AMD Ryzen 1800X. Pruebas de procesador.

Por fin hemos tenido oportunidad de poner a prueba el nuevo procesador de AMD y podemos concluir que cumple las expectativas con creces. Y hemos tenido problemas, muchos problemas con la placa (en particular con la Bios) o eso sospechamos.

En cualquier caso, el comportamiento del nuevo Ryzen 1800x es simplemente espectacular. Y si además sumamos el precio de mercado que no supera los 600€ podemos decir que Intel tiene un trabajo ímprobo por delante para mantener, si quiere, la hegemonía que, en mi modesta opinión, ha perdido con los nuevos Ryzen.

Pero las palabras, sin hechos que reflejen la realidad, carecen de valor, por lo que pasamos rápidamente a los tests realizados. La verdad es que yo nunca he sido partidario de utilizar comparativos con 20 o 30 procesadores diferentes porque, si comparas algo, debes hacerlo exactamente en las mismas condiciones de hardware y si puede ser, en las mismas condiciones de servicio, aunque eso reconozco que es más complicado.

Vamos a jugar con los dos grandes de Intel de los últimos socket para nuestra comparativa (y aprovechamos para agradecer a Intel su apoyo con la cesión de ambos procesadores). Por un lado contamos con Broadwell-E que digamos que es la plataforma tope de gama actual de Intel y por otro con Kaby Lake que es la última que Intel presentó allá por el mes de enero.

Si queréis conocer más en detalle ambas plataformas y de paso confirmar los resultados que obtuvimos os pasamos los dos enlaces.

Una aproximación a Broadwell-E

Intel core i7 7700K. Kaby Lake

En ambos casos se probó con los dos mejores procesadores que son el 6950X y el 7700K.

Pero antes de comenzar con el testeo de la plataforma vamos a hablar del hardware que AMD ha puesto a nuestra disposición.

Por supuesto, el gran protagonista es el AMD Ryzen 7 1800X. Ya todos sabéis que es el buque insignia de la nueva arquitectura ZEN con sus 8 núcleos y 16 hilos trabajando a 3,6 Ghz de frecuencia base y 4 Ghz en modo turbo. Con sus 16 Mb de memoria cache de nivel 3 y sus 95 watios de TDP, está totalmente desbloqueado para realizar OC sobre él, al igual que los otros dos Ryzen 7 que son el 1700 y el 1700X.

En este caso, la placa sobre la que vamos a trabajar es del fabricante MSI y su ya conocida serie titanium. Se trata de la nueva X370 Xpower Gaming Titanium.

Las memorias vienen de la mano de Corsair y son dos módulos de 8 Gb con una frecuencia máxima de 3000 Mhz a 1,35 v. Debemos recordar que Zen es la primera arquitectura en la que AMD introduce la memoria DDR4. Para esta plataforma ha optado por dual channel.

Para la refrigeración del procesador, AMD nos ha cedido una Refrigeración Líquida AIO del fabricante EK. Se trata del EK-XLC Predator 240, con dos ventiladores de 120 mm.

Una vez presentado el hardware, vamos sin más con las pruebas realizadas sobre la plataforma Ryzen y su comparación con las dos principales plataformas actuales de Intel.

PRUEBAS CPU

Como siempre comenzamos poniendo un pantallazo de CPU-Z que nos va a dar una visión general del sistema y por supuesto más detallado de nuestro protagonista de hoy que no es otro que el Ryzan 7 1800X. En un primer momento nos encontramos con un inconveniente. El procesador, según la placa, necesitaba 1,3v para poder trabajar en stock. No sé si el problema es del procesador, de la placa o, lo que es más probable, un problema en la bios. El caso es que cuando intenté bajar al procesador de voltaje no era capaz de arrancar el sistema. Este problema nos lastró mucho teniendo en cuenta que las temperaturas ya desde el principio eran bastante elevadas y aunque en stock no vaya a interferir en nuestro trabajo, si lo haría a la hora de intentar hacer un buen OC al procesador.

