El mercado de cajas HTPC no es uno que se mueva demasiado, para ser sincero y menos desde la irrupción de las cajas en formato cubo que han popularizado marcas como BitFenix con su famosa Prodigy. Pero si algo tienen en común todas esas cajas es que son para placas base micro ATX o para mini ITX. En el análisis de hoy vamos a ver una caja que se sale algo de la norma al aceptar el formato de placa full ATX y con una distribución interna sencilla e interesante. Os hablo de la Streacom F12C.

Streacom es una marca relativamente joven, habiendo sido fundada en Holanda en el año 2010 y con el claro objetivo de crear, diseñar, fabricar y suministrar una gama de productos y accesorios para ordenadores personales que empujan los límites de la forma, función, calidad y valor. Las cajas se diseñan en sus oficinas centrales en Holanda pero se fabrican en China. Un aspecto de su negocio en el que son especialmente firmes es en transmitir que su fábrica solo produce para ellos y para ninguna otra marca de cajas aunque sí es verdad que una parte de sus productos son bastante empleados en el mercado OEM y ODM, ofreciendo servicios que van desde el diseño del producto a su entrega final al cliente.

La Streacom F12C es la primera caja de este fabricante que se ha diseñado para que acepte componentes típicos del mercado ATX, incluyendo el tamaño de la placa base o la posibilidad de instalar tarjetas gráficas de hasta 310 mm de longitud en su interior. Pero quizás lo que más me ha sorprendido es el sistema de sujeción modular que este fabricante ha decidido implementar para los discos duros o la total ausencia de ventiladores dentro de la caja (lo que significa que tendréis que emplear uno de vuestra propia cosecha). En resumidas cuentas, la Streacom F12C es una caja de todo menos convencional. Si esto es algo bueno o no, lo sabréis a medida que vayáis leyendo este análisis.

¡Comencemos!

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Como de costumbre, las he sacado de la página web del propio fabricante.

Streacom F12C caracteristicas técnicas

Lo primero en lo que me gustaría que os fijarais es en el material y su grosor: estamos hablando de una caja realizada en aluminio con un espesor de 4 mm. Si hasta ahora, era Lian Li el gran referente en cuanto a la fabricación de cajas de aluminio, este modelo de Streacom le da un repaso de los buenos en este sentido. Como he comentado ya, la caja no lleva ningún tipo de ventilador incorporado, pero admite todos los tamaños hasta los 140 mm. Eso sí, la altura máxima para el disipador es de tan solo 135 mm, lo que significa que casi la totalidad de disipadores de torre (sí, incluyendo los que empleen ventiladores de 92 mm) no se van a poder instalar dentro de esta caja, así que tendréis que emplear disipadores de tipo concha o bien refrigeraciones líquidas. En mi caso particular, al carecer de un disipador de tipo concha que soportara los 95 W de mi A10 7850k sin fundirse, he empleado una RL de circuito cerrado como ya veréis más adelante.

A resaltar también que la caja admita la instalación de hasta 25 unidades de almacenamiento de 2,5″ o 12 de 3,5″ si empleamos una placa base mini ITX. Que no se dónde los ibas a acabar conectando dados los pocos conectores SATA que emplean este tipo de placas base, incluso aunque emplearas una tarjeta de expansión SATA. Pero bueno, siempre es mejor tener esa posibilidad que no tenerla.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Streacom F12C se nos presenta en una caja de color marrón recubierta por una funda de color negro con el anagrama del cubo de la marca. Acostumbrado a las constantes cajas marrones en las que suelen venir hoy en día las cajas de ordenador, la verdad es que es un cambio de tercio de lo más agradable. Lo mejor es que no hay nada que denote “barato” cuando tocas la funda exterior, se nota desde el principio que está realizada con un material de excelente calidad. Incluso el diseño minimalista y sin estridencias es también un agradable cambio sobre lo que nos tiene acostumbrado el mercado.

Streacom F12C001

La caja donde va el chasis carece de aberturas laterales que funcionen como asas si no que va más allá e incorpora una auténtica asa fabricada en plástico. De hecho, la funda exterior está tan ajustada a la caja de cartón interior que separar ambas suele costar un poco.

