Shuttle XPC Nano NC01U3

Shuttle XPC Nano NC01U3

Rodrigo Alonso

Shuttle Logo

Si hay un verdadero especialista en mini PCs en Europa ese es el alemán Shuttle, fabricante del que ya hemos analizado un buen puñado de equipos y con el que en la totalidad de las veces hemos quedado encantados por su relación de rendimiento, tamaño y silencio. Hace muy poco, Shuttle presentó sus equipos más pequeños hasta la fecha, la serie NC01U con formato Intel NUC, con los que pretenden desmarcarse de los mini PCs de la competencia integrando procesadores Intel Broadwell que no se limitan solo a los Celeron que emplean casi todos, sino que da la posibilidad de utilizar procesadores Intel Core i3/i5/i7 también. En el día de hoy os presentamos nuestro análisis del modelo NC01U3, equipado con un procesador Intel Core i3-5005U.

Crear un mini PC es una auténtica obra de ingeniería. Ya no solo porque dependes de los fabricantes que hacen las placas, los procesadores, las memorias y el resto de componentes, sino porque eres tú quien tiene que integrar todo esto en una caja de tamaño diminuto y además crear un sistema de refrigeración capaz de mantener a una temperatura adecuada todo el sistema generando el mínimo ruido posible. Y ésta es una faceta en la que Shuttle destaca desde sus orígenes, siempre utilizando además los materiales de la mejor calidad. La serie NC01U es la cúspide de todo esto, y en el análisis del día de hoy os vamos a enseñar cómo lo hace Shuttle para integrar tanta potencia por centímetro cuadrado y generando el mínimo ruido.

Cabe mencionar que Shuttle ya vende directamente equipos en España, y concretamente de ésta serie se presentan cuatro modelos diferentes:

  • NC01U equipado con procesador Intel Celeron.
  • NC01U3, el que analizamos hoy, equipado con procesador Intel Core i3.
  • NC01U5 con procesador Intel Core i5.
  • NC01U7 con procesador Intel Core i7.

En todos los casos, se da la opción al usuario de adquirir el modelo barebone, es decir, sin memoria RAM ni disco duro, o que sea Shuttle quien se encargue de todo y le compremos un equipo totalmente funcional, conectar y listo. En nuestro caso nos han enviado el modelo NC0100B que cuenta con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de disco duro en formato SSD M.2, y cuyo precio con IVA incluido es de 380 euros en el modelo barebone y 710 euros en el modelo completo, que incluye Windows 10.

El precio y las especificaciones de cada modelo dependerán de la elección del usuario, pero en todos los casos podéis consultarlo en la página web del fabricante.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Como decíamos antes las especificaciones técnicas dependen del modelo, y en nuestro caso se trata del Shuttle NC01U3, equipado con el siguiente hardware de fábrica (podéis ver las especificaciones completas en la web de Shuttle):

  • Procesador Intel Core i3-5005U de doble núcleo y cuatro hilos de proceso funcionando a una velocidad máxima de 2 Ghz.
  • Gráficos integrados Intel HD 5500.
  • 8 GB de memoria RAM (2×4 GB) DDR3L SO-DIMM a 1600 Mhz.
  • Dispositivo de almacenamiento SSD de 128 GB en formato M.2.
  • Módulo combo WiFi + Bluetooth.
  • Dimensiones y peso: 141 x 141 x 29 mm y 360 gramos de peso.
  • Lector de tarjetas SD integrado.

En todos los casos incluyendo éste, los pequeños NUC de Shuttle son compatibles con anclaje VESA, miden solo 29 mm de grosor, y cuentan con salidas de vídeo mini DisplayPort y HDMI, además de proporcionar conectividad Gigabit Ethernet, salida de audio estéreo, dos USB 3.0, dos USB 2.0 y RS-232.

Hay que mencionar que todos los modelos cuentan también con una pequeña ranura en la zona inferior que permite la instalación de un módulo adicional que se venderá más adelante por separado y que permitirá la instalación de discos duros adicionales de 2.5 pulgadas o incluso de tarjetas gráficas dedicadas, en este caso una AMD Radeon R7 M370.

ANÁLISIS EXTERNO.

