MSI GTX680 Lightning

MSI GTX680 Lightning

Rodrigo Alonso

Cuando hablamos de la NVIDIA GTX680 estamos hablando de la tarjeta gráfica mononúcleo más potente del momento, y si hablamos de la MSI GTX680 Lightning, lo que tenemos entre manos es la gráfica tope de gama de uno de los ensambladores de tarjetas gráficas más importantes del planeta, y esto es precisamente lo que vamos a analizar en el día de hoy, la MSI GTX680 Lightning, la tarjeta gráfica mononúcleo más potente de MSI, la cual viene equipada con el famoso disipador Twin Frozr y con Overclock de fábrica además de una serie de características que solo se pueden ver en modelos tope de gama de MSI.

Como decíamos, esta MSI GTX680 Lightning se sitúa en la parte alta de la gama de gráficas de la serie 600 de NVIDIA (os recordamos que hace poco analizamos la MSI GTX660 Ti Power Edition y ya demostró un rendimiento extraordinario siendo de gama media-alta). Esta tarjeta gráfica se sitúa en un precio de aproximadamente 550 euros, por lo que no es apta para todos los bolsillos.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de MSI.

La MSI GTX680 Lightning funciona a una velocidad de 1111Mhz en el Core (1176Mhz Boost) frente a los 1006 Mhz (1058Mhz Boost) del modelo de referencia, pero además cuenta con una serie de características especiales que solo podemos encontrar en modelos de gama alta de MSI.

– Potencia digital desbloqueada: Esta tarjeta gráfica cuenta con un switch para cambiar entre dos BIOS independientes, una con los valores por defecto de esta versión Lightning y otra con un Overclock muy elevado y sin ningún tipo de restricción a la hora de modificar valores, pensado para refrigerar la gráfica con L2N. Además cuenta con un controlador PWM digital más estable y preciso y un diseño de potencia mejorado que permite a la gráfica obtener el doble de potencia para mejorar su potencial de overclock.

– GPU Reactor: esto es un invento de MSI especialmente diseñado para esta gráfica. Han añadido un dispositivo en la parte trasera del PCB de la GTX680 Lightning que según ellos mejora la estabilidad del Overclock proporcionando un 200% más de potencia y eliminando ruidos eléctricos.

– Xtreme Thermal: El disipador Twin Frozr IV está diseñado de tal manera que expulsa el polvo al exterior para mantener las mejores condiciones térmicas en el disipador. Además la estructura de doble disipador en una sola pieza proporciona mejor disipación del calor y fortalece la estructura de la gráfica para evitar que se doble el PCB. Voy a explicar un poco este punto por si decidís compraros esta gráfica que no os asustéis. La tecnología Dust Removal consiste en que al encender el ordenador, los ventiladores de la gráfica se ponen al máximo durante 30 segundos con sentido de giro inverso para, de esta manera, expulsar el polvo fuera de la misma. Esto puede asustar a alguien que no lo sepa, e incluso puede molestar un poco, ya que lo hace siempre que encendemos el ordenador.

– Componentes de clase militar: Como es habitual en MSI, utilizan lo que llaman «Military Class III», componentes que cumplen los estándar militares MIL-STD-810G para asegurar la máxima calidad y estabilidad.

ANÁLISIS EXTERNO

La MSI GTX680 Lightning viene embalada en la típica caja de color verde que suele emplear MSI en sus modelos Lightning (ya pudimos verlo cuando analizamos la GTX580 Lightning, la caja no ha cambiado mucho).

La caja tiene una «puerta» horizontal, que si la abrimos accedemos a una explicación de sus características especiales, así como una ventana de plástico para poder ver la gráfica (aunque realmente no se la ve mucho).

Detalle de la parte de arriba.

Detalle de la parte de abajo.

Si le damos la vuelta a la caja tenemos condensado en poco espacio las características técnicas de la gráfica, así como sus requerimientos mínimos de sistema.

Si ampliamos esta zona podemos ver que MSI aconseja una fuente de alimentación de al menos 650W con dos conectores PCI-Express de 8 pines para hacer funcionar su GTX680 Lightning.

Dentro de la caja de cartón principal tenemos otra caja de color negro, esta vez de cartón duro para que pueda soportar los posibles golpes que sufra en su transporte.

