Shuttle Omninas KD22

Shuttle Omninas KD22

Rodrigo Alonso

Logo shuttle

 

Shuttle Inc. es una compañía con base en Taiwan que nació en 1983, y en un principio solo fabricaban placas base, pero pronto comenzaron a expandirse a nivel mundial hasta convertirse en una de las compañías líder en la fabricación y desarrollo de sistemas pequeños y eficientes. El gran logro de la compañía que la impulsó a convertirse en lo que es hoy fue el lanzamiento de la primera placa base del mundo de tan solo 17 x 17 centímetros en 1998. No obstante, Shuttle ya no solo se limita a sistemas integrados o mini PCs, ahora también se quiere integrar en el mundo de la red de redes y ya tiene en el mercado diversos NAS (entre los que ya analizamos el KD20 y el KD21). Hoy os presentamos el análisis de su última incorporación al catálogo de NAS, el Shuttle Omninas KD22.

Este Omninas KD22 de Shuttle que analizamos hoy se diferencia principalmente del KD21 que analizamos anteriormente en que incorpora conectividad inalámbrica, la cual permite a portátiles, smartphones o tablets conectarse de manera remota directamente al equipo.  Y como de este modo se crea una red WLAN adicional, en el mejor de los casos se amplía la cobertura de red, ya que los dispositivos finales tienen varias redes a su alcance. También cuenta con otra diferencia con respecto al KD21, y es que este KD22 incorpora un procesador algo más rápido, de 1 Ghz a 1.2 Ghz.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Spewcs

Ya solo viendo sus características técnicas podemos saber que estamos ante un NAS bastante completo en cuanto a funcionalidades, que podría incluso utilizarse perfectamente en pequeñas y medianas empresas, ya no solo en el entorno doméstico. También hay que destacar que soporta hasta 2 discos duros de 4 TB cada uno, lo que nos daría la posibilidad de montar un sistema de 8 TB de almacenamiento total, lo cual no está nada mal.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Shuttle Omninas KD22 viene embalado en la típica caja que Shuttle suele utilizar en todos sus productos de la gama Omninas, una caja genérica de color blanco con los logos de la marca que solo se diferencia de las demás en la pegatina de color blanco que tiene en un lateral y que nos muestra las características técnicas del equipo. Es bastante de agradecer que Shuttle incluya un asa en la caja para facilitar el transporte de ésta.

En el interior de la caja, como siempre encontramos la cajita con los accesorios.

Dentro de la caja encontramos lo siguiente:

  • Tornillos para discos duros de 2.5″.
  • Tornillos para discos duros de 3.5″.
  • CD con el Omninas Finder y el manual de usuario.
  • DVD con Acronis True Image HD.
  • Guía de inicio rápido.
  • Cable de red RJ45 Cat.6
  • Fuente de alimentación (fabricada por FSP) y cable de corriente.

Ya fuera de su embalaje, aquí tenéis el Omninas KD22. En esta ocasión Shuttle nos lo ha enviado en color negro mate, pero también lo tienen disponible en color blanco y plata, como el KD21 que analizamos hace unos meses.

Shuttle Omninas KD22 -013

En la cara frontal del NAS tenemos los dos puertos USB 3.0 y el multilector de tarjetas en la zona inferior. un poco más arriba, la puerta frontal que se abre pulsando en la parte inferior izquierda de ésta, y tras la cual tenemos las dos bandejas para instalar discos duros. Arriba a la izquierda, el botón de encendido y apagado.

Shuttle Omninas KD22 -014

Tras la puerta, como decíamos están las dos bandejas para discos duros. Cada una de ellas se puede sacar tirando del «gancho», y por cierto que cada bahía cuenta con un botón individual para apagar el disco duro correspondiente y así poder cambiarlo sin tener que apagar el sistema. Las bandejas están fabricadas con plástico en el frontal y con el cuerpo de acero, y como véis viene perfectamente marcado y perforado dónde tendríamos que instalar el disco duro si eligiéramos el formato de 2.5″. Para los discos de 3.5″ no hay pérdida ya que las bandejas son «a medida». Eso sí, vemos que para este Omninas KD22 todavía es necesario el uso de herramientas (evidente ya que el fabricante incluye tornillos entre los accesorios).

Seguimos viendo el exterior del KD22. Mientras que uno de los laterales está fabricado con plástico negro y una rejilla en la zona inferior, con el logo de Omninas en el centro, el lateral opuesto es de aluminio cepillado con el logo de Shuttle en una esquina, siendo este lateral bastante más elegante que el otro.

