Kingston HyperX Beast 2400Mhz CL11

La memoria RAM DDR3 lleva bastante tiempo asentada en el mercado y todavía tiene por delante bastante vida útil, pues han superado sus especificaciones iniciales y actualmente sus precios son bastante buenos. Hoy es el turno de analizar el kit de memoria RAM DDR3 2x4GB Kingston HyperX Beast DDR3-2400Mhz, un kit muy interesante que nos llega de la mano de Kingston.

Pero…¿Quién es Kingston?.

Desde 1987, Kingston destaca por ofrecer los productos de memoria de mayor calidad disponibles. Somos conscientes del papel importante que desempeña la memoria en la productividad informática y adoptamos las medidas necesarias para garantizar un producto de memoria fiable.

Kingston Technology Company es un fabricante estadounidense de productos relacionados con las memorias de ordenadores. Está localizado en Fountain Valley, California. También tiene departamentos de facturación y logísticos en el Reino Unido, Irlanda, Malasia, China y Taiwán.

Es el mayor productor independiente de módulos de memoria DRAM, actualmente tiene más del 16% de la cuota de mercado. Y es el segundo mayor suministrador de memorias flash. Tener en cuenta, que la cuota de mercado actual de Kingston está cerca del 27% pero iSuppli (de donde proviene este dato) no incluye las ventas OEM de Kingston en sus nuevos métodos de análisis.

Vamos a comenzar por ver sus características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Kingston.

Como vemos, tenemos entre manos un kit de la mínima capacidad que Kinston ofrece (8Gb, el máximo que ofrece son 64Gb), pero de la máxima velocidad (2400 Mhz, mientras que la mínima velocidad de esta serie HyperX Beast es de 1600Mhz).

A continuación podéis ver todos los modelos disponibles de esta serie HyperX Beast.

Como vemos, hay para todos los gustos y necesidades. Desde un simple kit de 8Gb a 1600Mhz hasta un tremendo kit de 32Gb a 2400Mhz pasando por el brutal kit de 64Gb a 2133Mhz diseñado para el socket Intel LGA2011.

Como decíamos, en nuestras manos está un kit de 2x4Gb a 2400Mhz, así que vamos a pasar a ver éste en específico.

ANÁLISIS EXTERNO.

Las Kingston HyperX Beast vienen embaladas en un blíster de plástico con una etiqueta de Kingston en la cara principal que nos detalla el modelo y su especificación técnica. En la etiqueta de la esquina inferior izquierda tenemos el modelo concreto: KHX24C11T3K2/8X.

Al retirar la cubierta de plástico transparente podemos acceder a los dos módulos de memoria, que ya a simple vista destacan por su gran disipador de color negro.

Como en todas las memorias Kingston, se adjunta un pequeño panfleto que contiene información sobre la garantía y una pequeña guía de instalación.

Aquí podemos ver los dos módulos de memoria de 4Gb cada uno fuera de su protección de plástico. En esta cara podemos ver el identificativo HyperX Beast en la zona izquierda, mientras que tenemos el anagrama de Kingston y la etiqueta identificativa del módulo de memoria en la parte derecha.

Detalle de la etiqueta.

El lado opuesto es exactamente igual pero sin dicha etiqueta.

Como decíamos, los disipadores de estas Kingston HyperX Beast son bastante grandes: 4,85 centímetros.

En esta vista lateral podemos comprobar lo que se levanta el disipador de la memoria por encima del PCB.

INSTALACIÓN.

La instalación es igual de sencilla que en cualquier otro módulo de RAM DDR3. En nuestro caso, teníamos instalado un enorme disipador Noctua NH-D14, así que tuvimos que quitarlo para poder instalar las memorias.

Tenía mis dudas de si estas memorias me iban a caber con el gigantesco disipador de Noctua, pero me sorprendió gratamente el comprobar que entran sin problemas. Por los pelos, pero sin problemas.

Como vemos, apenas sobra un milímetro entre el disipador de la memoria y el del procesador.

Eso sí, el ventilador queda un poco levantado, pero no hay problema por esto y además está aceptado por Noctua el colocarlo así.

