Ozone Strike Pro

Ozone Strike Pro

Rodrigo Alonso

ozone gaming gear logo

Atlas logo

Últimamente se está escuchando hablar bastante de Ozone y no es para menos. Desde su fundación en 2010 ha invertido mucho esfuerzo y dinero tanto en I+D como en márketing, y eso es algo que se empieza a notar ahora, ya no solo porque su nombre cada vez se escucha más y más alto gracias a sus participaciones en eventos de eSports y los patrocinios de equipos Gaming profesionales, sino porque han mejorado mucho tanto el diseño como la calidad de sus periféricos. Es el caso del análisis que hoy nos atañe, el del teclado mecánico Ozone Strike Pro que anunciaron hace poco.

Cuando Ozone anunció este Strike Pro hace algo más de un mes, lo hicieron presumiendo de que sería «el teclado Gaming definitivo», y es que aparte de las características ya típicas que tienen los teclados mecánicos con sus mecanismos Cherry MX, incorpora otras tantas características que no solo lo hacen diferente, sino que lo hacen especial. Hablamos por ejemplo de la posibilidad de elegir entre mecanismos Cherry MX Red, Black, Brown y Blue o de su iluminación en colores blanco y rojo. Pero vamos a dejarnos de preámbulos y pasemos a lo que nos interesa, en análisis.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

Viendo las especificaciones técnicas lo primero que nos llama la atención es su peso: 1.3 Kg. Los teclados mecánicos suelen ser bastante más pesados que los de membrana o tijera, pero este tiene un peso superior a la media, señal inequívoca de una elección de materiales de buena calidad. Otra de las características que destacan en este teclado, aparte de los ya mentados mecanismos mecánicos Cherry MX que tienen una vida media de más de 50 millones de pulsaciones, es su capacidad anti ghosting Full N-Key Rollover, es decir, que podemos pulsar las teclas que queramos al mismo tiempo y el teclado no se colapsará.

Por otro lado, cuenta con una función curiosa con respecto a la iluminación, y es que todas las teclas excepto las QWEASD, los cursores direccionales y la tecla de Escape son de color blanco, algo no muy común en teclados mecánicos. Las teclas antes mencionadas se iluminan en color rojo, algo más habitual, pero contrastan con el color blanco del resto de teclas y así resaltan mucho más en la oscuridad. Aparte de eso, tiene tres niveles de intensidad de iluminación (30, 70 y 100%), apagado, modo respiración y, por último, modo Gaming donde se iluminan solo las teclas de color rojo.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Ozone Strike Pro viene embalado en una caja a todo color donde además de una vista a tres cuartos del teclado y sus características principales resumidas, cuenta con una curiosidad y es que en lugar de poner una ventana de plástico transparente que permite ver algunas de las teclas como hacen otros fabricantes, Ozone ha puesto directamente un agujero que permite tocar y pulsar los cursores de este Strike Pro. Por la parte trasera del embalaje encontramos las características técnicas así como el típico testimonio de un Gamer profesional que Ozone acostumbra a emplear en todos sus periféricos.

Como accesorios, Ozone incluye un manual de instrucciones, un mini CD con los drivers y el software de configuración que veremos más adelante, una pegatina y cuatro patas de goma extras para el teclado.

Aquí tenéis el teclado. Lo primero que nos llama la atención nada más sacarlo de su embalaje es el suave tacto de la carcasa, muy agradable. También nos resultan curiosas dos cosas: la primera es el tipo de letra escogido por Ozone para serigrafiar con láser las letras, que aunque no logramos adivinar el nombre sí podemos ver que es diferente de lo habitual. La segunda cosa que nos llama la atención es que carece de LEDs para indicar si están activados los bloqueos (numérico, mayúsculas y desplazamiento), pero como veremos más adelante Ozone ha escogido otra manera de indicarle esto al usuario.