En la parte trasera destaca el ventilador que ocupa toda la parte de arriba y que será el responsable de mantener los discos duros que instalemos a una temperatura adecuada. Debajo encontramos la toma del cable de corriente, el botón interior de reset, el conector RJ-45, cierre de seguridad Kensington y un USB 2.0.

Shuttle Omninas KD22 -021

En la parte de arriba no hay absolutamente nada, pero en la de abajo tenemos dos grandes patas de goma con doble función: primero, sirven para absorber las vibraciones creadas por los discos duros y de esta manera reducir el ruido emitido por el NAS, y segundo sirven para que éste no se mueva de su posición, ya sea a causa de las vibraciones o porque lo golpeemos accidentalmente.

MONTAJE.

Para probar este Shuttle Omninas KD22 hemos utilizado dos de los discos duros más aptos para el tipo de tareas que va a desempeñar el dispositivo, y que muy gentilmente nos ha cedido WD: dos unidades WD Red de 2 Tb cada una.

La instalación es sencilla, solo hay que colocar el disco duro en posición, con los conectores hacia fuera, y atornillarlo en cada bandeja.

Una vez que tengamos ambos discos duros atornillados a sus correspondientes bandejas y hayamos comprobado que los conectores están hacia fuera, podemos insertarlos en la unidad. Por cierto que no es obligatorio utilizar dos discos duros, este dispositivo puede funcionar perfectamente con solo una unidad.

CONFIGURACIÓN.

La configuración de este Omninas KD22 es igual de sencilla que siempre. Solo tenemos que enchufarlo a una toma de corriente y a nuestra LAN, y utilizar el Omninas Finder que nos proporciona Shuttle en el CD (el cual también podemos descargar de su web si queremos). Este software automáticamente detectará el NAS en nuestra red y nos llevará al asistente de configuración.

1.- Omninas finder

A continuación se ejecuta un asistente que nos guiará por una simple configuración que nos dará a elegir las opciones que queremos tener en nuestro NAS.

1.1.- Asistente

Este asistente es muy sencillo y solo debemos ir siguiendo los pasos y haciendo lo que éste nos pide, como por ejemplo seleccionar el huso horario, introducir una contraseña de administrador, elegir los servicios que queremos activar o elegir el modo RAID en el caso de que hayamos instalado varios discos duros como es nuestro caso. No vamos a incidir mucho en este proceso ya que lo explicamos paso a paso en el análisis del Shuttle Omninas KD21, así que simplemente os ponemos las capturas de pantalla del proceso. Hay que comentar que como de costumbre hemos elegido el modo JBOD cuando se nos ha preguntado sobre qué RAID elegir, ya que este es el modo que nos da mayor capacidad sin sacrificar vida útil de los discos.

TESTEO.

Con el NAS ya configurado, se crean en el escritorio automáticamente algunos accesos directos que nos llevarán a la interfaz web del dispositivo, al manual, etc. Pero debéis saber que también podemos utilizar el NAS como unidad de red, y solo habría que mapear el recursos compartido manualmente. (dentro de Equipo en Windows, seleccionamos “Conectar a unidad de red” y a continuación escribimos \NOMBRE_DEL_NAS o su IP).

Vemos por cierto que emplea un sistema de archivos Samba, y es que estos Shuttle Omninas utilizan una versión personalizada de Linux.

7.2.- Disco

Vamos a ver la interfaz web que es lo que nos interesa. Es muy sencilla, todo en forma de iconos y en perfecto castellano, exactamente la misma interfaz que ya vimos cuando analizamos los modelos anteriores.

2.- Pantalla principal

Dentro del apartado Ajustes podemos ver y configurar todos los parámetros técnicos del NAS, desde el servidor FTP hasta la configuración de red, actualización de firmware, o ver los logs de sistema.

3.- Información

Desde el propio NAS podemos descargar e instalar la última versión de su firmware desplegada por el fabricante. Podemos hacerlo también a mano, pero si nos lo ponen así de cómodo, ¿para qué complicarnos?

4.- Descarga Firmware

Una de las características que tiene este KD22 y que no tenían los modelos anteriores es la WLAN. En los ajustes podemos elegir qué SSID queremos que tenga, su contraseña, tipo de seguridad, etc.

Un «truco» que podemos hacer es que si tenemos ya una WiFi en casa, podemos poner exactamente el mismo nombre y contraseña de ésta, y de esta manera el KD22 servirá no solo de repetidor para ampliar el rango de la señal WiFi, sino que no tendremos que estar cambiando la WiFi a la que nos conectamos para acceder al contenido de éste. Muy útil, la verdad.