Como decía, la caja interior está realizada en cartón marrón pero con un cartón de excelente calidad, nada de esos que según los miras y / o tocas ya se está desintegrando. En su interior, está el chasis de la Streacom F12C, protegido por dos grandes bloques de poliestireno extruido (uno para la parte superior, otro para la inferior).

Streacom F12C003Al sacar la caja de su interior, lo primero que salta a la vista es lo poco que pesa para el tamaño que tiene y lo maciza que resulta. La caja en sí viene protegida por un saco de tela para evitar posibles desperfectos en la pintura. También nos encontramos con un manual de instrucciones y una bolsa con todos los tornillos y accesorios que requeriremos para nuestro montaje.

Streacom F12C004Me voy a detener un momento hablando del manual de montaje de la caja. No se trata de un manual realizado en una hoja de papel doblado sobre sí mismo. No, Streacom se ha gastado el dinero y ha realizado el que probablemente sea el mejor manual de instrucciones que yo nunca haya visto en una caja. El papel que han decidido emplear es de los gruesos y caros (papel cuché recubierto de caolín), con ilustraciones a color y unas instrucciones muy detalladas y bien explicadas.

Los tornillos vienen en una bolsa de plástico transparente con el logotipo de Streacom y, luego, en bolsitas individuales cada una de ellas identificadas con el contenido que tiene en su interior.

Veamos ahora la caja. Está ha sido diseñada siguiendo la imagen de los tradicionales equipos de audio de alta gama. Eso sí, la calidad del material que han empleado salta a la vista en cuanto la tocas la primera vez. El acabado de la pintura es, en la unidad que he analizado, en negro mate y ligeramente rugoso pero, sobre todo, perfecto. No hay ni un desconchón de la pintura, ni una raya, nada de nada: el acabado es impoluto cuando la sacas de la caja.

Streacom F12C010

Otra cosa a destacar es que, a pesar de estar realizada en aluminio, la caja es mucho más sólida que otros modelos que he tenido entre manos realizados en acero SECC. La caja no presenta ningún tipo de torsión o deformación de su estructura interna, gracias más que probablemente, al empleo del espesor de 4 mm en los paneles de la caja.

Comenzando por el frontal de la misma, la caja es la definición de “sobriedad” absoluta. El frontal tan solo tiene un LED minúsculo, un visor para instalar un sensor de infrarrojos (que no se incluye)  y el botón de encendido. Nada más. No tiene ni siquiera una abertura para poder montar una unidad óptica de 5,25 pulgadas, lo cual es algo que, siendo la caja un HTPC, me parece un fallo importante. No es raro pensar que alguien que compre esta caja tenga, a su vez, una buen colección de películas en formato óptico. En mi opinión, si se hubiera querido continuar con  la tendencia minimalista de la caja, instalar una bahía para montar una de éstas de formato slim en vertical en uno de sus laterales hubiera aumentado considerablemente su atractivo para sus posibles clientes.

Ambos laterales están dominadas por sendas rejillas de ventilación que van soportadas en su sitio por una tira de material magnético que las sujetan con la fuerza justa para que su desmontaje para limpieza sea muy sencillo.

Streacom F12C012

La parte trasera de la caja es la típica de cualquier caja ATX: en la parte izquierda está la abertura para la fuente de alimentación, en la central el hueco para instalar el escudo I/O para la placa base y, a la derecha, siete cubiertas destinadas a las tarjetas de expansión de la placa. En la parte superior vemos dos ruedas moleteadas cuya función es la de permitir el acceso al interior de la caja, pero esas ya las veremos algo más adelante cuando analicemos el interior de la misma.

Streacom F12C013Vemos que la zona superior justo sobre donde va instalado el escudo I/O no presenta el taladro con rejilla típico de las cajas ATX. Creo que esta es una oportunidad perdida para mejorar la ventilación de la caja.

Los tornillos que sujetan las tarjetas de expansión van ocultos por una cubierta de aluminio, sujeta por dos tornillos en el interior de la caja, siguiendo con la tónica de la caja de mantener el exterior libre de tornillos. Tener los tornillos fuera de la caja también facilita bastante el montaje de las tarjetas de expansión.

La parte superior de la caja tiene tres rejillas longitudinales de ventilación de generoso tamaño bajo las cuales podremos instalar hasta dos ventiladores si así lo deseamos.

