Estas son las tarjetas gráficas más icónicas de todos los tiempos

Estas son las tarjetas gráficas más icónicas de todos los tiempos

Rodrigo Alonso

A veces es fácil olvidarse de dónde venimos cuando hablamos de la industria del PC gaming, especialmente mientras tenemos a NVIDIA y AMD con todo el protagonismo del hardware gaming en los últimos tiempos. Pero, en realidad, hay mucho de lo que podemos hablar si nos remontamos tan solo 25 años en la historia de las GPUs, con colosales saltos en potencia y rendimiento que explican por qué estamos hoy donde estamos. En este artículo vamos a echar la vista atrás para repasar las mejores tarjetas gráficas de la historia, o al menos las más icónicas de la industria.

Como se suele decir, antes de correr tienes que caminar, y al igual que cualquier niño pequeño que hoy corre como un gamo, hubo nen la industria muchos intentos de lograr un buen rendimiento a resolución 800 x 600 antes de que nadie pudiera soñar con la resolución 4K que tenemos hoy en día (hablamos de 480.000 píxeles en ese entonces, cuando la resolución 4K tiene 8.294.400 píxeles, por cierto).

Las mejores tarjetas gráficas de la historia

Te sorprendería cuántas funciones que hoy en día son frecuentes en las GPUs modernas se introdujeron por primera vez en los albores de la historia, como por ejemplo la tecnología SLI, algo que hoy en día tomamos como natural pero que en los 90 supuso un papel crítico para lograr el mejor rendimiento gaming.

Comencemos desde el principio, cuando las tarjetas gráficas ni tan siquiera tenían disipadores activos.

3dfx Voodoo

3dfx Voodoo fue una de las mejores tarjetas gráficas de la historia

En marzo de 1996 el fabricante 3dfx lanzó la que sería la primera de una familia de tarjetas gráficas que cambiaron las reglas del juego en aquellos tiempos, la serie Voodoo (destacando el emblemático modelo Voodoo Banshee). Con una velocidad de funcionamiento de tan solo 50 MHz y equipada con 4/6 MB de VRAM en total, era la mejor tarjeta gráfica del momento. Podía manejar sin problemas resoluciones de 800 x 600 píxeles, y a pesar de sus limitaciones colocó a 3dfx en la trayectoria hacia la fama en los juegos de PC, para finalmente terminar en el bolsillo de NVIDIA.

NVIDIA RIVA 128

Riva 128 GPU fue una de las mejores tarjetas gráficas de la historia

Una compañía de chipsets con el nombre NVIDIA pronto ofrecería una competencia real a 3dfx con su NVIDIA Riva 128 o NV3. El nombre significaba «Animación y vídeo interactivo en tiempo real» e integraba la aceleración 2D y 3D en un solo chip para facilitar su uso. Era una gráfica sorprendentemente buena que duplicó la especificación inicial de las Voodoo, pues funcionaba a 100 MHz y contaba con 4 MB de SGRAM. Fue la primera gráfica en ganar tracción en el mercado de tarjetas gráficas para NVIDIA.

3dfx Voodoo 2

3dfx Voodoo 2 fue una de las mejores tarjetas gráficas de la historia

Las mejores tarjetas gráficas de aquellos tiempos se conocían como «aceleradoras 3D», y así presentó 3dfx en 1998 la segunda versión de sus GPUs Voodoo para competir con las Riva de NVIDIA. Se trata de una mexcla heterogénea de chips, como podéis ver en la imagen de arriba, que presentaba un reloj funcionando a 90 MHz con 8/12 MB de memoria RAM y compatible con SLI por primera vez. Admitía resoluciones de hasta 1024 x 768 píxeles.

NVIDIA GeForce 256

NVIDIA GeForce 256 fue una de las mejores tarjetas gráficas de la historia

La primera tarjeta gráfica en portar el nombre «GeForce» que a día de hoy todavía se utiliza llegó en el año 1999 bajo el nombre GeForce 256, y es considerada como «la primera GPU del mundo», ya que como hemos mencionado antes, se consideraban aceleradoras 3D. Esto no se debe meramente a una inteligente campaña de marketing de NVIDIA, sino que también fue el primero en integrarlo todo en un solo chip que, como se puede ver en la imagen de arriba, fue además el primero en tener refrigeración activa.

