Cooler Master Hyper Z600

Hay una clase de usuarios de hardware para los que lo que más prima es la sonoridad de un sistema (o la falta de la misma). Este tipo de usuarios busca sistemas practicamente inaudibles, cosa harto complicada dado que un sistema ha de tener, al menos, dos ventiladores que generen una corriente de aire dentro de la caja que la refrigere por dentro. Sin embargo, hay bastantes ventiladores en el mercado capaces de realizar esta tarea con una sonoridad muy baja. No, el principal problema al que se enfrentan este tipo de usuarios es la refrigeración del procesador del sistema. Dado que la enorme mayoría de disipadores en el mercado requieren el uso de uno o varios ventiladores, su Santo Grial es un disipador pasivo.

Un disipador pasivo es aquel que consigue refrigerar de manera eficiente el procesador sin la ayuda de un ventilador. El uso de este tipo de disipadores no está muy extendido dado que representan un nicho del mercado no demasiado grande y su uso presenta ciertas dificultades técnicas. Dichas dificultades se deben, en gran medida, a que el tamaño que deben de emplear estos disipadores para cumplir eficientemente su cometido es considerablemente mayor que un disipador normal, de manera que se requieren cajas bastante anchas para acomodarlos. A parte, también presentan el problema que, al no emplear refrigeración en la zona del procesador, toda esa zona tiene tendencia a calentarse más de la cuenta, de la misma manera que ocurre con las refrigeraciones líquidas. Un ejemplo relativamente reciente de este tipo de disipadores pasivos es el Scythe Ninja, pero recientemente, Cooler Master ha decidido sacar un modelo nuevo dispuesto a dar batalla en este segmento: el Cooler Master Hyper Z600 y hoy os lo presentamos nuestro análisis.

Veamos las principales características de este disipador.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la web de Cooler Master.

Como podemos ver, con una altura de 160 mm y un peso de más de 1 Kg, no estamos ante un disipador precisamente pequeño, como he comentado al inicio de este análisis.

También vemos que están soportados la gran mayoría de sockets actuales, inclusive el socket LGA1366, aunque no me atrevería yo a refrigerar un Core i7 con este disipador en pasivo.

ANÁLISIS EXTERNO.

El disipador viene embalado en una caja blanca muy típica de Cooler Master. En uno de los costados de la caja, viene una foto de la parte superior del disipador, mientras que en las demás vienen las principales características técnicas.

El disipador viene protegido dentro de una caja de cartón blanco dividida en dos mitades asimétricas.

Dentro de la caja, en unos compartimentos especialmente habilitados para ello en el fondo de la misma, encontraremos:

  • Manual de instrucciones.

  • Placas de retención traseras y soportes para el anclaje del disipador.

  • Tornillos y sistema de anclajes para dos ventiladores de 120 mm.

El disipador es de los denominados “Tipo Torre” pero presenta un diseño bastante peculiar en forma de cruz que no había visto hasta la fecha.

La base del disipador es una pieza de cobre recubierta de nickel y protegida por un plástico transparente (que deberéis de quitar antes de instalar el disipador) de la que nacen 6 heatpipes dobles de 6mm de diámetro, también de cobre recubierto de nickel.

El recubrimiento de nickel no solo cumple una función estética al dejar todo el disipador de un mismo color metalizado, si no que también protege el cobre de la oxidación que sufre siempre al estar en contacto con el aire.

La base del disipador es completamente plana pero se pueden apreciar marcas circulares del mecanizado de la misma, aunque no son especialmente grandes y no deberían de dar problemas a la hora de montar el Z600 o a la hora de funcionar.

El disipador en sí presenta dos espaciados bien diferenciados de las aletas de refrigeración. En el centro del disipador, que es donde se conectan las 4 heatpipes más cercanas a la die del procesador y que son las que más temperatura van a manejar cuando el sistema esté en uso, las aletas de refrigeración están bastante juntas, mientras que en los extremos, que han de disipar bastante menos calor, las aletas están bastante separadas entre sí.

Aún así, como podéis ver el espaciado de las aletas de refrigeración es mayor que en los disipadores normales debido a la necesidad de permitir que el aire se mueva sin dificultad entre ellas sin la ayuda de un ventilador que lo fuerce.

Para aumentar todavía más la refrigeración de las heatpipes centrales (que son las que más van a trabajar), Cooler Master ha decidido prolongar el bloque de aletas centrales un poco hacia la parte inferior del disipador.

La calidad general de construcción es excelente, tal y como nos tiene acostumbrados Cooler Master. Las heatpipes pasan a través de taladros en cada aleta de refrigeración que sujetan mediante presión; sin embargo, creo que Cooler Master podría haber dado un paso más y haber soldado cada aleta a las heatpipes para mejorar todavía más la conducción térmica entre ambas superficies, sobre todo tratándose de un disipador destinado a funcionar como pasivo.

