Menos consumo, más velocidad y lista para el 5G: así es la memoria LPDDR5

Menos consumo, más velocidad y lista para el 5G: así es la memoria LPDDR5

Javier López

Aunque no lo parezca, los dispositivos móviles han sufrido durante algunos años un parón bastante importante en un área clave como ha sido sus memorias. LPDDR4 llegó y no convenció, LPDDR4X arregló el desastre y ahora la memoria LPDDR5 pretende pasar página a base de una serie de prestaciones que deberían impulsar el mercado de la movilidad al máximo junto con otra tecnología revolucionaria como el 5G. ¿Qué novedades trae al sector?

A diferencia de lo que muchos se creen, LPDDR5 no tendrá de inicio ciertas limitaciones en la implementación de productos tan dispares como smartphones y portátiles, aunque hay que matizar que los primeros se llevarán con total seguridad todas las partidas iniciales que los fabricantes puedan producir.

Por lo tanto, LPDDR5 se ha diseñado como un tipo de memoria mucho más polivalente que su predecesora, lo cual hará que la veamos en prácticamente todos los dispositivos de nueva generación con requerimientos de energía muy limitados a partir del año que viene. Y, como ya supondréis, el salto cualitativo con respecto a la generación previa supone mejoras tanto en rendimiento como en consumo, ya que al fin y al cabo este tipo de memoria está diseñado para dispositivos móviles y portátiles que dependen de una batería, y donde el consumo y la autonomía son factores críticos.

Memoria LPDDR5: un importante salto evolutivo para la industria

SK-Hynix-LPDDR5X

Aunque los procesadores han ido aumentando paulatinamente de rendimiento, el apartado de almacenamiento y memoria estaban quedándose atrás por culpa de la falta de consenso para desarrollar nuevos estándares.

Por suerte, en breve tendremos UFS 3.1 y ya en los primeros terminales del mercado podemos disfrutar de la memoria LPDDR5, como ocurre en la gama de Samsung S20 5G, pero ¿qué novedades trae realmente y por qué ha sido tan bien recibida?

LPDDR5 como tal no es más que un estándar de memoria para dispositivos de baja potencia que tengan que usar este tipo de memoria volátil. Como estándar, está destinado a satisfacer las necesidades de rendimiento y densidad de los teléfonos móviles de última generación, smartphones, tablets, equipos portátiles ultra finos y dispositivos de IoT.

Características de este tipo de memoria

 LPDDR4LPDDR4XLPDDR5
Velocidad máxima4266 Mbps4266 Mbps6400 Mbps
Capacidades permitidasDesde 4 GB hasta 32 GBDesde 8 GB hasta 96 GBPor el momento solo 12 GB y 48 GB
Canales2 x 16 bits1 x 16 bits1 x 16 bits
Arquitecturax64x86 y x64x86
Voltaje máximo, medio y mínimo1.8V - 1.1V - 1.1V1.8V - 1.1V - 0.6V1.8V - 1.05V - 0.9V - 0.5V
SectorMóvil y PCMóvil y automotrizMóvil y automotriz, quizás portátiles ultra delgados

En primer lugar, se puede adquirir en configuraciones de 4, 8 o 16 bancos, con una velocidad en cualquiera de los casos de 800 MHz, lo que da como resultado 6400 Mbps. Aunque la versión 1.0 del estándar especificaba que podrían encontrarse en tamaños desde los 2 GB hasta los 32 GB, la realidad es que hay fabricantes que están trabajando en versiones de hasta 96 GB para entornos específicos.

Otro apartado del que no se suele hablar es la capacidad de esta memoria de cambiar entre dos frecuencias de operación distintas, todo gracias a duplicar los parámetros de registro para que estos puedan sincronizarse con dichas frecuencias.

Todo esto da un ancho de banda total de hasta 51,2 GB/s con solo 1,05 voltios (VDD2H, solo 0,5V en VDDQ) en pleno funcionamiento, lo cual ha supuesto un descenso de 0,05V frente a su predecesora y un aumento de rendimiento considerable desde los 4266 Gbps donde terminaba.

LPDDR5 vs LPDDR4X vs LPDDR4

Estos datos suponen un ahorro total del 20% del consumo y un aumento del rendimiento del 50%, por lo tanto es fácil entender el entusiasmo de la industria por implementar esta nueva memoria.

Los primeros módulos que llegan al mercado se ofrecerán en distintas versiones, donde la mayor de ella al menos para 2020 será de 48 GB a 5500 Mbps en paquetes 496FGBA y con temperaturas máximas entre 85 y 90 grados celsius. Con la introducción de la tecnología EUV es más que probable que en 2021 veamos los primeros módulos en alcanzar la máxima velocidad establecida por el JEDEC y con los mismos voltajes máximos y mínimos de la especificación.