Podéis ver también que cada tecla desde la F1 hasta la F12 tienen marcadas diferentes funciones que se activarán con la tecla Fn (que tiene el símbolo de Ozone). Además de las funciones multimedia, tenemos la posibilidad de alterar la frecuencia de actualización y los RPS desde el propio teclado. También, en las teclas de desplazamiento de texto, encima de los cursores, encontramos las teclas que Ozone ha habilitado para Macros (M1-M6).

El modelo que nos han enviado cuenta con mecanismos Cherry MX Red, los más típicos de entre los teclados mecánicos. Nos hubiera gustado probar otro tipo de Cherry pero no ha sido posible en esta ocasión. Por cierto que como buen teclado de gama alta que se precie, la iluminación se realiza mediante LEDs individuales en cada tecla.

El teclado tiene una ligera elevación en la parte trasera, pero también tiene patas para elevarse todavía más. Como véis en las imágenes, el teclado también cuenta con un puerto USB 2.0 y dos minijacks de audio.

Las patas elevadoras tienen pies de goma para mejorar el agarre, y de hecho si no se utilizan, en la parte superior el Strike Pro no cuenta con gomas adicionales. Otra curiosidad de este teclado y que me ha gustado mucho es que podemos elegir que el cable salga por tres posiciones distintas, centro, izquierda o derecha. El cable, por cierto, está mallado con nylon para aumentar su resistencia, y termina en un único conector USB 2.0 (aparte de los minijacks de audio) bañado en oro para maximizar su conectividad.

TESTEO.

En cuanto conectamos el Strike Pro al ordenador éste en seguida se ilumina y comienza a funcionar sin necesidad de instalar ningún driver. Es una de las ventajas de tener un teclado con memoria incorporada, ya que además una vez que lo configuremos, las modificaciones y macros se guardarán en la memoria del teclado de manera que las tendremos siempre en cualquier ordenador al que lo conectemos sin necesidad de volver a instalar el software.

Iluminación.

Como comentamos anteriormente, este Strike Pro puede iluminarse en tres niveles de intensidad (además del modo respiración y el apagado), así como el modo Gaming que solo ilumina las teclas rojas. La verdad es que me gusta mucho, ya que no todos los fabricantes logran hacer una iluminación de color blanco adecuada (la mayoría tienen tonos violetas claros en vez de blancos puros).

Otra curiosidad de este Strike Pro que no había visto antes es que como os comentamos al principio carece de LEDs indicadores de bloqueo (numérico, mayúsculas y desplazamiento). En su lugar, Ozone ha decidido activar o desactivar el LED de estas teclas directamente. Me ha parecido curioso y a decir verdad me ha encantado. Es algo diferente.

El software.

El software de este Ozone Strike Pro es muy básico, lo que lo convierte a la vez en sencillo de utilizar. El la pestaña principal, de nombre Main Control, encontramos una foto del teclado en la que podremos editar qué hace cada una de las teclas de manera independiente, a la vez que gestionar los distintos perfiles.

Software 1

Software 2

La segunda pestaña nos permite gestionar y crear las macros. Aquí podremos seleccionar qué función queremos que tengan las teclas M1-M6 cuando estamos en Gaming Mode.

Software 4

La creación de macros es muy sencilla, pero lamentablemente no permite la integración del ratón. Siempre pongo el ejemplo del «ping» en el juego League of Legends cuando llegamos a este apartado, que consiste en pulsar la tecla G del teclado y luego hacer un clic con el ratón. En este teclado, no se puede programar esa macro, y creemos que Ozone debe trabajar para mejorarlo.

Software 3

La tercera y última pestaña son las opciones avanzadas, en la que podemos configurar la tasa de refresco, el tiempo de respuesta de las teclas (estas dos opciones podemos modificarlas directamente con métodos abreviados del teclado tal y como explicamos más arriba), el modo de iluminación y si queremos o no desactivar la tecla Windows.

