¿No consigues conectar tus USB a la primera? Prueba con estos trucos

¿No consigues conectar tus USB a la primera? Prueba con estos trucos

Rodrigo Alonso

Los USB Type-A son los llamados «estándar», los que utilizan casi todos los dispositivos a día de hoy, si bien es cierto que con los USB-C reversibles la cosa está cambiando. No obstante, a veces cuesta bastante acertar para conectarlos a la primera, así que vamos a daros algunos trucos para que siempre acertéis a la primera a la hora de conectar vuestros USB.

Parece algo absurdo, pero tened en cuenta que realmente el conector USB Type-C (USB-C reversible) se hizo así para que diera igual en qué sentido se conectara, al contrario que los USB Type-A, que solo pueden entrar en un sentido. De hecho, incluso hay memes y «refranes» en la jerga informática que dicen que los USB se deben conectar tres veces: la primera no entra, le das la vuelta, la segunda no entra, le das la vuelta de nuevo, y a la tercera ya logras conectar el USB correctamente (la gracia es que en la tercera el conector está en el mismo sentido que en la primera).

Para llevarle la contraria al meme, vamos a enseñaros algunos trucos para que siempre acertéis a la primera a la hora de conectar vuestros dispositivos USB con el conector Type-A.

Cómo conectar los USB siempre a la primera

Los conectores USB Type-A son rectangulares, por lo que podrían conectarse indistintamente en un sentido o en otro. Sin embargo no es así, puesto que internamente tienen una mitad hueca, y en la otra mitad hay una pieza de plástico sobre la que se ubican sus conectores. Este es un conector Type-A macho, el que llevan los dispositivos como ratones, teclados, o pendrives USB.

Y estos son los conectores hembra, los que llevan por ejemplo las placas base por la zona trasera del PC, o los que tienen las cajas de PC en el frontal. Son exactamente iguales que los conectores macho pero a la inversa, pues también llevan una mitad con un trozo de plástico con los conectores que, precisamente, harán contacto con los conectores del macho.

Sabiendo esto, el truco es el siguiente: cuando el conector USB hembra esté en posición horizontal, es decir, con la parte más ancha en paralelo al suelo, debemos conectar el USB macho con la zona de la pieza de plástico hacia abajo y la zona hueca hacia arriba.

 

Si por el contrario el conector USB está en vertical, como sucede en la gran mayoría de cajas para PC, entonces la manera de acertar a la primera es colocando la zona con el plástico a la izquierda. En otras palabras, si estamos sujetando el conector macho con la mano derecha, el pulgar quedará sobre la zona del conector con la pieza de plástico.

Como es lógico, si el conector hembra de la placa base está por detrás de la caja y el frontal de ésta mirando hacia nosotros (por lo que tendremos que conectar a ciegas), tendremos que coger el conector al revés ya que estará girado respecto a nuestra posición. Si estuviera en el frontal, hay que hacerlo como hemos explicado en el párrafo anterior.

Esta es la «ciencia» que hay a la hora de acertar siempre a la primera cuando queremos conectar un USB. De todos modos no os desesperéis, puesto que ya os dijimos al principio que si no consigues conectarlo a la primera, lo lograrás a la tercera.

Hay otra forma menos elegante de saber como conectar un USB-A a la primera, y es que en la zona donde están los contactos del macho también está el chapado del propio conector, donde se ve como se divide el mismo mediante una franja vertical.

Esto siempre es igual en todos los conectores y nos evita tener que mirar dentro del USB-A y no fallar nunca.