridad o de mejora de rendimiento en base a nuevas arquitecturas, lo que implicará por ende nuevos modelos en el mercado.

Procesadores HEDT (High End Desktop)

Intel-Cascade-Lake-X-02

Los procesadores HEDT por su parte son chips de servidor que han sido reconfigurados para el uso en escritorio mediante un nuevo chipset. Comparten por lo tanto y en la gran mayoría de casos matrices con estos, lo cual y por lógica les otorga una serie de características clave frente a los Mainstream.

En primer lugar, portan un mayor número de núcleos e hilos totales, lo cual es beneficioso para tareas más pesadas como renders, virtualización o simplemente edición de vídeo y audio a nivel profesional.

Otra de sus características es el uso de un número mayor de canales de RAM, lo que influye en el ancho de banda total de este componente en el sistema.

AMD-Threadripper-01

Esto deja una puerta abierta a la multitarea con mayor rendimiento, ya que tenemos más recursos en el sistema y podemos asignarlos a diferentes procesos sin perder rendimiento, pudiendo por ejemplo jugar y renderizar al mismo tiempo.

Por último, obtienen más líneas PCIe (hasta 72 por ahora), lo cual es indicado para sistemas como CrossFire o SLI mediante múltiples tarjetas gráficas, RAID de M.2 por CPU, mayor número de USBs y tarjetas de red etc.

El problema, como era esperable, es que su precio es mayor frente a Mainstream, donde además sus consumos también son más elevados y las placas base también suelen ser más caras, aunque esto último está cambiando hasta igualarse.