Aunque en la foto no se aprecie, en la parte inferior hay una serie de taladros destinados a permitir el paso del aire a la zona inferior de la placa base. Los pies de la caja están realizados en metal con la base de goma blanda que evitará que las vibraciones de la caja se trasladen a la mesa donde tengamos colocada la caja. La construcción de los pies sigue la misma tónica general de calidad que Streacom ha marcado como pauta para su F12C.

Streacom F12C017Como podéis ver, la caja en realidad está muy bien pensada y presenta un énfasis bastante grande en cuanto a ventilación, algo que generalmente otros fabricantes no tienen tan en cuenta para este tipo de cajas HTPC. Y, sobre todo, lo que esta caja destila es CALIDAD en mayúsculas. No es una caja que trate de parecer premium con unos cuantos detalles, no: esta caja destila premium por todas sus esquinas.

Veamos el interior de la misma, donde nos aguardan varias sorpresas todavía.

ANÁLISIS INTERNO.

Par acceder al interior de la caja deberemos de accionar las ruedas moleteadas que hemos visto hace un momento. Estas ruedas funcionan como un tornillo prisionero, sujetando la tapa superior pero sin posibilidad de perderlas. No deja de ser un sistema bastante ingenioso de sujeción que, a demás, evita el look de dejar tornillos a la vista, que está claro que el fabricante persigue desde el principio con esta caja.

Abriendo la caja nos encontramos con un interior completamente vacío. No hay nada. Tan solo un par de raíles en su parte superior, montados sobre sendos tornillos que permiten regular la separación entre ellos y dos cables: el que va al interruptor de encendido y el que va al LED del mismo (que también podremos conectar al sensor de  actividad del disco duro si así lo deseáramos). En esta foto sí podéis ver las aberturas de ventilación de la parte inferior del chasis de las que os había hablado hace unos instantes.

Veo que muchos os estáis rascando la cabeza ahora mismo mientras os preguntáis dónde están las bahías de discos duros de la caja. La verdad es que Streacom ha buscado una solución bastante ingeniosa para resolver ese problema en su F12C. Veréis, en los laterales de la caja hay instalados una serie de soportes metálicos que van sujetos al chasis mediante presillas de acero. Éstos son, en realidad, los que van a permitir instalar los discos duros. Pero no solo permite ésto, si no también el montaje de ventiladores dentro de la caja.

Nada más que ver por aquí. La verdad es que con un interior tan vacío, esta sección ha quedado bastante más corta de lo habitual cuando hablo de cajas para ordenador.

Pasemos al montaje, que se presenta… interesante, cuanto menos.

MONTAJE.

Si hay algo que deberéis de tener en abundancia antes de empezar un montaje dentro de una caja HTPC es paciencia, mucha paciencia pero, en el caso de la Streacom F12C, os aconsejo todavía más paciencia.

En la caja montaré el que es mi equipo habitual de pruebas:

  • AMD A10 7850K.
  • Asus A88XM-Plus.
  • 2 x 4 GB Kingston DDR3-2666.
  • MSI GTX 560 Ti.
  • Seagate 1 TB 2,5″.
  • Kinston SSDNow 90 GB.
  • Antec TruePower Gold 550 W

La primera diferencia y el primer obstáculo es que, dada la limitación de anchura de la caja, no puedo instalar mi disipador habitual de Cooler Master dado que no cabe. Y dado que carezco de un disipador de tipo concha que permita refrigerar los 95 W que consume el procesador a plena carga, opté por emplear un sistema de refrigeración líquida de circuito cerrado, un Antec Kühler 920 que tenía en casa de hace ya tiempo.

Antes de meternos en materia quiero dejar claro que el procesador que estoy empleando es, en mi opinión, demasiado caluroso para cualquier caja de tipo HTPC. En este tipo de cajas lo habitual es montar procesadores de bajo consumo hasta un máximo de 65 W dado que la refrigeración nunca será tan buena como en una caja de tipo torre y los 95 W del 7850k son a todas luces, excesivos para este set up, pero me parece un desafío interesante que desde luego sacará a la luz cualquier tipo de falla que tenga la caja (por no contar que tampoco dispongo de otro procesador, así que a la fuerza ahorcan).

Otra cosa que quiero recomendar es que la fuente que vayáis a montar dentro de esta caja, es mejor si es del tipo modular dado que, ya que la F12C carece de sistema de gestión de cables, cuantos menos cables queden rondando por el interior de la caja durante el montaje y a posteriori, mucho mejor para vosotros.