Este handicap, me inclino a pensar, que es más un problema de las placas X370 que aún tienen bios muy verdes por ser tan recientes y con el tiempo es un problema fácilmente solucionable. En cualquier caso, aquí os dejamos los resultados obtenidos con CPU-Z.

CPU-Z BENCHMARK (más es mejor)

Por otro lado, recientemente, CPU-Z ha sacado un bench muy rápido de hacer con el que hemos podido hacer una primera aproximación del rendimiento de nuestro procesador Ryzen 7 1800X con los demás procesadores tope de gama incluyendo los buques insignia de Intel tanto para Broadwell-E como Sky Lake y Kaby Lake. Estos datos hay que tomarlos con precaución pues son datos que no han sido obtenidos de primera mano pero de ser ciertos, muestran ya a las claras la superioridad en cuanto a rendimiento de los nuevos Ryzen con los ya mencionados procesadores de Intel. Posteriormente tendremos oportunidad de contrastar los datos con los tests sintéticos más tradicionales que sí hemos podido probar en las demás plataformas.

Lo verdaderamente útil de este nuevo benchmark de CPU-Z es que nos mide el rendimiento “en bruto” del procesador. Y gracias a este test podemos ver como la velocidad del procesador medida en hercios no es lo más importante, introduciendo el concepto de IPC que es el número de instrucciones por ciclo (o el número de operaciones que el procesador es capaz de desarrollar por ciclo) y esto sí que depende directamente del chipset y nos desvela el verdadero rendimiento del procesador con el paso de las distintas generaciones y procesos de fabricación.

Los resultados en Multi-hilo son simplemente espectaculares. Superando en casi un 22% el rendimiento del core i7 6950X que es el procesador tope de gama de Intel para la plataforma Broadwell-E. Más allá de estos resultados tenemos que tener en cuenta que el Ryzen 7 1800x lo podemos encontrar en el mercado por tan solo 570€ mientras que el core i7-6950X cuesta la friolera de 1.800€. Sin duda, de confirmarse estos resultados Intel tendrá que hacer una importante reflexión a propósito de la política de precios que ha mantenido durante todos estos años aprovechando la dictadura en cuanto a rendimiento de sus procesadores. Sin duda Ryzen va a significar una bocanada de aire fresco en el panorama actual de los procesadores.

Si os fijáis, el CPU-Z también nos dio los resultados obtenidos  en “single thread” que fueron de 2229 y que en este caso el reinado es de los nuevos Kaby Lake de Intel aunque no os lo podemos mostrar en el gráfico. Ya veremos cual es el comportamiento de este nuevo procesador cuando procedamos con el overclocking.

CINEBENCH R15 Multi-Threaded (más es mejor)

Cinebench es en realidad un conjunto de pruebas multiplataforma que evalúa el rendimiento del PC tanto desde el punto de vista de la CPU como de la GPU gracias al software de animación Cinema 4D de MAXON que utilizan gran cantidad de productoras de cine en la creación de contenido 3D.

Lo bueno de esta prueba es que es muy realista y es excelente para medir el rendimiento de procesadores de muchos núcleos. Os avanzamos los resultados del nuevo Ryzen 7 1800X junto con la GTX 1070 Gaming Z de MSI que utilizamos en su momento con Kaby Lake.

Y la comparativa con los dos procesadores de Intel i7 6950X e i7 7700K.

Los resultados aquí difieren con respecto a los obtenidos en el Bench de CPU-Z. En los datos CPU el i7 6950X se desmarca casi un 16% con respecto a lo obtenido por el nuevo Ryzen 7 1800X. Aún así, la diferencia de precio aclara el panorama para todos aquellos que busquen la mejor plataforma en proporción precio/rendimiento. Sin duda el precio sigue lastrando sobremanera a Intel y la llegada de Ryzen va a provocar una bajada de precios brutal de las nuevas plataformas de Intel si no quieren que la balanza se decante claramente por AMD. En cuanto al 7700K, sus cuatro núcleos frente a los 8 núcleos de los otros dos contendientes son los que hacen que, el nuevo Kaby Lake, no esté a la altura. Y eso a pesar de la frecuencia de reloj en la que el 7700K parte de 4,2 Ghz de base clock.

