KROM Khuno

KROM Khuno

Rodrigo Alonso

Krom, la submarca del fabricante español Nox especializada en accesorios para Gamers, presentó hace poco su ratón Khuno, del cual en el día de hoy os vamos a presentar nuestro particular análisis. De él la marca asegura que será el arma definitiva para aquellos jugadores que estén buscando la máxima precisión cuando desarrollen sus partidas, junto a un agarre perfecto. Las herramientas que requieren todos los Gamers de pro para triunfar en el campo de batalla digital.

El nuevo ratón Khuno está diseñado para encajar en la mano con un agarre firme y cómodo. Todo ello gracias a un diseño óptimo rematado con un suave acabado gomoso en su área principal de contacto. Con él, el usuario puede elevar su agilidad trabajando y jugando: sus 7 botones configurables (dos en el lateral izquierdo, más los de scroll y DPI, junto a los dos principales que cuentan con la famosa tecnología OMRON), que permitirán ejecutar macros y atajos de teclado creados y asignados desde su potente software, disfrutando de una transferencia de datos ultra rápida gracias a su conexión USB chapada en oro.

Equipado con un sensor óptico de gran precisión PixArt PMW 3310, Khuno posee 5 niveles de DPI configurables via software, entre los que podrás moverte pulsando un botón. Para ser aún más rápido y letal, Khuno también te permite aumentar la velocidad de ejecución de su doble clic, rueda de desplazamiento y precisión de puntero a través de su software, así como asignar la función Fire Button(ejecutar tres clics en uno) al botón que más te convenga.

Khuno potencia su look y tu experiencia gaming con una iluminación LED RGB que incluye 5 modos personalizables a través de su software,desde el que podrás establecer la velocidad e intensidad de cada uno de ellos. Además, Khuno te permite asignarle a uno de sus siete botones la función de apagar o moverte entre los modos de su iluminación RGB mediante un solo clic.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Tomadas de la página web del fabricante.

En las características técnicas no hay nada que no hayamos contado ya, pero sí que creo necesario matizar algo para evitar confusiones pues en las características técnicas pone que el ratón cuenta con cinco niveles de sensibilidad que parecen predefinidos pero no es así: sí que tiene dichos valores preconfigurados y 5000 es el máximo de DPI que podremos seleccionar, pero mediante el software podremos poner la sensibilidad que queramos en saltos de 50 en 50 DPI, lo cual siempre es una gran ventaja a la hora de que el usuario pueda seleccionar la sensibilidad que mejor se ajuste a su estilo.

ANÁLISIS EXTERNO

El KROM Khuno viene embalado en la habitual caja de cartón blando de colores negro y naranja que siempre utiliza el fabricante. En la cara principal podemos ver una imagen del dispositivo, destacando únicamente que se trata de un ratón con iluminación RGB.

En la parte posterior lo que encontramos es un croquis del dispositivo que nos indica sus partes principales, así como una descripción de sus bondades un poco más abajo y sus características técnicas. En los laterales, se destaca en forma de icono algunas de sus características por un lado y otro.

Abrimos la caja y como es habitual destaca la sencillez, con un mero molde de plástico que mantiene el ratón en su sitio. Como accesorios, únicamente un breve manual de inicio rápido.

Aquí tenéis el KROM Khuno.

En esta vista de la zona de la palma podéis ver su diseño ergonómico pensado para usuarios diestros. Tiene el logo de la marca que se iluminará en la zona de la palma, y ya desde aquí podéis ver los botones centrales justo detrás de la rueda del scroll.

En la vista frontal los podéis ver mejor, así como la rueda y los dos botones principales.

En el lateral izquierdo destacan los dos botones laterales, la gran inserción de goma destinada a mejorar el agarre y por supuesto la tira LED de iluminación.

En el lateral opuesto tenemos otra inserción de goma de generoso tamaño y más zona de iluminación.

Vamos a la zona inferior, en la que encontramos el sensor óptico PixArt en el centro y cuatro patas de teflón deslizante.

El cable, que ya lo habréis visto en la primera imagen, está mallado con hilo de nailon y termina en un conector USB 2.0 dorado.

TESTEO

Visto el ratón, es la hora de conectarlo al equipo y ver qué tal se desempeña, pero como siempre empezamos viendo su iluminación.

En éste caso he de aplaudir el trabajo de KROM, pues la iluminación es excelente, clara y con grandes matices en los colores. Me ha gustado mucho. Podéis juzgar vosotros mismos viendo la siguiente galería con algunos ejemplos.

