Silverstone Argon AR05

Silverstone Logo color

Ibertronica

A estas alturas ya conoceréis a Silverstone, el fabricante alemán mundialmente conocido sobre todo por sus fuentes de alimentación, cajas para PC (con su famosa serie Raven) y sistemas de refrigeración. Es esta última la familia sobre la que hoy os traemos nuestro particular análisis, concretamente del hermano pequeño de la familia Argon de disipadores, el Silverstone Argon AR05. Su diseño tipo concha y su pequeño tamaño lo hacen ideal para sistemas con factor de forma pequeño, especialmente HTPCs con placas base de formato mini-ITX.

Este Silverstone Argon AR05 tiene como decíamos unas reducidas dimensiones, e incluso el ventilador de 92 mm de diámetro incorporado es de formato “slim”, con tan solo 15 mm de grosor. Incorpora dos heatpipes de cobre de 6 mm de diámetro con tecnología de contacto directo con el procesador, y tal y como hemos indicado al principio, se trata de un disipador tipo concha, es decir, que el ventilador se coloca de forma paralela al procesador en lugar de en forma perpendicular como ocurre en los disipadores tipo torre. Este tipo de disipador tiene la ventana de que su altura es muy inferior, por lo que generalmente permite su instalación en cajas pequeñas, y que refrigera los componentes aledaños al socket del procesador. El punto negativo suele ser que el rendimiento es generalmente inferior al de los disipadores tipo torre.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Tomadas de la página web del fabricante.

Specs

Como veis las dimensiones de este disipador son realmente reducidas, tan solo 104 x 92 x 36.7 milímetros, ventilador incluido. Éste ventilador de 92 mm gira a una velocidad de entre 1200 y 2500 rpm, y aunque Silverstone no indica cuál es el ruido máximo emitido, a esta velocidad tiene muchas papeletas de ser como poco rumoroso. Por supuesto, el Argon AR05 es compatible con todos los sockets de procesador actuales tanto de Intel como de AMD (nótese que se ha eliminado ya la compatibilidad con socket Intel LGA775, ya en desuso).

ANÁLISIS EXTERNO.

Silverstone ha decidido embalar este AR05 en una pequeña caja de cartón duro con los típicos colores azul y blanco que suele emplear la marca en la serie Argon de disipadores. Mientras que en la cara superior encontramos una descripción del disipador junto con una foto a tres cuartos, en la zona inferior podemos ver las características principales en varios idiomas. Silverstone ha dejado para uno de los laterales las especificaciones técnicas, acompañadas de una imagen desde un lado del disipador para que podamos ver su escasa altura. Por último, en el otro lateral tenemos una breve introducción y un croquis con las dimensiones del producto.

Abrimos la caja, y lo primero que encontramos es el manual de instrucciones de instalación. Debajo, perfectamente encajado y protegido, el disipador a un lado y sus accesorios de montaje al otro.

Entre los accesorios encontramos, además del manual, accesorios de anclaje tanto para Intel (los curvados) como para AMD (los alargados), tornillería y un pequeño tubo de pasta térmica.

Silverstone Argon AR05 -008

Aquí podéis ver el Silverstone Argon AR05. Nótese que el ventilador viene directamente atornillado al disipador por medio de dos tubos metálicos que lo atraviesan de lado a lado.

Silverstone dice que la altura de este disipador es de tan solo 36.7 mm incluyendo el ventilador. En nuestra medición, que podéis ver en la siguiente imagen, tomamos solo 31.5 mm, pero esto no cuenta los milímetros que levanta la base. En cualquier caso es, desde luego, un disipador muy bajo, óptimo para las cajas más pequeñas de PC.

Silverstone Argon AR05 -012

Para desmontar el ventilador, decíamos, es necesario quitar cuatro tornillos, dos por cada lado. Nos sorprende ver que Silverstone ha dispuesto arandelas de goma en las cuatro perforaciones para absorber parte de las vibraciones que creará el ventilador. En la siguiente galería podéis ver también el grosor por separado del bloque de láminas del disipador y del ventilador.

INSTALACIÓN.

En nuestro caso hemos escogido un sistema AMD con socket FM2, así que las piezas que debemos utilizar son las alargadas.

Silverstone Argon AR05 -023

En primer lugar, debemos poner las tuercas que veis en la imagen de arriba, de manera que queden fijas en los anclajes.

Después atornillamos ambos al disipador.

Ahora hay que preparar el procesador y el socket. Primero retiramos los anclajes propios de AMD.