En la puntuación de OpenGL, Intel es claramente superior. Sin discusión. Aunque las pruebas de vídeo tendremos oportunidad de evaluarlas más a menudo. Aprovecho para advertiros que las pruebas Broadwell-E se hicieron en su momento con una MSI 980Ti gaming que es inferior en rendimiento a la MSI GTX 1070 Gaming Z que se ha utilizado con las plataformas Kaby Lake de Intel y Ryzen de AMD.

Vamos con las pruebas basadas en tiempo puramente dicho. En este caso nos vamos a decantar por wPrime  que hace un uso real de todos los núcleos de un procesador.

wPrime 2.10 (Menos es mejor)

En esta prueba, para poder comparar las tres plataformas hemos sacado el rendimiento del procesador con tan solo 4 núcleos. El 7700K de Kaby Lake sigue siendo el líder con sus 4,2 Ghz de base clock y el Ryzen 7 1800X y el i7 6950X son muy similares en cuanto a rendimiento.

Si extrapolamos estos datos a los 8 núcleos y dejamos fuera de la ecuación al 7700K (que olvidemos que solo competiría con cuatro núcleos) una vez más, el Ryzen i7 1800X es muy superior al i7 6950X si tenemos en cuenta la diferencia precios y los resultados casi idénticos. Ryzen vuelve a “sacar pecho” y mucho me temo que va a ser la plataforma de referencia. Increible rendimiento en relación con el precio. Los seguidores de AMD estarán de enhorabuena.

El rendimiento de las memorias es otro punto muy importante a evaluar dentro de una plataforma, y sin duda es aquí donde encuentro una laguna importante en esta plataforma. Ya hemos visto que el rendimiento del procesador es espectacular. ¿Porqué AMD no ha optado por un modelo quad channel en su plataforma Zen?

Como con cualquier modelo dual channel la pregunta siempre es la misma: Densidad de memoria o altas frecuencias. Y esto es así porque si queremos utilizar los cuatro bancos de memoria para poder optar a grandes cantidades de memoria obviamente vamos a sacrificar la frecuencia a la que puedan funcionar dichas memorias. No porque el fabricante nos prometa frecuencias de 3000 o 3200 Mhz vamos a conseguir dichas frecuencias. La placa juega un papel muy importante y el número de bancos utilizados casi más. Yo siempre opto por utilizar solo la mitad de los bancos buscando memorias de una mayor densidad para poder sacar el máximo partido de las frecuencias que el fabricante de las memorias nos garantiza, si bien es cierto, que hoy por hoy, con 16 Gb tienes cantidad suficiente para poder trabajar en cualquier escenario, bien sea de oficina, gaming, diseño, etc…

Pero no vamos a salirnos de los tests y para eso vamos a probar Aida 64 que es el test que usamos siempre para medir el rendimiento de las memorias.

AIDA 64

Hemos realizado las pruebas con dos módulos de 8 GB Corsair Vengeance LPX que pueden obtener frecuencias de hasta 3000 Mhz con un voltaje de 1,35 v, pero vamos a ver cual es el rendimiento de las memorias en los tres escenarios posibles (Modo JEDEC o 2133Mhz, 2467 Mhz y 2933 Mhz).

2133 Mhz 

2667 Mhz

2933 Mhz El rendimiento de de la memoria DDR4 en esta plataforma es, en términos generales, muy bueno aunque como hemos dicho anteriormente, echamos de menos que AMD hubiera optado por una plataforma Quad Channel. En la gráfica de abajo hemos comparado las velocidades de las principales plataformas de Intel y Ryzen a 3000 Mhz. Como podéis observar, el rendimiento con respecto al i7 7700K es muy similar y el del 6950X se dispara con respecto a las otras dos plataformas pero porque Broadwell-E es, como sabéis, Quad Channel y por tanto no es comparable.

RENDIMIENTO 3D

Como siempre vamos a optar por realizar las pruebas que nos ofrecen las dos principales aplicaciones de futuremark que son un referente a la hora de evaluar el rendimiento de una plataforma desde el punto de vista de la GPU aunque sin olvidar el rendimiento de la CPU.