El manual de instalación de la caja sí, es muy detallado pero no especifica a las claras el orden en que se recomienda realizar el montaje, así que en mi caso, todo fue a base de prueba y error.

Lo primero que haremos es desmontar los raíles longitudinales que están en la zona del procesador para tener un mejor acceso a la zona donde instalaremos la placa base. A partir de ahí, muchos tendréis la intención de montar la fuente de alimentación de manera inmediata pero mi consejo es que no lo hagáis. No, primero montad la placa base. ¿Por qué, os estaréis preguntando? Porque así es más sencillo conectar los dos cables de alimentación principales a la placa base.

Vamos, pues, a  montar la placa base. La F12C viene con los cuatro soportes típicos de las placas base mini ITX ya instalados de fábrica, así que deberemos instalar los que falten de acuerdo al tamaño de nuestra placa base. La verdad es que la instalación de la placa, dado lo despejado que es el interior de la caja, es una gozada ya que no va a a tropezar con nada que pudiera haber por en medio, algo que suele ser bastante habitual en este tipo de cajas donde el espacio es realmente un premium.

Luego está el tema de la orientación de la fuente. La F12C nos permite colocar la fuente de manera que el ventilador coja aire desde fuera o desde dentro de la caja y ambas opciones presentan ventajas y desventajas. La ventaja de orientar la fuente de manera que coja el aire directamente desde el exterior es que la fuente siempre funcionará a una temperatura menor y una fuente bien refrigerada hace girar a menos velocidad su ventilador interno, lo que se traduce en una menor sonoridad del equipo, algo que es primordial en una caja de tipo HTPC. La desventaja es que, si vuestra fuente es de cableado fijo, los cables quedan en voladizo, separados de la parte inferior de la caja. Si, por el contrario, optamos por orientar la fuente de manera que coja el aire del interior de la caja, estaremos ayudando a la ventilación del procesador y su zona aledaña dado que el aire caliente de esa zona será absorbido por la fuente y dejaremos los cables pegados a la parte inferior de la caja pero, a la vez, haremos que esta funcione más caliente y, por tanto, aumentará la sonoridad general del equipo. Por tanto, la orientación es algo que queda a vuestra elección. En mi caso particular he decidido que prefería orientar la fuente de manera que tomara el aire desde el exterior.

Montar la fuente es tan sencillo como en cualquier otra caja y Streacom nos proporciona taladros para montarla en la orientación que deseemos hacerlo.

Terminada esta parte, será hora de montar la refrigeración líquida en mi caso particular. Y en esto varias cosas nos van a limitar bastante, como son el grosor del radiador y la longitud de los tubos por parte de la RL, así como la altura de los disipadores integrados en vuestra memoria RAM. Inicialmente, mi idea era instalar la RL al lado de la fuente de alimentación, tomando aire del  exterior o del interior pero los cables de la fuente no hacían posible dicho tipo de montaje (de hecho, al final aproveché ese hueco para montar un ventilador de 140 mm extrayendo aire de la caja), así que decidí emplear los raíles superiores que trae la caja y ahí encontré mi segundo problema: la anchura del radiador impedía el uso de los dos ventiladores que necesita la RL de Antec, así que tuve que desmontar uno de ellos (y, aun así, el espacio que quedó hasta la parte superior de los disipadores de la memoria fue muy reducida, aunque hay que aclarar que mi RAM tiene disipadores bastante altos).

Streacom F12C037En este punto, os aconsejo que montéis los discos duros y, a este respecto, os aconsejo que mejor empleéis unidades de 2,5 pulgadas frente a los de 3,5 pulgadas por su menor tamaño y peso. Otra cosa a tener en cuenta es que, aunque los discos quedan bien en sus soportes, no está de más que empleéis un soporte extra para dar seguridad a los mismos, sobre todo si la caja se va a desplazar de su sitio con alguna frecuencia. Aunque el montaje en los soportes es bien sencillo, el montaje de los soportes en el chasis no lo es tanto. Es más cuestión de cogerle el tranquillo, dado que es sencillo intentar montar las presillas de metal al revés, ya que no hay ninguna indicación sobre las mismas relativa a la orientación que deben de tener cuando se colocan en la caja.

