Haz tu escritorio más cómodo y reduce tu cansancio con estos consejos

Haz tu escritorio más cómodo y reduce tu cansancio con estos consejos

Rodrigo Alonso

¿Te distraes fácilmente? ¿Te cansas mucho cuando usas el PC por tiempo prolongado? Entonces quizá es que tu escritorio no es lo suficientemente cómodo o no se ajusta a tus necesidades. En este artículo vamos a darte una serie de consejos para hacer que tu escritorio sea más cómodo, lo que servirá para reducir tu cansancio y que pasar largas horas delante del PC te resulte más confortable.

Ya sea por trabajo o porque pasas muchas horas jugando, el estar mucho tiempo seguido haciendo algo al final genera cansancio, malestar e incluso dolores. Tener un escritorio más cómodo puede ayudarte a reducir todos estos síntomas, y además el tener un ambiente más agradable también ayudará a que puedas estar más concentrado en lo que haces, evitando distracciones.

Por este motivo, te damos unos consejos para hacer que tu escritorio te resulte más cómodo.

Una silla ergonómica marca la diferencia

La silla ya es parte de los periféricos de un ecosistema de PC, y de hecho para los que pasamos muchas horas frente a la pantalla es algo indispensable que ésta sea ergonómica.

La mayoría de sillas gaming tienen una muy buena ergonomía y no hace falta gastarse un dineral en sillas «ergonómicas» específicas y «certificadas» para su uso durante 8 horas, pero lo que es importante es que la silla tenga apoyo lumbar y cervical y que pueda modificarse en altura e inclinación. Ya si se puede modificar también la altura y posición de los reposa brazos, mejor que mejor, porque así podrás adaptarla totalmente a tu tamaño y postura.

En resumen: si pasas muchas horas frente a la pantalla, no escatimes en la silla.

Iluminación adecuada

La iluminación tiene mucho que ver con la fatiga visual y el cansancio «mental» que podamos tener al pasar muchas horas frente al PC, por lo que para tener un escritorio más cómodo también es fundamental tener en cuenta la iluminación.

 

Un escritorio «gaming» con iluminación RGB puede quedar impresionante para sacarle una foto, pero no es eficiente a la hora de utilizarlo así durante mucho tiempo.

Procura, por lo tanto, que la zona de trabajo o juego esté bien iluminada, ajusta el brillo de la pantalla para que no te deslumbre, y muy importante, evita reflejos en la pantalla y que no haya fuentes de luz directa (ventanas o lámparas) detrás de la pantalla, ya que esto hará que te deslumbre. Lo ideal es que la ventana quede a los lados de donde tengas la pantalla.

Mantén el escritorio ordenado

Un escritorio desordenado es otra parte fundamental para que el entorno de trabajo o juego sea más cómodo. Parece una tontería, pero tener la mesa llena de cables o cosas nos estará distrayendo involuntariamente, así que cuanto más minimalista y ordenada tengamos la mesa, mejor para reducir el cansancio visual y mental.

Esto no quiere decir que tengas que mantener la mesa en plan espartano, simplemente que procures mantener cierto orden y no dejar cosas por medio que vayan a molestar.

Pon una planta en tu vida

Por absurdo que parezca, está demostrado que poner plantas vivas en el escritorio (aunque sea un cactus) mejora el estado de ánimo de los trabajadores, mejorando la productividad y fomentando la creatividad entre otras muchas cosas beneficiosas.

No vamos a entrar a discernir si esto es o no verídico, pero si lo dicen los estudios por algo será. En todo caso, nunca está de más tener una o dos plantas aunque sea de adorno, que tampoco van a quedar mal.

Ajusta la altura del monitor y del teclado

La posición del monitor es también muy importante. Ergonómicamente hablando, el monitor debería estar a una altura de manera que su zona alta quede a la altura de los ojos. Normalmente tendemos a tener la pantalla más baja de lo que deberíamos, pero si pruebas a subir el monitor y ponerlo a la altura que acabamos de mencionar, aunque al principio te cueste un poco acostumbrarte a medio plazo notarás la diferencia puesto que eso ayuda a tener menor cansancio cervical.

De igual manera, procura no ponerte demasiado cerca de la pantalla para evitar fatiga ocular.

El teclado también es importante. Si tu teclado tiene patas elevadoras y reposa muñecas, deberías probar en sus distintas alturas para ver cuál te resulta más cómoda de utilizar, ya que así también reducirás el cansancio en las muñecas y dedos.