En este apartado, os tenemos que recordar que aunque Kaby Lake y Ryzen realizan las pruebas con la misma GPU (MSI GTX 1070 Gaming Z) las pruebas de Broadwell-E se realizaron con una GPU de anterior generación, la MSI GTX 980Ti gaming. Quizás en cuanto a resultados en general son muy similares ambas gráficas pero aunque solo sea por que la GTX 1070 es una nueva generación, la GPU es mejor y con el uso de DX12 y VR las diferencias se van notando.

PCMARK 8

Os dejamos los resultados de PcMark en sus tres principales tests que son Home, Work y Creative y que son los que ya utilizamos habitualmente en nuestros testeos.

Y las diferentes comparativas obtenidas entre las tres plataformas son las siguientes:

Una vez más los resultados en las tres plataformas son muy similares. Y mientras que en el benchmark “Creative” la ganadora es la 6950X, en los otros dos (Work y Home) es Ryzen el que nos ofrece mejores puntuaciones como podéis observar.

3DMARK

Con 3DMark, tenemos una herramienta que nos va a medir el rendimiento aproximado del procesador en los juegos y como ya sabréis, es un test casi obligado para realizar el testeo tanto de CPUs como de GPUs. En este caso hemos realizado las pruebas de Fire Strike que son  las pruebas realizadas para PCs High End como es el caso de esta plataforma Ryzen.

Los resultados obtenido han sido los siguientes:

Y los resultados por sí solos no nos dicen nada, por lo que vamos a realizar la comparación con las dos últimas plataformas de Intel.

Los resultados son muy similares entre las tres plataformas y una vez más se pone de manifiesto la igualdad.

Otra de las pruebas que hemos realizado dentro del test de 3DMark es el Time Spy que, junto con Ashes of the singularity, son los dos benchmarks que se utilizan para medir el rendimiento de DirectX12

En este caso solo hemos comparado con la plataforma Kaby Lake de Intel pues, en su momento, no la probamos para Broadwell-E. Casi un 30% de superioridad en la plataforma de la nueva arquitectura ZEN de AMD frente a la última plataforma de Intel.

PRUEBAS DE ALMACENAMIENTO

No hemos considerado como las más importante en el análisis de Ryzen pues las tecnologías que dieron paso a USB 3.1 o SATA M.2 están ya más que afianzadas aunque sí hemos querido ver como se comporta la nueva arquitectura de AMD con los discos SATA M.2 que sin duda son el principal medio de almacenamiento gracias a su rendimiento en proporción con el precio. Las pruebas las hemos realizado con un disco ADATA SP550 de 240 Gb y que ha sido cedido por el propio fabricante para realizar las pruebas de almacenamiento en las diferentes plataformas que vayamos analizando

Y los resultados son muy buenos, sacando el máximo rendimiento a la unidad M.2 que ADATA ha puesto a nuestra disposición.

OVERCLOCKING

Hacer overclocking sobre un procesador de 8 núcleos es tarea complicada y como es obvio lo es más que si manejamos tan solo cuatro. Para poder intentar hacer un OC que mantenga de forma estable esos ocho núcleos, AMD ha sacado junto con el lanzamiento del Ryzen 7 su herramienta AMD Ryzen Master gracias a la cual podrás hacer un OC personalizado desde el propio sistema Windows. Yo siempre he huido de este tipo de herramientas pues siempre he preferido conocer más en detalle las bios de las placas y el OC que se puede hacer desde ellas es bastante más afinado pero también hay que reconocer que este tipo de aplicaciones tiene un importante aliado en aquellos que o bien no quieren o no tienen tiempo o simplemente no buscan afinar el OC de sus plataformas.

Yo he prefrido utilizar la propia Bios de MSI con la que estoy bastante familiarizado gracias a las muchas placas que hemos tenido tiempo de analizar de este fabricante. Con este procesador nos hemos podido mover sin problemas en los 4-4,1 Ghz pero ya a voltajes altos. Si os acordáis, al principio del análisis ya os decía que a la placa le costaba mantener el procesador pues partía de los 1,3 v. Eso sin duda ha sido un serio handicap.