Abrimos la caja y accedemos a la gráfica, dentro de un plástico antiestático.

Junto con la gráfica vienen diversos manuales y guías de instalación rápida, amén de un CD con los Drivers y el MSI Afterburner y un certificado de calidad y estabilidad.

Detalle del certificado. Es bastante curioso, pero MSI ha querido enfatizar que ha puesto todo su empeño en hacer de esta GTX680 Lightning una gráfica de la máxima calidad.

También se incluye un adaptador de DVI a VGA y un puente SLI. En condiciones normales también debería venir incluído 3 pin-outs para medir tensiones con un multímetro y un adaptador para convertir un conector PCI-Express de la fuente de alimentación de 6 a 8 pines, pero como lo que hemos recibido es una muestra directa del fabricante no venían estas cosas. No os preocupéis, porque si la compráis nueva sí que estarán incluídos estos accesorios.

Vamos ya con la gráfica. La sacamos de su protección antiestática y lo primero que llama la atención es que a pesar de ser una tarjeta gráfica de unas dimensiones considerablemente grandes y de que es muy pesada, es tremendamente robusta y no se dobla para nada. Vemos que a diferencia de lo que vimos en la GTX580 Lightning en la que MSI empleó su archiconocido disipador Twin Frozr III, para esta GTX680 Lightning ha empleado una versión diferente y más moderna, el Twin Frozr IV.

Para refrigerar el gran disipador de esta GTX680 Lightning, MSI ha instalado dos ventiladores de 100mm cada uno.

MSI ha cuidado cada detalle en esta gráfica, hasta el punto de que ha querido imprimir su logo en el PCB de la misma.

Damos la vuelta a la gráfica, y lo primero que llama la atención es que prácticamente no vemos el PCB. MSI ha instalado una plancha metálica en toda la superficie para mejorar la disipación de calor y a la vez añadir robustez a la gráfica. Además, podemos ver que justo en la parte trasera de donde debe ir la GPU hay un artilugio de color azul y plata, que no es ni más ni menos que una carcasa protectora para el «invento» de MSI que os explicamos antes: el GPU Reactor.

Aquí podemos verlo más de cerca (y luego os lo enseñamos por dentro).

Esta GTX680 Lightning lleva dos conectores para SLI, por lo que es compatible con configuraciones de hasta 4 tarjetas gráficas.

De perfil. Vemos que ocupa 2 slots PCI, y que su disipador ocupa todo el largo de la tarjeta gráfica, de principio a fin. En la zona derecha vemos los dos conectores de alimentación PCI-Express de 8 pines cada uno, y en el centro un pequeño switch que sirve para cambiar entre dos BIOS diferentes, una con los valores de fábrica de MSI y otra con un Overclock especialmente diseñado para tener que refrigerar la gráfica con nitrógeno líquido.

Detalle de los dos conectores.

Detalle del switch.

En esta imagen vemos el perfil inverso de la gráfica, y aquí podemos ver perfectamente el gran disipador que MSI ha empleado.

Vamos a la parte trasera. Aquí tenemos todas las salidas de vídeo: 2 DVI, 1 HDMI y 1 Display Port.

En la parte opuesta tenemos los tres puntos de control, a los cuales podremos conectar un multímetro para controlar los voltajes de la gráfica.

Como decíamos, esta MSI GTX680 Lightning es una tarjeta gráfica de unas dimensiones considerables: 28,5 centímetros. Eso sí, es un poco más corta que su predecesora, la cual medía 30,5cm.

Aquí podéis verla comparada con una pequeña GTX650. Es casi el doble.

ANÁLISIS INTERNO

Para desmontar la GTX680 Lightning primero hemos retirado el plástico protector del GPU reactor. Como vemos, debajo de éste hay una plaquita con algunos circuitos integrados, y esto es ni más ni menos lo que según MSI nos da el doble de estabilidad y de potencia para la GPU.

Esta plaquita se puede retirar, pero hay que hacerlo con sumo cuidado porque los pines de contacto son extremadamente finos.

Después desatornillamos el disipador y esto es lo que encontramos. Como podemos ver, debajo del disipador también hay otra plancha metálica para, al igual que la trasera, mejorar la disipación y otorgar más robustez a la gráfica.

