Corsair RM1000i

Corsair logo 690x335

Corsair es desde hace mucho tiempo una de las referencias mundiales en fuentes de alimentación. Y a pesar de que ya tienen en su catálogo fuentes con eficiencias superiores, hoy os vamos a mostrar el análisis de una de las fuentes de alimentación que más “mimo” han recibido por parte del fabricante, la Corsair RM1000i, una fuente de alimentación digital de 1000 vatios de potencia, cableado 100% modular y certificación de eficiencia 80 Plus Gold.

Y es que siendo fabricada por Channel Well Technology, ésta Corsair RM1000i está englobada en el Tier 1 de fuentes de alimentación, es decir, se encuentra dentro de las fuentes de mayor calidad y que por lo tanto son más fiables del mercado. A estas alturas Corsair ya sabe muy bien lo que se hace, y con un catálogo tan amplio como el que tiene se puede permitir el lujo de lanzar modelos con certificación 80 Plus Gold, que ya parece hasta bajo, con calidad de categoría premium pero que gracias a ésta certificación de eficiencia las pueden colocar en un segmento del mercado donde la competencia es muy feroz, destacando claro por la gran calidad de su producto.

Por lo tanto estamos ante una fuente de alimentación que a priori es de la máxima calidad, y que cuenta con prácticamente todos los elementos que convierten a una fuente de alimentación en categoría Premium como el cableado 100% modular (aunque en este caso ya os adelantamos que no todo el cableado es plano), control digital tanto con Corsair Link como sin él, certificación de eficiencia 80 Plus Gold y ventilador híbrido. Estamos ante una fuente que en tiendas online de España cuesta casi 200 euros, y como tal hay que ser extremadamente exigente con ella y así lo haremos en nuestro análisis.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tomadas de la web del fabricante.

Specs

Si os fijáis, el propio fabricante pone por delante en las características del producto que cuenta con siete años de garantía, cinco más de lo habitual. Ésto es así porque Corsair está más que seguro de la calidad de su producto y a sabiendas de que la fuente suele ser el principal punto de fallo de un PC, el dar siete años de garantía le da al usuario la máxima tranquilidad.

Dicho esto nos encontramos con las características que os hemos contado en la introducción, y con una fuente de alimentación de 1000 vatios de potencia con suficientes conectores y potencia como para dar servicio hasta a cuatro tarjetas gráficas de gama media-alta / dos de gama muy alta sin el menor inconveniente. Podéis ver en la siguiente tabla de potencias como la Corsair RM1000i cuenta con un único raíl de +12V que es capaz de entregar hasta 83.3 Amperios de corriente.

Potencias

No hace falta decir que ésta fuente cuenta con todas las protecciones posibles, incluyendo PFC activo, cortocircuito, sobre voltaje y demás.

ANÁLISIS EXTERNO.

Corsair ha embalado ésta fuente de alimentación con una caja de grandes dimensiones y bastante peso. Por fuera encontramos la habitual cubierta de cartón blando totalmente decorada de color blanco y amarillo, con una foto de la fuente en la portada y el identificativo del modelo de ésta.

Corsair RM1000i -001

En la zona trasera, Corsair nos presenta la tabla de potencias y un par de gráficas, la primera mostrando la curva de eficiencia de la fuente y la segunda la curva de activación del ventilador híbrido. También nos muestra diferentes perfiles de la fuente, incluyendo la zona interior con los conectores 100% modulares.

Corsair RM1000i -002

En uno de los laterales nos encontramos con una enumeración de los conectores de los cables modulares.

Corsair RM1000i -003

En el lateral opuesto lo que tenemos es una descripción de Corsair Link, pues la fuente es digital, y de la certificación 80 Plus Gold.

Corsair RM1000i -004

Para terminar, en uno de los laterales pequeños tenemos un pequeño resumen, donde además destacan esos 7 años de garantía con los que cuenta la fuente de alimentación.

Corsair RM1000i -005

Dentro de éste embalaje de cartón blando encontramos el habitual de cartón duro en el que solo está el logo de la compañía.

Corsair RM1000i -006

En el interior, como siempre está la fuente perfectamente protegida por plástico blando y los cables y accesorios aparte.

Corsair RM1000i -007

Vamos con los accesorios. Corsair, junto con Silverstone, son los dos fabricantes que mejores manuales incluyen de sus fuentes de alimentación, con una descripción precisa y extensa de los componentes internos y del modo de empleo. También se incluye un panfleto genérico de la familia RMi de Corsair, el habitual cable de corriente y una bolsa en la que además de algunas bridas encontramos un adhesivo metálico con el logo de Corsair.

Corsair RM1000i -008

Los cables vienen todos reunidos en una bolsa aparte de color negro.

