Silverstone ST45SF-G SFX

Silverstone ST45SF-G SFX

Rodrigo Alonso

Silverstone Logo color

Sistemas Ibertronica Logo

No nos cansamos de repetir que uno de los componentes más importantes de un ordenador es la fuente de alimentación, ya que ésta es el corazón del mismo y si no es de buena calidad y potencia comprometemos el resto de componentes. Por ello, buscar una fuente de alimentación de calidad, y a ser posible de buena eficiencia, siempre es algo crucial, y si en algo se puede considerar a Silverstone experto es en fuentes de alimentación. En el día de hoy os presentamos el análisis de su fuente de alimentación SFX Series ST45SF-G, una fuente de alimentación de factor de forma pequeño (SFX), con certificación 80Plus Gold y cableado 100% modular.

Solo viendo su potencia de 450W, su certificación 80Plus Gold y su cableado 100% modular, ya podemos adivinar que estamos ante una fuente de gama alta orientada a sistemas Gaming con factor de forma pequeños, ya que recordemos que esta fuente de alimentación no es ATX sino SFX, si bien es cierto que Silverstone suele añadir un adaptador para instalar este tipo de fuentes de alimentación en cajas con espacio para fuentes ATX. La primera vez que vimos esta fuente lo primero que pensamos fue en que sería ideal para montar una Steam Machine casera, así que vamos a orientar nuestro análisis pensando en eso.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Silverstone.

Specs

Como podemos ver en las especificaciones técnicas, esta fuente de alimentación cuenta con un único raíl de +12V que es capaz de proporcionar hasta 37 amperios de corriente, lo que significa que sería capaz de dar servicio a tarjetas gráficas bastante potentes, tales como una GTX 770, una Radeon HD 7950, o incluso dos Radeon R7 260X en CrossFireX aunque eso sí, llegando al máximo de su capacidad.

ANÁLISIS EXTERNO.

La Silverstone ST45SF-G viene embalada en una caja de cartón duro en la que predomina el típico color negro de la marca, pero también colores dorados y anaranjados para darle énfasis a su certificación 80Plus Gold. Como es habitual en este fabricante, la información sobre la fuente está bien estructurada y ordenada, de manera que podemos saber todo sobre ella sin abrir la caja.

Junto a la fuente de alimentación, Silverstone incluye varios accesorios, entre los que se incluyen una guía de instalación específica de este modelo, así como un panfleto más genérico sobre fuentes de alimentación en general. Aparte de eso, se incluyen tornillos de fijación, cable de corriente, y lo más interesante, un adaptador para instalar esta fuente de alimentación en cajas de formato ATX.

Aquí podemos ver por fin la Silverstone ST45SF-G. Cuenta con un pequeño ventilador de 80mm para refrigerar el interior. Los conectores modulares se encuentran en la cara frontal, destacando el conector PCI-Express de color azul para no confundirlo con el EPS, aunque también lleva una pegatina con un croquis indicando a qué corresponde cada uno de los conectores.

A continuación podemos ver los cables. Se incluye un conector ATX de 20+4 pines, un EPS de 4+4 pines, 3 SATA, 2 MOLEX de 4 pines, un conector floppy, y dos PCI-Express, uno de 6 pines y otro de 6+2 pines. Nos ha sorprendido la escasa longitud del cable ATX, que solo mide 30 centímetros de punta a punta. Esto podría darnos problemas si no utilizamos esta fuente de alimentación en cajas con factor de forma pequeño.

TESTEO.

Como es habitual, antes de instalar una nueva fuente de alimentación en nuestro sistema, primero lo conectamos a un tester para comprobar que entrega unos voltajes que se encuentren dentro de los valores aceptables, para no poner en peligro a nuestro sistema en el caso de tener la mala suerte de que nos llegue una fuente defectuosa.

Silverstone ST45SF-G -020

El tester nos muestra unos valores rozando la perfección, así que procedemos a la instalación de la fuente en nuestro banco de pruebas. Por cierto, así se ve la ST45SF-G con todos los cables modulares conectados.