Shuttle ha embalado el XPC Nano NC01U3 en la habitual caja multiuso que emplea el fabricante en todos sus equipos, con cartón de color neutro solo adornado con motivos de la serie del producto y en la que únicamente encontramos una etiqueta con las características del dispositivo. En este caso cabe mencionar que no se incluyen las características del equipo preconfigurado sino del barebone en sí, y advierten, por cierto, que si instalamos un disco duro éste debe ser de formato ultra slim, con 7 mm de grosor, para que sea compatible.

En el interior de la caja podemos ver el aparato perfectamente protegido y casi literalmente suspendido en el aire para evitar cualquier daño en el caso de que el paquete sufriera una caída o golpe. En la izquierda de la imagen se puede ver la caja que contiene todos los accesorios.

Shuttle NC01U3 -004

Vamos a ver éstos lo primero de todo. Para empezar, en una bolsa de plástico encontramos un CD con manuales y drivers, algo innecesario ya que el dispositivo carece de unidad lectora de CD o DVD. También un breve pero conciso manual de instrucciones que nos enseña no solo las partes del aparato, sino que tiene una completa y precisa guía para poder desmontarlo e instalar la memoria RAM y el dispositivo de almacenamiento M.2 si lo hemos comprado como barebone. Literalmente nos indican qué tornillos exactamente hay que retirar para desmontarlo.

Dentro de la caja encontramos la fuente de alimentación externa de 65 vatios fabricada por FSP, cable de corriente, un stand para poder colocar el equipo en posición vertical y el accesorio de anclaje VESA junto con sus correspondientes tornillos.

Aquí tenemos por fin el Shuttle XPC Nano NC01U3, en su embalaje casi de algodones.

Shuttle NC01U3 -011

Incluso retirando la bolsa de plástico y las protecciones, la unidad todavía tiene algunos precintos que es necesario retirar para utilizarla.

Shuttle NC01U3 -012

Por fin, aquí está el XPC Nano NC01U3 sin protecciones. Es de un color negro con las letras y el botón de encendido y reset de color dorado que le dan un aspecto muy elegante. Es ligeramente más grande que un NUC de Intel, concretamente tres centímetros por cada lado, aunque tiene el mismo grosor que éstos.

Shuttle NC01U3 -013

Mientras que como habéis podido ver en la imagen anterior en la zona superior de la unidad solo encontramos el logo de XPC, la parte de abajo es bastante interesante. Cuenta con cuatro patas de goma, los anclajes para atornillar el accesorio VESA y con una ranura en la que podremos poner el, llamémosle, accesorio de expansión que podrá incluir disco duro, tarjeta gráfica, etc. Como podéis apreciar los bordes son metálicos y de color bronce, igual que la tipografía. Hasta ahora, todo son detalles de calidad en este equipo, nada que ver con otros mini PCs baratos.

El frontal cuenta con los dos puertos USB 3.0, justo debajo del lector de tarjetas. En la parte derecha están los botones de encendido y reset con sus correspondientes LED de estado, encima del logo de Shuttle.

Shuttle NC01U3 -017

En la zona contraria encontramos casi toda la conectividad. De izquierda a derecha tenemos: conector de corriente, mini DisplayPort, HDMI, RJ-45 Gigabit Ethernet, dos USB 2.0 y minijack de 3.5 mm estéreo para audio.

Shuttle NC01U3 -018

En el lateral derecho solo tenemos el cierre de seguridad Kensington además de una pequeña rejilla de ventilación.

Shuttle NC01U3 -019

En el lado opuesto, además de otra rejilla de ventilación encontramos el puerto RS-232, y una pequeña hendidura en el metal del exterior por la que más tarde tendremos que meter un destornillador para hacer palanca y así poder acceder al interior de la unidad.

Shuttle NC01U3 -020

Detalle de la hendidura.

Shuttle NC01U3 -021

ANÁLISIS INTERNO.

Abrir el XPS Nano NC01U3 es muy sencillo. Solo hay que quitar dos de las patas de goma, quitar los dos tornillos que tienen debajo y hacer palanca en la hendidura que acabamos de ver para retirar toda la parte de abajo del equipo.

