Ozone Neon

El Ozone Neon fue anunciado la semana pasada como la última incorporación al catálogo de ratones gaming de Ozone. Tiene diseño ambidiestro y está equipado con un sensor láser de gran precisión que llega a alcanzar 6400 DPI. Es ampliamente personalizable, ya que permite ajustar la frecuencia, tasa de respuesta, entre otras cosas. Se pueden programar sus ocho botones al gusto 5 perfiles independientes gracias a sus 128Kb de memoria interna y permite cambiar de sensibilidad con un solo botón.

Como decimos, presenta un diseño realizado especialmente para adaptarse a todos los estilos de juego ya que es apto tanto para personas que tengan el agarre tipo palma como los que lo tengan tipo garra y garantiza un gran control y comodidad, tanto para zurdos como para diestros gracias a su diseño ambidiestro, una longitud de 1.8 metros de cable con mallado de nylon y un peso de 120g.

Cuenta con la posibilidad de cambiar de DPI al instante mediante un botón entre los valores que nosotros configuremos en el software que viene incluido, del que hablaremos más adelante. Tiene laterales de goma para mejorar el control del ratón en su movimiento.

En el siguiente video, se pueden ver las características del ratón así como su aspecto estético:

El Ozone Neon estará disponible a partir de este mes en cuatro colores diferentes y a un precio recomendado de 49,90 euros. En nuestro caso, el modelo es el de color rojo y, sin más, os presentamos nuestro análisis del mismo.

Características técnicas

Sacadas de su página web:

89baefb9820bb13c7835e004037e899d

Como se puede ver, tiene un DPI ajustable, y de la forma en que está escrito podría entenderse que la “ajustabilidad” se limita a seleccionar entre esos valores predeterminados, pero como luego veremos, es posible refinar esos escalones para ajustarlo a nuestro gusto. Por otra parte, tanto la tasa de respuesta como el polling rate son ajustables, pero esta vez sí que se trata de valores predeterminados que no podemos modificar.

El ratón tiene 10 botones, aunque solo 8 de ellos son programables de forma efectiva, ya que los dos botones de uno de los laterales quedarán inutilizables, lo veremos más adelante. 128kb de memoria interna para almacenar los perfiles y los macros que creemos.

En cuanto al diseño ambidiestro y de lo que implica hablaremos en detalle más adelante.

Análisis externo

El Ozone Neon viene contenido en una caja de cartón semi-duro y diseño llamativo que se abre en forma de libro para dejar ver el interior. En la parte trasera se encuentran las especificaciones mientras que delante y en los laterales se ven las características destacadas. En el interior, de nuevo, las características destacadas en forma de texto y una ventana a través de la que vemos el ratón en sí.

La caja se abre por arriba para sacar las dos piezas de plástico blando que envuelven el ratón junto con el manual de instrucciones del software de configuración, el mini-disc de instalación y una pegatina de Ozone.

A continuación vemos el ratón desde todos los ángulos. Por su diseño ambidiestro, obviamente es simétrico longitudinalmente y vemos que no tiene una superficie rugosa “adicional” en ninguno de los laterales. La rueda de color rojo tiene un diseño sencillo y las marcas en el mismo son anchas, lo que resulta en un comportamiento muy satisfactorio, además el feedback físico está bien ajustado, la rueda es lo suficientemente “dura” como para no pasarnos de posiciones pero no tanto como para que sea díficil de girar.

Vemos también que el cable de 1.8 metros está recubierto por una malla de nylon y el conector USB 2.0 está bañado en oro. La parte inferior es de color rojo también y tiene una superficie deslizante en cada uno de los extremos a modo de pata que cumplen su cometido perfectamente.

En general, el ratón en sí es simple en cuanto a prestaciones (no cuenta con sistema de pesos ni piezas intercambiables) y en diseño, ya que éste es bastante sobrio y los únicos detalles que tiene son la línea roja que recorre el contorno (no se ilumina) y el logo de Ozone en la parte trasera, que tampoco se ilumina.

Testeo

Nada más conectar el ratón al PC, el botón central se ilumina mediante un LED, pulsando dicho botón podemos alternar entre los distintos niveles de sensibilidad que hayamos configurado (por defecto son 800/1800/3500/6400) y a la vez cambiará el color del LED para indicarnos el modo en el que estamos (una vez instalado el software también aparecerá una pequeña notificación en la parte inferior derecha de la pantalla cada vez que cambiemos de DPI).

La instalación del software es un proceso muy rápido y sencillo, sólo introducir el mini-disc (también se puede descargar desde la página de Ozone) y en un minuto ya está listo para funcionar. En el siguiente apartado hablaremos de las posibilidades de personalización que ofrece el software, pero por ahora vamos a centrarnos en su comportamiento y ergonomía a la hora de usarlo.

