TrackR Pixel

Ver noticia 'TrackR Pixel'

Hoy en día no podemos salir a la calle sin ir “equipados” con toda una parafernalia de objetos: smartphone, llaves, cartera y demás, y muchas veces es fácil dejar alguno de estos objetos olvidados en alguna parte sin darnos cuenta. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis del dispositivo TrackR Pixel, que con el tamaño de una moneda nos servirá para ayudarnos a encontrar estos objetos extraviados, o para no extraviarlos directamente.

La premisa es muy sencilla: como el Pixel tiene un tamaño muy reducido, podremos llevarlo cómodamente en el llavero junto con nuestras llaves, meterlo en la cartera como si fuera una moneda, o por ejemplo pegarlo a nuestro vehículo. El dispositivo se conecta a través de Bluetooth a nuestro smartphone, y a través de la aplicación podremos localizarlo en un mapa, o hacer que suene y se ilumine, con el añadido de que, si estamos fuera del rango de la conexión Bluetooth, el sistema utiliza un sistema mediante el que si está cerca de otro usuario de TrackR (Crowd Locate) se actualizará su posición igualmente.

Evidentemente no es que vayamos a encontrar nuestra moto si nos la roban muy fácilmente, pero si por ejemplo nos hemos dejado olvidadas las llaves de casa en la oficina, o se nos han colado por entre los cojines del sofá sin darnos cuenta y no las encontramos, con el TrackR Pixel podremos activar una alarma sonora para que sea muy sencillo localizarlo si estamos en rango de Bluetooth, y si no, se queda grabada la última posición en el mapa en la que tuvimos cobertura, así que si estamos en casa y consultamos la aplicación podremos ver que nos hemos dejado las llaves en la oficina, por ejemplo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Como podéis ver, el TrackR Pixel tiene unas dimensiones y peso lo suficientemente reducidas como para llevarlo en el llavero o en el monedero sin que nos moleste, y dado que incluye un adhesivo podremos pegarlo a la superficie que queramos sin problemas. De igual modo, cuenta con una batería reemplazable así que podremos continuar utilizándolo durante mucho tiempo.

El Pixel tiene iluminación LED que podremos activar cuando lo hagamos sonar (alcanza 90 dB por lo que se oye desde lejos) para localizarlo más fácilmente, y cuenta con integración con Amazon Alexa para poder preguntarle directamente al asistente virtual dónde lo hemos dejado. Además, podremos activar alertas para que suene si nos alejamos de su rango para evitar dejarnos el objeto olvidado, y de igual manera dado que está enlazado a nuestro smartphone mediante Bluetooth de bajo consumo, podremos hacer que nuestro terminal suene (incluso si está en silencio) si no lo encontramos.

ANÁLISIS EXTERNO

El dispositivo viene embalado en un blíster de plástico y cartón de reducidas dimensiones, dado que el aparato en sí es realmente muy pequeño. Viene acompañado de una pequeña guía de instrucciones y, en nuestro caso -en la versión que se vende no- de una guía para hacer el análisis.

En la cara frontal podemos ver el dispositivo tras un plástico transparente, con sus principales facultades destacadas en la zona inferior.

En la parte trasera tenemos sus características, así como la lista de compatibilidad y lo que se incluye (el Pixel, la pila, un adhesivo, un cordón para el llavero y la guía de uso). De igual manera nos indica que hay una aplicación tanto en la App Store de Apple como en Google Play para Android.

En las instrucciones nos enseñan nuevamente sus principales características.

Pero es en el manual interior en el que se nos explica cómo utilizarlo y cómo enlazarlo con el smartphone. Aquí podéis verlo ya fuera de su embalaje, con las instrucciones y el cordón para el llavero puesto. Nos han enviado el modelo de color negro, pero está disponible en muchos otros colores.

También se incluye, como decíamos antes, un adhesivo de doble cara mediante el que podremos pegar el dispositivo a la superficie que queramos.

Aquí tenéis el TrackR Pixel.

La zona trasera tiene una rosca para quitar la tapa y poder cambiarle la batería. Ojo porque el dispositivo no es resistente al agua.

Y aquí podéis verlo comparado con una moneda de un euro.

Como indicábamos antes, el aparato cuenta con luces LED -en este caso de color azul- para ayudarnos a visualizar su ubicación si lo tenemos a rango de Bluetooth pero no lo encontramos.

TESTEO

Toda interacción con el dispositivo se hace a través de la aplicación, así que el primer paso es lógicamente descargarla. En nuestro caso vamos a utilizar la versión de iOS, así que solo hay que buscar TrackR en la App Store.

Una vez descargada e instalada, la abrimos y lo primero que nos pide es enlazar un dispositivo TrackR.

Le damos un nombre. Generalmente le daremos el nombre de donde lo vayamos a llevar: llaves, cartera, moto, coche…

Después el proceso de enlace se realiza de manera automática (solo hay que asegurarse de tener el Bluetooth del teléfono habilitado).

Saldrá un mensaje preguntándonos que si queremos realizar el enlace. Esto es así porque la conexión es automática. Lógicamente hay que permitirlo.

Hecho esto el sistema comenzará a realizar una prueba de rango y de volumen. En nuestro caso, nos permite un rango de uso de 26 metros que no está nada mal, y un volumen de -90 dB.

Una vez hecho esto ya tenemos el Pixel listo para funcionar. En mi caso, como no soy una persona olvidadiza con mis pertenencias, decidí ponerlo en la zona interior del baúl de mi moto utilizando el adhesivo, pues la mayor utilidad para mí sería el poder localizar la moto en el caso de que me la robaran.

En las opciones podremos siempre cambiar de nombre al Pixel, ver su nivel de batería, y habilitar opciones como por ejemplo que se ponga a pitar y a iluminarse si nos alejamos mucho del dispositivo (cuando salga del rango de Bluetooth).

Cuando estamos fuera de rango, la aplicación nos indicará la última posición conocida junto con la fecha y la hora. También nos indicará, si está disponible Crowd Location, la posición exacta en ese momento. En mi caso, en Madrid, me dice que hay más de 1100 personas utilizando Crowd Location, aunque hasta ahora no he podido ver que ninguna estuviera a rango del dispositivo mientras yo no lo estaba para poder comprobar si realmente funciona.

CONCLUSIÓN

El TrackR Pixel es un dispositivo pequeño y ligero que podremos llevar en cualquier parte para ayudarnos a encontrar fácilmente con alertas luminosas y sonoras objetos perdidos, siempre y cuando los tengamos dentro del rango de Bluetooth del smartphone. En el caso de que estemos fuera de rango nos indicará la posición con fecha y hora de la última vez que estuvo a rango, lo cual nos puede ayudar a determinar dónde nos dejamos el objeto perdido.

De igual manera, gracias a Crowd Location se crea una especie de red de colaboración entre todos los usuarios de la aplicación, de manera que aunque yo no esté a rango si hay otro usuario que sí lo está, se me informará de la posición igualmente, algo muy útil si como en mi caso te preocupa que puedan robarte un vehículo.

PROS:

  • Ligero y pequeño tamaño.
  • Viene con correa y adhesivo para llevarlo en cualquier parte.
  • Batería reemplazable.
  • Aplicación de fácil utilización.
  • Permite localizar rápidamente objetos perdidos.

CONTRAS:

  • No hay muchos usuarios para Crowd Location en España.
  • Precio (30 euros en Amazon).
EUR 29,99 EUR

Por todo ello, le damos al TrackR Pixel nuestro galardón de Oro y nuestra recomendación por su diseño.

Revisado por Rodrigo Alonso el 21 julio 2017