Noctua NH-C14.

Desde su aparición en el mercado hace unos años, Noctua ha ido sorprendiendo a propios y extraños con unos modelos que, si bien no son baratos, exudan calidad y prestaciones por los cuatro costados y en HardZone hemos sido muy fans de sus productos desde sus comienzos. Haciendo de la “baja sonoridad sin sacrificar el rendimiento termodinámico” su lema principal, Noctua es una marca que ha ganado muchos seguidores. Suyo es uno de los mejores disipadores por aire del mercado actual, el famoso y premiadísimo Noctua NH-D14.

De hecho, a pesar de ya llevar bastante tiempo en el mercado, Noctua no es una marca que se caracterice por tener un catálogo enorme de productos, lo cual habla bien a las claras de una marca que se piensa muy mucho lo que va a sacar al mercado y no lo hace hasta estar por completo convencida que sus nuevos productos funcionan como deben de funcionar. Esa atención a la investigación y desarrollo de los componentes es bastante improbable de encontrar en muchos otros fabricantes que nos inundan todos los años con 3000 modelos diferentes. Por ejemplo, dos de sus modelos estrella (el Noctua NH-U9 y el NH-U12) apenas han cambiado desde su lanzamiento hace 5 años, todo un testamento a un diseño bien realizado (suyo es uno de los primeros artículos que escribimos para ADSLZone). El modelo que hoy analizamos, el Noctua NH-C14, es una evolución de su anterior y muy exitoso Noctua NH-C12 y NH-C12 SE14.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Noctua:

Lo primero que salta a la vista es que el nuevo NH-C14 es un disipador de los llamados “tipo concha”, es decir, que las heat pipes se curvan formando una C, como si fueran las conchas de un molusco bivalvo. Este tipo de diseño hace unos años era muy común, pero ello fué antes de la popularización de los diseños tipo torre actuales. Entonces, ¿por qué ha elegido Noctua diseñar un disipador de este estilo? seguramente os estéis preguntando algunos. La respuesta es que el NH-C14 va principalmente orientado a un mercado donde la anchura de la caja suele ser bastante reducida. Hablo del mercado de HTPCs. Esto es algo de lo que hablaremos algo más en profundidad en la siguiente sección de nuestro análisis.

Otra cosa que destaca bastante es que Noctua ha optado por emplear dos de sus ventiladores NF-P14 de 140 mm para la refrigeración de este disipador. El NF-P14 ya lo vimos por primera vez cuado realizamos el análisis del Noctua NH-D14, donde pudimos comprobar lo estupendamente bien que rendía. No son precisamente muy corrientes las configuraciones tipo push-pull en los disipadores tipo concha, así que me parece una apuesta interesante por parte de la compañía austríaca.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Noctua NH-C14 viene embalado en una caja blanca con forma cúbica en la que se han representado diversas vistas técnicas del disipador. La caja es muy similar a la que ya vimos con el Noctua NH-D14.

Con la caja abierta vemos que el disipador viene a su vez perfectamente protegido en un segundo cubo de cartón, mientras que los accesorios vienen en una caja blanca a parte.

Los accesorios que se incluyen para el montaje son los siguientes.

Veamoslos en detalle. Aquí tenemos el kit de montaje para plataformas Intel.

Su homónimo para AMD.

Manual de instrucciones.

Accesorios comunes a todos los tipos de socket.

Entre estos accesorios se incluyen: tubo de masilla térmica NT-H1, conector en Y para conectar ambos ventiladores a un solo conector de la placa base, adaptadores L.N.A. (Low Noise Adapter) y U.L.N.A. (Ultra Low Noise Adapter), que reducen el voltaje que le llega a los ventiladores y por tanto bajan sus RPM y el sonido emitido, y unos adaptadores y sistemas de retención para montar los ventiladores en la caja en lugar del disipador.

 Después de ver los accesorios, aquí tenemos el disipador en todo su esplendor.

Aquí tenemos ambos laterales. Se puede ver que los ventiladores se ubican uno encima y otro debajo del disipador, creando lo que llamamos una configuración push-pull. Lo bueno de este sistema en un disipador tipo concha es que a la vez que se refrigera el procesador, se hace lo propio con los componentes cercanos, tales como la memoria RAM.

En la siguiente imagen podemos ver el disipador de frente. Aquí podemos ver que cuenta con 6 heatpipes de cobre niquelado distribuídas por un solo cuerpo.

