NOX Blaze X2 Project

Hoy os presentamos el análisis de una de las cajas más curiosas del mercado, la NOX Blaze X2 Project. Se trata de una caja de doble cuerpo que permite la instalación de dos sistemas completos en su interior (uno de ellos de tamaño mini ITX). Estaba buscando redactar una buena descripción para esta caja, y no he encontrado ninguna mejor que la que los propios de NOX tienen en su página web, por lo cual voy a citarla:

Después de Blaze X2 nada volverá a ser lo mismo. Nox ha diseñado esta caja rompiendo los estandares en cuanto a tamaño y prestaciones. Y es que la Blaze X2 soporta dos sistemas trabajando al mismo tiempo. Además de estar preparada para tarjetas gráficas de gran formato esta caja incorpora hasta 10 bahías para discos duros externos de 3,5” (x6) y 2,5“ (x4).

Después de esta breve introducción vamos a pasar a ver sus características técnicas.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de NOX.

Me resulta curioso que NOX defina como “semitorre” a una caja que mide 78 centímetros de alto y que es capaz de albergar dos sistemas en su interior, uno de los cuales puede tener una placa base de tamaño E-ATX. Dejando esto de lado, si no hubiéramos visto nunca una foto de la caja, solo sabiendo sus dimensiones y la cantidad de ventiladores que puede albergar en su interior ya podemos hacernos una buena idea del gran tamaño y peso que tendrá.

Resulta evidente que la NOX Blaze X2 Project no es una caja de uso cotidiano, sino más bien para usuarios extremos que quieran instalar una refrigeración líquida “a lo grande” o que su sistema pueda albergar de manera fiable un sistema Quad-GPU, por ejemplo. O simplemente alguien caprichoso que quiere tener un sistema high-end para jugar y a la vez un sistema más modesto en la parte de arriba para tenerlo 24×7 haciendo de servidor de datos, por ejemplo.

Vamos a ver ya la caja.

ANÁLISIS EXTERNO.

La NOX Blaze X2 Project viene embalada en una enorme caja de cartón bastante grueso y robusto. En la cara principal encontramos una foto en diagonal de la caja a todo color.

En el lado opuesto podemos ver varias fotografías detallando algunas de las características de la caja, así como un desglose completo en la parte inferior izquierda de las especificaciones técnicas de la misma.

Los dos laterales son iguales, solo nos dicen algunas de las características más importantes de la caja. Eso sí, ambos laterales cuentan con sendas asas reforzadas para poder mover la caja con cierta comodidad (¿os imagináis intentar llevar una caja de este tamaño bajo el brazo?).

Liberamos a la NOX Blaze X2 Project de sus protecciones (que por cierto, hay que decir que NOX ha puesto un énfasis especial en dichas protecciones para que la caja le llegue intacta al usuario) y aquí podemos verla en todo su esplendor.

Así no parece tan grande, ¿verdad? Vamos a ponerla al lado de mi CM Storm Enforcer, una caja de tamaño normalito.

Ahora sí que parece grande, ¿verdad? Como un coche 4×4 del ejército al lado de un Seat 600, vamos. Bien, sigamos viendo la caja con un poco más de detalle.

En la siguiente imagen tenemos el frontal. Como vemos a simple vista, cuenta con 4 bahías de 5.25″ en la parte de abajo mas otras dos en la parte de arriba.

En la parte inferior tenemos la rejilla que protege a sus dos ventiladores de 120mm. Un anagrama de “X2 Project” adorna el centro de esta parte inferior.

La parte inferior es una puerta, que si la abrimos nos da acceso a las 6 bahías  de 3.5″ y las 4 de 2.5″, todas ellas compatibles con hot swap, quedando los ventiladores fijados en la misma puerta.

Detalle de las bahías de 3.5″ y 2.5″.

Estas unidades son cajetines que se pueden extraer sin la menor complicación. Aquí vemos uno de 3.5″, donde podremos instalar un disco duro de 3.5″ en su interior.

Y aquí tenemos las de 2.5″. Como vemos, la unidad que instalemos (disco duro o SSD) irá dentro de un armazón de plástico.

Detalle de la puerta con los dos ventiladores de 120mm.

Subiendo un poco más hacia arriba, aquí tenemos el detalle de todas las bahías de 5.25 pulgadas para instalar unidades ópticas, frontales, rehobuses o lo que queramos. En esta caja hay espacio de sobra.

