Corsair GS800 V2

Una buena fuente de alimentación es un componente clave para nuestro sistema y uno de los más importantes, pues es el componente que se encargará de proporcionar la energía necesaria para que todo funcione correctamente. Corsair es un fabricante muy conocido en el mundo del hardware de alto rendimiento y en este caso os vamos a mostrar el análisis de la fuente de alimentación Corsair GS800 V2, un modelo que llega para sustituir a la anterior GS800.

La Corsair GS800 V2 es una fuente que no presenta un cableado semi-modular o 100% modular, tal y como hemos visto en los dos últimos análisis sobre fuentes de alimentación de Corsair, por lo que en este caso todo el cableado está presente en la fuente.

Una de las mejoras que trae la GS800 V2 frente a su predecesora, es el aumento de la certificación, que pasa de 80 Plus a 80 Plus Bronze. Esto quiere decir que la fuente está certificada para la entrega de una eficiencia de un 81% al 20% de carga, un 85% al 50% de carga y un 81% al 100% de carga.

A pesar de que no es una fuente modular, sí que es semi-fanless, esto quiere decir que el ventilador de la fuente de alimentación entrará en funcionamiento en función de la carga que tenga. En este caso el ventilador entra en funcionamiento cuando la carga de la fuente de alimentación pasa de un 20%, y en función del aumento de la carga el ventilador irá subiendo de RPM y por consiguiente también subirá la sonoridad.

Vamos a ver las características técnicas de la Corsair GS800 V2 sacadas desde su página oficial.

 CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Una de sus características más importantes es su diseño basado en un único canal de +12V, el cual puede entrar hasta 65A. De este modo no tendremos que balancear la carga de la fuente de alimentación, que es algo que hay que hacer cuando se tiene una fuente con varios canales de +12V. Los 65A proporcionados por el canal +12V son más que suficientes para instalar configuraciones multiGPU o bien hacer overclock de una forma seria.

Como decíamos antes, el ventilador entrará en funcionamiento en función de la carga de trabajo que tenga la fuente. En este caso Corsair ha decidido montar un ventilador que tiene un tamaño de 140 milímetros y una sonoridad máxima de 34dB. Además, otra de sus cualidades, es que el ventilador usado en la fuente se puede configurar con tres colores diferentes de iluminación, azul, rojo y blanco, también se puede apagar si lo deseamos.

Siendo una fuente de gama alta no puede faltar el PFC activo, básicamente se trata de un controlador ubicado en la propia fuente que intenta que la potencia que entra sea lo más limpia posible, que las ondas de corrientes sean correctas y que la potencia real que consume la fuente sea lo más similar a la potencia aparente que ésta suministra.

Por supuesto y en cuanto a medidas de seguridad lleva protección contra sobre voltaje, bajo voltaje y protección contra corto circuitos, algo que nos da una garantía de que estamos ante una fuente segura. En su fabricación también se han empleado componentes de calidad y la fuente tiene un total de tres años de garantía.

Vamos a ver los voltajes y amperajes de cada canal de la Corsair GS 800 V2.

Como podemos ver en el gráfico anterior, el canal +3.3V puede ofrecer hasta 25A, la misma cantidad que el canal +5V, ambos puede dar una potencia conjunta de 150W. Dicha potencia es más que suficiente para los sistemas de hoy día, pues prácticamente la mayoría de componentes se alimentan del canal +12V. Y hablando del canal 12V, este puede ofrecer hasta 65A y 780W, así que no tendremos problemas para montar configuraciones MultiGPU o hacer un overclock serio a los componentes. El canal -12V se conforma con 9.6W y 0.8A y el canal +5Vsb proporciona 15W y 3A, todo esto a una temperatura máxima de funcionamiento de 40ºc.

Veamos ahora los diferentes conectores que lleva la Corsair GS800 V2.

La Corsair GS 800 V2 trae viene bastante bien equipada en cuanto a conectores se refiere. En primer lugar tenemos el habitual conector ATX 20+4 pines, también un conector de alimentación EPS 12V de 8 pines, que se puede dejar en 4 pines con solo separarlos. Para la alimentación de dispositivos PCI-E lleva un total de 4 cables con conectores 6+2 pines. Para las unidades de almacenamiento u otros dispositivos tenemos 8 conectores SATA, otros 8 conectores MOLEX y dos conectores para unidades de disquete.

Es hora de ver la fuente en detalle, para ello empezamos con nuestro análisis externo.

ANÁLISIS EXTERNO.

