¿Por qué la GPU se instala justo en la mitad de la placa base?

Si alguna vez habéis tenido que montar un PC (o habéis visto el vuestro por dentro) os habréis dado cuenta de que la tarjeta gráfica se instala prácticamente en pleno centro de la placa base, y debido a su tamaño estorba bastante llegando incluso a crear problemas de compatibilidad. ¿Por qué el zócalo PCIe de la placa base nos obliga a instalar la GPU en pleno centro? Te lo explicamos a continuación.

La disposición del zócalo PCIe de la placa base nos obliga a instalar la tarjeta gráfica casi en pleno centro del sistema, y debido al tamaño de este componente muchas veces tenemos problemas para canalizar los cables (como por ejemplo sus propios conectores PCIe de alimentación) e incluso crea problemas de compatibilidad con disipadores de CPU demasiado grandes, con SSDs en formato M.2 que tengan disipador propio e incluso a veces con los propios disipadores de la placa base. ¿Por qué entonces se ubica en esta posición y no en un extremo de la placa base?

La disposición del zócalo PCIe en la placa y la instalación de la GPU

Son varios los inconvenientes que crea el tener que instalar la GPU en el zócalo PCIe superior de la placa base, tales como:

  • Potencial incompatibilidad con el disipador del procesador.
  • Dificultad para canalizar cables PCIe de alimentación.
  • Potencial incompatibilidad con SSDs en formato M.2.
  • El calor del disipador de la GPU se junta con el del disipador de la CPU.
  • Problemas para canalizar el cable HD Audio por la disposición del conector en algunas placas.

Problema gráfica CPU

La mayoría de placas base de formato ATX tienen varios zócalos PCI-Express x16, y eso significa que técnicamente podríamos instalar la tarjeta gráfica, por ejemplo, en el zócalo inferior, el más alejado. Sin embargo en la mayoría de cajas esto supondría otro problema adicional porque debido a que la mayoría de tarjetas gráficas ocupan como mínimo 2 slots PCI, quedarían tapados los puertos de conexión de la placa base tales como el panel frontal o conectores USB, lo que muchas veces imposibilita el uso de este zócalo inferior (y, de hecho, muchas placas tienen un zócalo PCIe x1 ahí en lugar de un x16).

Que el zócalo PCIe principal esté en el centro tiene sus motivos

Cuando los ingenieros tienen que diseñar la disposición de los componentes en la placa base deben tener muchísimos factores en cuenta, y obviamente el espacio que va a ocupar la tarjeta gráfica en el PCIe principal es uno de ellos pero no necesariamente el más importante. Los zócalos PCIe de la placa base están en comunicación constante con el procesador necesariamente, y este es el principal motivo: cuanto más cerca esté menos recorrido habrá entre uno y otro y por lo tanto la latencia en la comunicación será inferior.

PCIe 6.0

Al final, cuando diseñan un producto tan sumamente complicado como es una placa base, deben muchas veces escoger un mal menor en pos de mejorar otras facultades, y es precisamente lo que sucede con la disposición del zócalo PCIe de las placas base, situado todo lo pegado al socket que se puede teniendo en cuenta el diseño tanto de disipadores de CPU como de las tarjetas gráficas.

Obviamente, podrían optar también por intercambiar las posiciones de los zócalos DIMM para memoria RAM con el PCIe principal de la tarjeta gráfica, haciendo que la GPU esté colocada más cerca del socket. Sin embargo volvemos al mismo problema, ya que interesa que la RAM tenga la mejor latencia posible con la CPU, incluso menor que la GPU, motivo por el que estos zócalos están todo lo pegados al socket que físicamente se puede. Además, de hacerlo así las salidas de vídeo de la gráfica quedarían hacia arriba mientras que el resto de puertos de la placa estarían por detrás, y sería algo bastante incómodo por llamarlo de alguna manera.

Así pues, que el zócalo PCIe para la GPU esté en mitad de la placa base tiene su razón de ser, y ésta es la latencia. Cuanto más cerca esté el zócalo PCIe del socket para el procesador menor será el tiempo que se tarda en realizar la comunicación entre ambos (latencia).