Cooler Master Seidon 240M

cooler master logo 690x335

Cuando tenemos un procesador de gama alta instalado en nuestro sistema pero nuestra caja no permite la instalación de disipadores de gran tamaño es un buen momento para pensar en un sistema de refrigeración líquida cerrado que no requiere mantenimiento. Tiene una gran parte de las ventajas de la refrigeración líquida tradicional, pero al no requerir ningún mantenimiento es ideal para poder despreocuparnos como si de un disipador por aire se tratara. Ahí es donde entra en juego Cooler Master con su gama de disipadores Seidon, y en concreto destaca el Cooler Master Seidon 240M que es el modelo que analizamos hoy.

Este tipo de disipadores cada vez están cogiendo más fama dado que cuentan con una buena eficiencia térmica y emiten un bajo nivel de ruido. Además, su facilidad de instalación siempre es una ventaja, sobre todo para usuarios que no quieren complicarse la vida con sistemas de mayor rendimiento pero de tediosa instalación como pueden ser las refrigeraciones líquidas tradicionales que, además, requieren un mantenimiento periódico. Eso sí, este Cooler Master Seidon 240M cuenta con un radiador doble de 240mm que requiere una caja compatible con este tamaño de radiador, pero si tenemos una de éstas el Seidon 240M incluye todo lo necesario para funcionar a máximo rendimiento sin necesidad de añadir ningún accesorio extra.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Cooler Master.

Specs

Un aspecto a destacar de las especificaciones técnicas es que los dos ventiladores que Cooler Master incluye en este Seidon 240M son de muy alto rendimiento, pero por contra son bastante ruidosos (40 dBA). Es algo normal en ventiladores de 120mm que funcionan a una velocidad máxima de 2400 rpm, una velocidad bastante elevada para ventiladores de este tamaño.

Vamos a verlo.

ANÁLISIS EXTERNO.

El Cooler Master Seidon 240M viene embalado en la típica caja que Cooler Master emplea en casi todos sus disipadores, solo que en esta ocasión tiene unas dimensiones considerables para poder dar cabida al radiador doble que integra este kit. En la cara principal encontramos una foto del aparato junto con sus principales características destacadas, dejando para un lateral las especificaciones técnicas completas. En la parte posterior encontramos una descripción en varios idiomas, así como las dimensiones acotadas del aparato.

Al abrir la caja, encontramos el Seidon 240M perfectamente embalado y protegido. Lo primero que vemos es el manual de instrucciones y la hoja de garantía, así como una bolsa que contiene todos los accesorios de montaje para los diferentes sockets con los que es compatible (todos los actuales).

Los accesorios de montaje vienen un poco “apelotonados” en esa bolsa, así que los separamos y los clasificamos para verlos mejor. Se incluyen dos backplates diferentes, uno para Intel y otro para AMD, accesorios de montaje y tornillería, un gran tope de goma doble para ambos ventiladores (para absorber vibraciones y para que los ventiladores no rayen el radiador).

Estos son los ventiladores incluidos. Tienen 7 aletas bastante anchas para crear una gran presión estática sobre el radiador y de esta manera optimizar la refrigeración del mismo. Asímismo se incluye un adaptador en forma de Y para conectar ambos ventiladores a un mismo conector de 4 pines de la placa base (recordemos que los ventiladores son PWM).

Vamos con la bomba. Ésta es idéntica a la que ya vimos cuando analizamos el Seidon 120XL y el montaje es exactamente igual. Tiene la base de cobre para maximizar la transferencia de calor entre el IHS del procesador y el disipador, y de la bomba salen dos tubos cubiertos por plástico con el líquido refrigerante. De la bomba también sale un conector de 3 pines que será el encargado de proporcionar energía para que la bomba funcione.

El radiador tiene 27.3 centímetros de longitud, así que tenéis que tener esto en cuenta a la hora de instalarlo en vuestra caja. Eso sí, no es demasiado ancho, tan solo mide 2.7 centímetros de grosor (a lo que posteriormente habrá que sumar el ancho de los ventiladores) Las láminas del interior del radiador están fabricadas con aluminio pintado en negro. En la zona donde se anclan los tubos tiene una boca para rellenar de líquido refrigerante si es necesario, aunque en teoría no debería serlo, pero con esto Cooler Master también abre la posibilidad de utilizar el radiador con otro sistema de refrigeración líquida si se quiere.

INSTALACIÓN.

Para instalar este Cooler Master Seidon 240M lo primero que tenemos que hacer es preparar el anclaje de la bomba al socket. En nuestro caso lo vamos a instalar en una plataforma Intel LGA1155, así que empleamos los anclajes de Intel. Solo hay que atornillar a la bomba los anclajes en los huecos dispuestos para tal efecto.

