Corsair MM300

Corsair logo 690x335

Hoy volvemos a la carga con el análisis de un nuevo producto de Corsair, bajo su división Gaming. Se trata de la alfombrilla MM300 en su variante Extended Edition, con un ancho lo suficientemente grande como para cubrir la mayor parte del escritorio (si no todo) de manera que podamos utilizar tanto teclado como ratón encima de la alfombrilla.

Es de recibo mencionar que el mercado tiene tantísimas alfombrillas de diferentes tamaños, grosores, materiales y calidades que a veces es bastante complicado escoger la que mejor se adapta a nuestras necesidades y terminamos por coger el modelo más barato o que mayor disponibilidad tiene. Sin embargo en multitud de ocasiones os hemos explicado por qué una alfombrilla de buena calidad y del tamaño adecuado para nuestro estilo de juego nos puede dar una buena ventaja, ya que por mucho que se diga, por muy bueno que sea nuestro ratón no tiene la misma precisión sobre una superficie u otra.

Con este modelo de alfombrilla Corsair nos propone un nivel de estabilidad adicional, ya que además de contar con una base de goma de caucho natural que asegurará un buen agarre en la mesa del escritorio, si colocamos el teclado encima de ella además del ratón el peso de éste nos proporcionará un plus de estabilidad adicional que impedirá que la alfombrilla se mueva ni un ápice de su sitio durante el uso, incluso durante las sesiones de juego más intensas y los movimientos más agresivos del ratón.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Specs

Como veis Corsair no es demasiado explícita a la hora de darnos las características técnicas de la MM300, ya que simplemente nos dice sus dimensiones (93 x 30 x 0.3 centímetros) y que su superficie es de tela. Sin embargo sí que nos dice que la superficie de tela está pensada para la máxima precisión (por lo que podríamos considerar la MM300 de clase “Control” y no “Speed”), pero aun así para tener una baja fricción y con un desgaste mínimo. Además, cuenta con los bordes cosidos par reforzar toda la estructura de la alfombrilla, por lo que su durabilidad está asegurada.

ANÁLISIS EXTERNO.

Corsair ha utilizado el habitual embalaje con los colores negro y amarillo característicos de la familia Gaming de productos de la marca. Con su forma rectangular, es evidente que el producto va enrollado en el interior. En sus cuatro caras más grandes encontramos información a tutiplén del producto, incluyendo una imagen del dibujo decorativo con el que cuenta.
Como ya os habréis dado cuenta, en una de las caras el embalaje tiene una pequeña abertura por la que podremos introducir el dedo y tocar la superficie de la alfombrilla.
Corsair MM300 -005
Aquí está por fin la Corsair MM300, enrollada de momento eso sí porque con sus más de 90 centímetros de longitud ocupa casi toda la mesa.
Corsair MM300 -006
En la siguiente galería podéis ver la alfombrilla, con su superficie suave de tela por encima y la goma anti deslizante por debajo. Fijaos también en los bordes cosidos que dotan al producto de una gran resistencia y durabilidad, si bien es cierto que con sus 2 mm de grosor es bastante más endeble que otras alfombrillas de este tamaño que hemos probado hasta ahora, de 3 mm de grosor siempre hasta ahora.

Y aquí está la Corsair MM300 extendida en la mesa.

Corsair MM300 -011

Vista la alfombrilla, vamos a proceder a utilizarla para que podamos contaros qué tal se desenvuelve.

TESTEO.

Lo primero de todo, cómo no, es ver qué tal queda en nuestro escritorio.

Corsair MM300 -012

Hemos estado utilizando la Corsair MM300 durante ya más de una semana, y he de decir que desde el primer momento me ha parecido de lo más cómodo pues al tener un ancho tan grande y ubicarse incluso debajo del teclado, permite que las muñecas se apoyen sobre blando cuando estoy escribiendo en éste. Esto además, y como comentamos al principio, hace que la alfombrilla no se mueva de su sitio en ningún momento, ni siquiera en las situaciones más críticas de juego en las que tenemos que mover el ratón de un lado para otro a ritmo frenético.

Dejando eso de lado, con todo tipo de ratones y en todo tipo de juegos se ha comportado excepcionalmente bien. El ratón se desliza como en una nube, ya que la fricción de la tela que Corsair ha instalado en la MM300 es efectivamente muy baja, así que cualquier tipo de pata de teflón en un ratón va a tener un contacto mínimo. Por otro lado, el sensor del ratón, ya sea óptico o láser, funciona a las mil maravillas con cualquier tipo de resolución, entregando un rendimiento óptimo independientemente de si somos usuarios que jugamos con resolución alta o baja.

CONCLUSIÓN.

Hasta ahora no era demasiado amigo de las alfombrillas de tamaño completo, pero ésta Corsair MM300 me está haciendo cambiar de opinión cuanto más tiempo la uso. Ya no solo porque es cómodo tener una superficie acolchada en la que apoyar las muñecas mientras escribo con el teclado, sino porque me parece que tiene el tamaño ideal para un escritorio completo, sin llegar a ser demasiado “alta” como algunas que chocan contra el monitor. Además, su rendimiento es tan fabuloso como promete el fabricante, por lo que tengas el tipo de ratón que tengas y sea cual sea tu estilo de juego, ésta MM300 no te decepcionará.

PROS:

  • Gran superficie de control.
  • Muy poca fricción, el ratón se desliza como en una nube.
  • Gran calidad de materiales y construcción.
  • Tamaño justo para un escritorio completo.
  • Buen rendimiento con cualquier tipo de ratón y estilo de juego.
  • Estéticamente me parece bastante bonita.

CONTRAS:

  • Nada reseñable.

Score MM300

Por ello ésta Corsair MM300 no solo se merece nuestro galardón de Platino, sino que además se lleva nuestra recomendación por su rendimiento y su relación calidad / precio.

Compártelo. ¡Gracias!