Shuttle NC01U3 -022

Éste es el panorama que nos encontramos una vez retirada la cubierta inferior.

Shuttle NC01U3 -023

Como podéis ver en la siguiente imagen, la distribución del interior está bastante despejada, con un único zócalo SO-DIMM en la zona izquierda de la imagen, cubierto por una pieza que transfiere el calor generado a la carcasa, justo debajo el módulo WiFi + Bluetooth en un zócalo mSATA, y el zócalo de expansión justo a su derecha.

Es necesario retirar tres tornillos más para poder sacar toda la placa electrónica y acceder a la zona inferior, en la que encontramos un pequeño disipador de tipo blower además de el segundo zócalo SO-DIMM y el M.2 para el SSD.

Shuttle NC01U3 -027

Detalle del SSD M.2 y justo debajo el módulo de RAM.

Shuttle NC01U3 -028

Como podéis ver, el zócalo M.2 está dispuesto en una pequeña placa electrónica que se sitúa un poco por encima del zócalo de RAM, y que se conecta al resto de la placa mediante un bus de datos. Ésta placa se puede desmontar con dos tornillos fácilmente.

Shuttle NC01U3 -030

Por último, un detalle del disipador, que como veis está fabricado completamente en cobre para maximizar la disipación de calor con su pequeño tamaño.

Shuttle NC01U3 -029

TESTEO.

Éste sistema de Shuttle nos ha venido con Windows 10 Pro directamente instalado, así que tras instalar las pocas actualizaciones de sistema pendientes e instalar los últimos drivers de Intel para la gráfica integrada nos disponemos a realizar las pruebas pertinentes.

Temperatura.

La temperatura en un mini PC suele ser siempre un factor crítico, pero al contrario que muchos otros mini PCs de este fabricante, el NC01U3 cuenta con un sistema de refrigeración activo, dado que incorpora un procesador relativamente potente y que por lo tanto genera bastante calor. En el siguiente gráfico podéis ver el resultado de temperatura obtenido tras someter al sistema a una prueba de estrés de Prime95 64 bits para el procesador y Furmark para la tarjeta gráfica, tanto de manera independiente uno y otro como ambos a la vez, así como la prueba en reposo (Idle).

Como la medición la hemos realizado bajo un entorno controlado con aire acondicionado y una sonda magnetométrica a temperatura ambiente constante de 22,5 grados centígrados, en ésta ocasión os mostramos la temperatura total y no el Delta de temperatura como acostumbramos.

Gráfica temperatura

Como podéis apreciar, la temperatura del Shuttle XPC Nano NC01U3 es relativamente baja incluso con el sistema a máxima carga, pues esos 62ºC de temperatura máxima medida está muy por debajo de la temperatura máxima soportada que marca Intel. Ésto además permite que el disipador con ventilador tipo turbina (blower) funcione a bajas revoluciones y que por lo tanto el sistema sea bastante silencioso.

Consumo.

Quien adquiere un sistema de éstas características busca normalmente un consumo bajo, pues el uso que se le va a dar no será ni juegos ni diseño 3D ni nada similar que requiera, lógicamente, un equipo bastante potente. Según Shuttle, el NC01U3 no debería sobrepasar los 15 vatios de consumo a máxima carga, pero como siempre, la medición depende de la configuración de hardware y como en este caso tenemos dos módulos de memoria y un SSD M.2, el consumo es probable que suba un poco.

Éste ha sido el resultado, medido en con un Efergy eSocket de pared:

Gráfica consumo

Realmente esos 17 vatios de consumo máximo son muy buenos, máxime teniendo en cuenta que es medido con el equipo sometido a máximo estrés y con una utilización normal del mismo el consumo permanece a unos 7,5-8 vatios.

Rendimiento sintético.

Hora de someter al NC01U3 a las habituales pruebas sintéticas para ver su rendimiento bruto en algunos de los benchmarks más populares del panorama del hardware. Comenzamos como es habitual abriendo boca con una captura de CPU-Z para conocer lo que tenemos entre manos, a pesar de que ya lo hemos explicado arriba (clic para ver la imagen más grande).