Silverstone ST45SF-G -019

El equipo que hemos empleado en nuestra prueba está orientado a ser una Steam Machine, como hemos comentado al principio, y consta del siguiente hardware:

Como veis se trata de un sistema de consumo reducido, que no debería sobrepasar los 200W a plena carga. En este caso no está de más tener una fuente de alimentación ligeramente sobredimensionada para estar listo para futuras ampliaciones dado que el catálogo de fuentes de alimentación de formato SFX es un tanto reducido, y esta es la única del mercado que nos proporciona certificación 80Plus Gold y cableado 100% modular. Con esto en mente, dado que la fuente rondará el 50% de su potencia cuando estemos jugando, es el momento en el que más eficiencia tiene, más del 90%.

Antes de mostrarnos nuestros test propios, vamos a tomar prestados los datos oficiales de la certificación 80Plus de la fuente para mostraros algunas de sus bondades.

Eficiencia.

A continuación os mostramos la tabla de eficiencia de esta fuente de alimentación (pulsad sobre la imagen para verla en grande).

Eficiencia tabla

Aquí podemos ver la mayor debilidad de esta fuente de alimentación, y es que con tan solo un 10% de carga (45W), la eficiencia es del 81.89%. No obstante, en valores más altos está siempre por encima del 87%, por lo que cumple el estándar 80Plus Gold, y como comentamos antes, cuando nuestro sistema esté al 100% de carga la capacidad de la fuente estará al 50%, momento en el que su eficiencia es más del 90%. A continuación os mostramos lo mismo a modo de gráfica lineal.

Eficiencia gráfica 1

Y en esta otra gráfica, la diferencia entre la potencia que le entra a la fuente y la potencia que suministra al PC, siendo el área roja la potencia que se desperdicia.

Eficiencia gráfica 2

El tener una fuente de alimentación con certificación 80Plus Gold desde luego supone un ahorro energético con respecto a otras fuentes de alimentación menos eficientes.

Vamos a ver ahora los test propios. Para poner a prueba la fuente de alimentación, utilizamos el test Power Supply de OCCT 4.4.0. Estos han sido los resultados:

+3.3V

2014-01-29-15h13-Voltage-3VCC

CPU VCore

2014-01-29-15h13-Voltage-CPU VCORE

VIN5 (Memoria RAM).

2014-01-29-15h13-Voltage-VIN5

Extrañamente OCCT no ha sido capaz de leer los datos de los raíles de +12V y +5V, así que los hemos monitorizado a mano con Aida64.

Voltaje

Al igual que vimos cuando analizamos la Silverstone ST30SF, esta ST45F-G entrega unos valores de voltaje sumamente estables y sorprendentemente cercanos a los valores teóricos óptimos. La verdad es que en este sentido no se le puede pedir más a una fuente de alimentación.

CONCLUSIÓN.

La Silverstone SFX Series ST45SF-G es una fuente que rebosa calidad por los cuatro costados. Desde su calidad de construcción, su pequeño tamaño, y su eficiencia 80Plus Gold y estabilidad de los canales, es una fuente de alimentación muy recomendable para sistemas de bajo consumo y factor de forma pequeño, aunque no hay que dejarse engañar por esto, ya que con sus 450W de potencia es capaz de dar servicio a gráficas tan potentes como por ejemplo una GTX 770. Además, al ser 100% modular, se facilita en gran medida la instalación en cajas mini ITX donde el espacio es crucial.

PROS:

  • Certificación de eficiencia 80Plus Gold.
  • Potencia muy estable.
  • Factor de forma SFX (donde relativamente hay pocos modelos donde elegir).
  • 100% modular.
  • Incluye adaptador para cajas ATX.

CONTRAS:

  • Precio (unos 100 euros).

Puntuación

 

Sin lugar a dudas esta Silverstone SFX Series ST45SF-G es la mejor opción que podemos encontrar en el mercado en tamaño SFX, y por tanto se merece nuestro galardón de Platino, así como nuestra recomendación por su excelente rendimiento.

HZ_MedalsCatg_1_Platinum HZ_Stamp_Performance_Mod1