Silverstone Argon AR05 -029

Y acto seguido ya podemos aplicar la pasta térmica al IHS del procesador. En el manual de instrucciones Silverstone dice que debemos aplicar la pasta térmica sobre el propio disipador, pero no nos inspira mucha confianza ese método porque podríamos pecar de exceso o escasez de pasta térmica y decidimos utilizar el método habitual.

Silverstone Argon AR05 -030

Ahora es necesario girar la placa base y ponerla encima del disipador, de manera que los anclajes que instalamos al principio coincidan con los agujeros del socket. El método más fácil, dado que estamo sutilizando una placa base de formato mini-ITX, es colocar el disipador con la base hacia arriba encima de la mesa y colocar la placa encima con sumo cuidado.

Silverstone Argon AR05 -031

Ahora preparamos el resto de accesorios de anclaje, consistentes en unas tuercas y unas arandelas de goma.

Silverstone Argon AR05 -033

Las arandelas tienen adhesivo, así que es muy sencillo este proceso.

Silverstone Argon AR05 -034

Hecho esto, el último paso es tan sencillo como atornillar estas piezas en los huecos por detrás de la placa.

Silverstone Argon AR05 -035

Para no forzar ni disipador ni procesador, es recomendable primero poner suavemente, sin apretar mucho, los cuatro tornillos, y luego ir apretándolos uno a uno en cruz.

Silverstone Argon AR05 -036

Ya hemos terminado, solo resta conectar el ventilador a un conector de la placa base y podemos funcionar.

Silverstone Argon AR05 -037

Como podéis ver en la siguiente galería de imágenes, no tenemos ningún tipo de problema de compatibilidad ni con la placa base y sus propios disipadores, ni con la memoria RAM.

Silverstone Argon AR05 -041

TESTEO.

Antes de mostraros los resultados de rendimiento térmico habituales, queremos hacer un inciso. No solemos mostraros una medición de ruido ya que carecemos de instrumental de precisión para tal efecto, solo tenemos un simple sonómetro de no mucha calidad. Sin embargo en esta ocasión hemos querido mostrároslo porque a pesar de que por las características técnicas pensábamos que se trataría de un disipador como mínimo rumoroso, nos ha sorprendido gratamente comprobar que no es así. Para tener unos resultados más fiables, hemos conectado el ventilador del disipador a un rehobús en lugar de a la placa base, de manera que podamos ser nosotros quienes elijamos la velocidad.

El Silverstone Argon AR05 es muy silencioso funcionando al mínimo (1.200 rpm), y solo un poquito rumoroso a máxima velocidad (2.500 rpm).

Ahora sí, vamos con el testeo habitual. El sistema utilizado para las pruebas ha sido el siguiente:

Antes de testear el rendimiento térmico hemos dejado que la pasta térmica se asiente entre el procesador y el disipador durante unas 48 horas en un funcionamiento normal.  El dato de temperatura mostrado es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De este modo, la temperatura ambiente no influye en el resultado del test.

En esta gráfica se muestra el dato de temperatura con el ventilador del Silverstone Argon AR05 funcionando en modo automático y comparado con otros disipadores del mercado, sometiendo el procesador a carga con Prime95 64 bits durante una hora.

Temperatura

Teniendo en cuenta que, aparte del disipador de stock de AMD que todos sabemos que es tremendamente ineficiente, lo hemos comparado con todo un Raijitek Aidos, disipador de tipo torre y con el doble de heatpipes de cobre que este AR05, el resultado de rendimiento térmico obtenido es realmente bueno. Recordad que el A10-6700 que hemos utilizado en la prueba tiene cuatro núcleos y su TDP es de 65W.

CONCLUSIÓN.

El Silverstone Argon AR05 es un disipador ideal y totalmente recomendable para cualquier sistema con factor de forma pequeño y con un procesador con un TDP no demasiado elevado. Si bien su instalación no es todo lo fácil que le gustaría a la mayoría, su rendimiento térmico y sonoro son realmente buenos para un disipador de este tamaño. Eso sí, ojo porque su precio es de unos 33 euros, pero a pesar de ello yo ya tengo disipador que recomendar a quien me pida opinión para montar un HTPC.

PROS:

  • Pequeño tamaño, compatible prácticamente con cualquier combinación de hardware.
  • Bastante silencioso.
  • Buen rendimiento.
  • Muy buena calidad de construcción.
  • Embalaje muy cuidado.
  • Incluye pasta térmica.

CONTRAS:

  • Precio (unos 33 euros).

Puntuación AR05

Por ello, este Silverstone Argon AR05 se hace merecedor de nuestro galardón de Oro y de nuestra recomendación por su rendimiento.

HZ_Score_1GoldHZ_Stamp_Performance_Mod1

Compártelo. ¡Gracias!