El embalaje de la Corsair GS800 V2 es bastante llamativo en cuando a diseño exterior se refiere. En la parte frontal nos encontramos con un gran dibujo de la fuente con el ventilador iluminado en color azul. Además se indica que estamos ante una fuente de categoría Gaming Series.

También se nos indica que la fuente es de alto rendimiento y su potencia, 800W.

En el inferior de la caja se nos indican sus principales características técnicas en varios idiomas y unas imágenes del ventilador iluminado con los tres disponibles para configurarlo.

Justo en la esquina superior izquierda, Corsair destaca sus tres años de garantía, la certificación 80 Plus Bronze, la certificación EuP (normativa Europea para que la fuente cumpla ciertos requisitos mínimos respecto al consumo en vacío y eficiencia) y la posibilidad de cambiar el color de iluminación del ventilador.

Como es habitual en prácticamente todos los embalajes, la parte trasera está llena de información que conviene leer con atención. En este caso Corsair nos vuelve a mostrar la lista de especificaciones técnicas, número de conectores disponibles y unos gráficos de eficiencia y sonoridad.

Conectores disponibles.

Gráficos de eficiencia y sonoridad.

En los laterales, simplemente se nos indica el modelo, GS800.

En su interior nos tenemos otra caja, pero esta vez es la típica de color marrón y lleva el logotipo de Corsair en color negro.

Al abrirla observamos que la fuente va protegida por una pieza de cartón acolchado, su función es evitar cualquier desperfecto en la fuente durante su transporte. Al menos nos quedamos tranquilos de que será muy difícil que la Corsair GS800 V2 se dañe durante su transporte, de hecho está unidad viene desde EE.UU y no le ha pasado absolutamente nada de nada.

Vamos a sacarlo todo y lo vemos en detalle.

En primer lugar y como es habitual, tenemos el manual del usuario y el certificado de garantía, en este caso Corsair nos ofrece tres años de garantía.

Unas bolsitas con unas cuantas bridas de sujeción para gestionar todo el cableado interno, que en este caso será bastante, puesto que no es una fuente modular, y los tornillos necesarios para instalar la fuente.

Cable de alimentación. Dado que la fuente viene de EE.UU, el cable incluido lleva el enchufe de tipo B, no os preocupéis puesto que si la compráis en España vendrá con el cable de tipo E+F.

Una unidad USB Corsair Voyager Mini de 8GB. La unidad USB se entrega solamente a los medios especializados, dado que contiene información sobre la fuente para una mejor realización del análisis.

Y finalmente, la fuente Corsair GS800 V2. A primera vista destaca y mucho todo el cableado, es en este punto cuando desearía que la fuente fuese modular, o al menos semi modular. La estética de la fuente es bastante buena, de hecho me gusta más que la que tiene la HX 850 Gold, pues tiene algunos detalles en color azul que le sientan bien.

En uno de sus laterales y al igual que ocurre en muchas otras fuentes, tenemos indicado el modelo, GS 800.

A diferencia de otros modelos, Corsair ha empleado un sistema de ventilación posterior basado en una serie de ranuras, en lugar de los tradicionales agujeros en forma de panel de abeja. También, y en la parte posterior, se encuentra el botón para configurar la iluminación del ventilador. Podemos apagarla o bien ponerla entres colores diferentes, azul, blanco y rojo.

También se encuentra el interruptor de apagado y encendido, además de la toma de conexión donde irá el cable de alimentación. Aunque el cable incluido no nos sirva en España, el conector de la fuente es el mismo en todos los casos, así que no hay ningún problema.

En el otro lateral de la fuente volvemos a ver lo mismo que anteriormente, salvo que en este caso la información está al revés. Realmente esto se hace para que siempre se pueda leer la marca y modelo de la fuente, independientemente de la posición que tenga una vez instalada.

El ventilador de 140 milímetros protegido por una rejilla metálica en color negro, en el centro tenemos el logotipo de Corsair en plateado. Como decíamos antes, el ventilador de la fuente solo se activa una vez que se pasa de un 20% de carga, a un nivel inferior el ventilador no entrará en funcionamiento dado que no es necesario.

La pieza que se ve en color azul es meramente decorativa y se puede quitar sin problemas, pues no tiene otra función, aunque le da un toque estético bastante bueno a la fuente.

Por la parte inferior tenemos los voltajes que antes veíamos y los respectivos números de serie. Vamos a ver quien fabrica realmente la fuente de alimentación, para ello usamos nuestro tutorial y el resultado es que esta fuente la fabrica Channel Well Technology (CWT).

Si liberamos todos los cables podemos empezar a verlos más detalladamente.