Esta tarjeta gráfica funcionaba a 120 MHz y contaba con 32 MB de memoria DDR (para la variante de gama alta), y además era compatible con DirectX 7, lo que le otorgó una vida útil muy amplia en comparación con las anteriores. Esto, coincidiendo con el lanzamiento de algunos de los mejores títulos para PC de la historia, convirtieron a esta en una de las mejores tarjetas gráficas de la historia, o al menos en una de las más icónicas y relevantes.

NVIDIA GeForce 8800 GTX

NVIDIA GeForce 8800 GTX

Llegamos al año 2006, cuando NVIDIA lanzó la famosa GeForce 8800 GTX. Con 128 núcleos de arquitectura Tesla y 768 MB de memoria GDDR3, esta tarjeta gráfica gobernó el mercado de tarjetas gráficas desde su lanzamiento, y se quedó durante bastante tiempo gracias a un modelo de sombreador unificado introducido con la arquitectura y Direct3D 10. Se hizo famosa por ser la primera en poder ejecutar Crysis con un nivel decente de rendimiento.

ATI Radeon HD 5970

Muchos os preguntaréis qué estuvo haciendo ATI (AMD) todo este tiempo. La compañía de semiconductores ATI estaba ocupada construyendo montones de chips para consolas a medida en los años 90 y principios del 2000, e hizo algunas GPUs excelentes por diseño propio como las X1900 XTX. Más tarde, en 2006, fue comprada por AMD y la marca Radeon se incorporó bajo el abrazo de AMD. Después de los fiascos de las series HD 2000 y HD 3000, las HD 4870 y 4850 fueron de las mejores tarjetas gráficas del mercado, pero la que causó un mayor impacto fue la Radeon HD 5970.

Esta tarjeta gráfica era una GPU Cypress, con 1024 MB de memoria con un considerable bus de 256 bits… multiplicado por dos. Sí, esta tarjeta gráfica tenía doble GPU y era doblemente buena debido al doble conteo de componentes internos, lo que le permitió dominar el panorama de los juegos para PC durante varios años.

Esta «tradición» de meter dos GPUs en una sola tarjeta gráfica continuó hasta las Radeon R9 295X2 y las Titan Z de NVIDIA, pero una vez que el soporte para múltiples GPUs comenzó a decaer, las gráficas con una sola GPU se convirtieron en el factor de forma predominante. Además, desde la llegada de DirectX 12 el soporte para muilti GPU está de capa caída y en manos de los desarrolladores, así que probablemente esté destinado a desaparecer.

NVIDIA GTX Titan

NVIDIA lanzó la GTX Titan original allá por el año 2013, y en ese momento tenía la intención de aposentarla en la cima del rendimiento en juegos. Y podría decirse que fue la primera tarjeta gráfica para consumidores de categoría entusiasta que fue lanzada al mercado, aunque luego fue seguida ya por muchas más como la GTX 1080 Ti o la RTX 2080 Ti actual.

La GTX Titan tenía 2.688 núcleos CUDA y podía funcionar hasta a 876 MHz. Con nada menos que 6 GB de RAM GDDR5 y un bus de 384 bits fue capaz de mantener cualquier juego al máximo rendimiento durante mucho tiempo. Ahora bien, en ese momento también se convirtió en la tarjeta gráfica más cara de la historia.

AMD Radeon RX 580

No podemos terminar un artículo de las tarjetas gráficas más icónicas de la historia sin mencionar a las Radeon RX 580, gráficas que todavía se venden hoy en día a pesar de que fueron lanzadas en 2017. Esta GPU de arquitectura Polaris era muy asequible y sentó precedente para gaming a resolución 1080p, convirtiéndose en el epítome de la filosofía de AMD: el mejor rendimiento al mejor precio.

Las RX 580 han hecho más por los gamers de bajo presupuesto que ninguna otra tarjeta gráfica de PC. Era tan buena por el precio que costaba que incluso se utilizó ampliamente para minar criptomonedas, y se convirtió en el estándar por el cual se compararían todas las GPUs de AMD y NVIDIA de generaciones posteriores.