En cualquier caso, conseguir subir el procesador desde los 3,6 Ghz nominales a los 4,1 Ghz no es una cifra ni mucho menos desdeñable.

Poniendo el procesador a 4,1 Ghz estables hemos pasado el bench del CPU-Z y hemos conseguido las siguientes cifras.

Con respecto al resultado obtenido con la frecuencia base de reloj hemos obtenido una mejora de 12% y con esta velocidad nominal de 4,1 Ghz hemos conseguido poner en lo alto de la tabla al nuevo Ryzen 7 incluso por encima del i7 7700K de intel cuya frecuencia base de reloj es de 4,2 Ghz y de 4,5 en modo turbo.

CONCLUSIONES

Competitividad es la palabra que mejor define para mi la nueva plataforma de AMD. Sin duda la vuelta de AMD se ha hecho esperar pero el trabajo de sus ingenieros y de la división de I+D ha sido fructifera. Compite con la plataforma tope de gama de Intel sin reparos y lo que es más importante, a un precio escandalosamente más bajo. Sin duda la entrada de esta plataforma va a dar mucho que hablar y la bienvenida de AMD es una grandísima noticia para el usuario final. Solo pedirle a Lisa Su y a su equipo que esta plataforma no sea flor de un día y podamos conseguir que AMD se consolide en el mundo de los procesadores plantando cara y terminando por fin con la dictadura que Intel ha venido ejerciendo en los últimos años.

Ryzen 5 y Ryzen 3 están por llegar y mucho me temo que Intel no se va a poder sentir cómodo a lo largo de este año 2017 que ha sido el de la irrupción de AMD en el mercado de los procesadores. Al principio de la review, cuando os hablábamos de Ryzen os decía que AMD había conseguido que me convirtiera en un fan incondicional de Intel en cuanto a procesadores y decía AMD porque creo que en mi caso había bastante gente que llevaba tiempo sin leer nada de AMD en materia de procesadores gracias a deméritos propios de AMD y no gracias a los méritos de Intel. Para mi alegría y la de los amantes del hardware he de reconocer que AMD me ha tapado la boca.

Lo que sí hemos podido comprobar es que la gran mejora de AMD ha estado en el rendimiento multi-threading, dando la cara y a veces mejorando, el rendimiento de la plataforma Broadwell-E de Intel. En Single-Threading mi impresión es que Kaby Lake junto con su tope de gama i7-7700k sigue siendo el rey. No el rey indiscutible pero sí mejora a ambas plataformas analizadas en comparación con ella.

Otro de los aspectos clave que quiero enfatizar es las mejoras de Microsoft que están por venir en cuanto a la optimización de sus rutinas para la nueva plataforma de AMD. Pensar que Intel y Microsoft van de la mano es una idea que deseché hace ya mucho tiempo y estoy seguro que con el paso del tiempo Ryzen va a alcanzar un mayor rendimiento en todos los aspectos. Sin duda los nuevos fabricantes de placas aún tienen mucho recorrido por delante y a medida que las Bios las vayan optimizando encontraremos otra zona de mejora en los nuevos procesadores Ryzen.

Desde el punto de vista negativo, siento ser tan insistente, no comprendo como una plataforma como la que alberga a los nuevos Ryzen no haya optado por una configuración Quad Channel en cuanto a memoria. Quizás sea una limitación de hardware en cuanto a arquitectura pero si hubiera implementado quad channel, desde mi punto de vista estaríamos ante el rey. No a lo mejor en lo referente a Juegos pero si en lo referente a edición de video, creación de contenido multimedia y transcodificación en general.

VENTAJAS

  • Rendimiento en general a la altura de las últimas plataformas de intel
  • Precio muy por debajo de su competidor i7 6950X
  • Margen de mejora

INCONVENIENTES

  • Peor rendimiento en single-threaded en relación con el 7700K
  • Se le echa de menos que no incorpore quad channel



 

 

 

Compártelo. ¡Gracias!