5.- WLAN

Este NAS tiene también algunas opciones de energía bastante útiles, que nos permiten elegir su horario de funcionamiento (si lo vamos a utilizar en una empresa, por ejemplo, podemos poner que solo esté encendido en horario de oficina para ahorrar energía) u otras opciones como el tiempo de espera antes de pasar a modo inactividad. También admite la función WOL (Wake on LAN) para encenderlo de manera remota.

6.- Ajustes General

Otra opción que es interesante es que en cualquier momento podemos cambiar el modo RAID configurado, aunque eso sí, si lo hacemos perderemos todos los datos almacenados, así que cuidado con esto.

7.- Administrador RAID

También podemos ver el estado en el que se encuentran tanto los discos físicos como la unidad JBOD virtual creada en nuestro caso.

7.1.- Administrador de discos

Se puede configurar también acceso compartido. Esto es si queremos tener diferentes directorios, por ejemplo en una empresa para los distintos departamentos, de manera que solo ciertos usuarios puedan acceder a ciertos recursos compartidos. También es válido para el hogar, por ejemplo podríamos crear diferentes recursos para películas, series, música, fotos, etc.

8.- Uso compartido

Una de las características más interesantes que nos proporciona este KD22 es que nos da la posibilidad de conectar discos duros externos o pendrives a sus puertos USB (lo mismo con tarjetas SD), y podemos elegir que al hacerlo automáticamente se copie su contenido a un directorio que nosotros configuremos en esta pantalla. También es compatible con cámaras PTP.

9.- USB

Otra utilidad es la copia de seguridad. Podemos elegir hacer una copia de seguridad del contenido del Omninas KD22 en otro NAS, en un disco externo que conectemos por USB, o en una unidad de red. Podemos también, por supuesto, programar una copia de seguridad periódica.

10.- Backup

El Omninas KD22 también nos permite configurarlo como cliente de torrent. Podemos de esta manera añadir manualmente archivos torrent y el NAS los descargará automáticamente en el directorio donde le digamos sin necesidad de tener un PC encendido, es autónomo en este sentido. Eso sí, la interfaz para hacer este proceso es un tanto incómoda, y creemos que Shuttle debería trabajar en mejorarla (aprovechando que lleva un Linux instalado podrían integrar Transmission, por ejemplo).

11.- BT Descargas

Este NAS también permite hacer las veces de servidor iTunes, DLNA (para hacer streaming de vídeos) y más cosas, pero una de las más interesantes es la que Shuttle llama «Share Box», y que creando una cuenta nos permite acceder al contenido de nuestro NAS desde cualquier parte, a través de Internet.

12.- Media Server

RENDIMIENTO.

En la siguiente gráfica podéis ver el rendimiento de transferencia de archivos de este Shuttle KD22 comparado con otros NAS que han pasado por nuestras manos. La prueba se ha realizado transfiriendo 20 GB en archivos desde el NAS hasta un PC y viceversa a través de LAN. Los datos que se muestran son MB/s, y se entiende como dato de lectura la copia desde el NAS al PC y como dato de escritura desde el PC al NAS.

Rendimiento

CONCLUSIÓN.

Si bien es cierto que este Omninas KD22 no supone una enorme mejora con respecto a su hermano pequeño, el KD21 que ya analizamos hace unos meses, la diferencia entre ambos es de solo 28 euros (precio recomendado por el fabricante), y por ese dinero creo que merece la pena tener ese plus de conectividad inalámbrica que nunca está de más para disfrutar del contenido del NAS en nuestros dispositivos móviles. Además, como hemos podido ver tiene un rendimiento ligeramente superior, si bien es cierto que ahora hemos utilizado discos duros específicos para NAS.

En cualquier caso, de nuevo se trata de un NAS que nos proporciona una gran cantidad de utilidades y de gran compatibilidad, es un producto a tener muy en cuenta sobre todo si lo comparamos con otros modelos similares del mercado pero bastante más caros.

PROS:

  • Capacidad para dos discos duros hot swap de hasta 4 TB cada uno.
  • Diseño elegante y reducido.
  • Silencioso.
  • Conectividad RJ45 y WiFi.
  • USB 3.0, 2.0 y lector de tarjetas con copia automática al disco.
  • Buen rendimiento.
  • Muchas opciones multimedia.
  • Descargas torrent integradas.
  • Precio (unos 189 euros).

CONTRAS:

  • Instalación con tornillos de los discos duros en las bandejas.
  • No tiene servicio SSH.
  • La interfaz de descargas torrent es incómoda.

Puntuación KD22

 

Por ello, este Shuttle Omninas KD22 se hace merecedor de nuestro galardón de Oro y de nuestras recomendaciones por su relación calidad / precio y por su rendimiento.

¡Sé el primero en comentar!