¿Qué pasa si dejas el portátil siempre conectado a la corriente?

¿Qué pasa si dejas el portátil siempre conectado a la corriente?

Rodrigo Alonso

La mayoría de personas que utilizan un portátil de manera habitual, suelen dejarlo siempre conectado a la corriente durante largos periodos de tiempo. ¿Es esto malo para la durabilidad de la batería? En este artículo vamos a desmitificar el mito y explicaros qué sucede cuando dejas el portátil siempre conectado a la corriente.

Antaño, la regla empírica habitual para cuando utilizas ordenadores portátiles durante largos periodos de tiempo era quitarles la batería y dejarlos conectados siempre a la corriente, de manera que así la batería no perdiera su durabilidad. Sin embargo, hoy en día ya es habitual que los ordenadores portátiles traigan la batería integrada y no se pueda poner y quitar fácilmente sin tener que desmontarlos. ¿Sigue siendo válida esa regla?

¿Se sobrecarga la batería?

Si en tu caso tienes un portátil y siempre lo tienes conectado a la corriente, es probable que en algún momento te hayan dado varios consejos típicos y, muchas veces, contradictorios. ¿Debes desconectarlo de la corriente para que la batería haga ciclos de carga y así mejorar su durabilidad? En algunos casos, hay gente que piensa que si dejas el portátil conectado con la batería totalmente cargada, ésta se puede sobrecargar. No hagas ni caso, esto realmente nunca va a suceder porque para eso tienen mecanismos de protección.

Quizá en portátiles antiguos -realmente viejos, de hecho- sí que podría suceder esto, pero desde hace muchos años los portátiles cuentan con sistemas de protección por hardware que evitarán que la batería se sobrecargue. En general, cuando el portátil detecta que la batería está al 100% dejará de cargarla y, mediante un relé parecido al que tienen los SAI, redirigirá la alimentación externa directamente al portátil. En otras palabras, es como si hubiéramos quitado la batería y, por lo tanto, nunca se sobrecargará.

¿Cuánto se degrada la batería del portátil?

Desafortunadamente, las baterías se degradan con el tiempo tengas el portátil conectado a la corriente o no. De hecho, la batería se degradará incluso aunque la quites y no la utilices. Por este motivo puedes tener la falsa sensación de que, si has tenido el portátil conectado durante mucho tiempo a la corriente y luego lo quieres usar con la batería, ésta tiene una autonomía menor que cuando el equipo era nuevo. Pero esto es normal, y el motivo no es que lo hayas tenido conectado a la corriente, sino porque las baterías se degradan.

¿Cuánto se degrada la batería? Como siempre, depende. No obstante, existe una tabla que os ponemos a continuación elaborada por la Battery University (¿esto existe? Sí, sí existe) que analiza cómo se degradan las baterías con el paso del tiempo cuando se almacenan, sin utilizarse, con un porcentaje específico de carga durante un periodo de un año.

Degradación de las baterías

Como se puede ver, si almacenas la batería al 100% de carga a 25ºC de temperatura ambiente durante un año, ésta se degradará un 20% de su capacidad total, mientras que si lo haces al 40% de carga, la degradación es de tan solo un 4%. Esto significa que si vas a quitarle la batería al portátil es mejor que lo hagas cuando no esté al 100% de carga, pues se degradará mucho más despacio.

Entonces, ¿dejo el portátil siempre conectado o no?

Vistos los datos arrojados, lo mejor que puedes hacer para preservar la durabilidad de la batería es que si vas a tener el portátil siempre conectado a la corriente, le quites la batería cuando ésta esté aproximadamente al 40% de carga y que, cada cierto tiempo, la conectes para cargarla al 100% y vuelvas a dejar que se descargue al 40% antes de volver a quitarla y guardarla.

Si tu portátil no tiene la posibilidad de quitarle la batería, entonces es recomendable que hagas cierto «mantenimiento», y al menos una vez al mes le quites el cable para dejar que la batería se descargue al 20% -así lo indican en la Battery University- y luego volver a cargarla al 100% nuevamente.

En todo caso, como ya te habrás dado cuenta viendo la tabla de arriba el calor es uno de los mayores enemigos de las baterías, así que cuando la quites y guardes es recomendable que lo hagas en un lugar fresco y seco, de hecho cuanto más frío mejor.