MSI GTX 650 Ti Boost OC

msi logo

 

Hace menos de dos meses que NVIDIA lanzó al mercado sus nuevas GTX 650 Ti BOOST para rellenar el hueco de rendimiento existente entre las GTX 650 Ti y las GTX660. MSI fue uno de los primeros ensambladores en lanzar su modelo personalizado de esta gráfica, y además le ha realizado overclock de fábrica, lanzando el modelo Gigabyte GTX 650 Ti BOOST OC que analizamos hoy.

Esta tarjeta gráfica viene a ocupar un puesto en la parte alta de la gama media, siendo su rendimiento bastante próximo a la GTX 660 que ya analizamos hace tiempo, pero con un precio bastante más bajo (unos 160 euros frente a los 200 euros de la GTX 660). Por otro lado, su rendimiento es enormemente superior al de las GTX 650. En concreto el modelo que analizamos hoy cuenta con el famoso disipador de Twin Frozr III que tan buenos resultados le ha dado a MSI en otros modelos de tarjetas gráficas. Como se suele decir en la informática, si algo funciona bien, ¿para qué cambiarlo? Y esa es exactamente la filosofía que MSI sigue en sus gráficas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web del fabricante.

Specs

 

Podemos ver que en cuanto a las especificaciones técnicas, esta gráfica de MSI es exactamente igual que el modelo homónimo que analizamos de Gigabyte hace unos días. Su Overclock de fábrica consiste en aumentar la frecuencia de la GPU hasta los 1033 Mhz (1098Mhz) frente a los 980 Mhz del modelo de referencia. Como ya comentamos en el análisis del modelo de Gigabyte, si NVIDIA lanzó la GTX 650 Ti original en Octubre de 2012 que como era comprensible batió todas las marcas de su competencia directa, la AMD Radeon HD 7770 Ghz Edition en cuestión de rendimiento y obligó a AMD a lanzar un modelo de 1Gb de memoria de la Radeon HD 7850 para superar a esta gráfica de NVIDIA en el mismo segmento de precios, esta GTX 650 Ti BOOST es la evidente respuesta de NVIDIA para volver a hacerse con la pole position del segmento de las gráficas asequibles. Recordemos también que esta tarjeta gráfica tiene 2Gb de memoria y cuesta unos 170 euros.

ANÁLISIS EXTERNO.

Vamos a centrarnos en esta versión de MSI de la GTX650 Ti Boost. Comenzamos viendo su embalaje, en el cual destacan los colores negro y rojo habituales en las series Gaming de MSI. En ninguna de las caras del embalaje podemos ver una foto de la tarjeta gráfica, tan solo un esbozo en la parte trasera cuando nos explican que es compatible con SLI. En la parte trasera del embalaje tenemos las especificaciones técnicas de la gráfica, así como una breve explicación de sus tecnologías.

Abrimos la caja para ver el interior, y encontramos la tarjeta gráfica perfectamente protegida contra cualquier golpe que pudiera sufrir la caja durante su transporte. Junto con la gráfica MSI adjunta un CD con drivers y su conocido software MSI Afterburner, así como una guía de usuario, un adaptador DVI-VGA y un cable conversor de 2 MOLEX de 4 pines a PCI-Express de 6 pines, justo lo que necesita esta tarjeta gráfica para alimentarse.

Ya fuera de la caja y retiradas sus protecciones, aquí podemos ver la MSI GTX 650 Ti Boost OC.

MSI GTX650 Ti Boost OC - 08

No hay mucho que añadir sobre este eficiente disipador dado que lo hemos visto ya en muchas ocasiones. Cuenta con dos ventiladores silenciosos de 92mm con las 13 aspas bastante cortas (a diferencia de 9 aspas más gruesas como en otros modelos). Esto les permite crear una menor presión estática pero mayor flujo de aire, dado que están bastante inclinadas con respecto a la horizontal.  Como ya hemos visto en las especificaciones, esta gráfica necesita un conector PCI-Express de 6 pines para alimentarse, es compatible con SLI, y sus salidas de vídeo son dos DVI (uno de ellos dual-link), un HDMI y un DisplayPort nativo. Llama la atención que al igual que el modelo de Gigabyte, la parte trasera del PCB está prácticamente vacío a excepción del conector de alimentación. El fabricante simplemente ha hecho un poco más grande la gráfica de lo que en realidad necesitaría para adaptarla a su disipador Twin Frozr III.