El disipador lleva una serie de indentaciones en las aletas que sirven para acoplar hasta un total de dos ventiladores (para una configuración push-pull). Lo mejor de todo es que Cooler Master ha colocado dos indentaciones opuestas en cada esquina para permitir el montaje de los ventiladores en cualquier posición que deseemos.

Aunque el uso de ventiladores desafía un poco el propósito de un disipador pasivo, bajo mi punto de vista es un acierto si un día nos cansamos de tener el procesador con velocidades de stock y queremos aumentarle un poco más el rendimiento mediante overclock.

Como resumen de mis impresiones, decir que para ser el primer disipador de Cooler Master que tengo la oportunidad de testear, estoy muy gratamente sorprendido por la calidad y detalle que se ha empleado en su construcción. El empleo de diferentes espaciados en las aletas de refrigeración, como si tuviera dos disipadores combinados, es una solución térmica muy bien pensada e implementada por parte de Cooler Master.

Veamos ahora el montaje de este disipador.

MONTAJE.

El montaje de este disipador no es precisamente un camino de rosas, por desgracia, especialmente en la manera de asegurar el disipador a la placa base, pero ya llegaremos a ese punto más a delante.

Por supuesto (dado que el anclaje se realiza mediante backplate), para montar este disipador es imprescindible desmontar la placa base previamente. Se que a mucha gente le molesta este aspecto y no voy a negar que puede ser algo incómodo, sobre todo si tenemos muchas tarjetas de expansión montadas en la placa base, pero por otro lado en ninguna parte se monta un disipador de manera más cómoda que fuera de la caja del sistema, sin tener que estar apartando cables y conectores por doquier.

Lo primero que haremos será montar los soportes del disipador. Para ello, montaremos 2 tornillos de doble rosca en cada uno de los dos soportes de acero.

Ojo, la rosca del tornillo que rosca en el soporte lo hace a izquierdas, es decir, en lugar de tener que girar el tornillo a derechas para apretarlo, habremos de hacerlo a la inversa.

Una vez colocados los tonillos, procederemos a montar los soportes en el disipador mediante 4 tornillos pequeños de cabeza plana.

Con los soportes montados, procederemos a aplicar una capa de masilla térmica sobre la superficie del IHS  (Integrated Heat Spreader) del procesador.

Ahora es cuando las cosas se ponen interesantes y desagradablemente complicadas. Para asegurar el disipador deberemos de colocar este sobre nuestras rodillas, boca abajo (de manera que la base del disipador quedemirando hacia arriba) y colocaremos encima la placa base, de manera que los cuatro tornillos de los soportes pasen sin problemas por los agujeros de la placa. Si os ocurre como a mí que no había manera de hacerlos coincidir, tendréis que usar unos alicates para modificar con suavidad el ángulo del escalón del soporte porque me he dado cuenta que tiene tendencia a dejar los tornillos demasiado separados.

Acto seguido, colocaremos la backplate en la parte trasera de la placa, haciendo coincidir sus taladros con los tornillos de los soportes del Hyper Z600. Para asegurarla, necesitaremos 4 tuercas que roscarán en los citados tornillos y para cuya colocación necesitaremos una llave de tubo que Cooler Master incluye entre los accesorios de montaje.

El problema reside en que, como véis en al foto anterior, la backplate lleva un reborde levantado al rededor de la zona donde roscan las tuercas y que prácticamente no permite el uso de la llave de tubo. Si a eso sumamos que según colocamos la tuerca es prácticamente imposible hacerla girar con los dedos para roscar aunque fuera un par de hilos, ya os avanzo que os váis a tirar pero un buen rato intentando colocar la backplate, con el normal acompañamiento de juramentos, imprecaciones y demás frases destinadas a aliviar la tensión del momento. Si tenéis una Dremel a mano, mi consejo sería eliminar el borde elevado de la zona cercana a los tornillos para, de esa manera, poder facilitar mucho el trabajo.

Éso sí, una vez montado el disipador queda perfectamente anclado y no se moverá ni un ápice de su posición aunque lo intentárais. Y queda así:

Como véis, gracias a la altura del disipador, no hay ningún tipo de interferencias con los disipadores en la parte cercana al socket del procesador.

Para montar el ventilador, usaremos dos soportes de plástico negro que van atornillados al ventilador. En mi caso, he decidido usar mi magnífico GELID Silent 12PWM para las pruebas con ventilador, por su excelente rendimiento y su baja sonoridad.

Es el momento de ver cómo queda todo montado en el interior de mi Lian Li PC-A77B.