Los protectores tienen que sacarse apretando las patillas interiores, por lo que es necesario abrir la caja para poder sacarlas. Éstos están agujereados para facilitar el paso del aire, y cuentan con filtro anti polvo.

Vamos a pasar a ver el lateral. Una gran rejilla impera en la parte inferior del mismo, con una estrecha ventana de plástico en la parte superior para poder asomarnos a ver el interior. Por encima de la raya roja decorativa que sirve de división entre el sistema superior y el inferior encontramos dos mecanismos de apertura del lateral de la parte superior. Lo veremos más adelante.

Detalle de la rejilla. Detrás de esta podemos instalar dos ventiladores adicionales de 120mm. Me resulta extraño que NOX haya optado por esta opción en lugar de un gran ventilador de 200 ó 230mm, tratándose de una caja tan sumamente grande.

Esta rejilla cuenta con filtro anti polvo.

Si retiramos el lateral y le damos la vuelta podemos ver los espacios para instalar dos ventiladores de 120mm.

Aquí está la parte de arriba. Si tiramos de los dos mecanismos hacia los lados abriremos este lateral, pero eso lo veremos en el análisis interior de la caja.

Pasamos a la parte superior. Podemos ver que prácticamente el 90% de la parte superior la ocupan unas rejillas de ventilación.

Los puertos de E/S están ubicados en la parte superior de la caja. Aquí encontramos: dos puertos USB 3.0, cuatro USB 2.0, cuatro minijacks de audio (dos de cada sistema), y los botones de encendido y reset de los dos sistemas. Un pequeño anagrama de NOX adorna el frontal.

También encontramos un mecanismo que permitirá abrir las rejillas de ventilación superiores. Si lo movemos, las rejillas que vimos antes se abren o se cierran, dejando pasar el aire.

Aquí podemos verlas abiertas.

Vamos a la parte trasera. Aquí NOX ha añadido las protecciones de las ranuras de expansión PCI en color rojo, lo que acompañado de la raya lateral que vimos antes le da un toque estético a la torre.

En la parte de abajo encontramos un ventilador de 140mm, encargado de sacar el aire caliente hacia fuera, las 10 ranuras de expansión PCI, el hueco para la fuente de alimentación abajo del todo, pero sobre todo llama la atención la inclusión de hasta 8 agujeros engomados para refrigeración líquida. Nunca había visto tantísimos agujeros en una caja.

Aquí vemos la parte superior. NOX ha preinstalado una parte trasera en la que podemos instalar una placa base de formato mini ITX y una fuente de alimentación de formato SFX. No obstante más tarde veremos que NOX incluye otras dos placas metálicas para intercambiar y así poder instalar por ejemplo una segunda fuente de alimentación ATX en lugar de un segundo sistema.

Por último, la parte de abajo. Llama la atención por encima de todo el enorme hueco que NOX ha puesto en el centro para poder instalar un ventilador de 230mm (o dos de 120mm). A la izquierda de la imagen podemos ver otro filtro extraíble en el hueco sobre el que irá instalada la fuente alimentación del sistema principal.

Detalle del filtro anti polvo para la fuente de alimentación.

Detalle del hueco para el ventilador de 230 mm.

Vista por fuera, vamos a proceder a su apertura para ver el interior.

ANÁLISIS INTERNO.

Empecemos viendo la parte de arriba. Los paneles laterales se abren utilizando los dos mecanismos que tienen a los lados como ya explicamos antes. Al abrir el lateral principal, esto es lo que vemos (la caja blanca contiene los accesorios). En el centro de la imagen vemos dos bahías para discos duros

Detalle del mecanismo de apertura del lateral.

Ambos laterales superiores se desplazan hacia abajo al abrirlos. La verdad es que esto estéticamente puede quedar bien, pero se hace incómodo para trabajar con la caja.

Desde el lado opuesto se ve mejor lo que tenemos. Podemos ver a la derecha de la siguiente imagen dos bahías para unidades de 5.25″, en el centro la parte trasera de las dos bahías para unidades de 3.5″, y a la derecha el hueco para instalar una fuente de alimentación, ventiladores extra, o lo que queramos.

Detalle de la placa trasera para las unidades de 3.5″ hot-swap. Como vemos, se alimenta con un conector MOLEX de 4 pines para ambas unidades. También tiene dos puertos SATA para conectar a la placa base, y dos conectores de 3 pines para ventiladores.

Por la parte de delante, las unidades de 3.5″ se instalan sobre estas bandejas.

En la parte superior del frontal, vemos todos los cables que salen de los conectores superiores de la caja, es decir, el panel de conexiones frontal (USBs, botones de encendido y reset, etc.).