El software

Creo que va siendo hora de que KROM desarrolle un software unificado para todos sus periféricos, pues sinceramente es bastante molesto tener que andar buscando, descargando e instalando un software específico para cada uno de ellos. En cualquier caso estamos ante un programa que como siempre es sencillo e intuitivo de utilizar, así que no tiene la mayor complicación a fin de cuentas. Pero sí, es hora de que den un paso adelante y creen un software unificado pues su catálogo ya es muy pero que muy amplio.

En la primera pestaña encontramos la habitual selección de funciones de cada botón que nos permite asignarle a cada uno de ellos la función que queramos. También aquí tenemos, en la zona inferior, la gestión de perfiles (recordad que tiene memoria interna así que podremos almacenarlos en el propio ratón para no tener que instalar el software en cada equipo al que lo conectemos).

La segunda pestaña nos lleva a las opciones de iluminación, con unos pocos efectos predefinidos. Nos permite seleccionar cualquier color, pero no por zonas.

La tercera pestaña es la de gestión de macros, en la que podremos crear prácticamente lo que queramos.

En la siguiente pestaña podremos configurar los cinco niveles de sensibilidad en saltos de 50 en 50 DPI. Aquí la verdad es que echo en falta el poder desactivar alguno de los saltos, pues cinco niveles me parecen excesivos (yo como mucho utilizo dos).

Finalmente, en las opciones avanzadas podemos configurar los mismos parámetros que podríamos tocar en el panel de control de Windows, pero unificado y «en bonito». Eso sí, aquí podemos configurar también la frecuencia de muestreo (polling rate).

El KROM Khuno en uso

Comenzamos hablando de la ergonomía, y como bien sabéis soy bastante especialito en éste ámbito pues tengo las manos bastante grandes y sujeto el ratón con agarre de tipo garra. En éste caso, dada la disposición y el tamaño del Khuno, no me costó más que unos minutos el sentirme cómodo con él, si bien es cierto que con el tamaño de mi mano el botón lateral de retroceso no me queda demasiado cómodo.

Como de costumbre hemos estado utilizando el ratón un tiempo en diferentes ámbitos pero especialmente en juegos que es para lo que se ha diseñado el dispositivo. En títulos como Battlefield 1, donde necesitas hacer movimientos rápidos y precisos, el nuevo ratón de KROM ha destacado por proporcionar una excelente precisión, si bien es cierto que he echado de menos el que contara con un botón «sniper» para tener un plus de precisión en momentos clave. Además repito que el tener cinco saltos de DPI y que no se puedan desactivar me parece un error por parte de los desarrolladores. En otros títulos como por ejemplo League of Legends, en los que se «machaca» el ratón con movimientos violentos y clics constantes el dispositivo no se ha quejado ni ha mostrado la más mínima tara, mostrándose solvente en general en todo tipo de situaciones de juego.

Finalmente, para una utilización cotidiana -navegación por internet, trabajo en photoshop, etc.- el dispositivo también se ha mostrado muy solvente, gracias a que se me hizo cómodo casi desde el primer momento. Además, el sensor PixArt se desenvuelve perfectamente en casi cualquier superficie, tengamos o no alfombrilla, dándonos una muy buena precisión en cualquier ámbito en el que lo estemos utilizando.

CONCLUSIÓN

He de decir que KROM comenzó hace algunos años con unos periféricos Gaming que eran poco mejores que los de «los chinos», pero poco a poco ha ido adquiriendo experiencia y ha mejorado muy notablemente en todos los aspectos. La prueba es éste nuevo ratón Khuno, de una calidad excelente en su construcción y una consecución no menos buena en cuanto a rendimiento. Sin lugar a dudas debería de ser una opción muy a tener en cuenta para usuarios que quieran un ratón para juegos bueno, bonito y barato (su precio es, por cierto, de 39,90 euros).

Todos los puntos negativos que le encuentro al dispositivo se encuentran en el software, como por ejemplo que no de la opción de seleccionar iluminación por zonas, o que no te permita desactivar saltos de DPI según tus preferencias. Como dije antes, KROM ya ha llegado a cierta categoría y ya les es necesario el crear un software unificado para todos sus periféricos como hacen los grandes (Razer, SteelSeries, Corsair, etc.).

PROS:

  • Rendimiento excelente del sensor en cualquier ámbito.
  • Ergonómicamente hablando es muy cómodo. Se agradecen las grandes inserciones de goma en ambos laterales.
  • La iluminación también es excelente, con el único «pero» de que no permita seleccionar zonas.
  • Altamente configurable.
  • Muy buena calidad de materiales y de construcción.
  • Su precio de 39,90 euros me parece muy ajustado.

CONTRAS:

  • Saltos de DPI no desactivables.
  • Iluminación no configurable por zonas.

Por todo ello, creo que es la primera vez que le damos un galardón de Platino a un producto de KROM pero sin duda el Khuno se lo merece, además de nuestra recomendación por su excelente rendimiento y por su relación calidad / precio.