CPU-Z

Aida64 (memoria)

En esta prueba vamos a poder ver el rendimiento de la memoria RAM y la caché.

Aida64 Memoria

Gracias al uso de dos módulos de memoria RAM en lugar de un solo módulo como en la mayoría de mini PCs (como el ECS Liva X2 que analizamos hace poco, que por cierto solo tenía 2 GB con respecto a los 8 GB que equipa este sistema de Shuttle) el rendimiento aumenta considerablemente, y es solo un 30% inferior al de un PC de sobremesa con memoria DDR3 «normal». Unos datos realmente buenos que nos permitirán obtener un rendimiento óptimo en tareas exigentes de RAM.

Cinebench 11.5

El antiguo benchmark Cinebench nos muestra con una escala comprensible el rendimiento del procesador en términos de renderizado.

Cinebench 11.5

Si lo comparamos con el procesador Celeron N3050 que equipaba el Liva X2, o que equipa la versión más barata de éste mismo sistema de Shuttle, obtenemos una potencia unas tres veces superior (0.81 pts).

WPrime

El rendimiento de la memoria se calcula a raíz de calcular números primos con este conocido software. A menor tiempo, mejor rendimiento.

WPrime

Nuevamente obtenemos una ventaja sustancial en esta prueba de rendimiento en la memoria RAM, y es que con el Liva X2 y su memoria en single-channel éste test duró 73.64 segundos en la prueba de 32M y la friolera de 1740.62 segundos en la de 1024M, nada comparable a éste Shuttle XPC Nano que evidentemente juega en otra liga.

CrystalDisk Mark

Este benchmark nos va a mostrar el rendimiento del disco, que en este caso como hemos explicado antes es un SSD en formato M.2. Comparado con otros mini PCs que emplean memoria eMMC, la diferencia es más que evidente.

CrystalDisk Mark

PCMark 8

Pasamos a palabras mayores con PCMark en su última versión, un benchmark que mide el rendimiento global del equipo en diferentes ámbitos.

PCMark Creative PCMark Home PCMark Work

De nuevo nada que ver con el Liva X2 y cualquier otro mini PC que equipe procesadores Celeron, y es que el Core i3 de éste equipo ya comienza a ser un procesador de verdad con todas las letras, a pesar de que continua siendo de bajo consumo.

3DMark

Finalmente, y aunque el propósito de éste equipo no es lógicamente los juegos ni las tareas en 3D, hemos querido ejecutar una prueba de 3DMark para que nos muestre de lo que es capaz, pues títulos como League of Legends deberían de poder funcionar en éste sin muchos contratiempos.

3DMark

CONCLUSIÓN.

Desde luego si lo que estás buscando es un mini PC potente, pequeño, de bajo consumo y que no haga ruido deberías dejar de buscar e ir directamente a por el XPC Nano de Shuttle. No solo ha demostrado tener un rendimiento realmente bueno para lo pequeño que es, sino que además es tan pequeño que cabe en cualquier parte y no hace prácticamente nada de ruido a pesar de contar con refrigeración activa. Y es que como hemos dicho antes en alguna parte de este análisis, el Shuttle XPC Nano NC01U3 juega en otra liga con respecto al resto de mini PCs del mercado, en rendimiento y en calidad. Sin duda merece la pena el incremento de precio por equipar un Core i3 en este sistema.

PROS:

  • Rendimiento realmente muy bueno, especialmente en la memoria RAM y el disco.
  • Estéticamente es muy bonito.
  • Muy buena calidad de materiales y buenos acabados.
  • Fácil de desmontar para modificar el hardware.
  • Muy pequeño.
  • No hace casi nada de ruido.
  • Se mantiene a buenas temperaturas incluso a máxima carga.
  • Muy bajo consumo.
  • Incluye módulo WiFi + Bluetooth.
  • Windows 10.

CONTRAS:

  • El precio se me hace un poco elevado (710 euros el modelo analizado con los 8 GB de RAM y SSD de 128 GB).

Shuttle XPC Nano score

Por todo ello, el Shuttle XPC Nano NC01U3 no solo se lleva nuestro galardón de Platino, sino también nuestra recomendación tanto por su diseño como por su excelente rendimiento.