Un disipador tan grande solo hace contacto con el pequeño die que es la GPU.

Aquí podemos ver que el disipador cuenta con 5 heatpipes, dos de ellos de 8mm de diámetro y los otros 3 de 6mm.

Dos de los heatpipes salen por un lado y otros tres por el opuesto para distribuirse bien por las aletas de aluminio de toda la superficie del disipador.

Como vemos, el disipador es enorme. En la siguiente foto podemos observar el ventilador justo debajo de las aletas de aluminio. No hay impedimentos que bloqueen el aire del disipador, por lo que la superficie refrigerada por los ventiladores es óptima.

Vamos ya al PCB. Aquí tenemos la GPU NVIDIA GK 104, un poco sucia de pasta térmica porque alguien no fue muy cuidadoso al montarla.

Aquí podéis ver el PCB al completo. Ahora vamos por partes.

Aparte de la GPU, esta es la zona más importante de la gráfica. La primera hilera son los Hi-c CAP (Condensadores de alta conductividad) y sirven para estabilizar la potencia que le llega a la GPU y de esta manera otorgar una mejor estabilidad en overclocking. La segunda hilera (los chips dorados en los que pone SSC) son los Golden SSC (Golden Solid State Choke). Están fabricados con un núcleo de acero puro recubierto de oro, y sirven para ampliar la potencia que le llega a la GPU y aumentar su capacidad de overclock.

Justo a la derecha de esos bonitos chips SSC tenemos los CopperMOS (Copper MOSFET), fabricados en cobre su función es reducir la temperatura de los componentes y de esta manera reducir el ruido eléctrico y, una vez más, mejorar la capacidad de overclock. Por último tenemos esa hilera de condensadores redondos, llamados Dark Solid Capacitor. Están fabricados con un núcleo de aluminio y bañados en níquel para aumentar su tiempo de vida. Su función es aumentar la vida de la tarjeta gráfica en entornos de alto rendimiento y reducir el ESR (Resistencia de serie equivalente).

Como vemos, MSI ha puesto un especial énfasis en la capacidad de overclock de esta tarjeta gráfica. Como si con sus valores de serie ya tuviera poco rendimiento, ¿verdad?

Lo último que nos queda ver es el PCB en su parte trasera sin la protección metálica que vimos al principio.

INSTALACIÓN.

Instalar la MSI GTX680 Lightning no es más complicado que con cualquier otra tarjeta gráfica, pero hay que tener algunas cuestiones en consideración. La primera es que debido a su longitud de 285mm no es compatible con todas las cajas de PC, así que hay que tener cuidado con eso. La segunda es que también es más alta que la mayoría de tarjetas gráficas del mercado, por lo que hay que tener cuidado si tenemos ventiladores laterales.

Para instalarla, simplemente la pinchamos en un slot PCI-Express x16 de la placa base, la atornillamos y le conectamos los dos conectores PCI-Express de 8 pines de la fuente de alimentación. También hay que tener cuidado con esto, ya que no todas las fuentes de alimentación tienen estos conectores.

Detalle de los conectores.

Hay que tener cuidado, ya que la gráfica ocupa hasta casi tocar la placa base.

Y cuidado con el GPU Reactor, porque podría impedir instalar tarjetas que ocupen el slot PCI-E 1x de la placa base.

Una vez instalada, al encender el quipo, el GPU Reactor se ilumina en color azul.

La parte trasera del PCB también cuenta con LEDs azules para indicar su fase de potencia.

TESTEO.

Para este análisis hemos utilizado el siguiente hardware (además de la MSI GeForce GTX680 Lightning):

– Intel Core i5 2500K @ 4,4Ghz.
– Asus Sabertooth P67 B3.
– 2x4Gb G.Skill Sniper DDR3 1866Mhz.
– Noctua NH-D14.
– Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W.
– Corsair Neutron GTX 240Gb.
– 2x Seagate Barracuda 7200.12 1Tb SATA3.
– 1x Seagate Barracuda 7200.12 500Gb SATA2.
– Cooler Master HAF XM.