Así pues, por si teníais dudas, os podemos corroborar que las Kingston HyperX Beast son compatibles con el disipador Noctua NH-D14.

TESTEO.

Para poner a prueba estas Kingston HyperX Beast 2400Mhz CL11 hemos empleado el siguiente hardware:

– Intel Core i5-2500K @ 4,4 Ghz.
– Asus Sabertooth P67 B3.
Noctua NH-D14.
Cooler Master HAF XM.
Cooler Master Silent Pro Hybrid 1050W.
Gigabyte GTX660 OC 2Gb.
Corsair Neutron GTX 240Gb SATA3.
– 3 Discos mecánicos Seagate Barracuda de 7200 RPM de distintas capacidades.

Comenzamos configurando las memorias en la BIOS a su velocidad predeterminada. Es tan sencillo como habilitar el perfil XMP dentro de la BIOS.

No obstante, estas Kingston HyperX Beast tienen dos perfiles XMP preconfigurados; uno a 2400Mhz y otro a 2133Mhz.

Para que este análisis sea más fidedigno en comparación con otros módulos de memoria que analizamos, decidí configurarlas a 2133Mhz (además de que con las memorias a 2400 Mhz tenía algunos pantallazos azules, seguramente por incompatibilidad de mi placa base que ya es un poco antigua).

Comenzamos viendo una captura de CPU-Z.

Y esta es la información sobre las memorias que muestra Aida64, con los dos perfiles. Como vemos, el perfil DDR3-2400 Mhz funciona a 1.65V, mientras que el DDR3-2133Mhz lo hace a 1.6V. Esto es 0.1V más de lo que utilizaban las Corsair Dominator Platinum 2133Mhz que analizamos hace poco.

Comenzamos con las pruebas. Este ha sido el resultado obtenido con 3DMark Vantage.

El resultado CPU Score es ligeramente superior al que obtuvimos con las Corsair Dominator Platinum: 22810 puntos frente a los 22522 de las Corsair.

Sigamos viendo el resultado obtenido con Aida64 Caché and memory benchmark.

En esta gráfica podemos ver el resultado comparado con otras memorias que han pasado por nuestras manos.

Excepto en la tasa de lectura, estas HyperX Beast se han mantenido a la altura de las Corsair Dominator Platinum, mientras que su precio es más o menos la mitad.

Continuamos con los test de ancho de banda y latencia de SiSoft Sandra.

Y de nuevo lo vemos comparado con el resto de memorias.

Por último, vamos a someter a estas memorias al test WPrime 1024M.

En esta gráfica lo vemos comparado con el resto de memorias. Hay que tener en cuenta que la gráfica muestra el tiempo, por lo que cuanto menor sea el valor, es mejor.

CONCLUSIÓN.

Estas Kingston HyperX Beast 2400Mhz CL11 se han comportado excepcionalmente bien. Han estado manteniéndole el ritmo a las todopoderosas Corsair Dominator Platinum y eso que su precio en el mercado es de aproximadamente la mitad. Por ello podemos decir que por calidad/precio, las Kingston superan con creces a todas las demás memorias que hemos testeado hasta ahora.

Además, son unas memorias que no se calientan nada, y que a pesar de tener unos disipadores grandes son 100% compatibles con el enorme Noctua NH-D14. Si a todo esto aunamos que Kingston proporciona garantía de por vida en sus memorias, las Kingston HyperX Beast son sin lugar a dudas una gran compra para cualquiera que busque un buen rendimiento sin tener que rascarse en exceso el bolsillo.

PROS:

– Muy buen rendimiento.
– Apenas se calientan.
– Disipadores grandes pero compatibles con Noctua NH-D14.
– Precio (este kit de 8Gb DDR3-2400Mhz cuesta unos 58 euros).

CONTRAS:

– Debido a su tamaño podría haber problemas con algunos disipadores de CPU.

Por ello, desde HardZone recomendamos las Kingston HyperX Beast y le otorgamos nuestro galardón de oro.

Queremos agradecer a Kingston y en especial a Juan Feal por habernos enviado estas memorias para su análisis.

Compártelo. ¡Gracias!