 

Vista por el lado opuesto. Resulta curioso que Noctua haya distribuído los 6 heatpipes en dos zonas de 3, y a su vez, uno de ellos está un poco más separado hacia fuera que los otros dos (o los otros dos están más juntos, tirando a la zona del centro). ¿Por qué hacer esto? Invita a pensar que Noctua ha tenido en cuenta la eficacia de los ventiladores, y la zona en la que están los dos heatpipes casi juntos es la que mejor refrigeran los ventiladores. De hecho, Noctua ha dejado la zona central completamente vacía ya que, al encontrarse debajo del buje de los ventiladores, esa zona prácticamente no refrigera nada.

Si le quitamos los ventiladores al disipador, este es el aspecto que presenta. Como vemos, lleva 4 gomas que harán contacto con el ventilador y de esta manera reducirán las vibraciones y el ruido que este emite.

Aquí vemos más claramente la distribución de los 6 heatpipes y los grupos en los que se divide, como explicamos un poco más arriba. También podemos ver el patrón de troquelado que llevan las aletas de aluminio, destinado a generar turbulencias en la corriente de aire y, de esta manera, aumentar la capacidad de refrigeración del disipador.

Vista lateral. Aquí podemos ver que si no instalamos el ventilador inferior, deja un gran espacio para poder instalar módulos de memoria RAM de virtualmente cualquier tamaño.

Detalle del contacto que hacen las heatpipes con la base del disipador, la cual hará contacto con el procesador. Como vemos ya viene con los soportes y sus tornillos preinstalados para anclar a la instalación que haremos en la placa base y que veremos en el apartado de montaje.

Vista desde abajo. Me alegra comprobar que Noctua también ha incluido tacos de goma para el ventilador inferior.

Vista desde arriba. Vemos el hueco que ha dejado Noctua para que podamos atornillar el disipador a la back plate directamente desde arriba y que no tengamos que andar haciendo maniobras raras.

Detalle de la separación entre las aletas de aluminio. Como vemos es suficiente para maximizar la eficiencia del flujo de aire generado por el ventilador que pasa a través de éstas. Las aletas van soldadas a las heatpipes lo que aumentará la transmisión de calor entre ambas. Son este tipo de mimo en los detalles los que hacen que me encante cómo fabrica Noctua sus disipadores.

Aquí tenemos la base. Es de cobre niquelado, pero no tiene tecnología HDT (heatpipe direct touch), es decir, que los heatpipes no hacen contacto directo con el IHS del procesador. Dado que esta tecnología no ha representado niguna mejora frente a la tradicional, tampoco es que perdamos nada.

Como vemos la superficie está pulida para maximizar el contacto con el procesador. La base es completamente plana, sin ningún tipo de defecto en su mecanizado.

MONTAJE.

Lo primero es preparar los accesorios necesarios para el montaje dependiendo del socket que vayamos a utilizar. En nuestro caso usaremos un socket de Intel LGA1366, por lo que los que necesitamos son estos.

Comenzamos introduciendo los tornillos correspondientes en el backplate para su posterior colocación en la parte trasera de la placa base.

Una vez introducidos los tornillos por los agujeros de la placa base, vemos que sobresalen por la cara delantera de la misma.

Introducimos las arandelas de plástico por los tornillos.

En detalle.

Después atornillamos los soportes sobre los tornillos. Atención a la posición de estos,  ya que si los colocamos girados 90º con respecto a la imagen, el disipador estará girado y podríamos tener problemas de espacio.

Acto seguido, colocamos el disipador encima del procesador (previamente habremos de aplicar pasta térmica sobre el procesador) y lo atornillamos a los soportes que colocamos anteriormente. Ojo a la orientación del disipador: no tiene que ir nunca con las heat pipes apuntando hacia abajo.

Tal y como hemos colocado los soportes, podemos instalar el disipador en dos posiciones diferentes. En la de la siguiente imagen en concreto ayudará a disipar el calor generado por las memorias RAM.

Aquí podemos ver que deja un gran espacio para poder instalar memorias RAM con disipadores de casi cualquier tamaño.

Vista lateral.

Hora de instalar los ventiladores. Como vemos, tiene una altura considerable con el ventilador de arriba instalado (14 cm).

Vista desde la parte trasera de la placa base. Como vemos, este tipo de configuración es ideal dado que dirige un chorro de aire sobre los reguladores de potencia de la placa base, manteniéndolos bien frescos incluso si realizamos un OC alto.

No hay problema con los disipadores que incluye la placa base para el Northbridge y el Southbridge.

Tampoco hay problemas con la memoria RAM. Las que aparecen en la imagen son unas G.Skill Trident que emplean unos disipadores tremendamente altos.

Este es el aspecto general que presenta el Noctua NH-C14 instalado en la placa base.

Vista desde arriba.

Finalmente aquí podemos verlo instalado ya en la caja.