El enmarañado de cables es bastante importante, aunque hay que tener en cuenta que tenemos entre manos una caja capaz de albergar dos sistemas al mismo tiempo, por lo que es normal.

 

Cabe destacar que el puerto USB 3.0 frontal va conectado a la parte trasera de la placa base, y no en el interior.

Por último, aquí vemos el espacio donde podremos instalar ventiladores adicionales para la parte de abajo, una fuente de alimentación adicional, o una placa base de formato mini-ITX.

Vamos a la parte de abajo, donde instalaremos el sistema principal. Si retiramos el lateral tenemos una panorámica del interior de la caja. Como vemos, cuenta con un gran espacio para instalar placas base de tamaño hasta EATX. Tiene dos generosos huecos para acceder a sendos backplates del procesador desde la parte trasera, así como numerosos agujeros con protectores de goma para pasar los cables.

Desde la plancha de acero para instalar la placa base hasta el borde de la caja tenemos 20,5 centímetros, por lo que en esta caja se pueden instalar disipadores de prácticamente cualquier tamaño del mercado actual.

Vamos a ver el interior con más detalle. Aquí tenemos el soporte sobre el que irá instalada la fuente de alimentación. No tiene soportes de goma para evitar vibraciones, pero si vemos que va instalada en un soporte que está levantado aproximadamente 1cm de la base, de manera que facilite la ventilación de la fuente. También tiene una pestañita levantada para que la fuente encaje a la perfección.

Aquí podemos ver las 10 ranuras de expansión PCI pintadas en color rojo. Los protectores están agujereados para mejorar la ventilación, y éstos son sujetados por thumbscrews, por lo que su instalación se puede hacer sin necesidad de herramientas. 4 agujeros engomados para pasar tubos de refrigeración líquida completan esta parte de la caja.

Un poco más arriba encontramos el ventilador trasero de 120mm, protegido por una malla de plástico que se puede retirar con suma facilidad. Dicho ventilador tiene un cable mallado en goma con un conector de 3 pines.

Pasamos a la siguiente zona, la de arriba, que en esta caja va unida con la parte superior de la caja donde podremos instalar un segundo sistema. Aquí se pueden instalar también 3 ventiladores más de 120 ó 140mm.

Las bahías de 5.25″. En la zona del sistema principal de la caja podemos instalar otras 4 unidades de 5.25″ (sin herramientas, por supuesto), que si sumamos las 2 que podíamos instalar en el sistema superior, tenemos un total de 6 espacios para instalar unidades de 5.25″ en la NOX Blaze X2 Project.

Debajo de estas bahías encontramos las bahías easy swap para discos de 2.5″. En este espacio podemos instalar hasta 4 unidades de 2.5″, incluyendo discos SSD. Las 4 unidades están alimentadas por tan solo 2 conectores MOLEX de 4 pines.

Justo debajo encontramos sus homónimos para las unidades de 3.5″. Éstas vienen en 3 grupos de dos, cada uno de los cuales además cuenta con dos conectores de 3 pines para ventiladores. Podemos ver que estos conectores de la placa inferior están siendo utilizados para los dos ventiladores frontales de la caja. La verdad es que esto me parece una idea estupenda.

En la parte más inferior de la caja se incluyen 3 espacios para instalar unidades de 3.5″ de forma convencional.

Esta es la parte trasera de la caja. Como vemos hay espacio de sobra para esconder todos los cables que queramos instalar.

En la zona de los discos duros queda más espacio todavía.

Tenemos 2 centímetros en la zona más estrecha. Espacio de sobra para esconder incluso conectores MOLEX sobrantes de la fuente de alimentación.

Vamos a desnudar un poquito más la caja. La parte superior se puede retirar fácilmente (de hecho es necesario retirar la parte superior para poder hacerlo con el frontal).

Al retirar la parte superior podremos instalar numerosas combinaciones de ventiladores: 4 de 120mm, 3 de 140mm, o bien 2 de 230mm (en este caso hay que mencionar que su efectividad se vería seriamente mermada, dado que gran parte de su superficie quedaría tapada por el metal de la caja).

Después de esto, solo nos queda ver qué accesorios ha incluído NOX con la caja. Este es el contenido de la caja de cartón blanca que estaba en la parte superior.

Lo vemos con detalle. Aquí tenemos un extensor para el cable de 20+4 pines de la fuente de alimentación.

Típica bolsa con toda la tornillería, bridas, etc.