Corsair RM1000i -009

Los cables que sí son planos son los SATA, los MOLEX y Floppy, además de un par de adaptadores de MOLEX a conector de ventilador de cuatro pines. También se incluye un cable para Corsair Link en el caso de que tengamos el Commander, y un cable que va a un cabezal interno USB 2.0 de la placa base en el caso de que no.

Corsair RM1000i -010

Los cables PCI-Express, por contra, no son planos, lo cual puede ser una molestia. Al menos están bien mallados e incluyen filtro EMI para asegurar que la potencia llega a nuestra tarjeta gráfica lo más limpia posible.

Corsair RM1000i -011

Los cables ATX y EPS tampoco son planos.

Corsair RM1000i -012

Vistos los cables es hora de ver ya la fuente. Como es habitual en Corsair, viene protegida por una bolsa de terciopelo negra.

Corsair RM1000i -013

Aquí tenemos la Corsair RM1000i ya despojada de todas sus protecciones.

Corsair RM1000i -014

Por la zona superior (inferior una vez instalemos la fuente) está el ventilador de 135mm tras una rejilla metálica de color negro. Como ya sabréis, éste ventilador es híbrido lo que significa que no se encenderá hasta que la fuente de alimentación alcance un 40% de carga, haciendo que el dispositivo sea virtualmente inaudible cuando está en reposo.

Corsair RM1000i -015

En la zona contraria, la habitual pegatina con la tabla de potencias y certificaciones de la fuente.

Corsair RM1000i -016

Ambos laterales están únicamente adornados por la pegatina que identifica el modelo de la fuente.

Corsair RM1000i -017

En la parte trasera lo que tenemos es la salida de aire por una rejilla con forma de panel de abeja, además claro del conector de corriente y el interruptor de encendido y apagado. Como podéis ver hay un cartelito que es mas que nada para que no nos asustemos porque el ventilador no se encienda al principio.

En el lado opuesto están los conectores modulares de la fuente. Como podéis ver en la zona izquierda de la imagen tenemos algunos conectores especiales y un botón: son para el Corsair Link / cabezal USB para controlar la fuente mediante software, y el botón sirve para que el ventilador gire durante unos segundos y así comprobar su funcionamiento.

Corsair RM1000i -020

ANÁLISIS INTERNO.

Vista la fuente por fuera es hora de “destriparla” para ver qué esconde tras su carcasa metálica. Lo primero que vemos tras retirar la cubierta es el ventilador, que en éste caso es un Corsair NR135.

Corsair RM1000i -021

Aquí está el interior de la Corsair RM1000i. En principio todo parece bastante bien ordenado gracias a que no hay cables de por medio por los cables, que en este caso son modulares. Se nota a simple vista que la fuente la ha fabricado CWT por la disposición interna.

Corsair RM1000i -022

Si os fijáis en la imagen de abajo, ésta fuente tiene lo que se llama una “placa hermana”, que en este caso se utiliza para dotar a la RM1000i de la funcionalidad digital Corsair Link.

Corsair RM1000i -023

Ya a primera vista comprobamos que las soldaduras del PCB y el filtro de entrada son de primera calidad. Corsair añade aquí dos condensadores Y además de un filtro EMI y un encapsulado de plástico, de manera que nos aseguramos que la potencia que entra en la fuente es ya desde el principio muy limpia. Ojalá todas las fuentes tuvieran soldaduras de ésta calidad.

Corsair RM1000i -026

Aquí tenéis más filtros de línea con dos condensadores Y adicionales antes de los puentes y dos después. Otros dos condensadores X y dos bobinas forradas de plástico aislante completan el circuito de protección, todo pasando por un diodo TVS.

Corsair RM1000i -027

Corsair hace uso de dos condensadores japoneses de primera calidad (105ºC) en esta unidad.

Corsair RM1000i -025

En general, Corsair y CWT han empleado los mejores materiales y las mejores soldaduras en el interior de ésta unidad, asegurándose así que la calidad va a ser máxima y la potencia que proporcione la RM1000i estable y limpia.

Corsair RM1000i -024

TESTEO.

Como siempre, antes de conectar la fuente de alimentación a ningún aparato hemos utilizado un tester para comprobar que los voltajes están en su justa medida y así evitar dañar algún componente por si la fuente nos ha venido mal de fábrica, que aunque todas son probadas antes de embalar podría suceder.