El sistema operativo empleado ha sido Windows 7 Ultimate x64 SP1 con todos los parches instalados y la última versión de drivers NVIDIA Forceware en la fecha de la realización del análisis (306.97).

Comencemos viendo una captura del GPU-Z para ir abriendo boca.

Solo viendo su tasa de relleno de texturas (142.2 GTexel/s) ya sabemos que tenemos entre manos una bestia. Solo hay que compararlo con la gráfica mononúcleo más potente de la competencia, la AMD Radeon HD7970, cuya tasa de relleno de texturas es de 118.4 GTexel/s. Tenemos que la tasa de relleno de píxels es de 35,6 GPixel/s frente a los 29.6 GPixel/s de la 7970. No obstante, en el ancho de banda de memoria se queda un poco corta (192.3 GB/s frente a 264 Gb/s) dado que su ancho de banda de memoria es de 256 Bit frente a los 384 Bit de la 7970. Por último, cabe comentar que también tiene menos shaders que su competidora directa (1536 contra 2048).

Overclock

En HardZone siempre os recordamos que el Overclock es una práctica muy peligrosa que bajo ningún concepto os recomendamos hacer, ya que corréis un alto riesgo de estropear el componente y anular la garantía del mismo. En HardZone somos expertos con muchos años de experiencia y trabajamos con muestras enviadas por los fabricantes (por lo que no tienen garantía). Si aun sabiendo esto decidís hacer overclock a algún componente de vuestro sistema, es bajo vuestra responsabilidad.

También añadir que al hacer Overclock a una tarjeta gráfica no buscamos batir récords (para eso están los Overclockers profesionales), así que siempre tratamos de ver qué nivel de Overclock es capaz de alcanzar corriendo un riesgo mínimo, es decir, sin subir el voltaje.

En el caso de la MSI GTX680 Lightning estos son los valores de Overclock que hemos alcanzado 100% estables sin subir el voltaje.

Temperatura y consumo

Para medir la temperatura se ha utilizado Open Hardware Monitor. La temperatura que se muestra en las gráficas es el Delta, es decir, temperatura medida menos temperatura ambiente. De esta manera, la temperatura ambiente no influye en el resultado de la medición. Los resultados han sido tomados en diversas situaciones: Idle Largo (30 minutos sin hacer absolutamente nada), Idle (10 minutos sin hacer nada), con el Heaven Benchmark, Juegos y Furmark durante 10 minutos.

Estos han sido los resultados obtenidos con el ventilador de la gráfica en automático.

Como vemos los resultados difícilmente podrían ser mejores. Como siempre que analizamos una gráfica de MSI repetimos lo mismo: si su diseño de disipador Twin Frozr da unos resultados tan buenos, ¿para qué cambiarlo? Hoy por hoy sigue siendo el mejor disipador de serie que podemos encontrar.

Consumo

El consumo ha sido medido con un medidor Efergy eSocket. Esta gráfica muestra el consumo del sistema completo, incluyendo procesador, y todos los periféricos conectados a la torre, pero no el monitor, por lo cual también he añadido el consumo con el procesador estresado con Prime95 para ver el consumo máximo del sistema.

Como vemos, tampoco es necesario tener una fuente de 650W tal y como recomienda el fabricante. Con una fuente de buena calidad de 550W sería suficiente, pero eso sí, teniendo en cuenta que debe contar con dos conectores PCI-Express de 8 pines y que proporcione un buen amperaje en el raíl de +12V para poder dar servicio a esta gráfica.

TEST SINTÉTICOS.

Unigine Heaven Benchmark v2.1

Un resultado excepcional en este test. Vamos a verlo comparado con otras gráficas que han pasado por nuestro laboratorio de pruebas.

Como podéis ver en la gráfica, la GTX680 Lightning de MSI no tiene rival en este test, superando con mucho a su competidora directa, la Radeon HD7970. También vemos una mejora abismal de rendimiento con respecto a la anterior generación, la GTX580 Lightning.

Unigine Heaven Benchmark v3.0

De nuevo un resultado excepcional en esta nueva versión del Heaven Benchmark. No lo hemos comparado con otras gráficas ya que no disponemos de datos suficientes, pero en futuras reviews de tarjetas gráficas incluiremos este test a modo de comparativa.