Aquí podemos ver su tamaño comparado con su competencia directa, una Sapphire Radeon HD 7790 DualX. Como vemos son prácticamnte iguales.

MSI GTX650 Ti Boost OC - 17

 

Una vez vista la gráfica es hora de montarla en nuestro sistema de pruebas y comenzar su testeo.

TESTEO.

El equipo empleado para probar este MSI GTX 650 Ti Boost OC ha sido el siguiente:

El sistema operativo empleado ha sido Windows 7 Ultimate x64 SP1 con todos los parches instalados, y los drivers para la gráfica los NVIDIA Forceware 320.00 WHQL.

Como de costumbre, abrimos boca con una captura de pantalla de GPU-Z.

GPU Z

Los parámetros que nos muestra GPU-Z son exactamente los mismos que nos mostraba la versión de Gigabyte. Así pues, ¿tendrán el mismo rendimiento? A continuación lo vamos a comprobar. Recordemos que este modelo de MSI es unos 10€ más caro que el de Gigabyte.

Temperatura

Para medir la temperatura se ha empleado Open Hardware Monitor, y el dato medido es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De este modo, aunque esta última varíe, no se ve afectada la comparación en la medición.

Los resultados de la siguiente gráfica han sido obtenidos con el ventilador de la gráfica en automático, y en las siguientes situaciones: Idle largo (30 minutos de absoluto reposo), Idle (10 minutos de reposo), Heaven Benchmark (temperatura máxima durante el benchmark), Juegos (temperatura máxima jugando) y Furmark durante 10 minutos.

Gráfica Temperatura

A continuación, una comparativa de temperatura con otras tarjetas gráficas que han pasado por nuestras manos:

Gráfica comparativa temperatura

Como se puede apreciar en la gráfica, si bien el Twin Frozr III que MSI ha incorporado en esta tarjeta gráfica hace muy bien su trabajo, el WindForce 2X de Gigabyte logra obtener unas mejores temperaturas. No es que un disipador sea mejor que otro (que podría ser), es que esta gráfica de MSI a pesar de tener los mismos valores que el de Gigabyte, tiene su límite de consumo más elevado. Por ende, consume un poco más (ahora lo vamos a ver), pero también rinde un poco mejor. Además, lo que sí os podemos decir de primera mano es que este disipador de MSI es un poco más silencioso que el de Gigabyte cuando la gráfica está sometida a máxima carga.

Consumo.

El dato de consumo se ha medido con un medidor de enchufe Efergy eSocket al que únicamente estaba enchufada la torre del ordenador. Es decir, que el dato de consumo es del sistema completo sin tener en cuenta el monitor, altavoces ni demás posibles aparatos. Por ello, también hemos querido incluir el dato de consumo máximo (Full LOAD), estresando además de la gráfica con Furmark el procesador con Prime95.

Gráfica Consumo

Gráfica comparativa consumo

Como hemos comentado antes, esta gráfica de MSI consume un poco más a plena carga que el modelo de Gigabyte, dado que su límite de consumo es más elevado. Esto se traduce en mayor calor generado por la GPU, pero también en un mejor rendimiento (teóricamente). Igualmente, con una fuente de alimentación de buena calidad de unos 400W tendríamos suficiente para este sistema.

TEST SINTÉTICOS.

En este apartado sometemos a la MSI GTX 650 Ti BOOST OC 2Gb a diversos benchmarks sintéticos para medir su rendimiento en diferentes ámbitos. Aunque no se trata de una gráfica pensada para hacer funcionar los test o juegos a máxima resolución y con todos los detalles al máximo, hemos decidido testearla de esa manera para poder comparar su rendimiento con el resto de tarjetas gráficas.

Unigine Heaven Benchmark 4.0

Este benchmark viene con varios presets pre configurados, pero el preset más exigente de éstos no utiliza una resolución Full HD, por lo que hemos personalizado los parámetros para elegir los más exigentes.

