Estas han sido las mejores y más raras tarjetas gráficas de doble GPU

Estas han sido las mejores y más raras tarjetas gráficas de doble GPU

Javier López

Hubo un tiempo donde las tarjetas gráficas con doble GPU eran muy apreciadas por los usuarios, ya que aportaban lo mismo que un sistema SLI o CrossFire en un solo PCB y normalmente a un coste menor. Tenían otros problemas derivados, pero por diferentes motivos algunos modelos se abrieron paso entre los más destacados de la historia. Hoy repasaremos algunos de ellos, con sus peculiaridades y excentricidades.

Las tarjetas gráficas de doble GPU más extrañas de la historia

GIGABYTE GV-3D1 (2005)

GIGABYTE-GV-3D1-1

Fue la primera tarjeta gráfica en lograr unir dos GeForce 6600 GT y tenía un síntoma muy claro y diferenciador si pretendíamos usar dichas GPUs: tenía que estar unido a una placa base GV-K8NXP-SLI.

GIGABYTE-GV-3D1-2

Sin dicha placa base de la marca la tarjeta no funcionaba ya que el soporte era limitado en aquel tiempo dentro de la tecnología SLI. Esta GV-3D1 tenía una frecuencia de 500 MHz con 128 MB de GDDR3 a 600 MHz firmada por Samsung y necesitaba de un conector de 6 pines para su alimentación extra.

ASUS EN7800GT Dual (2005)

ASUS-EN7800GT-Dual

Ese mismo año ASUS cogió dos chips G70 e hizo lo propio uniéndolos en un solo PCB, dando vida a la EN7800GT Dual por un precio de 1000 euros, lo cual significaba que la tarjeta era más cara que dos GTX 7800 GT por separado. Solo se hicieron 2000 unidades de este modelo y llegó a alcanzar velocidades de 489/679 MHz respectivamente.

ASUS-EN7800GT-Dual-2

Al igual que la versión de GIGABYTE, necesitó un conector de 6 pines para su alimentación extra. Aunque por aquel entonces ya existían conectores de 6 pines, ASUS ofreció una curiosa forma de darle energía extra a la tarjeta.

Mediante su bracket, se podía conectar una fuente de alimentación externa, como la de un portátil, que iba enchufada a un cable extensor con un conector final de 6 pines, lo cual no se ha vuelto a repetir en la industria, pero era algo totalmente novedoso.

ATI Radeon HD 3870 X2 (2008)

ATI-Radeon-HD-3870-X2-1

La serie HD 2000 para ATI no trajo muchas alegrías, ya que el fabricante rápidamente tuvo que lanzar las nuevas HD 3000 para hacer competencia de la mejor manera posible a NVIDIA y sus G80, ya que las GTX 8800 Ultra estaban destrozando a la serie HD.

Tras el lanzamiento de estas y para competir con los de Huang, ATI lanzó esta HD 3870 X2 en base a dos chips RV670 que se conectaban en un solo PCB mediante la tecnología CrossFire y que corrían a una frecuencia de 825 MHz, siendo por ello más rápidas que un CrossFire de HD 3870 por separado.

ATI-Radeon-HD-3870-X2-2

Poseían memoria GDDR4, un ancho de banda de 256 bits y gracias a esta tarjeta AMD volvió a alzarse con la corona del rendimiento, ya que NVIDIA no presentó oficialmente tarjeta de doble GPU en ese momento. La curiosidad de esta tarjeta es su necesidad de un conector de 8 pines y la inclusión por parte de AMD de un disipador de turbina, lo cual hacía que ambos chips tuviesen unas temperaturas muy altas.

NVIDIA GeForce 9800 GX2 (2008)

NVIDIA-GeForce-9800-GX2-2

NVIDIA no quería ver como ATi se quedaba con la corona del rendimiento y en tiempo récord diseñaron una GPU competidora de esta para mostrar su potencial y hundir psicológicamente a su rival. La 9800 GX2 tenía dos GPU G92-450 a 600 MHz y poseía la característica de tener dos PCB unidos en un único disipador, por lo que parecía desde fuera un solo PCB.

La apuesta de los de Huang consiguió de media un 25% más de rendimiento que la apuesta dual de AMD, por lo que además del alarde técnico, logró un mayor rendimiento y diferencia frente a las GPU single.

Gainward Rampage 700 GS GLH (2008)

Gainward-Rampage-700-GS-GLH

Fue la primera tarjeta dual con overclock de fábrica que conseguía superar al modelo de referencia y que tenía mejor disipación de serie. En aquel momento Gainward era un fabricante TOP y buena parte de ello fue gracias al atrevimiento con este tipo de modelos.

La Rampage 700 GS GLH llegó con el típico disipador de la marca por aquel entonces y tenía doble GPU HD 4870 en su haber y con overclock de serie. Además, necesitó un conector de 8 pines y otro de 6 pines, lo que suponía un calor tremendo en la tarjeta, así que la marca dispuso un disipador muy grueso para refrigerar tanto vatio, lo que supuso ser una de las primeras tarjetas de serie en ocupar tres slots.

NVIDIA GeForce GTX 295 (2009)

NVIDIA-GeForce-GTX-295-1

De nuevo y siguiendo la moda de las tarjetas gráficas con doble GPU, NVIDIA lanzó su GTX 295 mediante dos GT200b y tenía la particularidad de tener dos PCB, uno encima del otro donde justo en medio estaba el disipador a modo de sandwitch,

Para que el ventilador de turbina pudiese respirar, los PCB tenían unas aberturas en la parte final, por lo que la tarjeta podía coger aire desde arriba y abajo al mismo tiempo y además, el cover estaba totalmente perforado para maximizar la transferencia de calor con el aire, puesto que la tarjeta consumía la friolera de 289 vatios.

NVIDIA-GeForce-GTX-295-2

Un consumo muy alto teniendo en cuenta los 55 nm de sus chips.

Evidentemente, ha habido muchos más modelos de doble GPU en la historia, pero estos posiblemente hayan sido los más curiosos o raros, por lo que siempre está bien recordarlos para entender como ha evolucionado el mercado y qué pensaban los ingenieros por aquellos años.