3DMark 11

Con 3DMark 11 vamos a comprobar el rendimiento específico con DirectX 11. Estos han sido los resultados, tanto en modo Performance (720p) como en modo eXtreme (1080p).

Y vamos a verlo comparado con el resto de tarjetas gráficas.

Una vez más, la MSI GTX680 Lightning no tiene rival, quedando muy cerca de los 10.000 puntos en el modo Performance. En este test, de hecho, ha dejado a la todopoderosa AMD Radeon HD7970 muy, muy atrás.

Test en juegos.

En los siguientes tests os mostramos el rendimiento en algunos de los juegos más populares del panorama actual. El rendimiento está medido en FPS (Frames por Segundo) y ha sido medido con la utilidad de benchmarking FRAPS durante sesiones de 20 minutos de juego, intentando hacerlo en pantallas o misiones lo más sobrecargadas posible.

Cada juego es diferente, pero en todos los casos los gráficos han sido configurados al máximo y a una resolución de 1920×1080, ya que al fin y al cabo es lo que cualquiera que se compre una tarjeta gráfica de la categoría de la MSI GTX680 Lightning busca: jugar al máximo y en Full HD.

Aunque en los juegos Online el resultado de FPS se ve influenciado por la calidad de la línea de Internet, no hemos querido hacer este test sin incluir los nuevos Battlefield 3 y Call of Duty: Modern Warfare 3.

La metodología en los diferentes juegos ha sido la siguiente:

– Resident Evil V: utilidad de benchmark.
– League of Legends: Partida de 20 minutos en el mapa 5vs5.
– Metro 2033: utilidad de benchmark (5 runs).
– Assassins Creed 2: 20 minutos yendo de un sitio a otro de la ciudad, escalando torres y corriendo lo más rápido posible.
– Battlefield 3: Partida de 20 minutos en el mapa «Operation Firestorm».
– Guild Wars 2: Partida de 20 minutos; 5 minutos en ciudad sobrecargada (Arco del León) y 15 haciendo misiones diversas.
– World of Warcraft: Partida de 20 minutos en la instancia Azjol Nerub.
– COD MW3: Partida de 20 minutos en modo duelo por equipos en el mapa «Resistance».

Estos han sido los resultados:

Como vemos en la gráfica, la MSI GTX680 Lightning se ha comportado excepcionalmente bien en todos y cada uno de los juegos a los que ha sido sometida a prueba. Ha sufrido algunos bajones de FPS en juegos como el Metro 2033, pero nunca ha bajado de 33 FPS y además ha sido momentáneo, por lo que la experiencia de juego no se ha visto para nada afectada. Además me ha dejado impresionado que en el nuevo Guild Wars 2 los FPS no hayan bajado de 53 incluso en un mapa de ciudad sobrecargadísimo como es Arco de León.

CONCLUSIÓN.

Esta nueva MSI GTX680 Lightning ha demostrado ser una bestia, dejando muy atrás a todas sus competidoras en todos y cada uno de los tests a los que ha sido sometida. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de una tarjeta gráfica muy cara (unos 550 euros en tiendas de España), pero desde luego es una apuesta segura para tener tarjeta gráfica durante varios años para jugar a tope en todos los juegos del panorama actual (y los que están por venir). Además, como siempre MSI ha hecho un trabajo excelente en cuanto a su disipador Twin Frozr, el cual mantiene la gráfica a buenas temperaturas emitiendo muy, muy poco ruido, si bien es algo molesta la tecnología Dust Removal que pone los ventiladores al máximo al encender el ordenador, donde sí que hacen bastante ruido.

PROS:

– Rendimiento increíble.
– Silenciosa y fresca.
– Overclock de serie y buena capacidad de overclock.
– Compatible con Quad-SLI.
– Dual BIOS.
– Componentes de la más alta calidad.

CONTRAS:

– Precio.
– Necesita dos conectores PCI-Express de 8 pines.
– La tecnología Dust Removal puede llegar a ser molesta.

Por ello, la MSI GTX680 Lightning se lleva nuestra recomendación y nuestro galardón de oro.

Queremos agradecer a MSI Iberia y en especial a Víctor por habernos enviado la muestra para la realización de este análisis.