Alguno seguramente se pregunte por  qué empleo un ventilador a parte situado sobre mi tarjeta gráfica. El motivo es que el chipset X48 de mi placa base se calienta una barbaridad y no se le puede hacer overclock sin ventilación extra que lo mantenga medio fresco. El problema es que los disipadores pasivos, al igual que las refrigeraciones líquidas, no refrigeran la zona aledaña al socket y los componetes que se calienten mucho requieren algún tipo de refrigeración.

Veamos qué tal funciona el Cooler Master Hyper Z600.

TESTEO.

El testeo se ha realizado en caja cerrada para mejor simular las condiciones de uso en la vida real y para el mismo se ha utilizado el siguiente hardware:

  • Procesador Intel Core2 Duo a varias velocidades.
  • Placa base Asus Rampage Formula chipset Intel X48.
  • 4 GB Mushkin Extreme DDR2-800.
  • VGA Sapphire Radeon HD4870 512 MB.
  • Tarjeta de sonido Creative X-Fi Fatal1ty Platinum.
  • Controladora SATA Promise FasTrack.
  • 5 HDD.
  • PSU Corsair HX1000.

Para el testeo he seguido la metodología habitual: ½ h en el escritorio, sin hacer nada en el sistema; ½ h de Orthos, opción Blend. Como disipador para comparar he empleado el Scythe Zipang.

El sistema se ha testeado tanto en configuración stock como clockeado a 3.8, 4.0 y 4.2 Ghz y la temperatura ambiente se ha mantenido a 24 ºC. Veamos los resultados.

Cooler Master Hyper Z600 pasivo.

Lo primero que salta a la vista es el excelente rendimiento que proporciona el Hyper Z600 en pasivo, sin estar nada lejos de los resultados del Zipang, a pesar del enorme tamaño de éste y su ventilador de 140 mm. Un overclock de 4.0 Ghz sin ayuda ninguna de un ventilador habla estupendamente de la ingeniería termodonámica que se ha empleado en la realización de este disipador. Sin embargo, sin ayuda de un ventilador no quise pasarlo de esta velocidad dado que el siguiente paso, los 4.256 Mhz / 1.45 V Vcore son demasiado para este disipador en pasivo.

Comparativa entre el uso del ventilador y pasivo.

Estaba claro que el empleo de un ventilador en el Cooler Master Hyper Z600 iba a mejorar el rendimiento… Lo que no esperaba era una mejora tan espectacular. En configuración en stock practicamente no hay mejora, pero en cuanto nos metemos a hacer overclock y encontramos una diferencia mantenida de 13 ºC menos usando el ventilador, una diferencia realmente espectacular. Ya solo nos queda dar el último paso y comprarlo con el Zipang en toda la gama de velocidades.

Cooler Master Hyper Z600 con ventilador GELID Silet 12PWM.

Madre mía qué paliza!!! Con un simple ventilador de 1500 rpm el Cooler Master Hyper Z600 se desmelena y pasa por encima del Zipang como si nada. De hecho, estos resultados son 5 ºC menores incluso que el tremendamente eficiente Noctua NH-C12P. No puedo menos que mostrarme completamente asombrado. Mantener un Core2 Duo a 1.45 V por debajo de los 60 ºC a 4.256 Mhz es toda una proeza y el disipador parece como si se le pudiera hechar todavía más leña. Increible.

CONCLUSIONES.

Evidentemente no me esperaba unos resultados tan impresionantes por parte del Cooler Master Hyper Z600. Supongo que se lo podría denominar un Super Disipador con todas las de la ley. Y encima, es más barato que el Scythe Zipang de la comparativa costando tan solo 38 €.

Pros:

  • Excelente rendimiento en configuración pasiva.
  • Increible rendimiento con un ventilador de 1500 rpm.
  • Posibilidad de montar dos ventiladores.
  • Completamente silencioso en pasivo (obviamente).
  • Diseño atractivo y original.
  • Excelente calidad de los materiales empleados.
  • El disipador queda firmemente anclado al procesador.
  • Precio muy contenido.

Contras:

  • Sistema de anclaje no demasiado bien implementado.
  • Heatpipes no van soldadas.
  • No se refrigeran los componentes cercanos al procesador.

Un disipador que funcione en pasivo tan bien como otro que emplea un gran ventilador de 140 mm y que con su propio ventilador, pase por encima de todos los disipadores que he testeado hasta el momento, se merecería un premio de oro por parte de HardZone. Pero… El horrible sistema de anclaje, con la necesidad de tener que estar haciendo equilibrios sobre las rodillas y la dificultad de roscar las tuercas es lo que hace que este disipador no pueda conseguir el premio de oro. Por ello, el Cooler Master Hyper Z600 recibe:

LA BENDICIÓN DEL GURÚ, CATEGORÍA DE PLATA.

Quiero agradecer a Coolmod que nos haya proporcionado el sample para el análisis.

También os pueden interesar los siguientes análisis.

Compártelo. ¡Gracias!