En primer lugar tenemos dos ramales de cables con conectores MOLEX, en total hay 8 conectores MOLEX y dos conectores para unidades de disquete. No vamos a tener problemas a la hora de conectar dispositivos, pues tiene conectores de sobra.

Otros dos ramales de cables, pero en este caso con conectores SATA, 8 en total, suficientes para la mayoría de los usuarios.

Cuatro cables con conectores PCI-Express 6+2 pines. De modo que no habrá problemas si la tarjeta gráfica, por ejemplo, emplea conectores de 6 u 8 pines o bien si queremos montar una configuración MultiGPU.

Conector habitual ATX de 20+4 pines.

Y finalmente el conector EPS +12V  de 8 pines, que se puede configurar en modo 4+4 pines para adaptarse a todas las necesidades.

Antes de ver los resultados obtenidos en nuestras pruebas, vamos a comprobar la iluminación LED que nos ofrece el ventilador que ha instalado Corsair. El color de la iluminación se puede variar de una forma muy sencilla, simplemente hay que apretar un botón situado en la parte posterior de la fuente y seleccionar el que más os guste.

Iluminación LED en color azul.

Iluminación LED en color blanco.

Iluminación LED en color rojo.

TESTEO.

Es hora de poner a la Corsair GS800 V2 a prueba, para ello hemos empleado el programa OCCT 3.1.0 durante 10 minutos con la función de estrés para la fuente de alimentación, el cual carga de trabajo al procesador y a la GPU de forma simultánea. Adicionalmente se pusieron a trabajar los discos duros y la unidad SSD, el sistema que hemos usado para las pruebas se basa en los siguientes componentes.

  • -Procesador Intel Core2 Duo E6550.
  • -Placa base Asus P5K Premium.
  • -RAM 2x1GB OCZ Reaper HPC DDR2-800.
  • -VGA XFX 8600GTS + Arctic Cooling Accelero Twin Turbo.
  • -Disipador Cooler Master Hyper 412 Slim.
  • -PSU Corsair GS800 V2.
  • -2 Discos duros de distintos tamaños.
  • -Unidad SSD G.Skill Phoenix Pro.
  • -Grabadora LG SATA.

Los resultados que hemos obtenido para los diferentes canales de voltaje que emplea la fuente de alimentación son los siguientes. Las gráficas muestran durante un minuto los valores de voltaje con la fuente en reposo, de esa forma se puede ver la variación de los voltajes entre reposo y carga.

 

VCore.

+3.3V.

+5V.

+12V.

Los resultados de los test demuestran que ofrece unos valores de voltaje estables en sus canales +3.3V, +5V y +12V. En el canal +3.3V se puede ver que hay variaciones en el valor de voltaje, pero nada preocupante. También en el canal +5V, pero en este caso es mínima. En cambio el canal +12V permanece igual, no ha variado nada de nada, no se ha movido.

De las gráficas anteriores podemos sacar varias conclusiones, una de ellas es que la Corsair GS800 V2  es una fuente estable y entrega una valores de voltaje que están totalmente dentro de la norma. La otra conclusión es que no ha acabado de demostrar todo su potencial debido a que mi actual sistema no llega a cargar totalmente a la fuente de alimentación, pues apenas llega a consumir unos 400W a plena carga.

SONORIDAD.

Sobre la sonoridad de la GS800 V2, tenemos que tener en cuenta el consumo del sistema donde se ha montado, pues la fuente ha entregado en torno a un 40%/50% de su potencia, el ventilador no ha pasado de 20dB y por lo tanto la sonoridad es mínima. Incluso con el sistema en reposo el ventilador apenas llega a funcionar, dado que para que lo haga la fuente debe superar el 20% de carga.

CONCLUSIÓN.

La conclusión que sacamos de la GS800 V2 es que se trata de una buena fuente, tiene una estética realmente buena cuando se iluminan sus leds, que además se pueden configurar en tres colores distintos. La parte negativa es que no es una fuente modular, por lo que habrá que trabajar en el interior de caja para esconder todos los cables que lleva, y no son pocos. En definitiva, Corsair ofrece una buena fuente, y para aprovecharla al máximo se necesita un sistema muy superior al mio actual, esperamos que en poco tiempo podamos probarla con un sistema que consuma unos 600W o más.

PROS:

– Buena estética con LEDS.
– Certificación 80 Plus Bronze.
– Cables bastante largos.
– Semi-Fanless.
– Un único canal +12V con 65A.

CONTRAS:

– No es modular.

Por todo lo anterior, desde HardZone le otorgamos a la Corsair GS800 V2 nuestro galardón de plata.

Queremos agradecer a Corsair y en especial a Gareth que nos haya suministrado la muestra para este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!