Para empezar, se trata de un ratón pequeño y ligero, y al no contar con sistema de pesos no queda otra que adaptarse a sus dimensiones. Si tu ratón anterior era de un tamaño similar no tendrás ningún problema a la hora de amoldarte a él, aunque si por el contrario vienes de un ratón de mayor tamaño, puede que te cueste un poco más por la sensación de que falta  “apoyo” en la parte exterior, lo que va unido al siguiente punto, el diseño ambidiestro.

Ozone Neon

Debido a este diseño ambidiestro, obviamente no está “optimizado” ni para diestros ni para zurdos, y su forma es totalmente simétrica, no se amolda a la forma de la mano como en otros modelos, lo cual pude ser molesto al principio y provocar cierto rechazo, pero sinceramente es algo que tras un par de días de uso ni se nota.

En definitiva, su ergonomía puede resultar díficil al principio, pero al cabo de un tiempo resulta totalmente natural.

El material de los laterales es distinto del de la parte superior. Ésta última es lisa y realmente suave al tacto, muy fácil de deslizar los dedos sobre ella ya que no opone ninguna resistencia y hasta ahora, a pesar de las largas sesiones de uso, y al contrario que con otros ratones anteriores, la palma de la mano no suda. Los laterales por otra parte son más adherentes.

Software

Una vez instalado el programa de configuración llegamos a la siguiente ventana:

ozoneneon3

 

En la parte inferior se encuentran los botones de selección de perfil, tenemos un total de cinco entre los que elegir y cada uno de ellos se puede asignar a un programa o juego para que cada vez que éste se ejecuta, se cambie automáticamente al perfil adecuado:

ozoneneonperfil

Arriba vemos cuatro pestañas, y la de sensibilidad siempre está visible en la parte de la izquierda. Los escalones de sensibilidad se pueden ajustar por separado en saltos de 100. Mediante los sliders que vemos encima podemos establecer niveles diferentes para los dos ejes de movimiento.

A la derecha se muestra una de las otras tres pestañas, en el caso de la imagen de arriba se trata de la configuración de teclas:

ozoneneon

Como vemos hay muchas opciones de bindeo, podemos incluso asignarle la ejecución de un programa, un botón multimedia, o la ejecución de un macro, mediante la siguiente ventana de grabación:

ozoneneonmacro

Otra de las pestañas es la de configuración del sistema, en la que configuramos la velocidad de doble click, velocidad del puntero y número de pasos por cada posición de la rueda:

ozoneneon1

La última es la de configuración avanzada; polling rate y velocidad de respuesta:

ozoneneon2

Hay que mencionar que a efectos de funcionamiento, los dos pares de botones laterales tienen la misma función que su homólogo por lo que al asignarle una funcion a los botones 4 y 5, lo hacemos para los de los dos laterale. El motivo es el diseño ambidiestro. No está pensado para que los botones que quedan en la parte exterior sean usados (los de la derecha en el caso de ser diestro y los de la izquierda en el caso contrario), de hecho, no es posible si quiera que un programa externo como un juego o un software de comunicación los use. El S.O. simplemente no los reconoce.

Por lo tanto, el modo de funcionamiento es el siguiente: si estamos en modo diestro solo responderán lo del lateral izquierdo, y al contrario en el modo zurdo. La forma de de cambiar entre ambos modos es manteniedo la rueda y el botón derecho (para diestro) o el botón izquierdo (para zurdo) durante cinco segundos. Lo que hace esto es activar los botones laterales correspondientes e intercambiar las funciones del click izquierdo y el derecho (aunque en el programa no se refleja ese cambio).

Por último, el botón central cambia de color cada vez que cambiamos de CPI, por lo que aunque asignemos esa función a otro botón, el color seguirá cambiando.

Rendimiento

He usado el Ozone Neon durante una semana en sesiones intensivas de entre 8 y 10 horas, tanto de navegación por internet, ofimática y juegos. Especialmente juegos, de varios géneros: FPS (Battlefied 3 y Natural Selection 2), Acción (The Showdown Effect y Hotline Miami) y MOBA (League of Legends y DOTA 2). Todos estos juegos requieren, además de buenos reflejos, unos movimientos de ratón muy precisos y el susodicho ha respondido de manera sobresaliente. No he tenido sensación de falta de responsividad en ningún momento, cosa que sí pasaba con mi ratón anterior.

Conclusión

A pesar de las inconveniencias mencionadas respecto al tamaño y su diseño (que al fin y al cabo no son más que opiniones personales) se trata de un gran ratón con unas prestaciones, calidad de construcción y materiales realmente buenos y después de unos días de uso resulta extremadamente cómodo y rápido en respuesta. Se trata de un excelente producto respecto a su relación calidad/precio.

Pros:

  • Diseño ambidiestro
  • Ajuste preciso de la sensibilidad
  • Calidad de construccion
  • Rueda precisa
  • Relación calidad/precio

Contras:

  • Podrían haberle dado utilidad a los botones laterales “externos”
  • No tiene sistema de pesos

punt

Por estos motivos, le otorgamos al Ozone Neon el galardón de oro:

HZ_Score_1Gold

 

Compártelo. ¡Gracias!