Heaven 4

Como esta versión del benchmark es relativamente reciente no tenemos muchas otras tarjetas gráficas para compararlo, aunque cada vez se va rellenando un poco más la gráfica.

Gráfica Heaven 4

En este primer test ya podemos ver como este modelo de MSI despunta por encima del de Gigabyte, sacándome 1.2 FPS de diferencia. Si bien este valor no es mucho, es innegablemente superior.

Valley Benchmark 1.0

Valley 1

Gráfica Valley 1

En este test de nuevo la versión de Gigabyte se ha quedado atrás, estando 1.4 FPS por debajo.

3DMark 11

Ahora vamos con el rendimiento en 3DMark 11. Este test nos va a mostrar la potencia gráfica específica con DirectX11.

3DMark11 Extreme 3DMark11 PerformanceComparado con el resto de tarjetas gráficas.

Gráfica 3DMark11

Cada vez se hace más evidente la superioridad de este modelo de MSI con respecto a la competencia, y esos 10€ de diferencia no parecen tanto.

3DMark

Vamos ahora a someter a esta gráfica a la última versión del famoso test 3DMark. Estos han sido los resultados:

3DMark 1 - Ice Storm 3DMark 2 - Cloud Gate 3DMark 3 - Fire Strike 3DMark 4 - Fire Strike Extreme

Gráfica 3DMark

Juegos.

En los siguientes tests os mostramos el rendimiento en algunos de los juegos más populares del panorama actual. El rendimiento está medido en FPS (Frames por Segundo) y ha sido medido con la utilidad de benchmarking FRAPS. Cada juego es diferente, pero en todos los casos los gráficos han sido configurados al máximo y a una resolución de 1920×1080.

La metodología en los diferentes juegos ha sido la siguiente:

– Resident Evil 6: utilidad de benchmark.
– Tomb Raider: utilidad de benchmark.
– Tomb Raider (TressFX): utilidad de benchmark (TressFX activado).
– Metro 2033: utilidad de benchmark (5 runs).
– Assassins Creed 3: 20 minutos yendo de un sitio a otro de la ciudad, escalando torres y corriendo lo más rápido posible.
– Battlefield 3: Partida de 20 minutos en el mapa “Operation Firestorm”.
– Guild Wars 2: Partida de 20 minutos; 5 minutos en ciudad sobrecargada (Arco del León) y 15 haciendo misiones diversas.
– Bioshock Infinite: utilidad de benchmark.

Aquí es donde vamos a ver realmente si a la hora de la verdad merece la pena pagar esos 10€ de más que cuesta este modelo de MSI con respecto a la competencia.

Gráfica Juegos

A continuación lo vemos comparado con el modelo de Gigabyte y con la Radeon HD 7790.

Gráfica comparativa juegos

Como se puede apreciar, esta MSI GTX 650 Ti Boost OC es una tarjeta gráfica perfectamente válida para hacer funcionar los últimos títulos del mercado, si bien en algunos de ellos tendremos que relajar la configuración gráfica para jugar con fluidez. También podemos ver cómo se ha desmarcado claramente no solo de la Radeon HD 7790, sino también del modelo de Gigabyte, que como vimos al principio cuenta con exactamente las mismas frecuencias de overclock de fábrica.

CONCLUSIÓN.

Merece la pena. Esos 10€ de más que cuesta esta tarjeta gráfica con respecto a la competencia nos proporciona un plus de rendimiento que al final se nota, y no solo eso, sino que además ganamos en silencio (si bien es cierto que perdemos en temperatura y en consumo). Desde luego esta MSI GTX 650 Ti Boost OC es una compra recomendada para todo el mundo que quiera poder jugar a un buen nivel de detalles con una tarjeta gráfica silenciosa y no excesivamente cara (recordemos que su precio ronda los 170 euros en tiendas de España).

PROS:

  • – Rendimiento excelente.
  • – Bajo consumo.
  • – Silenciosa y buenas temperaturas.
  • – Relación rendimiento – precio.

CONTRAS:

  • – Nada destacable.

Por ello, no podemos sino otorgarle nuestra recomendación y nuestro galardón de oro.

recomendado

HZ - Oro2

Compártelo. ¡Gracias!