Una vez hecho esto, preparamos el backplate, colocando el tornillo en la posición indicada para nuestro socket.

Cooler Master Seidon 240M -025

Hecho esto, colocamos el backplate por la parte trasera de la placa base de manera que los tornillos asomen los los agujeros.

Cooler Master Seidon 240M -026

Ahora anclamos estas tuercas en los tornillos y el backplate quedará fijado. Cooler Master incluye un accesorio mediante el cual podemos fijar las tuercas con un destornillador.

Cooler Master Seidon 240M -027

Aquí podemos verlo ya fijado.

Cooler Master Seidon 240M -028

El siguiente paso es ponerle la pasta térmica al procesador y fijar la bomba del Seidon 240M sobre el procesador. El proceso es tan sencillo como colocar la bomba encima del procesador y apretar los tornillos, por supuesto haciendo que coincidan sobre las tuercas que hemos colocado en el paso anterior.

Cooler Master Seidon 240M -029

El siguiente paso es colocar el radiador con los ventiladores. En nuestro caso hemos elegido hacerlo en la parte superior de la caja (una Cooler Master HAF XM).

Una vez anclado el radiador con los ventiladores, ya tan solo resta conectar los cables de la bomba y los ventiladores y ya estamos listos para hacerlo funcionar. El LED azul de la bomba nos indica que ya está funcionando.

Cooler Master Seidon 240M -032

TESTEO.

Para someter a pruebas de rendimiento a este Cooler Master Seidon 240M hemos empleado el siguiente hardware:

Antes de testear el rendimiento térmico hemos dejado que la pasta térmica se asiente entre el procesador y el disipador durante unas 8 horas con el ordenador encendido en un funcionamiento normal. Este ha sido el resultado de rendimiento térmico comparado con otros disipadores que han pasado por nuestras manos en el mismo sistema. El dato de temperatura mostrado es el Delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente. De este modo, la temperatura ambiente no influye en el resultado del test. El resultado obtenido ha sido con los ventiladores funcionando en modo PWM, a máxima carga estaban a 1500 rpm.

Gráfica Temperaturas 1500 rpm

Si bien el rendimiento térmico del Cooler Master Seidon 240M no llega a alcanzar los términos del todopoderoso Noctua NH-D14, nos proporciona un resultado muy satisfactorio, añadiendo además el plus de que permite la instalación de módulos de memoria RAM de cualquier tamaño, y deja la zona del socket muy despejada.

Sonoridad.

No disponíamos de un aparato para medir la sonoridad en términos empíricos en el momento de hacer el análisis, pero sí os podemos decir que nuestros temores viendo las características técnicas de los ventiladores se han cumplido: son ruidosos. Cuando el sistema está en reposo el nivel de ruido es aceptable (los ventiladores a 800 rpm son bastante silenciosos, y la bomba, al igual que cuando analizamos el Seidon 120XL, es muy, muy silenciosa), pero ya cuando sometemos a carga el sistema y los ventiladores se ponen a 1500 rpm, éstos emiten un rumor que termina molestando después de un rato. Si ponemos los ventiladores al máximo, 2400 rpm, el sistema parece una turbina de avión, emitiendo un nivel de ruido que para un uso doméstico consideramos inaceptable.

CONCLUSIÓN.

El Cooler Master Seidon 240M es un disipador de refrigeración líquida todo en uno con una instalación tremendamente sencilla (literalmente no hemos tardado más de 10 minutos en instalarlo) y un rendimiento térmico bastante bueno. Además, nos proporciona la posibilidad de instalar módulos de memoria RAM con disipadores de cualquier tamaño ya que no interfiere en esta zona como ocurre con la mayoría de disipadores por aire, dejando así la zona del socket muy despejada (es ideal si nos preocupa la estética del interior del PC).

Como punto negativo hay que destacar que los ventiladores que Cooler Master incluye son muy ruidosos. Si bien su caudal de aire es óptimo, no lo vemos aceptable para un uso doméstico (no así para una sala de servidores, donde el ruido da un poco igual). Creemos que Cooler Master debería incidir en este punto e incluir otros ventiladores que aunque tengan menos caudal de aire, sean más silenciosos.

PROS:

  • Buen rendimiento térmico.
  • La bomba es muy silenciosa.
  • Instalación muy sencilla.
  • Permite instalación de memorias RAM con disipadores de cualquier tamaño.

CONTRAS:

  • Los ventiladores incluidos son muy ruidosos.

Puntuación

Por ello, este Cooler Master Seidon 240M se lleva nuestra recomendación por su buen rendimiento y el galardón de oro.

HZ_Stamp_Performance_Mod1HZ_MedalsCatg_2_Gold

Compártelo. ¡Gracias!