Software 5

Como podéis ver, un software tremendamente sencillo que a decir verdad nos deja un sabor un tanto agridulce por la carencia en cuanto a la integración del ratón en las macros.

Mecanografía.

Como todos los teclados mecánicos, este Strike Pro es bastante ruidoso, pero eso es algo con lo que tenemos que contar a la hora de comprar un teclado de este tipo. Su comportamiento es muy correcto en escritura, y lo hemos puesto a prueba con la misma herramienta de siempre: 10 Fast fingers. No es que sea experto en mecanografía y nunca he dado un curso a tal efecto, pero considero que escribo bastante rápido en cualquier tipo de teclado (años de práctica). Recordemos que estamos trabajando con un teclado que cuenta con mecanismos Cherry MX Red.

Este ha sido el resultado:

10FF

La velocidad de escritura la calificamos como normal, prácticamente el mismo resultado que obtendríamos con casi cualquier teclado mecánico con mecanismos Cherry MX Red. No son tan cómodos como unos MX Brown o Blue, o como un teclado con mecanismos de tijera, pero la escritura se hace cómoda, si bien se nota un poco de cansancio en los dedos tras escribir bastante seguido puesto que hay que hacer 50 gramos de presión en cada tecla para su activación.

Juegos.

Sin duda el punto fuerte de este teclado son los juegos, donde se comporta de manera excepcional. No importa lo que hagamos, ya sea en un juego FPS donde pulsamos 4-5 teclas al mismo tiempo con frecuencia o en un MOBA como League of Legends donde literalmente «aporreamos» las teclas para activar las habilidades. El Strike Pro se ha comportado de manera eficiente y efectiva, y además tengo que resaltar que gracias a las patas de goma no se mueve de su sitio ni un ápice.

CONCLUSIÓN.

Personalmente cada vez que pruebo un producto de Ozone me gusta un poquito más la marca, y este Strike Pro no me ha decepcionado en absoluto. Me parece un teclado mecánico de muy buena calidad y que nos proporciona una serie de características novedosas que no vemos en otras marcas, al menos no de momento porque el Strike Pro podría crear escuela. La iluminación en dos colores me ha encantado, aunque tengo que reconocer que estoy enamorado de las iluminaciones de color blanco y quizás no esté siendo muy objetivo en este sentido. En cualquier caso, viendo los modelos disponibles que hay en el mercado y sus precios, creo que este Ozone Strike Pro es una de las mejores opciones en relación calidad-precio que podemos encontrar en el mercado actual, un gran valor por el dinero invertido (unos 90 euros).

Los dos únicos puntos negativos que le he encontrado a este teclado son uno físico y otro de software. El físico es que no incorpora patas de goma en la parte trasera del teclado cuando no utilizamos las patas elevadoras (aunque la mayoría de usuarios las utilizarán), y el punto negativo en el software es que, como ya he comentado antes, no permite la integración del ratón a la hora de crear las macros.

PROS:

  • Rendimiento excepcional en todo tipo de situaciones.
  • Posibilidad de elegir mecanismos Cherry MX Red, Black, Brown y Blue.
  • Muy buena retro iluminación, me ha encantado.
  • Cuenta con un HUB USB 2.0 de un puerto y solo necesita una conexión (no dos como es habitual).
  • Software de configuración fácil e intuitivo.
  • Memoria interna que permite almacenar perfiles y macros.
  • Precio (unos 90 euros) comparado con otras opciones del mercado.

CONTRAS:

  • No tiene patas de goma en la parte superior trasera si no usamos las patas elevadoras.
  • El software de creación de macros no permite la integración del ratón.
  • Para algunos usuarios quizás tenga pocas teclas de macros.

Puntuación

Por tanto, y teniendo en especial consideración la relación calidad-precio de este teclado, le otorgamos nuestro galardón de Platino y nuestra recomendación.

HZ_MedalsCatg_1_Platinum HZ_Stamp_PriceAndQuality_Mod1