Streacom F12C039Montar la tarjeta gráfica no tiene problema ninguno, se realiza como en cualquier otra caja, quitando el tornillo que sujeta las tapas traseras, quitando éstas y colocando la gráfica. Una vez montada, la gráfica queda perfectamente sujeta.

Y tras todo este esfuerzo, el resultado final es el siguiente:

Streacom F12C036Sí, efectivamente los cables de la fuente de alimentación quedan bastante revueltos, no hay nada que hacer ahí excepto intentar esconderlos bajo el radiador de la RL (este es el motivo por el que os he recomendado que empleéis una fuente de alimentación modular para construir un sistema en esta caja) pero, en general, también veréis que sobra bastante espacio al rededor de la placa base.

TESTEO.

Todos los test se realizaron de la siguiente manera:

  • Una vez encendido el sistema, lo dejo reposar 30 minutos y, entonces, tomo la temperatura de los componentes.
  • Luego, hago funcionar el equipo al 100% de carga en procesador y tarjeta gráfica, pasando de manera simultánea el Prime95 x64 y el Unigine Heaven 2.5 y tomo las temperaturas.

Para testear la caja, he decidido emplear dos configuraciones: una tal y como viene y la otra, empleando el ventilador de 140 mm que habéis visto en las fotos. Durante todos los test, la temperatura ambiente era de 23 ºC.

  • Testeo en configuración de serie: Las temperaturas son bastante altas. Sin nada que saque el calor del interior de la caja, éste se queda dentro de ella y acaba afectando a todos los componentes de la misma. Cierto es que los componentes no son quizás los más adecuados para un HTPC, pero si das la opción de instalarlos, digo yo que también debrían de poder ser bien refrigerados.Streacom F12C stock temps
  • Testeo añadiendo un ventilador Scythe Kaze Maru de 140 mm y 1200 rpm: Estas temperaturas ya son considerablemente mejores, la verdad. El descenso en ellas es generalizado excepto en el caso del procesador cuya RL toma el aire directamente desde fuera y no se ve afectada por el ventilador extra que he puesto. Los discos duros y la tarjeta gráfica bajan unos increíbles 7 ºC con la inclusión de este ventilador, mientras que el chipset de la placa base baja también 5 ºC.

Streacom F12C 1 fan tempsCONCLUSIONES.

A pesar de las malas temperaturas obtenidas inicialmente y un montaje algo más complicado de lo habitual, no puedo negar que la caja me ha dejado completamente enamorado. La calidad y la atención a los detalles que Streacom ha puesto a la hora de diseñar y construir esta caja saltan a la vista y al tacto y estoy convencido que con procesadores y gráficas menos calurosos que los que yo he empleado, la F12C se podría convertir en un centro multimedia perfecto… si no fuera por la ausencia de la posibilidad de montar una unidad óptica que es algo que, al final, lastra mucho su puntuación final a mis ojos. Bueno, eso y que el precio de la caja es de 240 €, que no es poco dinero. Sí, está claro desde que la ves que el cliente al que esta caja va dirigido no va a tener problemas de dinero y la estética y la calidad de los materiales que se han empleado van en consonancia con este tipo de cliente.

Pros:

  • Estética minimalista.
  • Manual de montaje muy detallado.
  • Posibilidad de montar placas y componentes ATX.
  • Posibilidad de montar tarjetas gráficas de hasta 310 mm de longitud.
  • Posibilidad de montar refrigeraciones líquidas de uno o dos cuerpos.
  • Interior muy espacioso y sin obstáculos para el montaje.
  • Posibilidad de montar hasta 4 ventiladores extra.

Contras:

  • Sin posibilidad de montar una unidad óptica.
  • No incorpora ningún ventilador (y necesita al menos uno).
  • Montaje no muy sencillo (aunque tampoco muy complejo).
  • Cara.

En definitiva, yo creo que la Streacom F12C es una caja estupenda si buscas un HTPC de buen tamaño y con estética minimalista, así como estás dispuesto a pagar su elevado precio que, en realidad, va muy en consonancia con su calidad y su diseño. Por ello creo que se merece, el galardón de oro de Hard Zone.

Quiero agradecer a Streacom que nos haya cedido la unidad para el análisis. Y la infinita paciencia que han tenido.