Manual de instrucciones.

Dos pies para sujetar la torre verticalmente (recordad que la caja no los lleva de por si). Me parecen un gran inconveniente, ya que cuando están puestos, impiden que se pueda abrir el lateral de la caja. Creo que NOX debería haber optado por patas fijas para la caja.

Detalle de la goma anti deslizante de los pies.

Por último, NOX incluye dos placas metálicas para la parte trasera del sistema superior de la caja. En el que venía puesto de serie podíamos instalar una fuente de alimentación SFX y una placa base mini-ITX. Podemos cambiarla por alguna de estas dos, dependiendo si queremos instalar una fuente de formato ATX adicional o un ventilador de 120mm extra.

MONTAJE.

El montaje en la NOX Blaze X2 Project es tremendamente sencillo, dado que contamos con un vasto espacio para poder manipular los componentes.

Comenzamos poniendo los soportes de latón sobre los que fijaremos posteriormente la placa base. En nuestro caso vamos a instalar una placa base de formato ATX.

Acto seguido fijamos la placa base a los mismos. En nuestro caso, la placa tenía un disipador Corsair Hydro Series H60 ya instalado, por lo que también fue necesario anclar el radiador del mismo. Debido a que la ubicación ideal del ventilador de este es metiendo aire desde fuera hacia dentro de la caja, me pareció más adecuado ponerlo en la parte de arriba, de manera que el ventilador posterior de la caja fuera el encargado de sacar el aire caliente hacia fuera.

El radiador fijado. Como vemos, el aire caliente es extraído inmediatamente por el ventilador trasero de la caja.

Por la parte superior podemos ver el ventilador que se encargará de refrigerar el radiador del H60. En este caso se trata de un Noctua NF-F12 PWM.

Siguiente paso: instalar la fuente de alimentación. Como ya comenté anteriormente, ésta se sitúa encima de un soporte que la mantiene levantada en lugar de a ras de suelo para mejorar su refrigeración. Me gusta este concepto, ya que andamos sobrados de espacio, pero echo de menos soportes de goma anti vibraciones.

Detalle del conector de 20+4 pines conectado a la placa base. Como vemos, el cable más grueso de todo el sistema queda bien oculto por la parte de detrás, saliendo hacia la parte frontal a través del agujero engomado.

En cuanto al conector de 4+4 pines, encargado de dar alimentación extra al procesador, también queda perfecto, saliendo por la parte superior de la caja.

Después de esto, instalamos las tarjetas gráficas. Como vemos queda espacio de sobra como para poder meter el brazo entre las gráficas y las cajas para discos duros.

En detalle. Como vemos queda un gran espacio entre la segunda tarjeta gráfica y la fuente de alimentación, incluso con el disipador de Aftermarket que tiene montado, el cual hace que ocupe 2,5 ranuras de expansión en lugar de las 2 habituales.

Vamos a proceder a instalar los discos duros. Las unidades de 3.5″ se instalan sobre las bandejas que vimos anteriormente. Es una lata tener que atornillar las unidades a las bandejas cada vez, me habría gustado que NOX hubiera incluído un sistema de fijación automático para que estas fueran realmente hot-swap.

Después de montar las unidades en las bandejas, las introducimos desde la parte frontal de la caja.

Como vimos antes, las unidades de 2.5″ y SSD van “enjauladas”. Aunque para instalar las unidades en estas jaulas no es necesario tornillos ni herramientas, tengo que decir que me costó bastante hacer encajar mi SSD (y probé con varias).

Al igual que las unidades de 3.5″, también se insertan en la caja desde la parte frontal.

Todas estas unidades se alimentan desde dentro con la placa electrónica, a la que conectaremos los conectores SATA y un conector MOLEX de 4 pines de la fuente de alimentación.

Los ventiladores que queramos instalar en la caja también podemos conectarlos en estas placas electrónicas.

Después de conectar todos los cables de la placa base, ya tenemos el sistema montado. La verdad es que ha sido coser y cantar, gracias al abundante espacio disponible.

TESTEO.

El equipo utilizado para las pruebas de rendimiento térmico de la NOX Blaze X2 Project ha sido el siguiente:

– Intel Core i5 2500K
Corsair H60 + Noctua NF-F12 PWM.
– ASUS Sabertooth P67 B3.
– 4x2Gb G.Skill Ripjaws 1600Mhz CL7 (7-8-7-24 2T).
– 2x Radeon HD 6870 1Gb en CrossFire (una de ellas con un Artic Cooling Twin Turbo).
– G.Skill Phoenix Pro 60Gb SSD.
– Seagate Barracuda 7200.12 500 Gb + 2x1TB en RAID1.
– Cooler Master Silent Pro Gold 700W.
– Grabadora DVD.