Corsair RM1000i -028

Como todos los valores están dentro de los rangos correctos, procedemos a conectarla a nuestro banco de pruebas. Para analizar esta fuente, y aunque es digital, además de enchufarla a un PC y hacer las pruebas pertinentes la hemos conectado a un Load Tester SM-268 para hacer las pruebas.

slXM90azp_1282874958

Entrada / salida / eficiencia

La siguiente tabla muestra los datos que hemos recogido en nuestras pruebas, sometiendo a la Corsair RM1000i a cargas del 10, 20, 50, 75 y 100%. El valor Input muestra los vatios de potencia que le entran a la fuente de alimentación desde la toma de corriente, y el valor Output muestra lo que la fuente de alimentación entrega al equipo, quedando la eficiencia reflejada a la derecha del todo. También podéis ver en la misma tabla los valores medidos en los raíles de +12, -12, +3.3, +5 y 5Vsb.

Tabla eficiencia

Con los valores recogidos nos queda una gráfica de eficiencia de esta manera:

Gráfica eficiencia

Hablando de la potencia que entra y la que sale, mediante la que se calcula la eficiencia, la siguiente gráfica muestra la diferencia entre unos y otros valores.

Gráfica potencia

Y así queda en forma gráfica los valores que mueve la fuente tanto de intensidad (amperios) como de tensión (voltios).

Gráfica voltaje

Como podéis ver, los valores que nos presenta ésta Corsair RM1000i son fuera de serie, a la par con la calidad de los componentes internos que el fabricante ha escogido para ésta, y es que no en vano recordemos que estamos ante una fuente de 1000 vatios que cuesta casi 200 euros, y no podíamos exigirle menos.

El software.

La Corsair RM1000i es una fuente digital y como tal cuenta con su propio software de monitorización y configuración que proporciona la propia Corsair. Además, Corsair ha renovado completamente la interfaz de éste, y ahora se ve todo de una manera diferente, más moderna, clara y sencilla de utilizar.

En ésta primera pantalla vemos de un plumazo todos los valores de temperatura del sistema, además de por supuesto los valores de voltaje de la fuente y su temperatura. Podemos hacer clic en la fuente para que nos lleve a su pantalla de configuración.

Corsair Link 1

Haciéndolo nos trae a esta pantalla, donde no solo podemos ver una gráfica de la potencia que entra y la que sale, sino también todos los valores relacionados con nuestra fuente de alimentación. Además podemos activar y desactivar el OCP (Over Current Protection).

Corsair Link 2

En ésta otra pantalla podemos monitorizar de manera gráfica todos los valores del sistema. En el caso de los dispositivos compatibles con Corsair Link podemos además editar su configuración. En el caso de la fuente solo podremos escoger si queremos que el ventilador funcione de manera automática o si bien preferimos que el ventilador esté siempre en funcionamiento a una velocidad determinada.

Corsair Link 3

CONCLUSIÓN.

La Corsair RM1000i cuesta casi 200 euros, sí, y solo es 80 Plus Gold, de acuerdo. Pero si tenemos un sistema de gama alta y especialmente con una tarjeta gráfica como nuestra GTX 980 Ti que es bastante “tragona”, seguramente no nos lo pensemos dos veces y tiremos hacia la máxima calidad que es lo que nos proporciona ésta RM1000i. Corsair ha utilizado los mejores componentes y eso se ha notado en la manera en la que se desenvuelve el dispositivo y lo estable que es. Estoy más que seguro que si Corsair nos da siete años de garantía con ésta fuente, bien puede sobrevivir 10 ó más años sin problemas. Potencial para ello tiene de sobra.

Seguramente la única pega que le encuentro a ésta fuente es que no todos los cables son planos, pero tiene su explicación: los cables que no son planos son el ATX, el EPS y los PCI-Express, cables que llevan la mayor carga de potencia en el sistema y que por ello Corsair les ha integrado un filtro EMI para asegurarse de que la energía llega totalmente limpia a nuestro hardware.

PROS:

  • 1000 vatios de potencia limpia, estable y eficiente.
  • Potente raíl único de +12V que proporciona hasta 83,3 amperios.
  • Conectores de sobra para cualquier sistema de gama alta, incluyendo configuraciones Quad-GPU.
  • Certificación de eficiencia 80 Plus Gold.
  • Soberbio trabajo de soldadura. El mejor posible.
  • Condensadores japoneses de 105ºC y en general los mejores materiales de fabricación.
  • Ventilador híbrido y silencioso.
  • Totalmente modular.
  • Todas las protecciones.

CONTRAS:

  • No todo el cableado es plano.
  • Precio (196 euros a la hora de escribir este análisis).

Score RM1000i

Por todo ello, y teniendo en mente que bajo nuestro punto de vista ésta es una de las mejores fuentes de alimentación de 1000 vatios del mercado, le otorgamos a la Corsair RM1000i nuestro galardón de Platino y nuestras recomendaciones por su rendimiento y relación prestaciones / calidad / precio.

 

Compártelo. ¡Gracias!