Como vemos deja un espacio enorme por la parte de arriba de la placa base.

Una vez montado, es hora de probarlo a ver qué tal funciona.

TESTEO.

El equipo empleado para realizar el testeo ha sido el siguiente:

– Intel Core i7 920 D0
– Gigabyte GA-EX58A-UD5
– 3 x 2 Gb G.Skill Trident DDR3-2000
– Cooler Master HAF X
– EVGA GTX 295
– Mushkin Callixto Deluxe 60 Gb SSD
– 2x Western Digital Caviar Green 2Tb
– Corsair HX1000

En las siguientes gráficas veremos dos valores de temperatura, en Idle (equipo en total reposo durante 20 minutos) y Load (equipo sometido a carga con Prime95). El disipador se ha testeado al aire libre en un banco de testeo cedido por Cooler Master. El valor que se muestra en las gráficas es la Delta o incremento de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De esta manera se muestra de manera más fidedigna la influencia del disipador en la temperatura del equipo, sin importar si la temperatura ambiente es mayor o menor a la vez que se elimina el “efecto caja”.

Vamos a empezar viendo el disipador a pleno rendimiento, es decir, con los dos ventiladores (superior e inferior) instalados, tanto a 800 como a 1200 rpm. Cabe mencionar que a 800 rpm, el sonido apenas es audible, pero que a 1200 rpm es un poco sonoro. No obstante no es un ruido que se note si se tiene la caja cerrada.

Como vemos el rendimiento del disipador es excelente, hemos obtenido unos resultados incluso mejores que con el afamado Noctua NH-D14 (pulsa sobre el nombre para ver su análisis). No obstante cabe destacar que no hemos podido testearlo con un overclock a 4 Ghz como hicimos con el NH-D14, dado que el procesador se ponía por encima de la temperatura máxima de riesgo. Esto es indicativo de que el NH-C14 no es capaz de disipar eficientemente un TDP extremadamente alto, lo cual no quita que me sienta más que sorprendido de los resultados obtenidos dado que de siempre los disipadores tipo concha han sido menos eficientes en la conducción del calor. Estamos aquí ante un disipador capaz, si bien no de soportar 1.4 V para un procesador LGA1366, sí 1.35 V sin demasiados problemas. Sorprendido, es poco.

Veamos ahora los resultados con solo el ventilador superior instalado. Con esta configuración el ventilador empuja el aire a través de las aletas del disipador, refrigerando al mismo tiempo los componentes cercanos al socket, incluyendo la memoria RAM.

Es evidente que tenemos un detrimento del rendimiento con un ventilador nada más. No obstante no es exagerado (solo 4ºC en la configuración a 3,8Ghz a 1200rpm) y ganamos un gran espacio para poder instalar memorias RAM con disipadores grandes.

Veamos el resultado con solo el ventilador inferior. De esta manera, la altura del conjunto es de tan solo 105mm, permitiendo la instalación del mismo en PCs con factor de forma pequeño (SFF, Small Form Factor) y HTPCs.

Como vemos los resultados son un poquito peores que con el ventilador superior. Esto es porque en esta configuración el ventilador está succionando aire a través de las aletas del disipador, en lugar de empujarlo como en la configuración anterior. No obstante, utilizando esta configuración, pensada para cajas pequeñas, los resultados siguen siendo muy buenos con el procesador en stock y con overclocks moderados.

CONCLUSIÓN.

El Noctua NH-C14 es un estupendo disipador, con un montaje sencillísimo y un rendimiento realmente excepcional. La única pega que tiene en este aspecto es lo que ya comentamos antes; con un overclock elevado no es capaz de disipar el calor generado. Además, permite una gran versatilidad de configuraciones: podemos quitar el ventilador inferior para poder instalar módulos de memoria con disipadores grandes, quitar el ventilador superior para instalarlo en cajas pequeñas o HTPC, o dejar ambos ventiladores para un máximo rendimiento.

PROS:

– Rendimiento térmico impresionante.
– Capaz de funcionar estupendamente con uno o dos ventiladores.
– Montaje muy sencillo.
– Materiales de excelente calidad.
– Silencioso a bajas y medias rpm.
– Permite instalación en cajas pequeñas o HTPC.
– Permite la instalación de memorias RAM con disipadores grandes.

CONTRAS:

– Con un overclock elevado, el disipador llega a su límite.
– Rumoroso con los ventiladores al máximo.
– Un poco voluminoso y pesado.

Por ello, desde HardZone le otorgamos al Noctua NH-C14 muy merecidamente nuestro más prestigioso galardón:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE ORO.

Queremos dar las gracias a Noctua por proporcionarnos la muestra para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!