El equipo ha sido sometido a pruebas de la siguiente manera:

– Idle: Equipo totalmente en reposo durante 20 minutos.
– Load: Procesador sometido a estrés con Prime95 y tarjeta gráfica con Furmark al mismo tiempo, durante 30 minutos. Los discos duros se han estresado realizando una copia entre ellos de 150.000 archivos de entre 1Kb y 10Kb.

En cuanto al procesador, se ha configurado de tres maneras diferentes:

Stock: Velocidad del procesador de fábrica, VCore automático.
Overclock medio: 4.400 Mhz (100 x 44), 1,32V.
Overclock severo: 4,9 Ghz (100 x 49), 1,42V.

La temperatura ha sido medida con Aida64, y se ha tomado como dato la temperatura más alta en cada uno de los casos. La temperatura ambiente ha permanecido estable en 21ºC durante todas las pruebas.

Estos han sido los resultados (la medida que se muestra es únicamente el incremento de la temperatura en lugar de la temperatura alcanzada en sí, de manera que el análisis refleje de manera más fidedigna la influencia de la caja en la temperatura):

La conclusión que podemos sacar de estas gráficas es que la NOX Blaze X2 Project refrigera estupendamente bien excepto a los discos duros. Los dos ventiladores de 120mm en el frontal no han sido muy efectivos con 3 discos duros mecánicos funcionando a toda máquina. ¿Por qué? Lo único que se me ocurre es que la placa electrónica trasera bloquea el aire que empujan los ventiladores, creándose una bolsa de aire caliente alrededor de los discos duros.

El resto de componentes han estado muy bien refrigerados, sobretodo las tarjetas gráficas, que como sabemos al funcionar en Crossfire  la gráfica superior traga el aire caliente que expulsa la inferior y se calienta mucho más. Pero, ¿y si le instalo un ventilador lateral?

En la siguiente gráfica podemos ver el resultado de instalar un ventilador Silverstone Air Penetrator de 120mm enfocado a las tarjetas gráficas, con la configuración de Overclock del procesador a 4.4 Ghz:

¡Impresionante! Con solo incluir un ventilador inyectando aire fresco directamente hacia las gráficas hemos logrado bajar su temperatura máxima nada más y nada menos que 6ºC (si bien es cierto que el Silverstone Air Penetrator es un ventilador específico para tareas como esta).

En cuanto a la sonoridad de la caja, podríamos decir que se encuentra en la media (noto bastante diferencia con respecto a la CM Storm Enforcer, dado que la NOX Blaze X2 Project utiliza ventiladores de 120mm y la Enforcer de 200mm, que evidentemente hacen menos ruido al girar más despacio), aunque se nota bastante que los discos duros no están instalados sobre soportes de goma, ya que las vibraciones eran bastante evidentes.

CONCLUSIÓN.

La NOX Blaze X2 Project es una caja para lo que es: sistemas extremos. Y en estos sistemas buscamos el máximo espacio y el mejor rendimiento (recordad que apenas hemos instalado ventiladores, pero la capacidad de meterle más y más ventiladores a esta caja es abrumadora), así como capacidad de ampliación. Por lo tanto, si lo que buscamos es eso, la NOX Blaze X2 Project es una apuesta segura.

Ahora, para el usuario doméstico, dejando de lado que ocupa muchísimo espacio, no la veo una caja apta debido a su sonoridad y su deficiente refrigeración de las unidades de almacenamiento.

PROS:

– Espacio y capacidad de ampliación excelentes.
– Abrumadoras posibilidades de refrigeración.
– Permite instalar dos sistemas o dos fuentes de alimentación.
– Filtros anti polvo.
– Muy buen rendimiento térmico.
– Muy buenas posibilidades de enrutamiento de cables.
– Compatible con refrigeración líquida extrema.
– Compatible con configuraciones de 4 GPUs.

CONTRAS:

– Deficiente refrigeración de las unidades de almacenamiento.
– Muy grande y muy pesada.
– Un poco ruidosa debido a que no utiliza ningún sistema anti vibraciones.

Por ello, le otorgamos a la NOX Blaze X2 Proyect nuestra bendición del gurú, categoría de Bronce.

Nuestros agradecimientos a Atlas Informática por habernos suministrado la muestra para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!